Sentarse.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

1)Poner o colocar a alguien en una silla, banco, etc., de manera que quede apoyado y descansando sobre las nalgas.

sentar1

2)Dicho de una cosa o de una acción: Hacer efecto en la salud del cuerpo. “Le sentará bien”.

sentar2

En estos lugares, me quedo con la segunda acepción.

Sentarse ahí, sienta bien…

El sabor a gloria…

tom1

Casi lo cosecho, pero me dije: “Espérate, ansiosa”. Ese mismo día, llovió a gusto y pensé que mi decisión había sido del todo oportuna. El tomate podría disfrutar del menú de lluvia abundante de la Madre Tierra …

Ayer volvió a llover y, por unos minutos, ¡granizó!!! Lo primero que pensé es en mi tomate. Me asomé a la ventana y lo vi, allí, resistiendo los golpes de las bolas de hielo…Un héroe, vamos.

tom3

Hoy lo he recogido de la mata. Ya no puedo asumir más riesgos.

Con el respeto que se merece, lo he partido en dos.

Después, el ritual mediterráneo: una pizca de sal y aceite de oliva virgen.

tom2

Me ha sabido a gloria.

La corbata de bacon…

…Siempre matizo que son horrorosas bajo mi punto de vista…No vaya a ser que alguien diga : “Pues yo veo monas, estas botas/sandalias/o-lo-que-sea tejanas”…Si pasa, acepto que contra gustos, ya se sabe, no hay disgustos pero…lo que pongo a continuación es lo que yo considero “Una Cosa Horrorosa” .

Las botas de jeans…Ya se sabe que los jeans quedan bien con casi todo. Con según que complementos, puedes ir arreglada y con otros, hippie total…Su versatilidad es increíble pero, esto, es llevar ese concepto demasiado lejos…

Cosa Horrorosa nº 1

En la Paris Fashion Week se vieron estos zapato- peluche… Tampoco hay mucho más que comentar.

Cosa Horrorosa nº 2

¿Y estos? No sé ni que escribir…

Cosa Horrorosa nº 3

Ahora viene Chanel … Esta cosa, además, tiene un precio desorbitado. Primero, os la enseño y después, os explico la genial funcionalidad que tiene ese diseño del Sr. Lagerfeld…

Cosa Horrorosa nº 4

Pues que sepáis que , esos momentos tan molestos, al volver de la playa, en los que tienes la toalla húmeda y no la puedes poner en la bolsa ya tienen solución. Esa toalla que te cuelgas del hombro, del brazo o del cuello… Esa toalla que molesta…Esa toalla, con este fantástico bolso Chanel, se cuelga y te la llevas aireadita. ¿No es fenomenal?

Ahora, un par de velas…Mira que hay velas monas. Incluso, las más minimalistas. Estas son un despropósito.

Cosa Hororosa nº 5

Cosa Horrorosa nº 6

Y…Esta…La corbata de bacon. Sí, de bacon…

Cosa Horrorosa nº 7

Cualquiera de estos objetos son atentados estéticos.

Bofetadas visuales…

Me veo con la obligación de compensar tanto horror y dejo una bofetada…visualmente estética. ; – )

Entrenando el izquierdo.

icard

Matthieu Ricard era un bioquímico del Institute Pasteur que lo dejó todo para irse al Himalaya y hacerse monje budista. Era uno de los colaboradores más cercanos del Dalai Lama y tiene el título simbólico de ser “el hombre más feliz del mundo”.

Como sujeto de estudio en la investigación del Profesor Davidson (Universidad de Wisconsin) sobre la Plasticidad de la Mente, Matthieu reventó los marcadores y consiguió puntuaciones nunca vistas en cuanto al uso del hemisferio izquierdo del cerebro. Haciéndolo muy básico (y un poco frívolo): la actividad en el córtex derecho está asociada a la tristeza, la depresión, la negatividad y en el izquierdo ocurre todo lo contrario . Allí el córtex es optimista y positivo ( es una fiesta continua!).

cerebro

Cuanto más pensamos en negativo, más actividad neuronal en la región derecha. Si por el contrario, nuestros pensamientos son positivos, la zona que va loca  es la izquierda. Localizada la cuestión en nuestra geografía cerebral, se plantea la siguiente cuestión : ¿El cerebro es “fijo” o se transforma?.

Las evidencias científicas nos dicen que es plástico, que puede cambiar…Matthieu lo explica con un ejemplo de violinistas. Un virtuoso con una media de 10.000 horas de práctica, tiene unas nuevas áreas en la actividad que responde al control de los dedos. Su cerebro, por la práctica larga y continuada ( entrenamiento) se ha transformado.Ha cambiado respecto a cómo era previamente al proceso de “aprendizaje ” de tocar el violín. Es cierto que el cerebro es plástico… y también la mente, por defecto.

La mente es plástica… y transformable. Y aquí ya podreís intuir la cuestión transcendental : ¿Podemos entrenar para modificar nuestra estructura mental y hacer que el hemisferio izquierdo sea el que gane la batalla de los bandos cerebrales?. Pués segun el monje Matthieu Ricard y los estudios de Davidson, sí es posible.

felicidad

Posible pero no fácil . De la misma forma que en un gimnasio fortaleces los músculos del cuerpo, en el cerebro se irá fortaleciendo la zona que más utilizamos ( o sea , la que más entrenamos).Cuantos más pensamientos negativos , más entrenamiento para el córtex derecho y , por lo tanto, más ansiedad, angustia y frustración. Entrenar el izquierdo es que el te puede proporcionar la “felicidad”, “Bienestar”, “la emoción placentera”. Y cómo los músculos, el cerebro cambiará y nos hará usuarios, por defecto, del hemisferio izquierdo, el más entrenado para afrontar las circunstancias externas de la vida.

El entrenamiento consiste en poder dedicar un tiempo al día ( llámalo meditación o como quieras), limitado y fijo para acumular horas( como en un entrenamiento cualquiera) en lo de pensar en positivo. Cada día, 15 minutos, por ejemplo. Si lo haces regularmente, puede ser que tu cerebro se transforme y seas de esa minoría que disfruta del “bienestar”. Si no consigues tal gesta, por lo menos, servirá para neutralizar la actividad del otro lado . Por desgracia ,  la Depresión como patologia mental es una de la epidemias del siglo XXI así que, visto lo visto, sería bueno intentarlo.

cerebrotra

Como veo que es necesario mucho entrenamiento, apostaría por introducir una asignatura en las escuelas , para todos los niños del mundo, en la que simplemente, se les enseñara a pensar en positivo. Es la única asignatura que debería tener “deberes para casa”… Proporcionaremos a los que vienen, un hemisferio izquierdo pletórico que, por lo menos, ayudará a resolver los conflictos de la vida de otra manera. Con otra actitud… y desde el principio.

Y aunque a mí ya me pilla crecidita, voy a aplicarme eso ( muy propio del córtex izquierdo) de “Nunca es tarde si la dicha es buena” y voy a empezar a entrenar. Mirando hacia dentro , aplicando antídotos a cada emoción negativa y haciendo que mi mente, haga unas cuantas flexiones y un poco de ejercicio aeróbico…

¡Eh! ¡Y sin agujetas!

NB : Aquí la charla TED de Matthieu Ricard “Los Hábitos de la felicidad”

El zarcillo.

Hace ya tres años que fotografié un zarcillo de pepino que me dejo fascinada por su magnífica estética

pepino0

Este verano me he encontrado con otro ejemplar de la planta con sus respectivas flores y…zarcillos.

pepino1

Y es el zarcillo lo que más me ha llamado la atención…

pepino2

El pepino quiere trepar y, para eso, tiene un instrumento excepcional : una hoja modificada y adaptada para facilitar la función trepadora de la planta.Ese es el zarcillo, una hoja “especializada” que tiene como misión sujetarse a lo que encuentre.En este caso, se encontró con una maceta y un amable boj que se vio , sin quererlo, abrazado por el pepino…

pepino4

El detalle más simple de la naturaleza se convierte en fascinante…

 

 

Parece pero…no.

 

Unas píldoras bajo el lema  “Parece pero…no”

PARECE 1

Parece un cuadro. Un arcoíris.

Y son 2500 coches de juguete, en el suelo …

De David T. Waller

 PARECE 2

Un retrato en tonos ocres. ¿ A qué huele?

Hecho con los cercos de café que deja una taza…De Hong Yi (Shangai)

PARECE 3

Como cuando alguien te dice que SI y es que NO. O a la inversa. Dos monosílabos que tienen un significado clarísimo SI o NO pero que , muchas veces, transmiten el mensaje contrario. Impresionante juego de lenguaje y emociones que requiere de una gran precisión comunicativa.  A veces, tan complejo ,que por eso se inventó el famoso “No sabe / No contesta”

PARECE 4

Bellas y extrañas medusas flotando en el mar…

Plástico y plástico… Basura que se mueve por debajo del mar. Lo llaman el “Gran Vertedero del Pacífico” y estiman que ya ocupa un 10% del Oceano Pacífico ( estas son las estimaciones más terroríficas). El 80% de restos provienen de los continentes y el 20% restante, de los barcos… Mandy Baker, fotografía estas cosas que ella llama “Soup”.

 

 

 

 

 

 

Noticias positivas (existen!)

Tengo que admitir que me he vuelto quejica.Que he utilizado este blog para quejarme mucho….

Cuando me disponía a escribir este post, me he dado cuenta que iba ( voy) a cargar tintas contra algo , again. Pero …es que no puedo evitarlo …

quejas y gracias

De momento, esta mañana he salido de mi casa y se me ha manchado el bajo del pantalón y mis preciosas sandalias veraniegas . Mi calle está sitiada por decenas de vallas amarillas , carteles de indicación excepcional, la señal de “calle sin salida” y… enormes zanjas que se han llenado de agua y lodo y ahora son zanjas-barrizal-con-millones-de-mosquitos. Las pasarelas por las que hemos de cruzar la calle son de una pasta terrosa que se queda enganchada a la ropa y a mis preciosas sandalias veraniegas ( sí, lo he repetido).

Así las cosas, cuando he llegado a casa, con las bolsas de la compra, tras hacer varios viajes y sortear el lodazal, he pensado : Voy a cargar contra la zanja en mi blog.

Entonces, he visto a dos niñas jugando. La suerte de que la calle esté bloqueada es que no hay coches en circulación… Vallas y zanjas, sí pero coches , no y los niños pueden jugar sin temor a ser atropellados… 

La niña de la valla 1 decía que era una princesa y que para que la princesa de la valla 2 la fuera a visitar a su castillo,  tenía que atravesar la pasarela. La niña de la valla 2 ha dado unos pasitos y ha llegado al otro lado de la calle, donde su amiga princesa la esperaba en una esquina en la que hay unos escalones y donde había dispuesto un juego de tazas y cosas de plástico para jugar… Esta, claro, es otra visión de las obras y la zanja. Una mirada que, por desgracia, solo pertenece a los niños.

Me gustaría conservar esa capacidad de ver lo positivo. De detectarlo.

200122339-001

Cuando veo las noticias me quedo lela : España y su ridiculez política en todos los ámbitos y en todos los partidos , la UE ( que somos todos) y su crueldad con los refugiados, Siria, El Estado Islámico, Venezuela y su dictador incompetente, etc… El problema es que este “etc” comprende demasiados conflictos, demasiados…

Esto me ha hecho pensar ¿Pasan cosas buenas? ¿Alguién presta atención a lo positivo? . Y antes de escribir está entrada, he buscado alguna web especializada en esto . O sea, una fuente de buenas noticias que mi hiciera olvidar la zanja, la política, el desastre de humanidad…

pos3

Hemos superado la media anual de donantes de médula , se ha firmado la paz en Colombia, gracias a la campaña viral del “cubo de agua helada” se ha descubierto el gen de la Esclerosis Lateral Amiotrófica , un avión ha dado la vuelta al mundo sólo con energía solar, en la India se plantaron 50 millones de árboles en un día gracias a voluntarios,etc… Este “etc” comprende una infinidad de cosas positivas … Hay esperanza.

No diré que,  con esta positividad,  indulte a ninguno de nuestros políticos y su bucle-electoral-de-idiotas pero si que me ha hecho pensar que la zanja de mi calle es…una maravilla .

Algo es algo…; – )

pos1

Estos son los resultados de portales de noticias positivas

http://enpositivo.com

http://www.noticiaspositivas.net

http://noticiaspositivas.org

http://www.sonbuenasnoticias.com

                                                  http://www.cuentamealgobueno.com/

.

 

Compro prisa.

 

serious running businessman and big white clock in dark room

-¿Tienes prisa?- Más que una pregunta es una constatación de un hecho. Yo estoy sentado, tranquila y serenamente, en mi sofá amarillo mientras él, me habla desde la cima de su altura, paseándose casi como un péndulo. Aquí, allí, aquí, allí… Tiene prisa.

-Sí, mucha.

Yo no tengo prisa. Estiro mis piernas y las relajo encima de los  cojines. Dejo que mi espalda se amolde suavemente al respaldo del sofá. Cuando ya estoy en una posición agradable, me quedo unos segundos suspendido en la nada, deleitándome con el paisaje que me ofrece la naturaleza desde mi ventana…Eso sí que es un  privilegio. Observó ese campo de trigo, aún muy verde, que la brisa mueve y ondula como si fuera un mar. Casi puedo oír el susurro delicado que te arrulla como la más exquisita de las nanas…Lo único que me resulta molesto, es este tipo con prisa…

No me voy a sentar en este sofá, ni voy a perder el tiempo tomando un café contigo. Te repito que tengo mucha prisa.

-Cuando dices “mucha” ¿De cuanta hablamos?– Le dejó que calcule una cifra. Normalmente, la transacción se realiza de esta forma: ellos me dicen cuanta tienen y yo le pongo un precio. Si interesa, bien. Si no… no pasa nada. Hay mucha oferta.

Se me antoja un buen momento para hacerme una infusión relajante. Creo que voy a probar el té de frambuesa que me trajeron de Nepal. Me lo tomaré, sorbo a sorbo, dejando que el calor inunde mi cuerpo y el sabor de las fresas silvestres me conforte. Las nubes cambian de forma y se deslizan por el cielo, empujadas por un suave viento que esparce el aroma de este verano ya moribundo. Me apetece abrir las ventanas…

Yo creo que un par de kilos.– me responde  el hombre que tiene prisa– ¿Te van bien? Necesito el dinero y, de verdad, me tengo que ir ya.

No es mucha, pero con eso puedo pasar-Calculo cual sería el precio justo según los índices de cotización de la prisa en el mercado. Le digo la cifra y el asiente, moviendo enérgicamente la cabeza,  y me doy cuenta que estoy comprando prisa de una gran calidad. La necesito para cuando viajo a la ciudad o cuando me convocan para reuniones de negocios. Desgraciadamente, yo nunca he tenido prisa y, por eso, me veo obligado a comprarla.

Cuando estoy cerrando el gran tarro de cristal en el que he guardado la prisa recién adquirida, oigo como hierve el agua de la tetera. Me dirijo al hombre que acaba de venderme su prisa y le invito a probar el té de frambuesas del Nepal.

Nos sentamos los dos.  Estamos cómodos y relajados y nuestra mirada se pierde en el baile del trigo y en las montañas que se adivinan en la lejanía. El contraste cromático es de una delicadeza exiquisita: las pequeñas cimas se recortan contra un cielo de un azul turquesa casi imposible que se une a la franja del verde, fresco y chispeante…

Este té está delicioso-me dice mi proveedor de prisa.

Le agradezco el comentario y doy otro sorbo. Las fresas silvestres estallan en mi paladar y lo acarician.

Sí. Está delicioso…

Póngame una de verano del 66…

Imaginad que estáis en Brooklyn.Exactamente en la 93 Whyte Avenue en Williamsburg y delante del escaparate de una perfumería que se llama “I hate parfum”.

Cuando entras allí, debes olvidarte del perfume tradicional. De los Tesoro, Euforia, Eternidad, cualquier-cosa “noir”,  Eau’s ( de todo), etc, etc… Estás en un lugar en el que “se odia” la perfumería industrial de alta gama. En este lugar, a su creador no le gustan los olores estereotipados  y concentra su creatividad en crear sutiles fragancias que identifiquen sensaciones.

Experiencias. Momentos. Estallido de sensación vía un aroma complejo, lleno de matices. Lo que se llaman las memorias perfumísticas…

En esta peculiar tienda, puedes elegir entre muchas de esas fragancias sensoriales : Verano 1966 ( basada en notas olfativas del mítico bronceador Coppertone ) , Tarta de Cumpleaños, La experiencia de ver una flor, Recogiendo manzanas, En la Biblioteca…

Además, estos “verdaderos perfumes”  se elaboran con sustancias naturales que interaccionan con cada piel de forma diferente por lo que , de cada aroma, cada uno de nosotros, crea una versión propia, única y distintiva.

Su fundador, Christopher Brosius, es un perfumista de gran prestigio que ha desarrollado una fórmula de negocio “artesanal”, muy provocadora en el tradicional mundo de los perfumes. Trabaja, en su laboratorio cerrado al público, en el último piso de este mismo edificio, en el que está la tienda. Lo consideran un gran genio de los aromas . Es muy hermético  y no asiste a ningún acto público ni publicitario. Ha trabajado con el New York Times en la creación de un perfume “invisible”, es decir, que no moleste a nuestra impronta perfumística natural, del que se sabe que lleva : hibiscos, jazmín, sándalo y ámbar natural…Quien huele sus propuestas, se deja convencer.

Dicen que son exquisitas….

Aquí dejo las notas “olfativas” de En La Biblioteca, descritas por su creador.

In the Library (En la Biblioteca) es una mezcla cálida de Novela Inglesa, encuadernaciones de cuero de Rusia y Marruecos, ropa desgastada y un toque de Cera para madera.

La nota más importante de este aroma fue copiado de unas de mis novelas originalmente publicada en 1927. Ocurrió que encontré en Londres una inmaculada primera edición, hace muchos años. Entusiasmado era poco decir sobre cómo me sentía, ya que, para empezar, existían solamente unos cien ejemplares de aquel libro. Desprendía un maravilloso y cálido aroma, un olor un poco dulce e inmediatamente decidí poner ese aroma dentro de una botella.
Christopher Brosius, creador perfumista

Dicen que si entras en esa tienda, no sales con las manos vacías… Igual te llevas un poco de hierba recién cortada, o el perfume de las sábanas limpias…O el verano,  las vacaciones, las manzanas al sol…

Todo es posible en el lugar en el que ,odian tanto el perfume ,que lo subliman.

N.B : Hay que probarlo para opinar pero, a mí , me llama… ¿Vamos?