Píldoras del primer día de primavera…

Primero, decoración. Por relajar la vista…

Detalle : Cojín estrella.

cojinestrella0

Y…tres flores de hortensia…

hortemsia

Posibilidades para reciclar las latas de conservas.

flores

macetas

juegolatas

Ahora, una dosis de arte… Guido Daniele es un reconocido artista de pintura corporal. El realismo de su efímera obra es increíble…

Primero, conozcamos a Guido.

Hand-Painting-Art-Guido-Daniele-28

Algunas de sus obras :

Hand-Painting-Art-Guido-Daniele-24

 

Hand-Painting-Art-Guido-Daniele-12

Hand-Painting-Art-Guido-Daniele-21

Lo que viene a continuación, también es pintura corporal. El artista, Craig Tracy…

craig-tracy-body-art-ilusions-1

Esto es humor gráfico pero con letras…Es humor tipográfico y…trata de ciencia!

Genial.

De Kapil Bhagat

minimalist-typographic-scientist-posters-kapil-bhagat-9

 

minimalist-typographic-scientist-posters-kapil-bhagat-3

 

minimalist-typographic-scientist-posters-kapil-bhagat-6

Un chiste buenísimo. Me hubiese ido bien para ilustrar lo que escribí acerca de los Yoístas. “El Yoísta y la personalidad cactus”. Es de la diseñadora gráfica Meri Gil.

 

Martires

Y, hasta aquí,  las primeras píldoras de la primavera 2019…

NB : ¡Me faltaba el making of de la pintura de Craig Tracy! Ahí va.

craig-tracy-body-art-ilusions-1b

Y repito…Para el detalle.

craig-tracy-body-art-ilusions-1

 

De huevos…

Hoy, iba yo en mi coche, oyendo la radio cuando se inicia un interesante espacio monotemático sobre los huevos. Rápidamente, ha captado mi atención. Una de las cuestiones que se han tratado es si los huevos se deben conservar en la nevera o no. Un “To be or no to be” en toda regla.

No es algo nuevo para mí, ya que hace un tiempo comenté este tema de huevos con una amiga que me hizo ver que en las casas de payés, los huevos no están en la nevera. Es más, esas hueveras de alambre tan monas, ¿Para qué sirven si no es para poner los huevos allí, en una despensa? Me pareció lógico pero…entonces ¿Por qué los huevos están a temperatura ambiente en los comercios? ¿Por qué no están en la zona refrigerada? Y, otra cuestión más desconcertante : si los huevos no requieren nevera, ¿por qué suele haber una zona específica para los huevos en el frigorífico?

Es un tema de huevos, ¿o no?

Sé que estaréis impacientes y emocionados por saber qué hacer con los huevos, así que sin demora os anuncio que : se deben guardar en la nevera.  Desde que las gallinas los ponen ( siempre pienso que eso, debe doler lo suyo) hasta que los llevamos a casa, los huevos han estado a temperatura ambiente. De esta forma, no se rompe la “cadena de temperatura” ( es cadena de frío pero en este caso, no hay …). Después, lo que hacemos es conservar su estado de compra que teóricamente es muy fresco ( 1 o 2 días de puesta). Si no los refrigeramos, se pondrían en mal estado más rápidamente. Han dicho que “el huevo” es un organismo vivo que va evolucionando, así que en temperatura ambiente pasan cosas

Tampoco hay que lavarlos. NO! El momento para hacerlo es antes de su consumo pero nunca al guardarlos…El huevo tiene millones de poros para que el pollito en proyecto que nos vamos a comer (sé que ha sonado mal) pueda respirar. Esta textura porosa en la cáscara, está recubierta de una cutícula que preserva el huevo de las bacterias y bichos ( tipo salmonella) que podrían penetrar por esos poros. Al lavar, arrastramos esa capa protectora y dejamos al huevo sin defensas.

Por cierto, si hay que separar las claras , es mejor sacar los huevos media hora antes de su consumo. También es mejor para cocinarlos, ya que al no exponerlos a cambios de temperatura drásticos, hay menos posibilidades que se rompa la yema…

Las fechas de caducidad son de “Consumo Preferente” , así que un huevo puede durar bastante más que lo indicado. No han precisado el tiempo ( es como cargarse la obsolescencia programada de los huevos, que también hay) pero sí que han explicado el tema infalible para saber si los huevos están frescos.

Recipiente de agua y sal. Depositas el huevo, suavemente. Si se va al fondo es muy fresco . La yema es densa y aún no se han producido destrucciones de tejido y acumulación de agua y aire. Si flota , coger ( ya da igual si suavemente o con brío) y tirar a la basura…También hay temas de”detalle” : según los grados de desviación al flotar, se puede saber el tiempo aproximado de puesta. Por poner un ejemplo : Formando un ángulo de 45 grados: puesto hace 6 a 8 días…Esto ya es muy de experto…

 

Y, por último, me han desmontado un mito. ¿Cuántos huevos se pueden comer a la semana? En casa, no nos solemos pasar de dos por lo del colesterol…¡Error! Hasta uno al día, es lo que dicen los últimos estudios. Olé.

NB : Las fotos son de la fotógrafa brasileña Vanessa Dualib . Hace cosas impresionantes ( y con mucho humor) con la comida.

Advertencia : riesgo de contagio.

Este tipo es Adam Savage , uno de los miembros del programa “científico-lúdico” Mythbusters ( Cazadores de Mitos) http://es.wikipedia.org/wiki/Mythbusters., emitiendo un bostezo de esos guapos en el que no solo expandes la mandíbula, sino que, además, realizas ese extraño estiramiento de brazos, por encima de la cabeza, amplificando el efecto de liberación-relax-bostezo.

 

Los Cazadores de Mitos querían comprobar si el mito de que bostezar es contagioso, era verdadero . Califican el mito de “Confirmado”, “Posible” o “Cazado”. Encerraron a unas personas en una habitación y a la que uno empezó a bostezar, la gran mayoría le siguieron … El bostezo es un acto fisiológico  que, como todo lo que hace el cuerpo, tiene una función. En este caso es una alerta. Una alarma. He leído que , al bostezar, llega más cantidad de oxígeno al cerebro que está emitiendo una señal de cansancio ( del tipo que sea: físico /intelectual) . Hay muchas teorías referidas al bostezo y, en todas ellas, se intenta explicar por qué un bostezo se contagia. ¿Por qué?. No se sabe. Mimética inconsciente, transmisión de la señal de alerta, neuronas espejo, sincronización de comportamientos… La cosa es que se contagia.

Es más, si pensamos en bostezar….Augghhhh!!! …bostezamos.Y pobre del que lo reprima : la sensación es de lo más desagradable. Por lo tanto, hay que dar libertad al bostezo.

Otro acto fisiológico contagioso es la risa. Terapéutica al 100%, la risa es una de las armas de defensa y protección del cerebro, sofisticada y eficiente. Es capaz de neutralizar la agresividad, de aumentar la chispa de la vida, de relajarnos hasta llorar o activar la vejiga de forma abrupta… Hay una tribu , de esas fascinantes y perdidas, que hace de la risa , un elemento pacificador en los temas de la comunidad. Cuando los miembros de la tribu se enfrentan de forma agresiva, se enfadan o discuten, el resto de componentes se abalanza sobre ellos y les hacen cosquillas . Se parten de la risa y , así, evitan partirse la cara… ¡Qué pena que no esté instaurada como asignatura obligatoria en nuestro sistema educativo! ¿Qué toca hoy? Risoterapia, Carcajadología…

 

En el 2009 se presentó “Laughology” , un documental del canadiense Albert Nerenberg centrado en le estudio de la risa y que contó con la participación de Doug Collins, el hombre con la risa más contagiosa del mundo. Doug, un conductor de autobuses de Tennessee tiene una risa que detona químicos cerebrales y trabaja músculos abdominales que sólo décadas haciendo yoga logran activar.

Es posible que al inicio de este post, se os haya escapado algún bostezo que otro pero para finalizar unas risas con Doug Collins y ,si hay suerte, nos contagiaremos. : – )

 

 

 

No me lo puedo creer…

Primero, he oído aquel extraño aleteo. Raro, muy raro, teniendo en cuenta que estoy encerrada en un despacho minúsculo en el que no hay ventanas. Pero me ha pasado lo mismo que en las películas: cuando me giraba o levantaba la cabeza para mirar de donde procedía aquel sonido, el silencio era absoluto. A la que dirigía mi mirada a la pantalla del ordenador, ya estaba allí: flop, flop, flop

“Mira, es lunes y estás muy estresada” eso es lo que he pensado, dándome ánimos (algo que ya viene siendo habitual en los últimos tiempos) pero, entonces, cuando ya estaba más calmada y centrada en aquel listado de costes, me cae una plumita blanca en el teclado. Flip…

Como está feo eso de decir tacos, no voy a volver a reproducir el ¡Joder! que me ha salido del alma. ¿Qué hace un pajarito blanco en mi despacho? – me he preguntado en un tono infantil y estúpido. Incrédulo…Y con un poco de susto porque, inmediatamente me ha asaltado la idea de que fuera una paloma y yo, les tengo terror a esas aves…

Cuando me he atrevido a mirar hacia arriba, lo que he visto me ha dejado paralizada. Un niño, de ricitos rubios y mejillas sonrosadas, tirando a gordito (se le hacían esas arruguitas tan graciosas en las rodillas) y…con un par de alas, de plumas blancas, sobresaliendo de su espalda. Estaba sentado en el aparato de aire acondicionado, y agarrado a los conductos, como si fuera a caerse.

Tras procesar esta información, “niño gordo con alas, sentado en mi aparato de aire acondicionado”, he mirado al niño con atención y he observado que llevaba un arco en la mano y aunque no he visto ni una sola flecha, me ha parecido que podía ser peligroso. He decidido gritar con todas mis fuerzas, pero, cuando ya iba a dejar que el aire rasgara mis cuerdas vocales, el niño me ha hecho una señal con la mano, poniéndose un dedo en la boca. Y supongo que por el hecho de que es un “niño”, he cerrado la boca. ¡Una broma! ¡Claro! Yo que soy la anti San Valentín de la oficina, la que celebra el día de los No Enamorados desde que me dejó aquel impresentable, soy la víctima de una bromita del Día de Marras. ¿Una cámara oculta?

Cuando miro al nene, pienso que se han pasado tres pueblos. ¡Angelito! ¿Cómo se han atrevido a colocarlo ahí? ¿Y si se cae? Este último pensamiento me ha permitido salir del estado de estupor que he sentido al descubrir a un querubín ubicado en mi pared y me he dirigido hacia él, dispuesta a socorrerlo. ¡Qué bestias, por Dios! Estoy segura de que es culpa de Martínez, el capullo graciosillo de contabilidad.

Hola, cariño. No te asustes, te ayudaré a bajar de ahí.

No me toques, humana. Ni te atrevas. Soy Cupido, ¿Acaso no me has reconocido?– el niño me habla con autoridad y una cierta mala leche. Aunque es una monada me parece muy repelente pero no me doy por vencida. Es un niño-Venga, precioso. Vamos a bajar, que la broma ya se ha acabado.

Otro flop, flop, flop y el niño, gordito y sonrosado, se mueve torpemente, moviendo sus alas con dificultad. Le veo el culete y los rizos de su pelo y…una flecha clavada en su espalda. Da un giro y deja de hacer flop para hacer plof.

Cae en la mesa de mi despacho, boca abajo, en una posición antinatural que me da miedo. De repente, lo oigo. Esa vocecilla cabreada…

De verdad, estoy bien. No siento dolor. Esto se veía venir. Han sido los malditos recortes de presupuesto. Hace unos años, sólo nosotros podíamos salir a disparar flechas en un día como hoy, pero, el mundo ha cambiado y también los humanos. Se envían flechas amorosas, flores, corazones, mensajitos a través de las redes sociales y todas esas apps que crecen día a día… Y, claro, nos ha sustituido por plataformas digitales y algoritmos matemáticos y cada vez, menos dinero para Cupido y su ejército…

A estas alturas, estar hablando con un niño, con alas de ángel que dice ser Cupido y que está espachurrado en mi mesa, con una flecha clavada en su espalda, no me produce extrañeza. Tampoco que me esté hablando de recortes presupuestarios y revolución tecnológica. Charlo con él, como si tal cosa.

– Las flechas están caducadas y la penúltima que he disparado, ha realizado una trayectoria y ha acabado, clavada en mi espalda. Si me sacas la flecha, me desintegraré. Y ya está. Te dejaré en paz. Os dejaré en paz a todos…

–  En todas las pelis que he visto, sacar una flecha es lo último que se debe hacer. Desgarra la carne. No voy a hacer eso. – Últimamente, he visto un montón de series y no hay truco policial o de supervivencia en una batalla que no me sepa.

–  Confía en mí. Soy Cupido. ¿No me ves?

Miro sus rizos y ese culete gracioso. Es lo único que le veo, puesto así, boca abajo. No sé porque, pero le creo. Justo yo, la más escéptica con eso del Día de San Valentín…

–  Vale. Te la sacaré. Pero, aunque yo no crea en ti, si al final eres Cupido, te desintegras y desapareces me haces responsable de una cosa muy gorda. Matar a Cupido. Eso es serio.

–  No te preocupes. Me iré de aquí, a otro lugar que no conoces, pero… volveré. No tengas ninguna duda. No olvides que el amor, nunca muere. Y, mira, esto no deja de ser una acción de presión para que nos den más recursos. Venga, quítame la flecha que puede entrar alguien y encontrarme aquí con esta pinta.

–  Lo haré– Cojo la flecha y cuando me dispongo a tirar, oigo su vocecilla.

–  Ah! Una cosa más… Lo siento, pero, la última flecha que disparé… Espero que me perdones, humana.

Y oigo eso del “perdón” y me quedo perpleja.

Ya no hay flecha, ni niño muerto.

Creo que me voy a pedir una baja por estrés. Estoy mal, muy mal.

Llaman a la puerta. Veo que aún hay plumas blancas por la sala. Las recojo apresuradamente y le digo al que llama a mi puerta que puede pasar. Y ahí está Martínez, el de contabilidad, con cara de besugo y los ojos muy, muy brillantes. Sostiene un gran ramo de flores en su mano. Me lo entrega, junto con una postalita de un corazón ribeteado de blonda blanca. Horroroso, por cierto.

–  Siempre he querido decirte que me gustas y que me gustaría que fuéramos a tomar una copa, para conocernos mejor. O a cenar, si lo prefieres.

Me quedo muda. ¿Martínez? Vaya con el niño gordinflón con la flecha en la espalda.

Si lo llego a saber, no se la saco…¿Martííínez? No me lo puedo creer…

 

NB : Una versión nueva del Cupido’s Killer

Avanzadilla San Valentín.

No puedo ser menos y no unirme a la masa, con corazones, Cupidos y amor. Esto se acerca y nos van a invadir por todas partes.

 

Y yo, contribuyendo… ; – )

Humor nimio.

Estas son cosas de Álvaro Carmona,  un multi-artista español ( según wikipedia : “cómico, guionista, músico, compositor e ilustrador”) que no es nuevo en este blog. Me encanta su humor.

Es una sorpresa grata,  que nace de la simplicidad absoluta . Hoy, Ilustraciones.

Por ejemplo : El Pódium de las abuelas de los atletas.

O este cerdo, ahogándose.

O este cerebro tan, tan humano…

La vejez…

 

Y para finalizar,  este texto “ilustrado” titulado : Duelo.

 

(Henry y Charles se citaron para celebrar un duelo)

______________ii______________

(Empezaron a alejarse mientras contaban: “uno, dos…”)

____________i____i____________

(“Tres, cuatro…”)

_________i__________i_________

(“Cinco, seis…” Y Charles sacó su revólver)

______i________________¬i____

(Sin esperar a llegar a diez, Charles disparó contra Henry)

______i_______________·_¬i___

(Henry, al oír el disparo, se giró y desenfundó su arma. Desgraciadamente, había ido con prisas esa mañana y, en lugar de un revólver, había cogido un boomerang)

______i›____________·____¬i___

(Henry, consciente de que la bala se acercaba, lanzó el boomerang con toda su alma contra Charles)

______i__›_______·_______¬i___

(Por desgracia, Henry no tenía mucha fuerza y el boomerang empezó a volver antes de lo que hubiera deseado)

______i____‹__·__________¬i___

(Henry intentó huir del boomerang y de la bala de Charles, aunque como no hay tres dimensiones en estos dibujos, lo hizo en la dirección a la que iban tanto el boomerang como la bala)

___i__‹_·________________¬i___

(Henry corrió con todas sus fuerzas, pero no fue suficiente, el boomerang primero y la bala después impactaron contra su cuerpo)

__i⋖____________________¬i___

(Henry cayó al suelo)

._ _____________________¬i____

(Charles se acercó lentamente a Henry)

._ ____________¬i____________

(Cuando estuvieron cara a cara, Henry dijo: “¡Puto boomerang! Mira que equivocarme, desde luego llevo unos días que no doy pie con bola. Y a ti ya te vale dispararme cuando solo íbamos por el seis”)

._ ¬i________________________

(Charles respondió: “Ostras, es verdad que era a la de diez. ¿Sabes qué pasa? Mi familia tiene gallinas y, como contamos los huevos por docenas, he pensado que contaríamos seis o doce. Y doce, me ha parecido mucho, ¿sabes?)

._ ¬i________________________

(Henry no dijo nada y finalmente murió)

.- ¬i________________________

(Charles, apenado por su error numérico, se apuntó con su revólver y disparó)

.- i¬________________________

(Fin)

.- .- ________________________

Moraleja: Por favor, contemos los huevos por decenas, comos los demás productos. Si no lo hacemos, mucha gente podría morir.

 

Cosas Horrorosas (Moda)

Lo sé. Es muy difícil innovar, hacer cosas diferentes pero…mi sistema perceptivo etiqueta estas prendas como “horrorosas”.

Cuando llegueís al calcetín-sandalia :  es de una marca de lujo y  vale 1.500€. No digo más…

Las dos prendas que vienen a continuación, se pueden conjuntar.

Por fin, los calcetines-sandalia!

Una camiseta que facilita la transpiración…

Lo más horroroso, lo dejo para el final.

Lo siento. ; – )