Falso Raquítico.

Vale, a primera vista puede parecer un huerto raquítico, pero, no.

Nada más lejos de la realidad: viene cargadito de una docena de tomates tipo Raf (además de los cherry que me producen tomatitos de forma continuada).

No había esperanza de que ese tipo de tomate estuviera cómodo en mi huerto, ¡pero…sí! Ha aguantado calor y plagas de orugas. Me dicen los que saben que la orugita de las narices, se llama Tuta y me sabe mal porque tiene un nombre divertido, pero se ha zampado dos de mis catorce tomates la tuta esa…

Ahora, el huerto está vigilado y mi único objetivo es que mis doce tomates lleguen sanos y salvos a una ensalada…

Prometen…

Será por este famoso calor veraniego que arrasa todo el país, será porque los estoy regando más frecuentemente, será porque están cómodos, será porque les vuelvo a prestar atención y, de vez en cuando, cuando sé que el vecino de al lado no me puede oír, les hablo con cariño…

Sea por lo que sea, este año, los tomates prometen…

El huerto y la infusión de ajo.

 

Es un cajón de madera de nada, pero, de vez en cuando, requiere de mi atención. En ediciones pasadas, ante la novedad, mis crónicas sobre el huerto urbano, eran más frecuentes, pero, con el tiempo, me he ido acostumbrando a su presencia y no le hago tanto caso… Él lo nota y me da un toque: ¡Eoooo! ¡Estoy aquí! Esta vez, unas manchitas blancas en algunas de las hojas del perejil y en dos tomateras que no prosperaron, me alertaron de la presencia de pulgón, ácaros o cualquier bicho susceptible de ponerse tierno y darse el banquete del siglo con mi huerto.

Así que preparé la poción antiséptica-ecológica-preventiva que tan bien me ha funcionado en las dos últimas ocasiones de invasión: la infusión de ajo. Cinco cabezas, machadas en el mortero a conciencia. La “pasta de ajo” se coloca en un recipiente con un litro de agua. Tapado y en reposo durante 24h. Al día siguiente, lo calientas a fuego suave durante 20 minutos. Una vez la mezcla se ha enfriado, se cuela, se pasa al difusor y se rocía el huerto con la poción. Mejor, de tres a cinco días seguidos y al atardecer. Un experto me dijo que la solución se oxida y deja de ser eficiente si le da el sol…

El invento funciona, pero… estas fotos huelen a ajo que no veas…

¿Lo notáis?; -)

Mis cosechas de arte…

Y del huerto, salieron obras de arte preciosas…

Unos tomates cherry que eran seis.

Unas cebollas jíbaras.

O las impresionantes zanahorias enamoradas.

NB : Fotos de mis cosechas montadas con Photofunia ( que engancha mucho, la verdad)

Noticias desde el huerto (Mayo’17)

Este año, las fresas han ido bien. Las han ido recolectando, de media docena en media docena, (parece más que seis) y han ido directas al zumo matinal. Como no lo he hecho yo, no he llegado a tiempo de fotografiarlas y lo sé, porque me lo gritan desde la batidora, mientras desaparecen y se fusionan con el zumo de naranja y una rodaja de piña…

“Traidora, has dejado que otros nos cosechen y no nos has inmortalizado.”

Es por eso, que, en un acto de desagravio, me he apresurado a fotografiar dos hermosos ejemplares que, además, son gemelos. Desgraciadamente, a estas horas ya no existen…

Además, me han regalado cinco plantitas de tomatera que sobraban de una plantación de huerto de esos de verdad, y las he plantado en el huerto urbano (que es más de mentira).

Tengo curiosidad por ver cómo funciona el tomate este año y más, esta variedad de tomate grandote. Lo mío se limita a los cherry…

Iremos informando.

Un huerto de verdad y huevos diversos…

 

huerto3

Me han regalado esta caja llena de tomates ( qué sabrosos, por Dios! ), pepinos, berenjenas, pimientos, patatas y calabacines gigantes.

Es en estos momentos, cuando me doy cuenta que mi huerto, no es un huerto. Es un cajón de madera con cuatro plantitas… Eso sí, precioso e inspirador. (Sé que me oye y con según qué comentarios, se me ofende).

huerto3

Además de los productos de la tierra, me han obsequiado con una docena de huevos de gallinas felices (según su propietario).

huevos1

Cuando tienes este tipo de materia prima, un huevo frito se convierte en un plato exquisito de altísima cocina …

NB : Por cierto, esta es mi cosecha…

cosecha2

 

El huerto se me viene arriba…

Jo, qué calor! Yo me voy quejando -junto con el resto de ser humanos que me rodean-mientras mi huerto parece decir : ¡Olé, caloret, venga, para arriba!

La albahaca está súper frondosa.

albahaca

La tomatera que creía ya “en-paz-descansen” se marca unos tomatitos sorpresa.

tomates1

Las plantas de guindilla se han agigantado ( en siete días, la cosa se ha acelerado)…

guindilla

Y tenemos una nueva adquisición al lado del orégano: una plantita de valeriana.

valeriana

Y yo que estaba preocupada porque este calor afectara al huerto…

huerto3

 

 

Tomates bajo la luz de la luna ( llena).

 

cosecha2

Me estaba esperando, toda ilusionada, a recoger mi cosecha de tomates en luna llena .Ya sabéis que la luna deja notar su influjo en los mares, en los campos, en los seres humanos… He leído muchos artículos sobre lo adecuado que es cosechar en noches de luna llena… Y eso era lo que me creía yo…

En esta web ( plantelia.com), hay un extenso artículo sobre la Influencia de la Luna en los cultivos. Proporciona muchísima información, documentada y con bibliografía y entre todo ese contenido he descubierto que los tomates, junto con las berenjenas, los pimientos y las calabazas, son de las denominadas “Plantas Indiferentes”.

Los tomates son indiferentes totalmente. O sea, la floración y el fruto no dependen del fotoperiodo ( tiempo de exposición a la luz) y menos de la luna. La luna los deja más que indiferentes. Pasan de ella…

lunallenatomates

Cuando salga con mi cestita ( monísima, con una estrella) , en plan hortelana urbanita que ofrece sus frutos a la madre luna, los tomates se van a morir de risa.

Aunque, como ocurre en la mayoría de las veces, “Quien ríe el último, ríe mejor”.

Van a la cesta.

cosecha4

NB : La foto, por eso, la he hecho. Digan lo que digan los tomates…

luna1

 

No todo el huerto es orégano…

huerto1

En mi huerto hay tomates, perejil, guindillas , albahaca y…orégano.

huerto2

El orégano ha crecido y está frondoso y…¡ha florecido! Cuando vi las flores, pensé que me anunciaban el fin del orégano. Esas han sido mis experiencias huertiles anteriores : floreció el brócoli, floreció la rúcula, floreció el perejil y hasta floreció una lechuga. Cada vez que han aparecido las flores, he descubierto que era “el fin de ciclo” de ese vegetal ( en lo que a mi huerto respecta). El perejil y la lechuga para tirar. El brócoli, lo mismo y la rúcula cuando florece , amarga y no se puede comer…

huerto4

Pues resulta que en lo referente al orégano es todo lo contario. Florecer es bueno. Mi sabiduría de hortelana , directamente al garete. Si. No tengo ni idea. Investigo y descubro que del orégano se cosechan las hojas y las flores. La época ideal para la recolección es en plena floración , cuando su sabor y aroma es más potente.

huerto3

Su etimología es griega y significa «planta que alegra el monte», porque crece silvestremente en la montaña y le da color. A mí, me ha alegrado el huerto…

huerto5

NB : No todo el monte es orégano : Se dice esta frase proverbial cuando queremos expresar que a veces no todo es fácil ni bueno ni ventajoso, sino que también hay cosas difíciles o trabas que impiden que podamos hacer las cosas con facilidad. Se emplea también para indicar que algo no es como lo imaginábamos.( Instituto Cervantes)

El huerto me sorprende con una cosecha inesperada.

Ya dábamos el huerto por “agotado” este verano, a excepción de las aromáticas.

Mención especial a la guindilla (último año que planto más de una mata, lo prometo) que sigue produciendo guindillas que , la verdad, pican como el demonio… Es lo que tiene la guindilla( y que yo voy reptiendo-incansablemente- en este blog Imperfecto.).

tomate0

 

Encontrame 17 tomates y un pimiento a la vuelta de las vacaciones , ha sido toda una sorpresa.

 

tomate1

 

tomate2