Una de cosas horrorosas.

Grandes aciertos en decoración.

La escalera de pelo.

El lavabo ¿floreado?

En los coches, también se pueden poner estampados florales. Es una opción.

También se puede optar por algo más minimalista y natural.

Un gesto a lo eco.

En moda, hay unos diseñadores que han decidido que esto es cómodo y estético. Aunque, admito, que no es de lo peor que he visto.

Y acabo con un jersey que se llama “No me molestes”, para ayudarnos a una mejor introspección , sin que nadie interfiera. Un éxito de ventas, seguro.

 

Es para irse.

flushh

Hoy, al llegar a casa, me he llevado un susto tremendo.

¡He encontrado un extraterrestre en mi jardín! ¡Sí! Un alienígena de los típicos: de color verde con su antenita y tres ojos.

He gritado tanto y tan fuerte que el que se ha acojonado ha sido él. Mientras yo desplegaba todo el repertorio de gritos de cuando estoy histérica ( desde uh, uy, ay, hasta madre-del-amor-hermoso), él extraterrestre se ha ido replegando en sí mismo, hasta formar una bola compacta de color verde… En esta fase, me he quedado muda de golpe. He oído un sonido electrónico como deslizante y de lo alto de la bola, ha emergido un palo verde con una banderita blanca.

Cuando he decodificado correctamente el mensaje – cuando estoy gritando eso de madre-del-amor-hermoso mis neuronas parecen desconectarse-me he calmado y me he acercado a la bola . Nos hemos observado, la bola y yo, mutuamente. Tras unos tensos minutos, la cosa esa se ha descompactado y ha vuelto a aparecer el típico alienígena de antes.

Me he armado de valor y le he preguntado también lo típico: qué quería y de dónde venía. También tenía preparada la siguiente  pregunta ¿Había otros como él colonizando la tierra sin que lo supiéramos? pero no me ha dado tiempo de formularla.

El extraterrestre me ha explicado que quería irse pitando de aquí. No he entendido el nombre del planeta del que venía. Me es imposible reproducirlo fonéticamente pero sonaba como Flushhhh.  Como en las pelis de extraterrestres, nos entendíamos telepáticamente, sin necesidad de conocer los respectivos idiomas, cosa que debo decir que es la mar de cómoda.

Esta cosilla verde, se vio expulsado de su nave por un error técnico, atravesó la estratosfera y cayó en la tierra. Es decir “tierra” y ver como su piel verde se cubre de sudor : “Sé que este planeta está gobernado por seres humanos incapaces e irresponsables. Según el manual, es urgente salir de aquí.”

Se vuelve a convertir en una bola. Cambia de color varias veces y, al final, emerge de nuevo. Me parece que brilla más.

Eres un ser humano comprensivo. No has intentado hacerme daño y me has dejado reiniciarme sin que te importen las consecuencias– Sigo su mirada y veo el gran boquete, tamaño bola,  que tiene mi precioso rectángulo de hierba – es por eso que , puedo ofrecerte asilo planetario. Consideramos que es causa humanitaria vivir en este lugar,  así que te ofrezco venir conmigo a…Flushhh.

Le digo que no, que gracias. Muy agradecida, de verdad pero estoy segura que no conseguiré teletransportarme tan ricamente. Hay algo en eso de la reorganización molecular que sé que falla. Lo he visto en Star Treck.

No se espera demasiado. Me vuelve a dar las gracias, se vuelve a convertir en bola, esta vez plateada, y sale disparado a propulsión, hacia el infinito y más allá.

Entro en casa, confundida. Durante la tarde, tengo que salir al jardín un par de veces para ver el boquete que hay en la hierba. Es una prueba de lo que aquí ha ocurrido… Enciendo la televisión- ¿Alguien más habrá visto al alienígena, no?-y están dando las noticias.

Veo el informativo, completo, esperando que digan algo del extraterrestre , pero a medida que van desgranando la actualidad me doy cuenta del terrible error que he cometido.

Tenía que haberme ido a Flushhh con ese típico alienígena verde…

 

 

El bombo ya está preparado…

El primer sorteo de la Lotería de Navidad se remonta al 18 de diciembre de 1812 en Cádiz. España atravesaba una de sus mayores crisis y Ciriaco González de Carvajal, Ministro del Consejo y Cámara de Indias, propuso a las Cortes de Cádiz esta nueva forma de obtener ingresos del pueblo sin que fuese percibido como un impuesto más por los ciudadanos.

El primer premio fue de 8.000 reales para el número 03.604.El décimo costó 40 reales.

La primera emisión televisada fue en 1957. En esa época, había unos 12.000 televisores en España.

En 1832 había 12.000 números en el bombo. en el 2019, hay 100.000 números diferentes, del 00000 al 99999.

Nada puede con el sorteo. Ni la Guerra Civil. En el año 1938, con una España dividida, se realizaron dos sorteos en dos territorios de los bandos enfrentados, uno en Burgos y el otro en Barcelona.

Quedan dos días y es como el pistoletazo de salida para la Navidad.

¡Suerte!

 

El espíritu Grinch.

La navidad se va acercando y el blog se pone en modo navideño… ; – )

El Grinch-Gruñón es ese duendecillo verde, con una mala baba increíble que intentó robar La Navidad. Se dice que su corazón es dos tallas más pequeño.

Es curioso que se haya convertido en la figura representativa del que odia la navidad cuando la realidad es que en el final de este fantástico cuento del Dr. Seuss, El Grinch se da cuenta de su terrible equivocación y se vuelve un ser bueno.¿En qué se equivoca El Grinch? En pensar que robando los adornos navideños y los regalos, con eso, ya se carga la fiesta navideña. La moraleja es que La Navidad, es mucho más que las luces y los regalos. A él, incluso, le crece el corazón…

A mí , El Grinch me cae simpático. No puedo evitar pensar en él ahora mismo. Por lo de robar los adornos navideños. No es una mala idea…

Sobre todo si se eliminan los que contaminan visualmente y con prioridad de robo, los Papa Noeles Escaladores. Mi vecino ya ha colgado su Papa Noel Escalador… Bofetada visual, ya os lo digo. Si por lo menos no fueran de plástico, o no se desinflaran o no tuvieran luces perimetrales, o…

En fin, mejor dejar el tema.

Ya lo tengo delante de mi ventana.

N.B  : En España, nos ha llegado más tarde la cultura de El Grinch. Aunque el cuento !Cómo el Grinch robó las navidades! fue publicado en 1957, no ha sido hasta la popularización vía los dibujos animados de Chuck Jones (esta versión ilustra el post) y la película protagonizada por Jim Carrey.

El Grinch es una criatura verde, peluda y cascarrabias con un corazón “dos tallas menor” que vive en una cueva en lo alto de una montaña, de 3000 pies (910 metros) al norte de Whoville, el hogar de los felices y afectuosos Quién. Su única compañía es su fiel perro, Max. Desde su guarida, en lo alto del Monte Crumpit, El Grinch puede oír los ruidosos preparativos navideños que tienen lugar en Villaquien. Envidioso de la alegría de los Quién, planea bajar al pueblo, y robar todos los adornos y regalos de Navidad y así impedir que llegue la Navidad. Sin embargo, descubre que, a pesar de haber conseguido robar todos los regalos y adornos de los Quien, la Navidad llega igualmente. Entonces se da cuenta de que la Navidad es mucho más que regalos, adornos y banquetes. Su corazón se hace tres veces más grande, devuelve todos los regalos y adornos, y es recibido afectuosamente en la comunidad de los Quién. De Wikipedia.

 

 

 

Cosas horrorosas.

Una nueva colección de “cosas horrorosas”.

Un bol agradable. Para los cereales matinales…

Sillas que se derriten . ¿?

Esta combinación de prendas.

Es de Gucci…

O estos zapatitos preciosos.

De Balenciaga…

Una mochila con la cara de Nicolas Cage.

Las zapatillas-pez.

Y acabo con la silla cangrejo.

Para que se entienda el diseño…

Suficiente para un lunes. ; – )

Maná-Maná Ba Dibi Dibi(*)

Los Teleñecos/The Muppets

Mmmm! ¡Qué buenos recuerdos! … En esta semana Despacito Week, me he reencontrado con estos personajes y, sobre todo, con una canción que siempre me hace sonreír.

La palabra “Muppet” hace referencia a un tipo de títere /marioneta que , a diferencia de las de los ventrílocuos, mueve las extremidades inferiores. El titiritero normalmente sujeta la marioneta por encima de su cabeza o frente a su cuerpo, con una mano opera la cabeza y la boca y con la otra las manos y brazos, ya sea con dos alambres rígidos o con brazos en forma de guantes. “The Muppets” es el nombre de la  compañía de este tipo de marionetas, que fue creada por Jim Henson y en las que unió las palabras Marionette y Puppet. En España, Los Teleñecos llegaron en los 70. Se llamaron así porque eran muñecos que salían en la tele…

Se llamen como se llamen estas marionetas descaradas , tienen algo especial que te hace sonreír. Te instalan en un estado de buen rollo. Te alegran un ratito o un instante pero nadie es inmune a sus monigotadas.

¿O no…?

N.B1 : (*) Maná Maná ba dibi dibi. Esta es mi transcripción fonética.He descubierto que la cantamos diferente. De “At Tibi Tibi ” a “Pa Tipi Tipi” pero la gracia es que la podríamos cantar en cualquier idioma. ; – ) Su autor es el italiano Piero Umiliani. La escribió en 1976.

La letra es esta:

Mahna mahna
(ba dee bedebe)
mahna mahna
(ba debe dee)
mahna mahna
(ba dee bedebe badebe badebe dee dee de-de de-de-de)
(repeats)
Mah mama na mahna mah namwomp mwomp
ma mo mo mana mo
mahna mahna
(ba dee bedebe)
mahna mahna
(ba debe dee)
mahna mahna!
(ba dee bedebe bedebe badebe debe de-de de-de-de)
(long pause)
…mahna mahna?

NB2 : Advertencia tardía. La melodía se queda en la cabeza…Maná, maná…

Volatilizando el lunes…

a3

a1

Agustina Guerrero, ilustradora argentina afincada en Barcelona , que me ha robado el corazón con una sonrisa y el “Diario de una volátil” ( Gran terapia).

a5

Me declaro fan incondicional de esta volátil , desde la página 1.

a2

Es una buena de empezar la semana y volatilizar el lunes…

a4

a6

Blog de Agustina Guerrero

A mí también me ponen estética…

Imaginad que tenéis una bodega.

Es grande.

Ahí (se supone que podría estar localizada en el área de Broca),  al fresco y en la oscuridad  , se almacenan miles de…palabras.

Cuando hablamos y abrimos esa bodega para seleccionar la palabra que necesitamos,  activamos una búsqueda en una media de 30.000 palabras.  Y cuando hablamos,  accedemos a una media de 150 palabras por minuto.

Y lo hacemos de forma fluida, fácil, inconsciente y muy, muy  rápida. El cerebro recupera las palabras que las personas quieren expresar en menos de 200 milisegundos. Y cuando uno va deprisa…se equivoca.

lengua

Cada siete minutos ( una 1000 palabras pronunciadas), es posible que se produzca un error. O sea, que nos equivoquemos al coger la botella de la bodega o al ponerla encima de la mesa. Depende de si el error es de orden o semántico…

Estos errores “verbales” al hablar,  son los  “Laspus Linguae” (Resbalones del lenguaje) y hay de muchos tipos: de cambio , de anticipación , de repetición, sustitución , mezcla… También se llaman “spoonerismos” en honor al Reverendo William Augustus Spooner que cometía muchos . Este es un ejemplo :  en una ceremonia matrimonial  pronunció :  “Se besumbra acostar a la novia”

 

gallina

Lo curioso de estos Lapsus Linguae es que el receptor del mensaje, aun lidiando con palabras falsas o mal colocadas, lo entiende perfectamente. El análisis del contexto y toda la información que estamos procesando en la conversación, nos permite “entender”al que se ha ido a la bodega y ha vuelto con la botella equivocada. Nos la bebemos igual…

Este rollo sirve para acabar con lo que yo quería acabar.

Voy en un taxi . Lo conduce una mujer de unos 50 años, dicharachera y habladora (cuanto más produces, más posibilidades tienes de equivocarte). Me pregunta que ruta prefiero y ella me recomienda la de las redondas. Entiendo, a la perfección, que se refiere a las rotondas. En un cruce especialmente complicado, se da una situación crítica y la taxista le da con ímpetu al claxón, increpando al otro conductor y exclamando absolutamente indignada:

 

estetica

Y…lo entendí.

Le respondí : A mí también me ponen estética…

 

Perseverancia.

El término ‘perseverancia’ procede, etimológicamente, de la palabra latina perseverantia que significa constancia, tesón o firmeza. Se considera que alguien es perseverante cuando insiste con decisión en el cumplimiento de unos objetivos, muchas veces impuestos por uno mismo. “

Es un concepto profundo para aplicarlo a algo tan trivial como lo de la colchoneta, pero…

Por una vez, no hice caso a las previsiones meteorológicas. Confiar en su fiabilidad, me ha hecho planificar y replanificar muchas cosas durante estas vacaciones.

Así que, aún sabiendo que los días venían nubosos y con lluvia, al ver una colchoneta muy simple y con descuento de fin de temporada, me dije: última oportunidad.

Sin los problemas de diseño en V plegable y por su tamaño más reducido no costó inflarla. Eso sí, en una mañana gris. Apetecía poco usarla… Parecía que, por una vez, los pronósticos meteorológicos iban a ser acertados. Un Murphy en toda regla, vamos.

Pero, no.

Salió el sol.

Me pasé media hora, meciéndome suavemente, observando el cielo azul, las nubes y los pajaritos. Sin zozobra, ni zambullidas sorpresa.

Perseverancia. ; – )

La colchoneta : hecho.

Lo de la colchoneta ha sido un desastre…parcial.

El error esencial ha sido la elección del modelo. Un extraño “dos piezas” que se podía convertir en sillón o colchoneta al uso.

El diseño hace que haya una zona, en el centro, en la que no hay área inflable. Como era de esperar, esa es la zona en la que aterrizas cuando intentas estirarte y la misma que se dobla, con efecto “V”, dejándote en medio, en la susodicha posición: en “V”.

En alguno de los intentos, aguantando la colchoneta a cuatro manos, uno conseguía estirarse, pero, al intentar subir hacia la zona del reposa cuellos, se volvía inestable.

La colchoneta me ha expulsado de su territorio. Tenía vida propia … Revolcones continuos y continuos intentos de dominarla.

El desastre es parcial porque esta extraña pelea con el artefacto flotante, me transportó a momentos veraniegos ( y muy felices) de mi infancia.

Nada como tragar un poco de agua de piscina para recordar la niñez…