Decir refranes es decir verdades…

Con Notegraphy , he creado estas Notes basadas en nuestro refranero .

Teóricamente, son dichos populares que van llenitos de sabiduria… Estos, por eso, los he versionado.

almohada

tiempo

vacaciones

pajaros

cerdomargarita

bestia

Acabo con un refrán que trata de las depedidas. Este Blog se va de vacaciones hasta el lunes : Puente de la Constitución, la Purísima, Fiesta Local … (Yupi!!!!)

adios

Adiós. adiós, adiós, adiós, adiós…

 

 

Palabras que no tenemos.

 

PrintAnjana Iyer’s “Found in Translation”

En casi todos los idiomas, hay palabras que no tienen traducción. Podemos entender su significado pero acudiendo a la ayuda de una frase aunque el idioma original, condense el significado en un solo vocablo. El idioma español tiene 100.000 palabras pero no las tiene para describir cosas como estas :

1) El sentimiento de enamoramiento instantáneo, la primera vez que ves a alguien (Koi No Yokan, japonés)

2) El quedarte en blanco al saludar a alguien o al presentar a alguien y no recordar el nombre.(Tartle,escocés)

3) Rascarse la cabeza en actitud pensativa Pana Po’o ( hawaiano)

3) Sentirse cómodo, en un lugar acogedor, rodeado de amigos Hyggelig (danés)

4) Pasar los dedos suavemente por el pelo cafune (portugués)

5) Estela/reflejo de la luna en el agua. mangata (sueco)…

6) Chiste tan malo y explicado tan mal que lo único que puedes hacer es reírte. Jayus( indonesio)

De la misma forma, “los otros” NO pueden traducir del español palabras como por ejemplo Friolero y Sobremesa. Alé!

sobremesa De Matpia

 

 

¿De quién es mi luna?

 

luna5

Pronto me pedirán que pague derechos por las fotos de una luna que presumía de mi propiedad como miembro legítimo de la humanidad…Mi sorpresa ha sido mayúscula al descubrir que hay un individuo (muy sagaz) en Estados Unidos que encontró un “hueco legal” en la normativa vigente en cuanto a propiedad espacial y se registró acres y acres lunares a su nombre. El tipo se llama Dennis Hope.

Según dice el mismo Hope, el Tratado de las Naciones Unidas sobre el Espacio Exterior, firmado en 1967, justo dos años antes de que el hombre llegara a la Luna, establece que los Gobiernos de la Tierra no pueden reclamar propiedad alguna sobre la totalidad o partes de la Luna, argumentando que no se contempla que una empresa o una persona pueda ejercer dicha reclamación.

luna8

Antes que él, en 1954, un chileno Jenaro Gajardo Vera, inscribió la luna como su propiedad pero en su testamento, en 1998, se lo dejó al pueblo chileno con el siguiente texto “Dejo a mi pueblo la Luna, llena de amor por sus penas”. Al dejarlo a Chile como “país” y firmante del “Moon Treaty” deja esta posesión sin efecto.

Para acabar de hacer más surrealista la historia, hay otro personaje reclamando la “propiedad” de la luna. Alega ser dueño por derecho histórico y ha demandado a la empresa de Hope por vender lo que considera su propiedad. Es un alemán, Martin Juergens, y alega ser el propietario real de la Luna, por haber sido esta concedida en propiedad a sus ancestros por parte del monarca germano del siglo XVIII, Federico El Grande.

luna4

Están litigando porque la cosa no se queda en una anécdota “burocrática”. Denis Hope, vendiendo parcelas lunares (¿?), ha ganado unos cuantos millones de dólares. Ah! Y se ha agenciado Marte y Venus. Por ampliar…

De locos.

Mafalda y La Luna

NB 1 : Yo no voy a renunciar a mi parte de luna. Ya lo avanzo.

NB 2 : El supuesto precio de Hope por la Luna es de 37 dólares por cada 0.4 hectáreas.

NB 3 :El gif animado de la luna secuestrada es de Zach Dougherty.

 

Personas.

Este post va de personas.

Personas que estaba en la playa…

Un paseante solitario.

Un hombre pensativo.

Dos amigas.

Una deportista.

Un pescador.

En todas las fotos hay alguien, menos en esta última en la que la única persona, está detrás de la cámara.

La guardé y me convertí en otra persona más, en la playa…

Píldoras para un miércoles de noviembre.

Esto es muy simple : Fork you…Muy de moda , en estos últimos tiempos.

fork-you

Este, por sonrisa fácil con un recurso muy sencillo. Hace gracia, mientras no tengas que romper el cristal…

emergencia

No es un modelo a seguir, lo sé. Lo admito. Manolito es malo pero… confieso que, a veces, me gustaría saber kárate.

aprende_karate

Estaba claro… Había letra pequeña…

politico-2

Creatividad extrema para ascensores….; – )

ascensor

Y…más creatividad. Esta vez, de escape.

escondite

Sin comentarios. Bueno, sí: Quiero una!

almohada

Y,  el último: Un unicornio.

Existen.

unicornio

Una forca y la Lengua de Suegra

Empiezo con el tema de la Navidad.

Ya he colgado un par de estrellas …

 

En la horca/forca que me traje del pueblo… Era para separar el grano de la paja en el proceso de trillar. Ahora decora mi casa y lleva colgadas dos guirnaldas de estrellas.

Y en la planta que mas me ha durado en mi vida. Es muy resistente y una de las mayores purificadoras del aire, transforma más CO2 en O2 que otras plantas… Una campeona. La llaman “Lengua de suegra” por sus hojas puntiagudas y afiladas pero yo la llamo, la-planta-que-no-se-muere-aunque-me -olvide-de-regarla.

También con estrella…

Sueño-Deco.

Me despierto en una casa que no es mi casa pero que yo creo mi casa. La sensación es muy rara .

cama

El dormitorio, lleno de color ,no tiene nada que ver con el que yo creo que es el mío, de colores crema y blanco roto. Minimalista y soso…En cambio, las sabanas coloristas, la caja decapada que hace de mesita de noche, las flores,…todo aquello me pertenece. Estoy segura.

Me levanto de la cama, mullida y cómoda. Estoy confusa y expectante .Mi cuerpo está descansado y me dice que se duerme muy bien en…mi cama. Sé qué dirección tomar sin dudar. Aquella es mi casa…aunque no la conozca ( que sí).

est

Al entrar en el lavabo, el detalle de la estrella me conforta. Es de suponer que en todas las dimensiones, me gustan las estrellas…

En la cocina, el desayuno está servido. Me espera.

desayuno

De nuevo, los colores me impactan. No dudo en tomarme unos croissants y un cappuccino. Algo me dice que voy a necesitarlo…

Tras el desayuno, me doy una vuelta por esta casa que no es mi casa. Estoy en la playa. Genial!

casaplaya Me detengo en la buhardilla con ganas de tener un libro en mis manos y todo el tiempo del mundo…sofa

Llego a una habitación en la que hay un sillón lleno de cojines y unas maletas. Todo es precioso. Me podría acostumbrar a vivir aquí… Prendido del respaldo, hay un sobre con mi nombre manuscrito.Leo la nota que contiene. No debo olvidar que esto es un sueño…¿verdad?.

cojines

“ Si te sientas en este sillón, aquí te quedarás para siempre. Si eliges las maletas, seguirás tu camino”.

maletas

Entiendo que en este sueño de una casa preciosa que-es-mía-pero-no, debo tomar una decisión. Puedo sentarme en esta preciosa butaca y dejar que el tiempo pase, en este lugar hermoso que, ahora , me pertenece pero…miro las maletas y me digo. ¿Por qué parar aquí? ¿Por qué no seguir caminando?…

…¿No es ese el gran secreto de la vida?

No me hace falta más. Elijo la maleta de color violeta y me digo que sí puedo elegir, de verdad, ahora quiero montaña.

camamontaña

Y me despierto, de nuevo, en una cama diferente pero que yo reconozco. Es otra de esas camas mías.

Inspecciono mi casa de ahora.

ventanas

Hay flores y…estrellas.

flores

tumblr_ldn3dkiLlo1qzj88yo1_500

Veo, complacida, que hay una hamaca en el jardín.

hamacas

Y a lo lejos, un precioso camino arbolado…

camino

Y un butacón con una mantita.

sillon

Y …unas maletas…

maletas2

 

Viajen más, por favor.

 

Este es un mensaje para nuestros políticos, gobernantes y aspirantes a serlo. También para cualquier ciudadano curioso que quiera situarse en la realidad tal y como es y no tal y como creemos que es…

“Estar viajado” es una expresión extraña. Viajado es participio del verbo viajar y no existe como adjetivo y es una pena, porque sintetiza muchos conceptos. El que esta viajado, conoce mundo, diferentes lugares, gentes, culturas, paisajes… Su horizonte mental se amplía hasta límites insospechados… Los que están viajados,  son seres más brillantes, más libres, más empáticos…

Para estar viajado, señores/señoras gobernantes, no hace falta coger un avión. Ni un barco. A veces, podemos viajar más cerca, incluso a lugares a los que podemos llegar caminando.

¿Os acordáis del slogan “Piensa globalmente, actúa localmente”? Pues sirve para los viajes. No hace falta, ni siquiera, cambiar de país. Podemos viajar a pueblos cercanos, en nuestra provincia, fuera de nuestra comunidad autónoma.  Podemos explorar los barrios de nuestra ciudad, incluso nuestras calles… El viaje, incluso, se puede realizar en la sala de espera de un Hospital…

Viajando, kilómetros o metros, seremos conscientes de nuestras maravillosas diferencias, de nuestra semejanza como especie y nuestra convergencia en intereses comunes. Seremos más justos, más felices… Aprenderemos más…

Sólo los no viajados se quedarán en ese mundo de miras estrechísimas que acabará asfixiándolos.

Viajen más, por favor.

NB : Photo by STIL on Unsplash

Una mantita de ganchillo.

colcha

 

Me cobijo bajo la manta de ganchillo y cuento hasta tres.

Uno, dos, tres…

Ya he desaparecido. No estoy. Los que estaban conmigo, levantarán la manta y no encontrarán nada. Un espacio vacío. Una huella de mi cuerpo, aún tibia, marcada en el sofá pero yo…no estaré ahí.

Habrá unos minutos de desconcierto. Palparán los cojines del sofá, incluso los sacarán buscando un mecanismo que, aunque oculto, les proporcione la dosis de lógica para explicar cómo es posible que antes estuviera ahí y, ahora, ya no.

Ya no estoy.

Cogerán la manta, que ya no es mía, y la sacudirán. Mirarán por debajo y por encima hasta que alguien confirme, con total certeza, que yo no estoy allí.

Entonces, se desatará la histeria. Los que estaban conmigo, quedaran marcados de por vida por el suceso inexplicable de “la mujer que desapareció bajo la manta”.

No importa. Me olvidaran y lo superaran…

Mientras, yo, voy saltando de vida en vida…Una vida, otra vida y otra y otra…

Ya es mi décima vez y sigo sin saber dónde estoy. Cuando me cobijo bajo la manta para desaparecer, me siento en una zona intermedia, entre la manta de ganchillo y la realidad, que no sabría describir. La única palabra que me viene a la mente es “aséptica”.

No sé el tiempo que estaré allí. En unos minutos, segundos, horas, días o años apareceré debajo de mi manta, en otro sofá, o en un sillón, o en una cama… En una casa desconocida…

Nadie se preguntará quién soy ni que hago allí. Convivirán con la mujer de la manta, como si hubiese estado en sus vidas,  toda la vida…

Unas veces, he aparecido como madre, otras como amante, como niña, como suegra, como amiga,… En cada lugar, he desempeñado un papel y me he quedado un tiempo pero, tras unos meses y de forma irremediable, me he aburrido con esas personas que para mí, siempre eran desconocidas.

Y aunque me quisieran, yo no las quería a ellas. Así que me envolvía en la manta de ganchillo y me iba a otro lugar. Y punto.

Noto que estoy a punto de emerger de nuevo.

Falta poco.

Mi abuela había tejido esa manta para mí. La había creado para protegerme de los monstruos y de la oscuridad. Si tenía miedo, sólo debía envolverme en la deliciosa pieza tejida a ganchillo y los miedos desaparecían…

Supongo que algo ocurrió en algún momento de mi vida para qué, al cabo del tiempo, fuera yo, y no mis temores, la que desaparecía del lugar. He pensado que podría ser la tendencia a ser cobarde y egoísta que adquirí al crecer y madurar y que mi abuela no tuvo en cuenta al tejer aquella maravilla. No podía prever que aquella niña temerosa y adorable se convirtiera en…mí.

La primera vez, fue desconcertante. Dejé a mi familia y me encontré en otra. Quise volver pero nada de lo que hacía me permitía retornar al punto de partida. Más tarde, descubrí que necesitaba estar rodeada de gente para que funcionara “el viaje”.  Una vez descubierto el mecanismo de activación, en cada viaje me he concentrado en recuperar mi vida y volver a mi sofá, con mi marido pero…no lo consigo. Podría tener que ver con la realidad de mis deseos. Pienso en mi vida monótona. Gris… Y, realmente, nunca me apetece volver. Y sí, sé que lo estará pasando mal… pero…

Cada vez que lo hago, aparezco en un lugar que no conozco,  con gente qué no sé quién es. Sólo una vez, aquella en la que aparecí como la amante de aquel famoso actor moreno y de pelo canoso (del que no puedo decir el nombre) tuve deseos de quedarme allí y de hacer desaparecer la manta pero… me fue infiel con una luchadora profesional…

Siento ese tirón que me lleva al exterior. Percibo el tenue perfume de mi manta de ganchillo. Estoy arrebujada bajo ella, confortada por su calor. De repente, mi cuerpo siente dolor. En los huesos, en las articulaciones… Oigo un ruido, una especie de maullido. Me preparo para sacar la cabeza y observar, por primera vez, el lugar en el que me encuentro. Reconozco la habitación. Es el salón de mi casa, en la que vivía con mi marido. Todo está polvoriento y un tanto descuidado. Abandonado.

Hay, apenas un par de muebles: una mesa y sillas y el sofá del que me acabo de levantar. No veo a mi marido y tampoco hay huellas de que esté por llegar. Aquí no hay nadie. Nadie más que yo.

En la cocina, me sorprendo de mi desorganización. Los platos sucios se amontonan en el fregadero y en la nevera, hay cuatro cosas que si no han caducado, están a punto de hacerlo. Veo cajas de comida a domicilio: chino, japonés, turco, pizza…Oigo el maullido y dirijo la vista a mis pies. Un gato se frota contra mis pantorrillas, encantado de verme. Parece que me conoce. Después, veo otro. Y otro más…

Vuelvo al sofá y me envuelvo en mi manta de ganchillo que ahora está llena de pelos de gato. Me quiero ir de aquí pero…no pasa nada. No hay otras personas…La manta no funciona.

Aquí no hay nadie.

Nadie más que yo y estos tres gatos…

El vino: botellas y corcho.

(Viene del post anterior)

Para seguir haciendo nuestros DIY navideños, necesitaremos botellas y tapones.  Podemos ir guardando botellas vacías y sus corchos o bien, hacer una cata de vinos e inspirarse para la manualidad.

 

Si no tenéis botellas vacías, os recomiendo un gran vino.

Pruno es un vino, de la Bodega Villacreces en los terruños Vega Sicilia, que merece una mención y…una cata. Consejo de un amigo, de esos que entienden. Siempre le hago caso.  Asombrosa la relación calidad-precio. Un gran caldo.

“El mejor vino español de la historia por menos de 20 dólares, según Robert Parker, procede de la Finca Villacreces, ubicada en pleno corazón de la Ribera del Duero, de suelos pobres y de contrastes, bañados por el río Duero”

Y, cuidado con el orden de ejecución de los DIY. Después del vino, hay que esperar… Si no, pasan cosas como estas…

 

;-)