Cosas Horrorosas .

Una de las secciones que de vez en cuando, dejo caer en el blog. La recopilación de cosas muy feas… Las Cosas Horrorosas.

Siempre vale la pena advertir que su observación, puede producir efectos secundarios…  ; – )

Zapato-deportivo-con-tacón raro, raro de Nike ( o eso dicen…)

La sandalia-pez que , una vez la has visto, no la olvidas jamás…

Muñeca inquietante.

Si ya son feos los enanitos de jardín, imaginadlos en versión zombie.

y…Un pijama para dos que , seguro, nunca entrará en mi armario… ; – )

Coleccionista.

Me ha dado por las botellas de agua. Hace ya un tiempo, visité una Masía preciosa que la propietaria había decorado personalmente. En una pared enorme, de estanterías blancas de obra , había dispuesto multitud de botellas de vidrio ( blancas, transparentes, verdes, azules…) iluminadas estratégicamente . La idea se quedó archivada en algún lugar de mi mente y, en un viaje, me quedé prendada de una una preciosa botella de agua con gas que viajó conmigo muchos kilómetros, perfectamente protegida entre hojas de periódico… Otros momentos viajeros (y no) han hecho crecer mi colección pero de forma sostenida y prudente.Mi objetivo : emular, en un formato a mi medida, lo que ví en aquella Masía…

En estos últimos tiempos, las cosas han cambiado. El agua se ha puesto de moda, las botellas (magníficas) aparecen  como setas y en los lugares más accesibles: ya no es necesario ir a un establecimiento gourmet . En el Hiper de turno, los fabricantes muestran sus creaciones de “alta costura” en botellas y yo, con mi vena de coleccionista de agua,  voy loca.

Lo bueno del tema es que, aunque pague cara el agua, me sale barata la colección. Soy fácil de regalar ( este verano me han hecho feliz con la Edición Limitada de Vichy Catalán-mi agua favorita-y una siberiana , de botella excelente) y, sin quererlo, estoy haciendo acopio de uno de los bienes naturales más preciados que ,  vete tú a saber , un día puede valer una fortuna por su escasez… Tal como vamos, es como una inversión de futuro.

Lo malo es que ante la invasión de packaging botelleril, he pasado de crear una colección de recuerdos de aguas ( ligadas a una ciudad, país o situación) a una colección de aguas del Supermercado que, a nivel de diseño me complacen pero tienen de emocional lo mismo que el carrito…

Y, aún sabiéndolo, es superior a mí y si veo una botella en el pasillo de aguas que me gusta ( eso sí, siempre de vidrio), la deposito con mimo en mi carrito y le otorgo una plaza de por vida en mi estantería virtual .

Ahora, sólo me falta la Masía. ;-)

 

Un anillo y el punto de la “i”.

Un amigo joyero.

Una idea de diseño: le pedí que me hiciera un anillo ancho y plano, de oro cepillado y en el que (yo misma) tenía que escribir Bypils ( ya apuntando egocentrismo con el pseudónimo).

anillo2

Me he reecontrado con él este verano y es mi anillo de referencia ( o sea, lo llevo siempre).

Aún recuerdo como se me fue el punto de la “i” y la rabia que me dio.

anillo1

Parece que fue ayer y ya han pasado más de quince años. Eso sí, el anillo ( de diseño sobrio e imperfecto ; – ) no ha pasado de moda…

Píldoras.

Collages del artista Guillame Chiron.

De la serie “Perspectivas” de la fotógrafa Suzanne Saroff.

El diseñador Nikolas Bentel, reinterpreta la pizarra y las tizas…

Cosas horrorosas, horrorosas.

Este post va de cosas horribles. Horrorosas. Por lo menos, según mi escala “estética”.

Me gustaría conocer el proceso mental para llegar a la conclusión que esto, tiene algún sentido. Me ha recordado a la sensación que tengo en Formentera con los italianos y sus atuendos para ir a la playa. Que nadie se me ofenda pero es que , alucino cada vez que los veo a ellos , casi modelos Armani total, con foulard anudado al cuello . Siempre el foulard. Aunque te estés friendo a pleno sol…Ellas van perfectamente arregladas, manicuradas, peinadas, conjuntadas. De punta en blanco aunque hundan sus tacones en la arena.  Y , oye, que cada uno vaya como quiera a la playa ( faltaría más) pero hay un gran contraste con el estilo mediterráneo autóctono que es como más fresco…

Bien, para esas mujeres que no pueden bajarse de los tacones ni para…bucear, aquí está la primera cosa horrorosa.

Después está lo de este peluquero… Un iluminado que dijo: “Mira, con los postizos puedo hacer esculturas”. La frase “llevo un cerdo/a ( o lo que sea eso) en la cabeza” sólo se entiende si miras esto. Es la segunda cosa horrorosa.

Y la chica es mona… Imaginaos , esto, en un ser humano normal… También tengo la del perrito. Espero que esteís preparados :

La tercera ( o cuarta, si contamos al perro-pelo)cosa horrible, se le ocurrió a un diseñador de ropa deportiva, que no sé si es un orgulloso patriota o un guiri-amante-de-los-estereotipos ( y al pensar en España…) pero la cuestión es que si veís a alguién corriendo con esto, podéis brindarle un “Olé” bien grande.

 

Ya para ir acabando, una muestra del estilo de los que diseñan alta costura. Yo creo, que este tipo ( por mucho Marc Jacobs que sea) aún se está partiendo el pecho…Porque para ir así, debes tener un gran, gran sentido del humor.

…Y para asistir a una gala en el MET de Nueva York… Horroroso.

El último atentado estético, no lo es tanto. Si os centráis en su funcionalidad, el invento está muy bien. Una almohada-gorro que se mantiene fija si estás en un coche, o en el avión…Lo que pasa es que ves la foto del producto y dices : Sí, es horroroso.

Siento las molestias visuales que este post os haya podido ocasionar.

La buena noticia es que , con esto, lo bello aún es más bello…

Cosas Horrorosas (XIV)

Lo siento. Es posible que no fuera necesario pero… hoy toca una dosis de cosas horrorosas.

En algún momento iban a caer…

Empecemos con las cosas horrorosas que se pueden hacer con muñecas viejas.

También está el que se pasa con el ganchillo , la costura, las puntillas y los bordados.

Este diseño…

O estos ¿jeans? ¿ Qué es esto?

El chocolate honesto y otros.

¿Cómo diferenciar un producto entre otros muchos que se le parecen o son lo mismo? ¿Cómo atraer la atención del consumidor en el lineal? ¿Cómo hacer que elijan tu lata de sardinas y no otra?

Pues a mi esta, me llamaría la atención, la verdad.

Otras genialidades del packaging:

Los cacahuetes con compartimento para las cáscaras.

Las flores en bolsa.

La pasta, en dosis, para no equivocarse en la proporción. Genial.

Los bastoncillos para los oídos que da pena utilizar.

Las bambas , en su bolsa-bamba.

Y mi preferido : El chocolate honesto . Te informa de lo que hay y tú, eliges…

 

 

 

 

 

 

 

 

Desamor.

Lo descubrí por casualidad en el Rastro de Madrid. Lo que no se encuentra allí, no se encuentra en ningún sitio. Incluso lo mágico…

Me pareció un calendario sofisticado y muy original hasta que me di cuenta que destruía los días pasados. Cuando pasaban por el triturador de papel, desaparecían del espacio-tiempo…Todo lo que había hecho ese día, las decisiones que había tomado, el trabajo realizado…Todo, todo, desaparecía sin más.

Cada día era nuevo. Totalmente.

Y entonces se me ocurrió aquella idea.

Bendita idea.

Nos casamos un 7 de febrero. De 1975…Fabriqué una hoja a la medida del calendario y escribí aquella fecha…

Ultra Violet 18-3838.

Cada año, el Instituto Pantone elige el color que marcará la tendencia en decoración, moda, diseño, etc.… Para el #2018, Pantone ha elegido el Ultra Violet 18-3838.

Dice Laurie Pressman, vicepresidenta de Pantone que este color sirve para  “evocar un estilo de contracultura, la originalidad, el ingenio, el pensamiento visionario que nos dirige hacia el futuro”…

 

Este color, , “es de los más complejos porque coge dos sombras que parecen diametralmente opuestas, como el azul y el rojo, y las une para crear algo nuevo”. El ultra violet tiende más al azul que a un violeta, “lo que habla de la cualidad espiritual de la conciencia”.

Es lo que tiene la semántica, que puedes darle florituras a un color…

 Y dicho esto, queda claro que Prince era un visionario…