#Encasa ( lo de las mascarillas 2.)

Ya se intuye que no debe ser “recomendada” . La palabra para las mascarilla es “obligatoria” pero…como no hay bastantes mejor no crear la histeria de la mascarilla.

Hay una actitud de condescendencia hacia la ciudadanía. Los argumentos y discursos parecen estar pensados para una población infravalorada en cuanto a su capacidad de comprensión y resistencia : si nos dicen que aún no hay para todos (como los test),  nos pondremos nerviosos. Creen que nos dará un ataque de pánico colectivo pero, no, somos resilientes y resistentes. A la vista está. Esperaremos las mascarillas…

Photo by Javardh on Unsplash

 

Mientras llegan esas importaciones de material para toda la población, hazte una mascarilla casera , tápate la boca y la nariz con un pañuelo, una bufanda, un cuello térmico o con lo que sea . Protege y protégete cuando salgas a la calle. No es perfecto, pero es mejor que no llevar nada.

Y siempre, siguiendo las indicaciones de correcto uso y lavado, en caso de que sean piezas reutilizables.

Una idea :  yo me he puesto  el antifaz de dormir que dan en los aviones como mascarilla…

#Encasa ( unas mascarillas…)

Para distensionar un domingo de confinamiento, he aquí una selección de mascarillas que ya han llegado para quedarse.

Ya era algo habitual en muchos países asiáticos para paliar el efecto de la contaminación, pero aún nos sorprendía verlas por estas latitudes, aunque cada vez menos, la verdad.

De utilizarla para protegernos de las barbaridades que le estamos haciendo al planeta, a llevarla para proteger/protegernos de un virus. Es multiusos…

 

Rolling Stones de Urban Outfitters

Andy Wong (AP)

Tendremos que aprender a sonreír tras la mascarilla, aprender a leer los ojos y a dejarnos esas arruguitas que marcan las veces que nos hemos reído.

La diseñadora Danielle Baskin tiene una solución. Ha creado la N95 Resting Risk Face, una variedad de mascarillas personalizadas que incluyen una fotografía impresa de nuestro rostro.