Una onironauta en potencia.

Hace unas noches, tuve una experiencia singular. Por lo menos, despertó mi curiosidad con intensidad. Tuve un sueño…

A veces, recuerdo lo que sueño, pero son pocas las ocasiones. Las imágenes se desdibujan a los pocos minutos del despertar.  En mi consciencia sé que , durante mi vida, he tenido sueños placenteros, de los angustiosos en los que pasa algo terrible y no te puedes mover y de esos en los que saltas o caes al vacío y… te despiertas. Pero, como os decía, la mayor parte de las noches no tengo ni idea lo que programa el Departamento de Contenidos de mi cerebro.

Mi sueño reciente, del que sólo recuerdo una imagen y una posición y al que no puedo poner paisajes, ni argumentos, fue diferente. Más intenso. El contexto era de acción y peligro, pero, yo no sentía miedo. Raro. Estaba tendida en el suelo, sin poder moverme, aun queriendo avanzar, aunque fuera a rastras, para escapar del “no-sé-qué” que me perseguía …Pero, de repente supe que estaba soñando y que, por lo tanto, no me podía pasar nada. Es más, podía moverme si quería. Podía elevarme del suelo y volar… E irme de allí… Y cuando inicié el ascenso, me desperté. En ese instante, recordaba el sueño con intensidad y  bastante precisión, incluso llegué a pensar en escribirlo… ¡Casi vuelo! Después, como es habitual, olvidé los detalles pero la “sensación” del sueño, no acababa de desaparecer. Lo que más me había sorprendido, lo más relevante era el tener conciencia, dentro del sueño, de que estaba soñando e intentar ¿dirigirlo?…

 

No creo en las pseudociencias, ni en los viajes astrales, ni en la interpretación de los sueños ( en un seminario en la Facultad, acabé de convencerme que todo es pura semiótica…) pero sí creo en el cerebro y en la ciencia y en todo lo que queda por saber de ese increíble artefacto de alta tecnología que todos llevamos puesto.  Siempre me ha cautivado el potencial de todo lo que se desconoce de él y, en este caso, lo referente a lo que pasa mientras estamos en Fase REM , así que empiezo a investigar un poco sobre el tema y descubro que mi experiencia tiene un nombre y  se llama “sueño lúcido”.

Directamente de la Wikipedia : “Un sueño lúcido es un sueño que se caracteriza porque el soñante es consciente de estar soñando. Se puede dar espontáneamente o ser inducido mediante prácticas y ejercicios”. Las personas que poseen esta habilidad se llaman onironautas.

De momento, estoy en la fase de recopilación de información. Leo sobre el sueño lúcido en blogs y libros y he visto una película ( Origen, Leonardo Di Caprio) que trata de este tema pero en clave de ciencia-ficción. Aunque la primera impresión es que hay mucho documento “místico” también he encontrado material científico en neurología y psicología .

 

Y mientras tanto, sigo un poco alucinada por esa sensación que me ha dejado el sueño.

Aún está por aquí…

(To be continued)

Si hay que escoger uno, que sea el séptimo.

 “Estar en el séptimo cielo” (*)

 

séptimocielo

 Utilizamos esta frase para decir que estamos ausentes de la realidad a causa de la felicidad plena que nos envuelve.

Si alguna vez os dejan escoger el cielo al que ir, no dudéis. Directos al séptimo. Eso de “la felicidad plena que te envuelve” ( y debe ser en estado continuo) no tiene contra-argumento posible.

(*)Existen varias teorías sobre el origen de esta expresión, pero todo apunta a que se relaciona con la religión musulmana y se refiere al lugar al que Mahoma ascendió con su caballo Al Borak. Más teorías, aquí.

 

Tres preguntas para mentes ingeniosas…

Os planteo tres preguntas. Tipo reto de ingenio …

Ya os avanzo, que yo no he acertado ni una de ellas.

 

preguntas

 

 

1)      Cálculo Mental

Este cálculo debe ser realizado mentalmente y rápidamente, sin calculadora, ni papel ni lápiz.

Tienes 1000, súmale 40. Súmale 1000 más.

Súmale 30 y súmale 1000 más.

Súmale 20. Súmale 1000 y añádele 10.

¿Cuál es el total?

 

2)      Agudeza Lectora

El padre de Renata tiene 5 hijas

Chacha

Cheche

Chichi

????

Chuchu

¿Cómo se llama la que falta?

 

3)      Agilidad Mental

Estás participando en una carrera.

Adelantas al segundo.

¿En qué posición terminas?

rrespuestas

1)      5000…5000? NO

¡La respuesta correcta es 4100!

Y he aquí mi torpeza, que lo he hecho tres veces y nada…

Lo peor es cuando lo he intentado, de nuevo, sabiendo la respuesta…Ni así.

 

2)      La que falta es la propia Renata.

Y sí, he pensado Chocho ( Chichi ya me ha sonado mal… ) y me he dicho : esa es la gracia. Vaya.

Pero la respuesta correcta es Renata. R-e-n-a-t-a!

¿Cómo se me ha podido pasar eso por alto? ; – )

 

3)      Quedas segundo!  Tampoco hace falta explicarlo mucho.

Yo he pensado : gano la carrera! Campeona, oe, oe, oeeeeee!!! ; – )

 

Mi ingenio está bajo mínimos…

No era monje budista…

Mi padre, un hombre de naturaleza muy curiosa, tenía muchos libros sobre “Religiones”. Le encantaba leer sobre ello y cuanto más sabía menos identificado se sentía con las opciones disponibles. Tal vez, el budismo, fue de las doctrinas que más le impactaron. Durante muchos años, cuando yo ya compartía esas lecturas y reflexiones, mi padre me hizo engancharme a Lobsang Rampa. El monje budista que escribía Best-Sellers…

Después de aquellos años, ya no volví a leer a L.Rampa. Mi padre tampoco y ahí se quedó, en algún lugar de mi mente… “El médico del Tíbet” fue un libro que me gustó especialmente y, en mi imaginario, ese monje budista, se convirtió en un autor de referencia.

Hace unos días, topé con el libro y me despertó algo de aquellos tiempos. Busqué información de Lobsang Rampa, pensando en leer algo más y me encuentro con Ceyril Henry Hoskins, un fontanero inglés, que jamás había estado en el Tibet, ni sabía tibetano, ni nada de nada y que decía ser la reencarnación del Monje Lobsang Rampa. En los inicios de los 60, las editoriales que publicaron su obra sabían del “fraude” pero les pareció un producto con recorrido. Así llegó a España y a la biblioteca de mi padre . Esta circunstancia elimina algo de calidad moral en mi referente pero, ahora, asumido como obra de ficción ( nada que ver con el budismo, además), sigo pensando que es un buen libro.

 

Mi padre nunca supo que el autor de “El Médico del Tíbet /Lhasa” era un fontanero inglés pero estoy segura de que le hubiese hecho gracia…Y yo, no he podido evitar empezar a releerlo.

 

Curiosidad interestelar.

El año empieza con cosas de esas que despiertan mi curiosidad. Nunca me interesó demasiado la astronomía. La luna estaba allí, como ahora, pero no me atraía y había visto cielos preciosos cuajados de estrellas, pero nunca había pensado en el Universo (con mayúscula).

Mi curiosidad se ha activado ya de mayor y, en estos tiempos, estoy fascinada con lo de la cara oculta de la luna o con lo del cacahuete estelar, el Ultima Thule, el objeto del espacio exterior más lejano al que hemos llegado…

Primera foto en alta resolución de la cara oculta de la luna.

Mandatory Credit: Photo by Uncredited/AP/REX/Shutterstock (10045254c)
This image made available by NASA on shows images with separate color and detail information, and a composited image of both, showing Ultima Thule, about 1 billion miles beyond Pluto. The New Horizons spacecraft encountered it on Tuesday, Jan. 1, 2019
Space Beyond Pluto – 02 Jan 2019

El Ultima Thule, además, me ha recordado la “Breve historia de mis diez cacahuetes”, esos que cultivé en una maceta… Todo está conectado. ; – )

Lo mejor de  estos temas que activan mi curiosidad, es que me ayudan a posicionarme, a tener una referencia de mi lugar en el universo, en el planeta, en mi país, en mi casa y en mi interior.

Parecerá una reflexión absurda, pero todos esos hitos interestelares y lunares lo que hacen es ayudarme a poner los pies en la tierra…

Photo by Alex Perez on Unsplash

 

To #2019.

Un paseo nocturno , la cámara y las luces navideñas…

m1

 

m2

Un año que se va y otro que se acerca…

Estamos a pocas horas…


m4


m3

2019 : sé bueno, please.

 

NB : Las ilustraciones son un experimento de texturas.

 

 

 

 

Feliz Navidad + un deseo.

Estos días, estamos inundados de deseos de felicidad: Feliz Navidad, Felices Fiestas, Felices Vacaciones… Como ya tendréis muchos de esos deseos para estos días, yo os ofrezco un wish token.

El token, es una forma de moneda que se usa en sistemas cerrados y equivale a dinero. Bueno, más que “dinero” tiene un valor X para conseguir algo. Por ejemplo, las fichas de una atracción de autochoques: con una de esas, el coche se pone en marcha…

No recuerdo como llegó a mis manos este token pero me acompaña hace muchos años. Está en una cestita de mimbre, en donde dejo los pendientes y anillos que me saco al llegar a casa. Siempre lo veo ahí. A veces, lo toco y le pido…

Mi wish token está a vuestra disposición para que, ahora, al leer este post, elijáis un deseo para esta Navidad. Uno de esos concretos

Uno, especial, que sumar a lo de la Feliz Navidad y Felices Fiestas.

1, 2 y… 3!

¡Feliz Deseo!

El Dios del Bombo.

Hemos encontrado este extraño símbolo junto con la documentación que describe todo lo referente al Dios del Bombo. Tras analizar la información, procederemos a informar exhaustivamente a la opinión pública sobre estos últimos hallazgos.

De momento, podemos afirmar que el hombre del siglo XXI de la zona llamada España, se sumía en un extraño estado de euforía , justamente el  22 de Diciembre. Ese día los seres humanos españoles invocaban al Dios del Bombo.

El ritual , en nuestras primeras aproximaciones, no parece demasiado complejo: El Dios se expandía en forma rectangular y en materia de celulosa. Los hombres y mujeres del siglo XXI adquirían esos rectangulos de papel en el que había inscrito un número.

Hemos descubierto que había más de 85.000 circulando.Además del número que consideraban propio, se producían intercambios de otros números en los ámbitos familiares y sociales. Así, cada ser humano podía llegar a tener una media de cinco números distintos del Dios del Bombo en su poder.

Era obligatorio que, durante toda la jornada, en cualquier lugar en el que se estuviera, se oyera la cantinela de un grupo de niños denominados “Cantores de San Ildefonso”. No sabemos si era un mantra de ayuda o una forma de venerar al Dios del Bombo.

Los Cantores se iban acercando al Bombo (el Dios) y tomaban unos números que configuraban otro mayor. Y, en los momentos de la jornada que la Divinidad se sentía generosa, parece ser que se producía un gran revuelo , con la consiguiente excitación,  y se cantaba el Premio Gordo. Esta sería la definición de los dones y gracias que repartía el llamado Dios del Bombo.

En los lugares en los que había caido el Premio Gordo, se agitaban botellas de vino espumoso de nombre cava, como parte del rito y se contestaba , a modo de oración: –“Para tapar agujeros”- cuando se les requería información del tal Gordo.

En los lugares en los que el Dios del Bombo no repartía su gracia, se honraba a la Diosa “Salud” considerándola más importante ,incluso,  que el propio Dios del Bombo.

No hay explicación científica posible para que, ante una probabilidad de 1/85.000, la población viviera el Día del Dios del Bombo con esa expectativa e ilusión pero… debemos recordar que era una sociedad que creía que pisar una mierda de perro traía suerte…

No disponemos de más información fiable que aportar a este análisis hasta que podamos analizar los antiguos blogs, los vídeos  y el resto de material . La dificultad de traducir estos engorrosos , lentos y anticuados formatos nos demoraran en la presentación del Informe Final.

Yur Sefordit

Investigador de la Comisión de Estudio del Siglo XXI.

New City, 21 de Diciembre de 3.315.

NB : ¡Suerte!

Cosas horrorosas (de Navidad).

Los extremos siempre mal…

Hay de los que se vienen arriba…

Y los que no…

Los hay que deciden colgar este adornito en el árbol. Un extraño niño Jesús que según como, parece un dedo.

O la pezuñita de uno de los nueve renos que llevan a Papa Noel , eso sí,  con las pertinentes bolas navideñas.

También está el iluminado que diseñó este Papa Noel, centauro. Si, centauro…

Para finalizar, dos árboles.

El medio árbol, para apoyar en una esquina.

Y, este, que directamente e intencionadamente, lo han puesto al revés. No es feo pero es raro…

 

Mafalda, Charlie Brown y Miki & Duarte.

Unas dosis de Mafalda & Cia.

Los que tienen claro lo de Mafalda son  Miki & Duarte.

Otro clásico , Charlie Brown.

Y, acabamos con otra joyita de Miki & Duarte, de plena actualidad. ; – )