#NuevaRealidad ( intrusión.)

La albahaca , después de una semana de podar las flores, volvió a florecer y yo, he vuelto a podarla. Parece que se está resistiendo a mi intervención con tozudez…Podo flores, salen más flores…

La albahaca tiene razones para rebelarse y librar la batalla como pueda. Lo que le estoy haciendo , es alterar su ciclo vital. Es una intromisión directa en su desarrollo natural. La planta florece para generar semillas que aseguren su reproducción y, conseguido su objetivo, se seca y muere . En la naturaleza, sus hojas secas serán nutrientes para otras plantas, insectos y animales.

Esta albahaca, no. Se enfrenta al humano deseoso de cultivo intensivo.

Después de esta segunda poda, la planta está así.

A ver qué hace esta semana…

#NuevaRealidad ( vecinas.)

Este post, no tiene nada que ver con la #NuevaRealidad. Es más, son recuerdos de mi #RealidaddeMuchoAntes …

Concatenación 1

Esto va de una concatenación de pensamientos.

Impactos en modo recuerdo que se han encadenado.

El primer eslabón ha sido un aroma. He captado un perfume que hace años que no percibía . Es un perfume, literalmente. Muy fresco, pero con mucha permanencia que, en el pasado, me encantaba. He vuelto al piso en que que vivía con mis padres a los dieciséis años. En el piso de arriba, vivía una familia encantadora. La hija, Cristina, cuatro años mayor que yo ( ese desfase de 16 a 20 años es de calado) llevaba ese perfume. Coincidía con ella en el ascensor y siempre me quedada alucinada con su ropa, sus libros, su pelo y , sobre todo, por ese aroma que impregnaba el ascensor. Ella era lo que yo quería ser. Ya iba a la Universidad, tenía una moto y libertad para salir por las noches. Un día, le pregunté por el perfume. ¿Cuál era? Resulto ser de una marca que en ese momento era muy top , en el escalafón alta de la gama. Recuerdo que le dije a mi madre que , para mi próximo regalo, quería aquel perfume. No hizo falta esperar al día de mi cumpleaños. A los pocos días,  Cristina llamó a mi puerta y me entregó una bolsita blanca, preciosa, con el logo de la marca.  Me dijo que había ido a Andorra ( en aquella época había fragancias que solo estaban allí o eran muchísimo más asequibles) y había comprado uno para cada una.  Fue mi perfume bandera. Lo llevé dos años y en ese tiempo, me preguntaron varias veces por él. Me encantaba.

Una mañana coincidí con Cristina en el portal de nuestro edificio. Estaba emocionada. Acudía a una entrevista de trabajo para hacer prácticas en un bufete de abogados importante.  Me dijo que le dolía un poco la cabeza…

Al volver a casa ese mediodía, mi madre me dio la terrible noticia. Cristina murió de un ictus de camino a su entrevista. Sin ser amigas íntimas, sentí esa pérdida de una manera profunda. Dejé de utilizar ese perfume.

Hacia décadas que no me acordaba de Cristina… Y hoy, ha aparecido ahí, de repente, con un toque de brisa perfumada, recordándome eso que siempre se me olvida : Disfrutar del hoy.

NB : Según la RAE

Hoy /adverbio 

  1. Indica el día en el que está la persona que habla o escribe.
  2. Indica el presente de la persona que habla o escribe.

Photo by Mariah Hewines on Unsplash

 

Concatenación 2

Cristina me ha hecho recordar a otros vecinos. En especial, a la chica del ático, una mujer misteriosa…Se llamaba Clara y era invidente.

Su ceguera no le restaba autonomía. Su piso estaba adaptado, estudiaba y trabajaba en las oficinas de la ONCE. Dominaba el espacio perfectamente . Tenía un carácter arisco y no se tomaba bien que se la intentara ayudar. Tampoco es que fuéramos una comunidad unida, pero , más o menos nos conocíamos todos y había cortesía en el ambiente así que era raro recibir un bufido por abrir una puerta y ceder el paso…

La conocí un poco más porque tuvo un percance de salud. El portero , que era muy cotilla , oyó un golpe al ir a buscar las bolsas de basura que dejábamos en la puerta ( sin reciclar nada de nada, por cierto) y llamó al timbre de Clara. La oyó sollozar y pedir ayuda. Inmediatamente, el Sr. Miguel ( ese era el nombre del portero) se fue a buscar a mi padre por su condición de médico y con la copia de las llaves ( tenía la de todos los inquilinos) entraron en el ático.

Clara se había caído y no podía levantarse. Se asustó mucho porque, por primera vez, se vio incapaz. Al final, la cosa acabó con un esguince leve y mi padre enviándome a llevarle la comida a la paciente.

Le llevé el pack que había preparado mi madre y pude curiosear el ático. Estaba muy bien decorado. Era un piso muy grande como “desproporcionado” para aquella chica. Era muy guapa, aunque, confieso que nunca la vi sin sus gafas oscuras pero su pelo, su figura…Muy guapa.

A partir de ese día, subía a ver a Clara con cierta frecuencia. No era una de mis actividades preferidas, porque siempre estaba triste, enfadada y/o preocupada. Cuando me explicó que tenía novio, no me pareció nada raro. Cuando me explicó quién era su novio, vi que había algo raro. Aquel “novio” era un señor mayor, casado-pero-que-iba-a-dejar-a-su-mujer, que le pagaba el piso , la manutención y la carrera. Lo veía dos noches por semana. Y no la hacía feliz.

Desde mi perspectiva de adolescente aquello me parecía feo. A mi madre, también se lo pareció. Se acabaron las visitas a Clara ( cosa que a mí me alivió) y a los pocos meses, se fue del edificio.

Desde mi perspectiva de adulta, la de hoy, aquello que pasaba me sigue pareciendo feo. Feísimo si presto atención a los detalles que se me escaparon en la juventud. Todo lo que ella no veía y que nada tenía que ver con su ceguera. Aquellas mentiras que se creía, aquella dependencia enfermiza, aquella inseguridad y la vulnerabilidad, aquella infelicidad total…. Ahora, es muy posible que le hubiese dado mi más sincera opinión, mi consejo y mi ayuda. También creo que se hubiera enfadado muchísimo conmigo, pero, aquellos meses que aún estuvo en su ático, no hubiese dejado de ir a verla.

Photo by Ryoji Iwata on Unsplash

NB : Me queda la Concatenación 3 que es sobre el portero pero eso ya, para otro día…

#NuevaRealidad (detallista.)

La #NuevaRealidad es nueva pero las personas, seguimos siendo las mismas. Somos las Realidades de Siempre aunque pongamos 2m distancia entre nosotros.

Quien es detallista, lo es también en la #NuevaRealidad. El detallista cuida los detalles al máximo y según la RAE “un detalle” es un rasgo de afecto, cortesía o amabilidad.

El que me llegó : dos tartas caseras de hojaldre y chocolate ( no me dio tiempo a hacer fotos) y un farolillo , todo decorado con lavanda.

Un detalle precioso.

#NuevaRealidad ( el espacio.)

Esta nueva etapa de nuestra vida -hasta que exista una vacuna-requiere de grandes espacios en el sentido más físico de la expresión.

Mañana por la noche, celebraremos la Revetlla de Sant Joan y para hacerlo bien, se necesita mucho, mucho espacio.  Las fiestas privadas pueden ser de hasta 20 personas -aunque se recomienda que sean de menos aforo- con distancia de seguridad aconsejable de 2m, aunque podemos llegar al 1,5m y, siempre, aconsejable en un espacio exterior.

Si uno lo piensa con objetividad : ¿Cuánto espacio se necesita para que 20 personas puedan cumplir con las normas de contención del virus? Mira, lo bajo a 10. El área ocupada por una persona, que garantice una distancia de 2 metros a cada lado, es el generado por un área de 2×2 = 4 m2.

O sea, que, para hacerlo bien, para 10 personas necesitamos unos 40 m2 aproximadamente ( hay que sumar , zonas de paso, etc…).

Esta mesa, no serviría….

Photo by Marc Babin on Unsplash

Y esta, tampoco.

Photo by Marc Babin on Unsplash

Esta #NuevaRealidad viene pidiendo espacio . Si ya lo era, ahora lo es más: un lujo…

#EnFase2 ( el dedo medio.)

Photo by Benedikt Geyer on Unsplash

El gesto se lo dedicaría a los políticos crispados, insultantes y poco eficaces. También a los negacionistas y a todos esos expertos de nada con ínfulas de saber de todo. A los medios de comunicación sensacionalistas , con ese intenso deseo de profundizar en lo negativo, en lo morboso y, desgraciadamente, en las muertes.

Pero no lo voy a hacer porque este es el momento, justamente , de todo lo contrario:  son tiempos de reconstrucción y de cooperación.

Estamos a un dedo de ser mejores.

 

 

Photo by Brandi Ibrao on Unsplash

#EnFase2 (seguimos avanzando.)

Casi la mitad del país en Fase 3 y la otra, en la que yo me incluyo, #EnFase2.

Los datos sanitarios van mejorando y deberíamos estar contentos. Y digo “deberíamos” porque , tal vez, esta no es la sensación que predomina. Hay sensación de alivio, de avance, de más calma, de una cierta victoria que aún no nos vemos capaces de proclamar.

Photo by Ashkan Forouzani on Unsplash

Estamos avanzando, pero aún queda camino .Será más llevadero yendo a la playa o a la montaña, sin franjas horarias, en compañía , sentados en una terraza, etc. pero sigue quedando ese tramo final o casi-final que tenemos que acometer con el mismo cuidado que el trayecto ya recorrido.

Photo by Matt Duncan on Unsplash

 

¡Vamos a por la siguiente fase!

#EnFase1 ( lo de la #CrewDragon )

El sábado a las 21:00, me conecté a SpaceX para ver el lanzamiento del cohete Falcon con la cápsula #CrewDragon .

Fue extrañamente emocionante, ver el despegue de aquella nave, en directo. Iban dos astronautas de la NASA en su interior: Bob Behnken y Doug Hurley. Estas dos personas, cuando escribo estas líneas, están orbitando la Tierra a cientos de kilómetros de altura para conseguir acoplarse correctamente a la Estación Espacial Internacional.

Bob y Doug . Twitter: @SpaceX

Sigo.

Ya es domingo por la tarde. Han llegado a la Estación Espacial Internacional , que está a 408 Km de distancia de la Tierra y en la que hay 3 tripulantes , y la cápsula se ha acoplado con éxito. Ahora mismo, el comandante Chris Cassidy está preparando la entrada segura de los astronautas que siguen en la Dragon.

Tienen que esperar a los niveles correctos de presión.

La retransmisión en directo es increíble. Me tiene enganchadísima. Millones de personas de todas las nacionalidades están asitiendo al evento y comentándolo en directo. Me ha hecho mucha gracia un usuario que ha escrito : “No abrir la compuerta. Así empezó Alien.”

Ahora mismo estoy esperando ver a Bob y Doug entrando ahí…

Finalmente, han entrado por la escotilla…Parece una película, una serie de ficción, pero no.

Esta gente esta ahí, de verdad, a 408 Km sobre mi cabeza…

NB  :No ha estado mal para una #Fase1…

#EnFase1 ( lo del perejil.)

Voy avanzando en mis salidas en #Fase1.

Acompañar a mi madre al médico : malas sensaciones respecto al sistema. Retraso en el horario de visita, sala de espera pequeña, nervios de los esperantes…Hemos preferido esperar en la calle. Resolvemos el tema en cuatro horas, cuando habíamos estimado la mitad. Mi madre está contenta y asombrada de lo bonita que está Barcelona. El cielo está muy limpio, hace sol, los árboles están preciosos. Aprueba a sus conciudadanos : la mayoría cumple las normas…

Comprar albahaca en el garden : buenas sensaciones. Espacios amplios, al aire libre, muchas plantas…Quería perejil, pero se ha convertido en el nuevo papel higiénico, el nuevo tinte para el pelo y la nueva piscina hinchable. Está agotado. Tampoco hay rúcula, pero eso es normal, siempre me cuesta encontrarla. Acabo con albahaca, de los dos tipos: hoja ancha , hoja pequeña. Las riego cada día , por la tarde, y me encanta el aroma que esparcen cuando las toco.

Fotografiar la luna : Por fin, he encontrado la pieza que le faltaba al trípode. Era cuestión de tiempo . Ya no me quedan cajones por ordenar… La temperatura nocturna es ideal. Los mosquitos me devoran los tobillos. Huelo la albahaca. Mi nueva realidad empieza a ser más parecida a mi antigua normalidad…

#EnFase1 ( Lo de las acelgas.)

Hay más alegría en la calle. Se percibe de forma clamorosa.

En los grupos de WhatsApp, hay competición de estancia en terrazas.

Mi madre ha salido a comprar. La he acompañado y la he visto disfrutar, eligiendo los productos, recuperando algo de su rutina. Aunque le hemos llevado la compra a casa durante toda la pandemia, este acto de compra habitual recuperado se ha convertido en un acto ritual, épico que le hace estar más tranquila y sentir algo de esa nueva realidad que se asemeja a su antigua normalidad. Como es de cumplir las normas con rigor, se ha adaptado a la mascarilla, al gel y a las medidas de seguridad , incluyendo la distancia.

En Fase 1, mi madre estaba contenta porque , por fin, podía comprar esas acelgas que le gustan tanto. Las que le traíamos no eran como esas. Y es verdad, no lo eran. Estas acelgas de hoy tienen algo de simbólico. Quien lo iba a decir, un par de manojos de acelgas…

Photo by FOODISM360 on Unsplash

#Encasa ( Fase 1)

A partir de mañana, los que faltábamos ( Madrid, Barcelona , Castilla y León) pasamos a la fase 1.

 

Tengo sentimientos encontrados ante este paso de fase.

Lo bueno : las noticias respecto a la disminución de contagios y fallecimientos; el resultado objetivo de que el confinamiento ha dado resultado porque, la gran mayoría de la gente ha actuado con responsabilidad; vamos a ver a familia y amigos y los pequeños negocios tendrán un mínimo respiro…

Lo malo : la falsa sensación de seguridad que da el paso de fase. Nos está avisando de ello el personal sanitario y parece que, tras dejar de aplaudir, hemos olvidado lo importante del mensaje del que lo ha vivido en primera línea. Creemos que estamos venciendo al virus ( por fases) y lo que estamos haciendo es contenerlo. Eso no significa que el virus no esté circulando por nuestras ciudades. Significa que hemos puesto medios para no contagiarnos . El bicho sigue por aquí hasta que la ciencia no lo remedie y por eso es estremecedor ver algunas imágenes como las de la playa de la Barceloneta o las terrazas a reventar de algunas ciudades españolas ya en Fase 1 y que se disponen a pasar a la 2.

Entraré en la Fase 1 con prudencia. Aprovechando lo bueno, pero con la distancia de seguridad. Con la mascarilla y con el lavado profundo de manos. Con mucho respeto a las normas y cuidado. Mucho, mucho cuidado para no volver atrás.

Vamos a por ello.

Photo by Anshu A on Unsplash