Píldoras pareidoliágicas…

Descubrí la palabra pareidolia hace unos meses…

pna

Cosas que parecen otras cosas…

pal

pench

p21

Un algo que es percibido como una forma reconocible.

¿Un presidente de EEUU, por ejemplo, para reciclar urgentemente?

ptr

No pises la hierba…

Haz con ella un cuadro, por ejemplo.

Es lo que ha hecho Stan Herd.

Ha pintado, con hierba, el cuadro de Van Gogh “Olivos”, en la tierra de Minneapolis.

O Jenn Maine, que se ha inventado una tipografía con hierba  y va dejando mensajes por ahí…

La artista francesa Estelle Chrétien, lo que ha hecho es dar unas puntadas.

Y , ya se acaba este “No pises la hierba” , con el proyecto World Tree.

Del artista húngaro Krisztián Balogh.

Tres píldoras exquisitas.

La delicada porcelana de la artista londinense Vanessa Hogge.

Los pasteles , increíbles, de la Boulangerie Tortik Annushka en Moscú.

La escultura gigante de Lorenzo Quinn para la Biennale de Venecia de este año. Un alegato contra el cambio climático en las paredes del Hotel Ca’Sagredo.

Píldoras.

Solucionar un tema de iluminación de una fachada, sin luz.

Primero he pensado que eran esculturas…

…y resulta que son deliciosos pasteles.

Arte con mantequilla de Iven Kawi.

Yo siempre sufro con el exterior de mi coche.

El día que decidí comprarlo en color negro, me aboné a la limpieza infinita en bucle. Si llueve, se ensucia. Si el viento trae polen, se ensucia. El polvo, lo ensucia…

En Moscú, Nikita Golubev , ve tu coche sucio y hace una obra de arte…

Y para acabar, esta reflexión de zenpencils.com

Píldoras de cosecha propia.

De vez en cuando, saco a pasear a Bo y Las. Mi introducción en el mundo del cómic… ; – )

Las Bolas.

Este cartelito, ronda en este blog desde 2009. Sin comentarios.

Ya llega la temida Operación Bikini…

Y una frase…

Cosas Horrorosas (XII)

Toca unas dosis de píldoras de “Cosas Horrorosas”. Os recuerdo, a los que os asoméis por aquí, que : 1) hay que consumirlas con moderación y 2) cualquier posible efecto secundario es bajo vuestra responsabilidad. ; – )

Empezamos con el peluche: “Mapache atropellado”

Como segunda píldora, el USB dedo. Para que lo veas sobresaliendo del portátil… Una monada.

Ganas de sentarse en estos sillones, pues no…

Ya se va acabando el invierno. ¡Qué pena! ¡No podremos ver este fantástico vestido!!!

Con este calzado a juego: o botas o zapatos. Elegid uno.

Nada como un jueguecito de disección para pasar la tarde.

Si no, uno puede ir a este parque y utilizar este tobogán…

Y para acabar, que ya son demasiadas cosas horrorosas, una mención a este genio del trazado de Carril Bici. Ahí te quiero ver…

Píldoras de marzo.

Como quien no quiere la cosa, ya estamos en marzo… ¡Ya! ¿?

Necesito una dosis de píldoras…

Primero , un poco de Terry Border.

 

patatasol

Después, una verdad como un templo.

choco

Un descubrimiento en humor gráfico, la ilustradora @flavitabanana.

flavita-banana-2

foto

Una dosis de Pablo Neruda de refuerzo.

neruda

Una píldora de fotografía minimalista de @pchyburrs

pchyburrs

Y, para acabar, una de Mafalda que siempre, siempre sienta bien.

mafalda78Hola, Marzo.

mar1

Que llueva y yo tenga mi paraguas a mano.

Hoy, al abrir el maletero del coche para acomodar las bolsas ( recicladas y reciclables) de la compra, he visto mi súper-paraguas. Hoy , que hace un sol radiante , soy consciente de este paraguas. Cuando llueve a cántaros, como días atrás,  lo olvido completamente…

Es verdad que aquí, en Barcelona, llueve poco  y que si viviera en Londres, por poner un ejemplo, sabría – siempre-dónde está mi paraguas.

Justamente este que llevo en el coche, es uno de mis preferidos. Es grande y se abre suavemente. También se cierra con facilidad. Es de un color verde caqui muy sufrido y elegante y… lleva impreso el logo del Hotel del que fue sustraído. No fue un acto voluntario pero no deja de ser una “apropiación indebida”. Se debe a una estancia en San Sebastián. Días lluviosos. Habíamos viajado en nuestro coche y, como era de esperar, no llevábamos paraguas para guarecernos de la lluvia del Norte. El Hotel nos proporcionó, amablemente,  el artefacto y se quedó en el coche…Hasta que, al descubrirlo, ya en Barcelona, cambió de hogar y pasó a mi maletero.

Pocas veces he tenido un paraguas que vaya tan bien como este. Siempre me ha fallado algo: el cierre ( duro para abrirlo), el cierre, de nuevo, que pellizca al cerrarlo. La varilla rebelde que se dobla y la que salta…Esos plegables que nunca caben en su funda. Los pequeños que casi mejor ir sin ellos…

Y, después, está el llevarlos…Poca práctica, claro. El encaje del paraguas entre dedos y bolsas, por ejemplo. Los cambios de mano, el apartarse cuando te encuentras con uno que no lleva o con otro que lleva uno más grande que el tuyo. Esa zona ciega en la zona lateral, o en la frontal si el viento arrecia y lo llevas en modo escudo protector...

Yo, en caso de vivir en zona lluviosa ( ahora, en Seattle) me compraría este :

Y es que el paraguas , tiene su qué. Si lo dejas caer dos veces, quiere decir que tienes a bien, establecer relaciones con el hombre que tienes delante. Os lo aviso, por si alguién no lo sabía. Aunque fuera una costumbre del S. XVIII, no se sabe nunca… Ya en la antigua China, en Egipto y en Asia en general, se utilizaba el parasol o sombrilla. Les protegía del sol, básicamente. Es ya en el S. XVII cuando se introduce en Europa y cambia de funcionalidad, para pasar a parar las aguas… He leído que los primeros paraguas pesaban casi 5 kilos. Yo ya estaría destinada a mojarme, siempre. ¡5 Kg!

paraguas1

Tiene asociada la superstición de que si lo abres en el interior de una casa , atrae la mala suerte. Hay dos explicaciones de diferentes signos . El histórico : al proteger del “Sol” , símbolo divino en muchas culturas, se consideraba sacrilegio abrirlo en un lugar sombreado. Incluso, por su forma circular, representativa del astro rey.

paraguas

 

La visión más pragmática es la que dice que cuando se inició la producción de paraguas desplegables, los mecanismos de apertura eran tan burdos y malos que podían abrirse, disparando las varillas…Nadie sabía lo que podía pasar y que se podía romper, al abrir un paraguas en casa…

Dicen que la semana que viene, habrá lluvia… Venga , que llueva,  que esta vez voy a sacar mi paraguas…

paraguas

 

 

 

 

Píldoras para este lunes.

Arte a partir de …cucharas.

ac2

 

ac3

De Ann Carrington

Lo dificílisimo que debe ser , trabajar con dientes de león…

duya1

duya2

De DuyAnhNhanDuc

Un fotógrafo al que le gustan los globos blancos, en cualquier lugar…

chp1

PLAYSTATION 2

IGLOO 2

De Charles Pétillon

Impresionante mensaje de Millo, en Santiago (Chile)…

mill1

mill2

mill3

De Millo

Y con esta “intervención” , se acaba esta dosis de píldoras.

mm

De Miguel Márquez

 

Tres píldoras.

Este es un dibujo hecho por Jacob, 9 añitos.

Su imaginación infantil ha dibujado este personaje y, como por arte de magia, el dibujo ha sido convertido en un muñeco.

La idea, fantástica, la ha hecho realidad Child’s Own Studio.  Una pequeña empresa , creada por una arquitecta canadiense que ha dejado de proyectar edificios para hacer los muñecos que los niños imaginan… Le envías el dibujo, te lo presupuesta y tarda de 4 a 6 semanas en enviarte la replica en versión toy.

He encontrado unos teléfonos que me han robado el corazón. Son de dial y tienen su cordoncito rizado. Viven todos juntos, en un rebaño…

Atención a los cordones… La imaginación es genial y más, cuando se posa en un objeto cotidiano, lo recicla y lo convierte en arte.

Jean-Luc Cornec es el autor de  Sheep Sculpturesen . Se encuentran en The Museum of Telecommunication ( Frankfurt).

¿Reordáis a Popeye? El artista urbano Semi-K lo ha hecho aparecer en Estambul.

popeye

Con espinacas y todo…

vir