Ya viene.

Este año he comprado mis turrones favoritos vía online.

Tal como están las cosas (o dice que están), no me he querido arriesgar.

Si no los “escondo” a nivel visual, con total seguridad, desaparecerán antes de tiempo.

Al dejarlos en la despensa, ya he localizado las luces y toda la parafernalia decorativa de la Navidad.

Está viniendo…

Photo by Annie Spratt on Unsplash

NB: Sirvent. Maestros artesanos del turrón. Yo iba con mi padre, cada Navidad de mi infancia…

 

 

Plagio.

Finalmente, el que juega con las cuerdas del universo a su antojo, (llamadlo “El Hacedor”, “Dios”, “molécula de inteligencia suprema” o “alienígena juguetón”) ha decidido hacer un Copiar y Pegar de las mejores tramas de ciencia ficción que nuestros autores han inventado y está preparando un final apoteósico para la humanidad. 

Ya se ha cansado: demasiados capítulos de una serie en la que la historia se va repitiendo. No interesa. No sorprende. No hay renovación para una próxima temporada. Se siente.

Photo by Arno Senoner on Unsplash

Así que ha unido todas las tramas ya conocidas: la devastación de los recursos de la tierra; la escasez de suministros; el cambio climático que ya es imparable; una pandemia mundial que ponga en jaque al planeta; desigualdades sociales que movilicen a la población y desestabilicen el sistema conocido y, finalmente, el impacto de un asteroide. 

Esto del asteroide tampoco es nuevo. Está dentro de las posibilidades naturales de extinción de la vida en un planeta. Si no, que se lo digan a los pobres dinos que ahora forman parte de nuestros combustibles fósiles. Eso sí, la NASA ya está ensayando como desviar uno. Por si acaso…

Total, que el autor de nuestro apocalipsis podía haber sido más original. No sé: hacernos habitar en un mundo de nubes blancas y arcoíris luminosos, donde todos vivimos en armonía, felices y contentos. Dónde no falte de nada: de lo material y lo más importante, del amor y del afecto. Y en ese estado de bienestar, ajenos a lo que no controlamos y no podemos controlar, que llegue el pedrusco e impacte creando un precioso espectáculo de fuegos artificiales.

Photo by Joel Filipe on Unsplash

Finales así son los que enganchan a la audiencia. No los plagios de nuestras ideas más descerebradas… 

Necesitamos humor.

Necesitamos humor. Como el aire que respiramos.

Risas, sonrisas, buen rollo. Es un buen antídoto a esta atmósfera que nos rodea en la que parece que cuanto peor, mejor.

He descubierto esta tienda en Barcelona : La llama, art, books & humor.

Pequeñita y curiosa. Especializada en literatura de humor , humor gráfico y en todo tipo de accesorios “humorísticos”.

Buen momento para leer los monólogos del increíble Pepe Rubianes

También tienen una sección de arte y organizan actividades de todo tipo.

Print de Manu Guayre

No podía faltar una sección a la que llaman “Cosas”, llena de cosas : bromas, postales, juguetes, papelería, etc.

He elegido dos camisetas.

Pues eso : Art, Books & Humor. Viene bien.

También online: La llama store

En retrospectiva.

Hace más o menos un año (23/11/2020), en este blog , publicaba la fotografía de la luna en fase de cuarto creciente. En el texto que acompañaba las fotos, narraba que había confinamiento perimetral municipal y toque de queda a las 22:00 h. Se hablaban de las “prometedoras” vacunas que se estaban desarrollando.

“Retrospectiva” hace referencia a “observar hacia atrás”.

Hoy, doce meses después, he fotografiado la luna llena que ha tocado el día 19. No hay confinamientos generalizados, ni toques de queda y la campaña de vacunación ha sido un éxito.

Cuando nos quejamos de lo que supone seguir viviendo en un periodo pandémico, aunque más controlado, vale la pena lo de la “Retrospectiva” . Hay que recordar de dónde venimos, tanto para no repetir errores como para congratularnos del hoy.

En esta foto de la luna llena, todo es diferente.

Y es mejor.

Viernes: música!

Hace tiempo que no aparecía en el blog “Playing for change”, el proyecto musical y fundación de Mark Johnson que reúne músicos de diferentes culturas, para fomentar la paz y el cambio a través de la música. Si no lo conocéis, vale la pena saber un poco más de esta fantástica iniciativa.

Y la música es genuina y genial.

«Peace Train» Yusuf/Cat Stevens

 

 

Fotos de trofeos, huevos y un muñeco de nieve.

Esto sí. Trofeos animales, no

Photo by Viktor Bystrov on Unsplash

La humanidad en una caja de huevos: todos diferentes, todos lo mismo.

Photo by Kelly Neil on Unsplash

Empatía total con el autor de este muñeco nieve. El único que yo he hecho en mi vida era infinitamente peor…

Photo by Vladyslav Melnyk on Unsplash

Píldoras de piedras.

 

ro3

En Chichibu, Japón, hay un museo de piedras.  Se llama Chinsekikan, que quiere decir “Sala de Piedras Curiosas”. Tienen más de 1700 piedras que asemejan rostros humanos.

ro2

He recordado que yo encontré una piedra que sonreía.

piedras2

Y otra que tenía forma de corazón. Llamaré al Museo…

lovestone

Esto es un trabajo increíble que requiere mucha paciencia, equilibrio y control de la gravedad.

micahel-grab1

michael-grab2

Es de Michael Grab ( Colorado)

grab3

Y , para acabar esta dosis de piedras, una roca enorme que parece un elefante. Evidentemente, se llama la Roca del Elefante y está en las Islas Vestman de Islandia.

fante

La foto es de Diego Delso.

Júpiter, muy lejos.

Veo la luna, preciosa, con una cosa brillante al lado.

Consulto mi aplicación SkyGuide : ese puntito brillante ,que no alcanzo a fotografiar, es Júpiter.

El planeta más grande del sistema solar. 11 veces mayor que la tierra.

Os prometo que estaba al lado pero…muy lejos.

Una trampita…

Casi todas las historias que se me ocurren se concretan en relatos cortos. No me da para más. Tengo uno empezado que se titula “Empezar de cero” ( valga la redundancia ) que está fluyendo bastante bien, aunque me supone dedicar un tiempo a investigar sobre los algoritmos y la IA. Pensé -como cada año por estas fechas- “¿Y si lo convierto en novela?” y en eso estaba cuando entré en mi carpeta de “Restos Olvidados” y me encontré con la novela corta ( esta vez sí) de casi 100 páginas bastante bien construidas que se me quedo muerta en la mano en el 2019. Sin continuidad ni final.

Zapatos de tacón del 46.

Estos días me la he releído y he valorado el tiempo que invertí en saber más de los tiempos de la República, de la Guerra Civil, de los “Usos amorosos de la postguerra española” de Carmen Martín Gaite, de los Crossdressers . Y lo más alucinante es que me inspiró mi abuelo (QEPD): el zapatero que hacía zapatos para las vedettes de El Molino ( y, también para algún crossdresser) en la pre y postguerra española.

Así que voy a hacer una trampita al NaNoWriMo y no voy a empezar nada.  Voy a intentar acabar la de los zapatos porque merece tener un final. Sea para trasladarla de carpeta en mi PC, sea porque lo de mi abuelo me tira…

Photo by Raoul Ortega on Unsplash

#NaNoWriMo , again.

Ya vamos tarde.

Empezó el día 1 de Noviembre: el mes del #NaNoWrimo.

El reto: escribir una novela, esbozo de novela o lo que más se le parezca,  en un mes.

50.000 palabras.

Solo he tenido un #NaNoWrimo exitoso con “Te voy a llevar al huerto”. El resto, se convirtieron en relatos largos o novelas cortas o en ideas que fueron avanzando, pero se quedaron en punto muerto  ( 32.560 palabras . Ops! ). Están en una carpeta de Proyectos Olvidados.

Como no paran de llegarme mails del NaNoWriMo, han vuelto a hacer que me pique el gusanillo. Que me entren ganas .Es por eso, que nunca me he dado de baja de ese portal. Porque en el fondo sé, que una vez al año,  alguien me va a recordar lo mucho que me gusta escribir.

Y aquí estoy, pensando si este año, podría…