Rebelde.

girasolrebelde

Es posible que , a veces, la mayoría no tenga razón.

Es posible que , en algunas ocasiones, el que disiente o es diferente sea el loco pero , en este caso, el girasol más majo es que el que le da al espalda al sol.

Cosas de la naturaleza…

Perder el oremus…

Hablo sin saber lo que digo. He verbalizado “perder el oremus” y al momento, he pensado: ¿”Oremus????”

Sé lo que significa  : si pierdo el oremus, pierdo el sentido (el norte?), me despisto…pero no sé nada del tema “oremus” . Investigando un poco, encuentro dos explicaciones posibles. Como parece obvio, es una de esas expresiones católicas que ha arraigado en el lenguaje popular. La invitación a la oración que hacía el sacerdote en el rito, eso es el “Oremus” ( Oremos, en la misa en latín). Y el feligrés, debía saber cual era la oración que tocaba recitar en esa parte de la misa. Si se despistaba ( por ejemplo, estar mirando las musarañas sin prestar atención a los tempos del ritual) y no sabía qué debía recitar, era que había perdido el “oremus”. Esta es la explicación lógica, pero me gusta más esta otra : al celebrar la misa, el cura se ayudaba de un misal. El libro llevaba en el borde exterior de las páginas iniciales de sus diferentes capítulos unas pestañas, que el cura podía agarrar con dos dedos y pasar de golpe un bloque entero de hojas cuando necesitaba ir de una sección a otra en diferentes momentos del rito. En algunas ocasiones adoptaba la posición de orante, con los brazos extendidos y las manos vueltas hacia arriba; era entonces cuando las pestañas se revelaban especialmente eficaces y le permitían, con un rápido movimiento, ir directamente a la página en la que estba la oración que tenía que leer.

Esas pestañitas recibían el nombre de “oremus”, y si el cura perdía el oremus, no sabía cómo seguir y la misa podía verse interrumpida. ( De la misa la mitad, Salvador Alsius).

Así que cuando me pongan a George Clooney delante y  lo pierda ( el oremus), por lo menos, sabré lo que pierdo…

NB : Por cierto, también se llama así un vino dulce de Vega Sicila de los viñedos que tiene en Hungría. Si lo pruebas, pierdes el oremus, seguro…

 

 

 

 

Vacaciones.

Este blog , siguiendo las normas del Calendario Laboral de Blogs que me hizo firmar hace una año, va a estar una semana de vacaciones.

A los que también se vayan como él, de vacaciones, sea por Semana Santa,

Photo by Aaron Burden on Unsplash

O por el Easter,

Photo by Annie Spratt on Unsplash

O por unos días libres, sin más…

Enjoy it!

A 100.

Mi mente de letras ( aunque, inexplicable y oficialmente yo sea “de ciencias”) necesitaba del recurso de la magnitud .

Para entender bien como nos repartimos el mundo, entre nosotros, los humanos, he descubierto una magnitud que me clarifica los datos, poniéndolos en terreno real. Comprensible y escalofriante. : la de los 100.

 

Supongo que todos entendemos esas cifras tipo  :”1.000 millones de personas pasan hambre” pero, al procesarlas y llevarlas al mundo real, sólo sabemos que 1.000 millones es mucho. Muchísimo.

Si imagínaramos que el mundo es una pequeña aldea en la que viven 100 personas y extrapoláramos las cifras sobre el acceso a comida de la población mundial, tendríamos la situacion de la ilustración : 50 no tiene acceso,2o a veces, 30 tienen acceso “suficiente” y 15 van “sobrados”.

NB :  pósters del diseñador Tony Ng.

Pero de la extrapolación  ” a 100″ que más me ha impactado ha sido este vídeo de hace unos años “The Miniature Hearth”, que seas de ciencias  o de letras, vale la pena ver.

Más info : The Miniature Hearth (Official Website)

El bosque.

Photo by Evgeni Evgeniev on Unsplash

Desde arriba, el bosque se ve precioso. Copas frondosas, árboles de todos los colores, un cielo azul al que le puedes dar un mordisco… Un espacio, desde el que, ni queriendo, puedes ver lo que hay abajo.

Photo by Casey Horner on Unsplash

Desde esa altitud privilegiada, se toman decisiones y se gestionan los recursos del bosque y de la gente que lo habita. Que, si este trozo de bosque será privatizado, que, si la zona más al norte se rebela, pidiendo más lianas, lo mejor es no hacerles ni caso, que ahora vamos a dar una concesión de lianas, a cambio de frutos no declarados a unos amigos que también viven ahí arriba, que los frutos que tanto cuesta recolectar a la comunidad se inviertan mal , que no importa que los que viven de las hojas de los árboles que cultivaron hace años, ahora no tengan para subsistir dignamente: ¡Que ahorren más hojas!, dicen desde las copas…

Photo by Tuce on Unsplash

Y, allí abajo, la gente hace malabarismos para cuidar su bosque.

Y, allí arriba, los árboles no dejan ver el bosque…

Queridas personas…

8 de Marzo, Conmemoración del Día de la Mujer.

Habrá un momento histórico, trascendental, en el que la única conmemoración válida será el “Día de la Persona”. Y, ya afinando mucho más,que sea de buenas personas ( hay millones y millones  en este planeta).

Ese día glorioso en el que nuestra interacción como individuos no se verá sesgada por razones de sexo, raza, religión, poder abusivo económico y político…Sólo personas…

Los cambios, las revoluciones tienen éxito cuando se producen desde dentro del sistema. Aún estamos en esa fase de cambio, de revolución y por eso, aún celebramos este 8 de marzo desde la reivindicación.

Es un día en el que debemos reivindicar la igualdad de la mujer. Igualdad salarial, igualdad de oportunidades pero, también, debemos reclamar , exigir,el cese de las barbaridades que comete nuestra especie contra sus propios individuos  : ablación de clítoris, prostitución infantil, niñas/niños soldados, esclavitud, religiones fundamentalistas que vulneran la libertad y la dignidad, violencia de género… Una lista interminable que produce terror…

El “Día” que no tengamos que celebrar “Días” será, realmente, el gran “Día”.

Queridas personas, trabajemos, juntos,  para conseguirlo.

NB : Persona, según la RAE, “Individuo de la especie humana “.

 

 

 

Gente que son píxels…

Se ponen todos juntos y, juntos, componen una imagen. Muy utilizado en los campos de fútbol ( en versión mosaico) o en los desfiles o en las celebraciones oficiales de Corea del Norte ( ahí, además, si te equivocas de posición, te castigan…)

Fotógrafos reconocidos, utilizan la marea humana para componer sus obras . Por ejemplo, el famoso Spencer Tunick con sus multitudes desnudas. Pero ya en el período de 1915-1920 los fotógrafos Arthur S. Mole and John D. Thomas , utilizaron a la gente como píxeles. En este caso, eran mensajes del Ejército .

En esta composición, intervienen 18.000 personas ( dicho así, impresiona). De estas , hay 17 en la base y 12.000 en la antorcha…

Más moderna ( y muy ingeniosa) la campaña para la donación de sangre en Corea ( esta vez, del Sur). Aquí participan 3000 estudiantes de medicina.

Craig Alan, artista californiano (pero con base en New Orleans), ha creado una serie de retratos bajo el título : People as Pixels. Me lo imagino situando topográficamente a la gente ( tu aquí y tu allí) , para conseguir esto :

Con esto, queda demostrado ( científica y artísticamente) que juntos, podemos hacer cosas increíbles.

Hasta convertirnos en un píxel…

Juego de palabras.

Me encantan las palabras. Me gustan cuando las utilizo para escribir o hablar, pero también les encuentro una gracia estética sin parangón.

Mis preferidas ( veréis que no es sólo cuestión semántica) son : Paz, Chocolate, Serendipity, Blog, Sucre, Bobo, Patum, Tweet, Anacardo y Feliz.  Por poner un ejemplo. ¡Hay tantas donde escoger! ¡Y en todos los idiomas!.

He descubierto una web que crea diseños artísticos con nuestras palabras, formando nubes a las que podemos dar el color y la orientación que deseemos.

Esto que acabas de leer , quedaría tal que así :

Wordle

Reflexiones ilustradas.

Ilustraciones para reflexionar. De esas que tienen un doble sentido, de esas que hablan de emociones…

Las primeras , de un/a artista japonés/a del que no se conoce nada. Publica en Twitter e Instagram con el nick @Avogado6

Andrea Ucini, ilustrador italiano afincado en Dinamarca.

Creatividad simple y muy eficiente.

Dime qué necesitas para ser feliz.

Hazte la pregunta : ¿Qué?

Hablo de las cosas que tenemos o necesitamos y no de esos valores universales como la salud y el amor. Los dejo aparte de esta reflexión ya que , por todos es sabido, aunque tengas todas “las cosas” del mundo sin eso nada funciona. Así que, si imaginas que tienes toda la salud y el amor del mundo, a partir de ahí : ¿Qué más necesitas? : ropa, coches, casas, joyas, viajes, libros, … ¿Una cocina nueva, tal vez?

 

Tú , te vas al IKEA  y te montas una cocina nueva… Pim, pam, pum y , ya. Cocina nueva.

La fotografía de la cocina que ilustra este post la hice en Bonao (República Dominicana). Una cocina nueva que hacia las delicias de los que vivían en aquella casa. He encontrado la foto y he evocado las sensaciones de aquella visita a Bonao. Y de lo que más me acuerdo es de la actitud de aquella gente. Y en esa revelación trascendental que después,con el tiempo,  olvidas y que te dice que la felicidad reside más que en las cosas en la actitud que se tiene hacia esas cosas. Los niños jugaban y reían con los perros delgaduchos y sucios , o persiguiendo  gallinas.  Nada de iPads o televisión pero reían y te contagiaban de ese no tener nada y todo, a la vez.

Es posible que debamos pararnos, una vez al mes,  por ejemplo,  o, si me apuras, una vez en la vida, y coger una libreta y un boli y hacer una lista de las cosas que necesitamos para ser felices. Y cuando esté llena de cosas, las reflexionamos  y empezamos a tachar : es posible que , al poner las cosas en su sitio, aumenten nuestras probabilidades de vivir más felizmente.

NB : Trataré de no volverlo a olvidar…