Quiero la leche en botella de vidrio.

 

cocacola

Si me dan a elegir entre una Coca Cola en lata o botella de plástico a una Coca Cola en botellín de vidrio, no me lo pienso ni un segundo. Cualquier cosa que me des en vidrio, me gusta mucho más.  A veces,  he dejado de beber una Coca Cola simplemente porque iba en lata…

leche3

Lo mismo me pasa con la cerveza , con el vino , con el aceite, con la leche.

vino1

En el caso del vino y el aceite, no se puede concebir máxima calidad sin envase de vidrio ( eso lo saben muy bien los italianos que hacen virguerías con nuestro aceite).

 

aceite

La leche ya no se encuentra de cristal fácilmente. Y es una pena, esa botella es como un placebo y actúa en mi cerebro , alterando mi percepción de las cosas. En esa botella de vidrio la leche me sabe mejor… ¿O es qué realmente sabe mejor?

leche2

Puede ser una cuestión psicológica, vale , pero ( es acerca de la Coca Cola) :  “Sara Risch, química y miembro del Instituto de Técnicos de Alimentos, sostiene que es posible que se den casos de alteración del sabor, aunque muy sutiles. Por ejemplo, el polímero que reviste las latas de aluminio puede absorber el sabor soluble del refresco. Lo mismo pasaría en las botellas de plástico, en las que el acetaldehído del plástico podría transferirse al refresco. Las de vidrio, pues, conservarían el sabor más puro, pues el vidrio es el material más inerte de todos”

Definitivamente, prefiero el vidrio . Es natural, es sano y es reciclable hasta el infinito.

leche1

Aunque sea psicológico…

NB 1 : Más información sobre el vidrio en Friends of Glass.

NB 2 : En casa , la leche es de El Cantero de Letur. Bio y en vidrio!

 

 

 

 

No se comen.

Aunque sea lo primero que pienses al ver estos jabones…

Design: Ahhaproject

Estos, además de deliciosos, ecológicos. De Holland & Barrett’s.

Tradicionales pero igual de apetitosos.

Designed by: Menta (México)

 

Empaquetar las cosas…

Siempre me ha llamado mucho la atención el packaging.

Hay ideas brillantes.

Otras ideas que, en su simplicidad, son más brillantes por su apuesta por la sostenibilidad. Es la dirección hacia la que debemos virar.

Papel de periódicos viejos y etiqueta en papel reciclado.

Y , finalmente, unas propuestas que… No sé. No las veo…

 

Coleccionista.

Me ha dado por las botellas de agua. Hace ya un tiempo, visité una Masía preciosa que la propietaria había decorado personalmente. En una pared enorme, de estanterías blancas de obra , había dispuesto multitud de botellas de vidrio ( blancas, transparentes, verdes, azules…) iluminadas estratégicamente . La idea se quedó archivada en algún lugar de mi mente y, en un viaje, me quedé prendada de una una preciosa botella de agua con gas que viajó conmigo muchos kilómetros, perfectamente protegida entre hojas de periódico… Otros momentos viajeros (y no) han hecho crecer mi colección pero de forma sostenida y prudente.Mi objetivo : emular, en un formato a mi medida, lo que ví en aquella Masía…

En estos últimos tiempos, las cosas han cambiado. El agua se ha puesto de moda, las botellas (magníficas) aparecen  como setas y en los lugares más accesibles: ya no es necesario ir a un establecimiento gourmet . En el Hiper de turno, los fabricantes muestran sus creaciones de “alta costura” en botellas y yo, con mi vena de coleccionista de agua,  voy loca.

Lo bueno del tema es que, aunque pague cara el agua, me sale barata la colección. Soy fácil de regalar ( este verano me han hecho feliz con la Edición Limitada de Vichy Catalán-mi agua favorita-y una siberiana , de botella excelente) y, sin quererlo, estoy haciendo acopio de uno de los bienes naturales más preciados que ,  vete tú a saber , un día puede valer una fortuna por su escasez… Tal como vamos, es como una inversión de futuro.

Lo malo es que ante la invasión de packaging botelleril, he pasado de crear una colección de recuerdos de aguas ( ligadas a una ciudad, país o situación) a una colección de aguas del Supermercado que, a nivel de diseño me complacen pero tienen de emocional lo mismo que el carrito…

Y, aún sabiéndolo, es superior a mí y si veo una botella en el pasillo de aguas que me gusta ( eso sí, siempre de vidrio), la deposito con mimo en mi carrito y le otorgo una plaza de por vida en mi estantería virtual .

Ahora, sólo me falta la Masía. ;-)

 

El chocolate honesto y otros.

¿Cómo diferenciar un producto entre otros muchos que se le parecen o son lo mismo? ¿Cómo atraer la atención del consumidor en el lineal? ¿Cómo hacer que elijan tu lata de sardinas y no otra?

Pues a mi esta, me llamaría la atención, la verdad.

Otras genialidades del packaging:

Los cacahuetes con compartimento para las cáscaras.

Las flores en bolsa.

La pasta, en dosis, para no equivocarse en la proporción. Genial.

Los bastoncillos para los oídos que da pena utilizar.

Las bambas , en su bolsa-bamba.

Y mi preferido : El chocolate honesto . Te informa de lo que hay y tú, eliges…

 

 

 

 

 

 

 

 

Rose 31

 

De Dubái me traigo un aroma. Rose 31.

Era la fragancia de las amenities del hotel y nos capturó a todos desde el primer momento.

Todos olíamos a Rose 31.

Esta fragancia ha sido creada por la compañía neoyorkina: Le Labo Fragances. Fundada en el 2006, renunció al artificio que envuelve el mundo del perfume para centrarse en la producción artesana. Su packaging es toda una declaración de intenciones…

 

Va de botellas…

Tengo una cierta fascinación por las botellas… Colecciono botellas de agua y me gusta curiosear el diseño de los envases. En los últimos tiempos, me quedo encandilada en las secciones de ginebra y vodka , destilados que se la juegan con botellas preciosas…Queda raro quedarse delante de esas estanterías, como embobada, observando las botellitas de alcohol…Lo sé…

vodka

Pero hay dos botellas que son “míticas” en este mundo del apasionado por las botellas. Una, evidentemente, es la de la Coca Cola.

La famosa botella “contour” , que se dijo que imitaba la figura de Mae West. En realidad, la botella está inspirada en una vaina de cacao , ya que buscando inspiración para el diseño, se buscó la imagen de los ingredientes y se confundió coca con cacao… De Mae West, nada de nada. Cacao.

La botella se empezó a fabricar en 1915 y  fue patentada por Alexander Samuelson, de origen sueco pero afincado en Estados Unidos. Este señor parece ser el diseñador de una botella que nació bajo las consignas de ser reconocible en la oscuridad (qué bueno) e, incluso, hecha trizas (ya, total).

contour
La otra botella de la que quiero hablaros es la de Anís del Mono.

anis3

El origen de ese grabado de rombos, proviene de una copia de un diseño de una botella de perfume. Vicente Bosch, propietario de una destilería, vio el perfume en la Plaza Vêndome , París . La compró para copiar el grabado ( dicen que el perfume, se lo regaló a su mujer). El origen del nombre tiene varias teorías : la más simpática dice que en uno de los barcos en los que les enviaban la materia prima, apareció un mono que ya se quedó por la fábrica… Otra, asegura que es un guiño “creacionista” a las teorías evolucionistas de Darwin, en boga en esos momentos. Vale.

Lo curioso de esta botella es su versatilidad. Para perfumes, para anís y…¡como instrumento!

Se han cantado millones de canciones, villancicos y malagueñas, al son de la botella, rascándola con una cuchara o un cuchillo o…lo que fuera…

anis2

Por cierto, si pasa algo en este mundo que solo permita comunicarnos con mensajes en botellas ( para tirarlos al mar) , sabed que estoy bien provista. ; – )

bot1

Píldoras.

pills

De cosas chulas…

Un buen regalo para los más viajeros.

El mapa-mundi rasca-rasca…

mapamundi1

Para “rascar” aquellos países que hayas visitado…

mapamundi2

La leche que abduce a las vacas.

leche1

Un packaging ingenioso para una botella de leche.

leche0

leche3

Una pamela para la playa… Protege del sol y de lo que se preste…

sombrero

Las pulseras con mensaje.

pulsera

Un mini-huerto para la cocina…

jardinera1

Los huertos (aunque sean nano)me pierden…

jardinera2Y una caravana vintage, convertida en Bar… ¿Vamos?

caravana

Feliz viernes!

Manicura perversa…

Un par de arañazos en los dedos. Una mala leche importante. Desespero…

Cuando me hacen la manicura “profesional”, siempre me quedó hipnotizada por esas limas eléctricas y esos quita cutículas que te deja las uñas resplandecientes en pocos minutos. Cuando lo hacía en modo casero, utilizaba mi lima manual ( la del ras-ras-ras de un lado a otro) y los útiles habituales hasta que el otro día me compre una súper-mega-lima-eléctrica-y-todo-lo-demás que sale por la tele…

manicura

Llegué muy ufana a casa con mi paquete. Además, me compré todo tipo de cosas: aceite revitalizante, esmalte rosa natural, base, top coat, etc… Lo preparé todo y…empecé a deshacer el paquete de la súper-mega-lima-eléctrica-y-todo-lo-demás. Busqué unas tijeras y corté esas cosas planas de plástico que siempre saltan hacia el suelo. La caja de cartón no era un obstáculo importante, pero llegué al interior y encontré la súper-mega-lima-eléctrica-y-todo-lo-demás embutida en una estructura de plástico duro (lo llaman termoformado), cerrada a cal y canto… Lo primero que hice es buscar la posible unión y una solapita maravillosa para que se abriera en dos partes, pero…nada. Hermético era poco… En esa búsqueda de la apertura, ya me arañé la mano. El puto plástico es cortante en sus bordes. Muy cortante…Y te haces ese cortecillo micro que parece nada pero que notas en tu piel durante mucho rato…Vale. A por unas tijeras. Y un cuchillo (que ya me lo veía venir). Intenté cortar  y… lo corté ! pero sólo conseguí una hendidura en ese plástico afilado…Seguí, cuchillo. Más tijeras. Otro arañazo…Cuando saqué aquello del plástico maldito estaba …irritada. Y arañada….

Tenía la súper-mega-lima-eléctrica-y-todo-lo-demás fuera del infernal plástico termoformado

Me salió un churro de manicura.

Mi lucha con la caja de la súper-mega-lima-eléctrica-y-todo-lo-demás me había dejado agotada… Tenía un profe en la Universidad que cuando entrabas tarde a clase, corriendo, siempre te decía: ¡Uy! ¡Cuando empiezas el día así, todo va descontrolado! Partía de la base que el inicio de “algo” marca el desarrollo de ese “algo”…

Le daré otra oportunidad a mi pack-casi-profesional de manicura pero necesito un tiempo para serenarme…Para empezar bien…

manicura2

Mientras tanto, estoy ideando diversas formas de tortura para los diseñadores de esos packaging…