Hawi & Sumi

hawi

El cambio de estación en este blog, se produce cuando Hawi deja de bailar… Mientras ella se mueva, estamos en veroño. Ni verano, ni otoño…

Hawi es la pequeña muñeca que me acompaña desde hace un año. Se mueve con energía solar y está en un alfeizar de una ventana que veo al salir de casa. Verla, se han convertido en una rutina. Uno de esos detalles insignificantes del día…

En este año, Hawi ha sufrido tormentas, lluvias, granizadas, viento y frío. El sol, su aliado, pero también su enemigo, ha desgastado los vívidos colores con los que llegó a mi casa, pero… ha sobrevivido a todo y este verano, ha estado bailando otra vez… Tiene un pequeño tic y emite un click click que antes no se oía, pero …ahí está. Bailando…

Lo que no os he dicho que, desde hace dos meses, Hawi tiene un compañero.

sumi

En un alarde de originalidad, lo he llamado Sumi.

Sumi estaba en una estantería de “Oportunidades” a 0,50€. Lo encontré muy simpático y lo puse en el alfeizar de la ventana, junto a Hawi. Él está más nuevo, sus colores son más brillantes y, sorprendentemente, baila en el sentido contrario que ella. Si ella se balancea hacia la derecha, él lo hace hacia la izquierda. Los primeros días, lo paraba con los dedos y lo coordinaba con el ritmo de Hawi. Ahora, ya no. Hay veces que los veo conjuntados y, otros, arrítmicos perdidos…Los dejo a su aire…

Esto me ha hecho pensar en el concepto de soledad que nos rige. Nos aflige, nos oprime, la tememos cuando, en realidad, la soledad es un hecho objetivo. No es bueno ni es malo. El adjetivo, el sentimiento que provoca sólo puede interpretarlo cada individuo y de forma diferente. Feliz o triste. Deseada o temida. Nueva o vieja conocida. Obligada o por elección… Cada soledad es una edición original y única…

sumihawi

A Hawi, la compañía le ha venido impuesta. Igual prefería estar sola, con su tic y su baile.De repente, ha aparecido un luchador de sumo en su parcela del alfeizar de la ventana. No sé si acabaran siendo amigos… Yo creo que sí porque Sumi se mueve bien pero , de momento, no bailan al unísono todos los días…

Aunque…no me hagáis mucho caso. A veces, olvido que son dos muñecos de plástico…

 

 

 

 

Localizador.

Una foto, inspira un texto. Este es el texto.

La foto, al final….

Localizador

Nada hacía presagiar que aquel iba a ser un día tan…especial. El ritual matutino había discurrido en absoluta calma y con armonía de tempos. Había decidido ir a trabajar en bici, para disfrutar de este tiempo veraniego en este otoño recién estrenado…

Me dedico a localizar espacios para anuncios, películas y todo lo que necesite un espacio concreto. ¿Quieres un árbol solitario, en medio de un prado como el de la carátula de “A dos metros bajo tierra”? ¿Un cole, de verjas verdes y setos cuidados, para ese anuncio del papi que va a recoger a su prole al cole, con el monovolumen de turno? ¿O te interesa una casona antigua y abandonada para un corto de terror? Yo te lo busco… Siempre llevo conmigo mi cámara de fotos y, ahora, el iPad para localizar lugares que veo y que después me pueden ser útiles. No sólo busco, también me encargo de todos las gestiones con propietarios, papeleo burocrático, permisos de Ayuntamientos…Vamos, te entrego un lugar en el que puedes filmar, fotografiar o…celebrar una fiesta.

Había recibido un encargo de un joven director de cine. Necesitaba una fábrica vieja o una nave industrial abandonada pero…debía tener grandes ventanales en forma de arco. Nunca pregunto el por qué. ¿Ventanales de arco? Ventanales de arco. Mientras me describía sus necesidades, mi mente localizó un local precioso, en una zona industrial de Barcelona muy activa en los años 70, que tenía unos hermosos ventanales . Y de arco. Había sido un Vivero de Artistas que tras los recortes municipales, se había quedado sin uso. Yo había asistido a la exposición de una amiga fotógrafa…Por eso conocía ese lugar…

Hice las gestiones pertinentes para poder ir a verlo y saber si podía ser el lugar ideal para mi cliente y , allí me fui, con mi cámara de fotos.

Desde el exterior , me pareció un emplazamiento idóneo. Al entrar…

Me encontré un magnífico espacio…con nube propia… Primero pensé que sería un montaje de alguno de aquellos creativos artistas pero, al acercarme, pude comprobar que no. Era una nube.

Una nube de verdad.

Tras unos instantes de confusión, me puse a admirar aquella maravilla natural. ¿Qué hacía allí una nube? Y como si se lo hubiese preguntado, una fina lluvia se depositó en el suelo. Se podía leer : “No me delates. Me he escapado del cielo y de mi madre, una nube muy gorda y muy gris, porque no quiero ser tormenta”.

Le prometí  silencio: nunca le diría nada al cielo, ni a la nube madre…

Al joven Director, no le gustó el local. La nube, le molestaba.

Incluí la nube en mi catálogo de localizaciones, pero nadie , jamás, se interesó por ella.

Voy de vez en cuando a verla…

Allí sigue, negándose a  ser tormenta.

Del artista , Berndnaut Smilde ( Amsterdam)

Nimbus, 2010.

Cuatro píldoras…

La primera píldora va de “Arte Urbano”.

Soy especialmente fan de esta disciplina y espero, algún día, encontrarme un Banksy en Barcelona pero, mientras eso ocurre, podemos deleitarnos con otros artistas de la calle.

En Jaén.

likes

En Vancouver, Canadà. Del artista urbano  que firma como  I♥.

sbcn

En Barcelona , del artista Sam3. “The small birds are the tree’s words”.

La segunda píldora está asociada a una neuralgia que me afecta a un brazo, cuando mi cabeza ( con todo su peso) y la almohada ( traidora ella), se alian para hacer que todo eso , descanse sobre el pobre brazo que , hecho polvo se pregunta ¿Qué hago yo aquí?.

Así que coincido con el titular de este invento: Brillante.

La tercera píldora es un DIY. Para la gente que sepa hacer labores y que le pirren los cojines. La única cosa a tener en cuenta es que este diseño de cojín, debe ser ubicado en casa con previo aviso a todos sus habitantes… Si abres la luz del salón y te encuentras esto, seguro que te ríes pero, primero: gritas!.

La cuarta y última píldora es multidosis. Van un par de chistes , para cerrar esta toma con una sonrisa.

 

Maridaje: pintura de pizarra, botella, flores.

Me regalan una botella de Marqués de Murrieta Primer Rosé. A mí me gusta mucho el vino rosado que, ahora, parece estar de moda. De repente ( gracias!), merece un respeto y eso ya me va bien, porque las bodegas se afanan en crear vinos de excelente calidad. Y rosados…

rosado

Este Primer Rosé de Murrieta es espectacular. A la temperatura idónea-personal ( a mí me gusta muy, muy frío) se convierte en uno de esos caldos para deleitarse.  Es, según las Bodegas,  el primero en elaborarse 100% con uva Mazuelo que se comercializará a nivel mundial . (…) El Mazuelo, una uva de extraordinario carácter y escasa producción en Rioja, consigue que Marqués de Murrieta Primer Rosé destaque por su singularidad aromática y por su color tan particular acompañado por un paso de boca de elevada armonía.

Esta primera añada ha estado limitada a 5000 botellas y yo tengo una. En su interior, ya no hay vino ( qué bueno estaba!) . Me gustó tanto la botella que la pinté con pintura de pizarra en color crema. Dejé la franja inferior del cristal original para que se vieran los tallos “reposando en el interior”.

jarron1

Este fin de semana estuve en un lugar en el Pre-Pirineo, dónde las rosas crecen en plan salvaje. Fueron plantadas por los vecinos y ahora, los rosales ya están desmadrados, adaptándose al entorno. El frío ,que ya ha llegado, ha parado la floración pero aún había unos capullos que salvar de las noches heladas.  El lugar precioso del que provienen, además, me conecta con experiencias también preciosas así que, esos capullos son más bonitos aún de lo que parecen a simple vista.

Pues eso, he hecho mi maridaje particular : un excelente vino rosado, una botella bonita, mi pintura de pizarra y las rosas preciosas del pueblo.

jarron2

 

Sentarse.

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:

1)Poner o colocar a alguien en una silla, banco, etc., de manera que quede apoyado y descansando sobre las nalgas.

sentar1

2)Dicho de una cosa o de una acción: Hacer efecto en la salud del cuerpo. “Le sentará bien”.

sentar2

En estos lugares, me quedo con la segunda acepción.

Sentarse ahí, sienta bien…

El sabor a gloria…

tom1

Casi lo cosecho, pero me dije: “Espérate, ansiosa”. Ese mismo día, llovió a gusto y pensé que mi decisión había sido del todo oportuna. El tomate podría disfrutar del menú de lluvia abundante de la Madre Tierra …

Ayer volvió a llover y, por unos minutos, ¡granizó!!! Lo primero que pensé es en mi tomate. Me asomé a la ventana y lo vi, allí, resistiendo los golpes de las bolas de hielo…Un héroe, vamos.

tom3

Hoy lo he recogido de la mata. Ya no puedo asumir más riesgos.

Con el respeto que se merece, lo he partido en dos.

Después, el ritual mediterráneo: una pizca de sal y aceite de oliva virgen.

tom2

Me ha sabido a gloria.

La corbata de bacon…

…Siempre matizo que son horrorosas bajo mi punto de vista…No vaya a ser que alguien diga : “Pues yo veo monas, estas botas/sandalias/o-lo-que-sea tejanas”…Si pasa, acepto que contra gustos, ya se sabe, no hay disgustos pero…lo que pongo a continuación es lo que yo considero “Una Cosa Horrorosa” .

Las botas de jeans…Ya se sabe que los jeans quedan bien con casi todo. Con según que complementos, puedes ir arreglada y con otros, hippie total…Su versatilidad es increíble pero, esto, es llevar ese concepto demasiado lejos…

Cosa Horrorosa nº 1

En la Paris Fashion Week se vieron estos zapato- peluche… Tampoco hay mucho más que comentar.

Cosa Horrorosa nº 2

¿Y estos? No sé ni que escribir…

Cosa Horrorosa nº 3

Ahora viene Chanel … Esta cosa, además, tiene un precio desorbitado. Primero, os la enseño y después, os explico la genial funcionalidad que tiene ese diseño del Sr. Lagerfeld…

Cosa Horrorosa nº 4

Pues que sepáis que , esos momentos tan molestos, al volver de la playa, en los que tienes la toalla húmeda y no la puedes poner en la bolsa ya tienen solución. Esa toalla que te cuelgas del hombro, del brazo o del cuello… Esa toalla que molesta…Esa toalla, con este fantástico bolso Chanel, se cuelga y te la llevas aireadita. ¿No es fenomenal?

Ahora, un par de velas…Mira que hay velas monas. Incluso, las más minimalistas. Estas son un despropósito.

Cosa Hororosa nº 5

Cosa Horrorosa nº 6

Y…Esta…La corbata de bacon. Sí, de bacon…

Cosa Horrorosa nº 7

Cualquiera de estos objetos son atentados estéticos.

Bofetadas visuales…

Me veo con la obligación de compensar tanto horror y dejo una bofetada…visualmente estética. ; – )

Entrenando el izquierdo.

icard

Matthieu Ricard era un bioquímico del Institute Pasteur que lo dejó todo para irse al Himalaya y hacerse monje budista. Era uno de los colaboradores más cercanos del Dalai Lama y tiene el título simbólico de ser “el hombre más feliz del mundo”.

Como sujeto de estudio en la investigación del Profesor Davidson (Universidad de Wisconsin) sobre la Plasticidad de la Mente, Matthieu reventó los marcadores y consiguió puntuaciones nunca vistas en cuanto al uso del hemisferio izquierdo del cerebro. Haciéndolo muy básico (y un poco frívolo): la actividad en el córtex derecho está asociada a la tristeza, la depresión, la negatividad y en el izquierdo ocurre todo lo contrario . Allí el córtex es optimista y positivo ( es una fiesta continua!).

cerebro

Cuanto más pensamos en negativo, más actividad neuronal en la región derecha. Si por el contrario, nuestros pensamientos son positivos, la zona que va loca  es la izquierda. Localizada la cuestión en nuestra geografía cerebral, se plantea la siguiente cuestión : ¿El cerebro es “fijo” o se transforma?.

Las evidencias científicas nos dicen que es plástico, que puede cambiar…Matthieu lo explica con un ejemplo de violinistas. Un virtuoso con una media de 10.000 horas de práctica, tiene unas nuevas áreas en la actividad que responde al control de los dedos. Su cerebro, por la práctica larga y continuada ( entrenamiento) se ha transformado.Ha cambiado respecto a cómo era previamente al proceso de “aprendizaje ” de tocar el violín. Es cierto que el cerebro es plástico… y también la mente, por defecto.

La mente es plástica… y transformable. Y aquí ya podreís intuir la cuestión transcendental : ¿Podemos entrenar para modificar nuestra estructura mental y hacer que el hemisferio izquierdo sea el que gane la batalla de los bandos cerebrales?. Pués segun el monje Matthieu Ricard y los estudios de Davidson, sí es posible.

felicidad

Posible pero no fácil . De la misma forma que en un gimnasio fortaleces los músculos del cuerpo, en el cerebro se irá fortaleciendo la zona que más utilizamos ( o sea , la que más entrenamos).Cuantos más pensamientos negativos , más entrenamiento para el córtex derecho y , por lo tanto, más ansiedad, angustia y frustración. Entrenar el izquierdo es que el te puede proporcionar la “felicidad”, “Bienestar”, “la emoción placentera”. Y cómo los músculos, el cerebro cambiará y nos hará usuarios, por defecto, del hemisferio izquierdo, el más entrenado para afrontar las circunstancias externas de la vida.

El entrenamiento consiste en poder dedicar un tiempo al día ( llámalo meditación o como quieras), limitado y fijo para acumular horas( como en un entrenamiento cualquiera) en lo de pensar en positivo. Cada día, 15 minutos, por ejemplo. Si lo haces regularmente, puede ser que tu cerebro se transforme y seas de esa minoría que disfruta del “bienestar”. Si no consigues tal gesta, por lo menos, servirá para neutralizar la actividad del otro lado . Por desgracia ,  la Depresión como patologia mental es una de la epidemias del siglo XXI así que, visto lo visto, sería bueno intentarlo.

cerebrotra

Como veo que es necesario mucho entrenamiento, apostaría por introducir una asignatura en las escuelas , para todos los niños del mundo, en la que simplemente, se les enseñara a pensar en positivo. Es la única asignatura que debería tener “deberes para casa”… Proporcionaremos a los que vienen, un hemisferio izquierdo pletórico que, por lo menos, ayudará a resolver los conflictos de la vida de otra manera. Con otra actitud… y desde el principio.

Y aunque a mí ya me pilla crecidita, voy a aplicarme eso ( muy propio del córtex izquierdo) de “Nunca es tarde si la dicha es buena” y voy a empezar a entrenar. Mirando hacia dentro , aplicando antídotos a cada emoción negativa y haciendo que mi mente, haga unas cuantas flexiones y un poco de ejercicio aeróbico…

¡Eh! ¡Y sin agujetas!

NB : Aquí la charla TED de Matthieu Ricard “Los Hábitos de la felicidad”