Dosis de píldoras.

Primero, un poco de Street Art. Hoy traigo dos tipos :  Banksy, reivindicativo ( como siempre) y David Zinn …tierno.

Más píldoras. Estas son dosis de humor de Montt, un ilustrador chileno, realmente genial. Mis dosis favoritas son las de Dios y el Diablo.

Y la última píldora . Al abrir la nevera, he oído susurrar a los huevos Creo que están montando una fiestecita de disfraces. Lo que no saben, es que no van a llegar a esa noche…

Recordad : hay que tomarse estas píldoras sin ninguna moderación…

Dame estrellas…

Me encantan las estrellas , en su forma geométrica tan preciosa, para casi todo.

Tazas, cojines…

En el baño, o en un mantel…

Dame estrellas que yo ya…

Eso sí, sin pasarse… ; – )

Receta – Reto.

La receta-reto es de “The Decorated Cookie” 

y7

Son piruletas de yogurt helado. Suena bien y parece fácil y eso , me temo que no es bueno porque cuando suena bien y parece fácil…a mí no me sale. ; – )

Ya tengo la lista de ingredientes y accesorios ( no tengo papel encerado) y ya he decidido que voy a hacer mis piruletas de fresa y de piña.

La receta , por si alguien se siente retado, es la siguiente .

Ingredientes

1 taza ( tipo café con leche) de fruta congelada (piña y fresa que se debe congelar antes . Para adornar,  cortar unas tiritas.)

1 taza de yogur natural

1 a 2 cucharadas de miel

Palos de piruleta ( Cómo no sé dónde encontrar este palo tan específico , voy a utilizar los palitos de madera para los pinchos y brochetas)

Manga pastelera

Bandeja de horno ( a mí no me cabe en el congelador, así que unas bandejitas de inox que sí que me caben)

Papel encerado

Procedimiento :

y2

Todos los ingredientes en la batidora. La consistencia no debe ser demasiado líquida para poder dar forma de piruleta. Hay que tener yogurt a mano para rectificar en caso de licuar demasiado.

Forrar la bandeja-que te quepa en el congelador- con una hoja de papel encerado. Colocar un palo de lollipop/brocheta en la bandeja. Hacemos las piruletas con la manga pastelera y las colocamos en el congelador.

y3

y4

Pasados unos 10 minutos (dice la receta original que 5 minutos pero a mí me parece poco ; – ) , sacas la bandeja del congelador y decoras. Yo pondré unas tiritas de piña y fresa natural.

y5

Vuelta al congelador y en dos horas, tenemos las piruletas de yogurt helado…O no… pero ¿a qué suena bien y parece fácil?…

y1

Cosas Horrorosas (XIV)

Lo siento. Es posible que no fuera necesario pero… hoy toca una dosis de cosas horrorosas.

En algún momento iban a caer…

Empecemos con las cosas horrorosas que se pueden hacer con muñecas viejas.

También está el que se pasa con el ganchillo , la costura, las puntillas y los bordados.

Este diseño…

O estos ¿jeans? ¿ Qué es esto?

Una dosis de píldoras.

pildorasLa píldora de la creatividad con lo básico.

Estas son las cosas que más me llaman la atención, porque parten de un planteamiento muy, muy simple. Y de ese esquema sencillo, se crean cosas como estas.

Te dan un puñado de rotus y… ya está. Sólo tienes tus manos y unos rotuladores. A continuación una voz te dice : haga algo creativo con esto. Pides un papel o un bastidor pero te dicen que no hay nada más. Y que está prohibido garabatear o pintar encima de la mesa… Pues Annie Ralli hace esto.

hand-painting-illusion-annie-ralli-5

hand-painting-illusion-annie-ralli-6

Un plato blanco, una vinagreta de Módena caramelizada , unos tomates cherry… Le añades imaginación y destreza artística ( es necesario saber dibujar) y te sale un plato tal que así. De Hong Yi.

every-day-food-art-project-hong-yi-1

 

La píldora práctica

Se utiliza para un portátil pero puede ser una idea para transportar cualquier cosa. Debes llevar una sudadera o jersey con capucha. Es muy sencillo pero…es una de esas cosas sencillas que olvidas ( inmediatamente) cómo se hacen…Ya no te digo si lo necesitas…

diy-laptop-sweat

la píldora reivindicativa.

Odio la K. Lo siento. No me gusta esta forma de escribir para “economizar” que convierte al pobre queso en keso. O al “Te quiero” en “Te kiero” ( igual es T Kiero, que economiza más).

scrabble

La píldora bonita

Para acabar la dosis, un paseo relajante por un campo de té.

Aquí me quedo…

te

 

 

 

Cuatro Objetos.

En esta estantería hay cuatro objetos.

La estrella verde de Sant Josep en Ibiza.

La calabaza, del Alt Empordà, Girona.

El cuadro de la higuera de Formentera.

El rosario de una antigua casa de pueblo de la Jacetánia.

Cuatro lugares especiales y cuatro experiencias de vida.

Cuando los miro, me provocan cuatro sonrisas…

Kintsugi.

El Kintsugi  (en japonés: carpintería de oro) o Kintsukuroi  (en japonés: reparación de oro) es una técnica de origen japonés (S.XV) para arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino. Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, incorporarse y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia. 

Yo lo he hecho con un jarrón chino. Si, uno de esos grandes jarrones, llenos de colores brillantes y figuras de dragones en relieve… Uno de esos que nadie sabe dónde ubicar… Este llegó a mi vida hace muchos años. Mi padre era médico y un paciente muy agradecido con su atención, le regaló un jarrón chino en los años 70. En aquella época, era un objeto de decoración muy valorado. En nuestra casa, el jarrón chino nunca cuajó, pero, mi padre, que le tenía especial estima a la familia que se lo había regalado, no tuvo el valor de deshacerse de él u ocultarlo… Estaba en un rincón de su despacho… Disimulado…

Así que aquel jarrón, nos fue acompañando en las mudanzas y los cambios de domicilio hasta el momento en el que mi madre, ya cansada de aquel festival de colores brillantes y lacados,y aprovechándose de mi independencia,  me pidió que me lo llevara… Mi padre me dijo : “Pero no lo tires”.

En mi casa, estuvo escondido en un trastero, acumulando polvo y años…

Un día de esos de “orden y concierto”, me puse a arreglar el trastero y apareció el jarrón. Seguía sin gustarme, pero, el tiempo, le había dado un valor incalculable. Una cualidad diferencial importantísima: mi padre, ya no estaba con nosotros y ese jarrón chino , me conectaba a él, a nuestra historia… No pude tirarlo. Lo hice mío con pintura de pizarra, que siempre se puede eliminar y lo coloqué en mi despacho. Sé que, a mi padre, le hubiera gustado…

Hace unos días, se rompió. Mi familia consideró que ya había llegado el momento de decirle adiós, pero, de nuevo, yo me vi incapaz de deshacerme de él. Y, entonces, leí un artículo sobre el Kintsugi

Vuelve a estar en mi despacho, pintado de blanco pizarra y con una intervención en pintura de relieve color oro, para ser fiel al concepto del Kintsugi . Cuenta una historia, llena de afectos y dice , en blanco y oro,  lo mucho que echo de menos a mi padre.

Y, quiero decirte, que no, no lo he tirado…

 

Un DIY de deseos.

diy2

Este es un DIY muy, muy sencillo.

Tiene más valor por su contenido oculto que por lo que se ve a simple vista .Aunque no lo parezca, en cada estrella hay deseos. Los que quieras. Los que más desees. Los que no puedes verbalizar. Los que querrías verbalizar.Todos.

Tu “Wish (star) List” particular.

ins8

Y yo tiendo a la estrella, pero os recuerdo que un deseo puede adoptar cualquier forma y color.

ins6

Es tan sencillo, que me sabe mal llamar a lo siguiente “Instrucciones”…

ins0Ins1

Ins3

Ins4

Ins5

ins7Os deseo muchos deseos.

Vamos a la cama…

cama3

Hoy, os quería mostrar camas.

Yo le doy mucha importancia a la cama. Es un lugar de descanso precioso que requiero para que mi cuerpo funcione correctamente. La cama y su funcionalidad es un mueble que va evolucionando contigo, a lo largo de la vida. La edad va marcando su uso…

niños1

niños2

De niño, saltas y juegas en ella. De adolescente, te refugias y, después…la buscas. Buscas desesperadamente, una cama libre y grande para disfrutar del sexo que empiezas a conocer. De adulto, sirve para el placer pero, también, para descansar. A más edad, más se nota este efecto y el contrario…

Y la cama, es también, el lugar en el que más personas mueren… Desde el principio hasta el fin, hay una cama en nuestras vidas.

underwater-bed-maldives-1

La cama suele estar ligada a un espacio íntimo y privado. Por lo menos, en nuestros tiempos. Hace 10.000 años este no era así, los seres humanos dormían juntos para sentirse más protegidos de los peligros de la prehistoria. No se concebía “el dormitorio” como un espacio privado…En los lugares nórdicos, el hombre antiguo abría zanjas en el suelo, que luego rellenaba con cenizas todavía calientes, con lo que se procuraba calor. Cuestión de supervivencia…

cama2

Los egipcios, utilizaban las camas para conversar…Los romanos, también, y además comían y  las llenaban de cojines y abalorios. En esos tiempos, el mueble tenía un significado social y compartido.

limpio1

En la Edad Media era habitual ofrecer el lecho al visitante de más rango. Dormían familias enteras en una misma cama… Hasta el siglo XV, la utilización de una habitación aparte para dormir fue un privilegio de los reyes. Los campesinos solían dormir en una misma habitación de grandes dimensiones y en la que también se guisaba y comía, compartiéndola a menudo con el ganado.

En el siglo XVI, llegaron los dormitorios distintos para cada uno de los miembros de la familia, separando a los hijos de los padres durante la noche.

limpio2

Ya sabéis que la evolución social ha ido ligada a la diferenciación de las clases sociales y , claro, a más estatus, más grandes y más privadas empiezan a ser las camas. Recordemos que condes y duquesas, dormían cada uno en su aposento… Como en esas leyes del péndulo, que todo va de aquí a allá, viene y va y vuelve , de separados pasamos a estar unidos, de nuevo , y aparece la cama de matrimonio…

cama

Es un invento reciente. De década de los 60, en la que se hacen famosas las “camas dobles”. Hasta ese momento, era normal compartir dormitorio pero se dormía en camas separadas…Con los años se impuso como costumbre y se le dio hasta un carácter obligatorio el que un matrimonio o pareja estable usara una cama matrimonial.  No se entendía de otro modo de expresar “el amor” que el dormir en la misma cama.

En los últimos tiempos, estudios científicos indican que se descansa mejor y más profundamente, cuando uno duerme solo y empieza a ser tendencia,  el uso de camas separadas… Y, si se pudiera, habitaciones separadas (comunicadas, sí, pero separadas…)… He pensado que esto le quitaba el romanticismo del “dormir abrazados” pero, admito que,   con la edad, con  los ronquidos y con las manías personales de cada uno,   la idea no es descabellada…

 

Respecto al sexo, no hay duda que  la cama es el lugar dónde más lo practicamos pero…en los estudios y encuestas, resulta que, teniendo camas, preferimos o deseamos hacer el amor al aire libre, en el mar, bajo las estrellas o…en un ascensor. Aunque, supongo que más que culpa de la cama, será de la rutina…

Así que, que nadie dude de la cama. Doble, mixta, redonda, individual,… Es “el mueble”…

Y hasta existe…¡en vertical!

depie

 

Ex-jersey…

Esta es la historia de un jersey negro con la palabra “SUPER” (de tamaño considerable) bordada con lentejuelas. El jersey, condenado a la soledad, pasaba sus días en una triste sección de “Restos” , sin que nadie le hiciera ni caso.

Hasta que aparezco yo y me lo llevo a casa, cosa rara ya que soy reacia a estas prendas con brillos y lentejuelas, pero…No sé qué me pasó, la verdad…

El jersey, ajeno a mis tribulaciones, estaba encantadísimo de la vida… ¡Qué feliz estaba el jersey!

Pasó muchos días en el armario, hasta que llegó una cena familiar en la que creí que el efecto que podía producir con el jersey serviría para unas risas adicionales. Total, me lo puse. Conseguí la dosis de diversión extra, pero tuve efectos secundarios: la fibra sintética me daba mucho calor. Agobiaba. La luz se reflejaba en las lentejuelas y me daba en la cara y, según como me movía, la notaba en los ojos. Molestaba…Era un jersey-tortura

Fuedirecto a la lavadora y, de ahí, a la secadora (creo que no fue inconsciente) y renació como un pequeño jersey apelmazado, pero, eso sí, las letras “SUPER” y sus lentejuelas, intactas.

Entonces, me acordé de cuando vi la idea de los duendes navideños. También había tutoriales tipo: “DIY:  hacer una funda de cojín con un jersey viejo”.

El jersey estuvo de acuerdo en renacer una segunda vez y ser un cojín. Con todo el respeto que merecía el momento, corté las mangas y cosí los laterales. De eso, hace ya unos días…

El ex-jersey parece estar contento con el resultado.

Ahora, es un cojín que me saluda cada vez que paso cerca de él…

Al final, le he cogido cariño a la palabra “SUPER” …