Píldoras acumuladas.

Las píldoras son cosas de aquí y de allá, que voy acumulando hasta que tengo la dosis adecuada. Esta dosis contiene sofás, escaleras, columpios, mapas,chistes…Y se pueden consumir sin ninguna moderación.

Muebles

Estos son muebles para no invitar. Concretamente, son  asusta-invitados.

sillon

sillon (2)

De Lila Jang

sofacactus sofahuevo

De 1861 united

Escaleras

Creo que a Dalí le hubiesen gustado.

escaleras

Son unas escaleras “surrealistas” del Museo de Arte de Filadelfia. Foto de Rikard Larma.

Aburrimiento en la oficina

Lo que se puede hacer con clips….

figuraclip

De Pietro D’Angelo.

Un columpio en el que jamás me columpiaría…

columpiopeligroso

Mapa de los lugares más fotografiados del mundo.

lugaresdelmundo

Chistes

Son dos letras, americanas, que se saludan…

saludo

Un chiste… justificado.

tu-tan

Una hucha.

cerdito

Terapia fotográfica.

El verano , este año, me dice todo el rato:  “Fotografíame”.

Es posible que me haya contagiado de esa percepción de inquietud (que no paran de divulgar todos los medios de comunicación y redes sociales)  ante el incierto tiempo que viene y busque la terapia fotográfica como refugio.

Mientras voy con la cámara, solo pienso en la belleza y eso, crea una fortaleza inexpugnable a las malas vibraciones.

El farolillo de energía solar, colgado en una tomatera es para foto.  Lo enfoco y ese momento,  me lleva a pensar que todo irá mejor de lo que dicen.

De momento la terapia me funciona. Voy a seguir fotografiando el verano…

Píldoras gastronómicas.

Lo sé. Hay una Regla Universal que reza :  “Con la comida, no se juega” pero …estas píldoras son para jugar con la comida. Por una vez, me salto la norma. Bon appétit!

Primero,  unos lápices de parmeggiano.  Para sacarles punta.

parmeggiano1

 

paemeggiano22

parmegianno3

Seguimos con una baguette con ganas de disfrazarse.

gnomo

Uno que coge un pepino ( o un calabacín) y hace un tiburón…

tiburón

Una preciosa bolsa de té, para darle un toque romántico al post. De la diseñadora rusa , Natalia Ponomareva

te0

Más amor : con paciencia y unas tijeras, coges el salami picante que le pones a las pizzas y recortas corazoncitos. Para las primeras etapas de la relación… ; -)

pizzaamor

Las fotos de Sarah Illenberger  : esto es “Jugar con la Comida”, ya en plan serio.

sandia-1

Y finalmente, una campaña Solidaria que se hizo en supermercados de New York. La gente cogía, al entrar, una de estas bolsas que representa la figura de un estómago vacío. La llenaban con alimentos, llenando también ese estómago ficticio, donándolas a la ONG que lo organizó.

estomago2

estomago1

¿Empachados? Pues un poco de brócoli, irá bien…

broquil

Colores.

Los de A.Boogert , en 1692.

c2Un artista alemán que, en esa época, creó 800 paginas con una clasificación de colores y los matices que se podían obtener, con más o menos agua. Dibujó con acuarelas la que sería la primera clasificación de colores. La Guía Pantone se publicó 270 años después.

Son pocos colores para los miles, millones o infinitos colores que existen.

Según como se mida la luz ( todo es una cuestión compleja de espectros y longitud de onda) puedes dar con cifras diferentes. De 100.000 matices a 90 millones de colores. Lo que me ha quedado claro es que hay muchísimos colores  y vemos poquísimos. Y cada uno, le da su matiz.

Según la profesión, puedes ser de esos que tienen claro la diferencia entre el azul ultramar, azul de la China y el azul cobalto (Curiosidad : Las personas con dificultades para distinguir el color azul se denominan tritanómalas) .

b1

Si eres esquimal tendrás más de 30 palabras para describir el blanco y 40 diferentes para decir lo que yo llamo “nieve”porque ven 30 tonos diferentes de blanco indispensables ( distinguen entre zonas de nieve transitables y no, por ejemplo sólo por la variación del tono). En cambio, si vives en Brasil, a lo largo del Maici, afluente del Amazonas y eres un pirahán, ni siquiera una palabra de tu lengua hará referencia a un color. No hay colores.

p2

Impresionante tienda en Tokio, del arquitecto Kengo Kuma.

p1

Después estás tú y tu percepción. Cada individuo ve los colores de manera diferente aunque tengamos un nombre común que los une, por aproximación. Seguro que el rojo que veo yo, no es el mismo que ves tú pero se parecen. Más matices : la retina, los fotoreceptores y los mecanismos neuronales que llegan hasta al cerebro son individuales y únicos por sujeto así que ver, lo que se dice “ver” objetivamente, no vamos a ver lo mismo….

p4

Aunque todos coincidimos que el color , en general, es bonito.

m1

Del grupo de artistas urbanos German Crew :  han convertido este distrito mexicano , Palmitas , en una homenaje al color

Píldoras de Cosas Horrorosas.

De vez en cuando, en este blog,  hay unas píldoras de cosas horrorosas.

Ahí van las primeras del 2022.

Las fotos son de Ugly Design , de los suizos Jonas Nyffenegger y Sébastien Mathys, creadores de esta cuenta que recopila las cosas más feas que encentran y las publican en un mundo de perfección como es Instagram…

Píldoras de piedras.

 

ro3

En Chichibu, Japón, hay un museo de piedras.  Se llama Chinsekikan, que quiere decir “Sala de Piedras Curiosas”. Tienen más de 1700 piedras que asemejan rostros humanos.

ro2

He recordado que yo encontré una piedra que sonreía.

piedras2

Y otra que tenía forma de corazón. Llamaré al Museo…

lovestone

Esto es un trabajo increíble que requiere mucha paciencia, equilibrio y control de la gravedad.

micahel-grab1

michael-grab2

Es de Michael Grab ( Colorado)

grab3

Y , para acabar esta dosis de piedras, una roca enorme que parece un elefante. Evidentemente, se llama la Roca del Elefante y está en las Islas Vestman de Islandia.

fante

La foto es de Diego Delso.

Píldoras lunares.

La luna inspira .

Lámparas, las que quieras…

lampara3

lampara4

lampara2

Con mármol negro se representan todas las fases lunares.

piedras

Para decorar una cena de celebración de la luna llena, of course.

fiesta

Cunas encantadoras…

cuna

Hasta cojines…

cojinAunque nada supera , verla en vivo y en directo.

Y es fácil.

Espiral y Love.

Va de efectos fotográficos.

Fotos en espiral.

Bostón

L’Empordà

Poner “love” siempre funciona…

Estás son las fotos de mi zanahorias y guindillas in love, de los tiempos en los que tenía el huerto urbano.

Y la luna, siempre.

Día de Cosas horrorosas .

(Del lat. horribĭlis).

  1. adj. Que causa horror.
  2. adj. coloq. Muy feo.

Para ser capaz de valorar la belleza, a veces nos hemos de confrontar con cosas horrorosas. Objetos, prendas, zapatos, peinados que , de repente, aparecen ante tu vista, estimulando tus sentidos y dándote un tortazo visual-virtual que te deja lelo.

No obstante, esta afirmación tiene trampa : la maldita subjetividad. Ese matiz tan extraño y tan democrático que nos da la libertad personal de que algo nos guste o no. De que consideremos algo horroroso o no… Así que siempre que dejo caer uno de estos posts-horrorosos , advierto de dos cosas :

  • Las personas muy sensibles a la estética que se abstengan de ver las fotos de las cosas horrorosas que se muestran a continuación y
  • Es mi subjetividad la que las ha clasificado como “horrorosas” así que si a alguien le gusta este anillo con dientes o muelas , pues nada. Es su subjetividad…

anillos

Un par de bolsos…horrorosos.

bolso

bolso (2)

El mundo de los zapatos, es un buen escenario para salir en busca de cosas horrorosas. Desde andar encima de un jardín, hasta un zapato que , directamente, te insulta.

zapatosflorales

fuckypou

El primer premio se lo llevan estas botas de agua. Son horrorosas y estúpidas. Un dos por uno.

botas

Siguiendo con esta “Sobredosis de píldoras horrorosas Fashion Week” , nos vamos a los complementos. ¿Conocéis el famoso collar de pelo?

collar

Un éxito de ventas ( que necesito que me lo expliquen) : Las muñecas más horrorosas que he visto nunca. Me dan penica y ternura pero…son horrorosas.

muñeca

Y acabo con una cosa horrorosa pero que tiene un punto funcional. Está aprobado -oficialmente-por mi madre que se siente precursora del invento. Recuerdo que detrás de la puerta de la cocina, nos dejaba unos trapos que nos hacía poner debajo de las zapatillas, para deslizarnos por el suelo de madera y conservar el brillo…

I am sorry…

horroroso