#NuevaRealidad ( tips pandémicos.)

¿No os pasa que cuando veis una película o una serie en la que se refleja la vida de antes, no pensáis “¿Mira, esto era así antes de la pandemia”? Sobre todo, cuando aparecen imágenes de multitudes, o grupos numerosos de gente haciendo algo : conciertos, fiestas, desfiles, bailes, clases, etc.… Esos planos generales de ciudades llenas de gente paseando y transitando, sin mascarillas, sin distancia…

Cuando a alguien le acercan un micro , en una conexión televisiva . El reportero se sitúa a la máxima distancia que puede, alarga el brazo y acerca aquello a la boca del entrevistado. ¿Qué opina del confinamiento de su barrio? Esto ya se veía venir, responde la señora ante aquella alcachofa ¿ poco higiénica?

Ahora nos lavamos las manos con mucha frecuencia, pero…¿Es posible que antes lo hiciéramos poco? Llamadme rara, pero , en plan Sheldon Cooper, siempre me fijaba en la gran cantidad de gente que salía de lavabos públicos y no se lavaba las manos.

Arte con Mascarillas de Steffen Kraft (ICONEO)

#NuevaRealidad ( resistiendo.)

La albahaca resiste a un nivel impensable. Después del abandono de las vacaciones y un riego descuidado parecía que ya no iba a prosperar, pero…no. Las lluvias de los últimos días le han sentado fenomenal y , ahí sigue, en crecimiento aéreo superior y floreciendo de nuevo…Así que he vuelto a sacar las flores y he eliminado las hojas amarillas . Vuelve a estar en el inicio del ciclo.

Esta albahaca fue mi compañera de confinamiento y ahora, es compañera pandémica. Ha estado en todo el proceso y es como una metáfora en versión fragante de nuestra situación : resistiendo.

#NuevaRealidad ( más mascarillas.)

Lo de los anti-mascarillas me sigue cortocircuitando el cerebro. Mi capacidad para comprender que lleva a la gente sana a rebelarse contra un trozo de tela, ha desaparecido de mi córtex. O ha disminuido mi nivel cognitivo ( que no es descartable) o es un misterio que ninguna mente normal va a resolver.

Si lo que nos pidieran para controlar ( lo que se puede) al virus, fuera tener que inyectarnos, cada día, una dosis de algo súper doloroso, aún podría procesar la reacción de miedo, pero… ¿Taparte la boca? ¿De verdad?

 

Hay que ser más creativos: que protesten con mensajes de Raticulín, escritos en la mascarilla. Nos quedará claro a los demás que no están de acuerdo con su uso, pero , aun siendo rebeldes con causa, respetan la decisión de los otros y preservan su salud, aunque no se lo crean.

No pasa nada por no creérselo, siempre que sea con la mascarilla puesta.

Mascarillas de Redbubble.

#NuevaRealidad (Mal.)

 

Los días de desconexión, también lo han sido de desconexión informativa sobre y alrededor del #Covid19. Una única dosis diaria para saber cómo nos iba yendo…

Mal, es la palabra que define la situación. Todo es un déjà vu de los primeros tiempos de la pandemia. Mal la descoordinación, mal los políticos , mal la no-planificación continuada ( la vuelta al colegio va a ser un descontrol y lo estamos viendo t-o-d-o-s, igual que los Centros de Salud y los Hospitales. ), mal los comportamientos irresponsables, mal dar voz a los negacionistas, mal no escuchar a los profesionales que viven la realidad, mal no tener un grupo de expertos  ( ni políticos ni burócratas) a la cabeza…Mal, en general.

También la planta de albahaca que dejé en casa ( con órdenes de riego) se ha visto perjudicada. Está mal.

Vamos a ver si la recupero.

De la misma forma, vamos a ver si nos ponemos las pilas y también nos recuperamos de esta mala situación. Mientras pasamos de mal a bien,  sigamos con la mascarilla, la distancia de seguridad y la higiene de manos. Llamadme ilusa, pero , no pierdo la esperanza que , un día, que espero no muy lejano, pondré las noticias y me informaran que ya tenemos tratamiento ( lo de la vacuna es más lejano) y que todas las instituciones que nos representan actuaran de forma coordinada y eficaz .

Ese día, será bueno.

Photo by Jacqueline Munguía on Unsplash

 

 

#NuevaRealidad (life.)

La pandemia ha cambiado muchas cosas. Estos dos últimos años, he visitado un hospital oncológico con asiduidad como acompañante. Hemos estado esperando en salas de espera muy llenas y hemos sufrido los retrasos en las horas de visita y pruebas.

Ayer no pude entrar a acompañar. Si no es por causa de fuerza mayor, el paciente debe acudir solo a la consulta. El tiempo de espera transcurrió entre el soplo de aire fresco del aire acondicionado del coche y los paseos nerviosos por el aparcamiento, buscando la sombra para aliviar el calor de la mascarilla. Allí había otros muchos acompañantes haciendo lo mismo que yo. Todos dirigiendo la vista hacia la puerta de entrada para localizar la salida de nuestro acompañado.

La espera no fue tan larga porque las visitas, ahora, en tiempos de pandemia,  se realizan con más agilidad y aún se me hizo más liviana, porque culminó con buenas noticias.

En un momento de mi paseo por los alrededores del hospital, caminé por una zona de tierra. Iba leyendo algo en el móvil y casi pisé este brote verde, aislado pero esperanzador. Le hice una foto y pensé en esa frase tan familiar de que la vida, acaba encontrando una forma de abrirse paso.

Espero que se convierta en árbol…

#NuevaRealidad (el turno.)

Por fin ha llegado nuestro turno. Nos ha tocado la tercera semana de julio y podemos elegir entre cuatro zonas del país.

Estamos en plena fase de discusión familiar sobre qué zona elegir y nos tenemos que dar prisa porque lo debemos comunicar en un plazo de 24 horas desde la recepción del QR con la asignación del turno.

Los más jóvenes quieren playa. Los más pequeños , montaña. Otros dicen que lo que nosotros queramos y a mí me gustaría visitar una de las propuestas de museos.

Ya nos hemos acostumbrado a los turnos.

Nos hemos acostumbrado a todo.

Vivimos en el interior de nuestras casas y apenas salimos a la calle. Las unidades familiares son más grandes y no sólo están compuestas por la familia, como antaño. Ahora, los grupos los conforman las personas que se eligen de forma recíproca para socializar. También las casas son de mayor dimensión. Todos los espacios se han aprovechado para hábitats cerrados.

Las calles ya no son como las recuerdo en mi adolescencia.

Mi adolescencia… En ese momento tan vital, empezó todo. Un virus, confinamiento, mascarilla…Todo lo que yo conocía, empezó a cambiar. Y llegaron otros virus y , con ellos, nosotros llegamos hasta aquí.

Hasta el momento en el que nos hemos acostumbrado a vivir confinados y en el que esperamos “el turno”…

 

 

#NuevaRealidad ( Banksy.)

Ya tenemos una intervención de Banksy en la #NuevaRealidad.

Ocultando su identidad (¿Quién eres ?) bajo el uniforme del personal de desinfección, se ha colado en el Metro de Londres ante la sorpresa de los viajeros y ha pintado sus reconocibles ratas, estornudando , diseminando virus, jugando con las mascarillas…

 

El título de la obra : “If you don’t mask, you don’t get” (Si no te pones la mascarilla, no subes”)

#NuevaRealidad (realismo.)

Realismo (RAE): Forma de presentar las cosas tal como son, sin suavizarlas ni exagerarlas.

Esta es una dosis de realismo en la #NuevaRealidad.

Ser realista es admitir ( y confesar) que aun poniendo toda la intención en seguir las medidas de seguridad frente al Covid-19, cuando te reencuentras con gente que quieres, después de muchos meses sin contacto real, es imposible ( imposible, repito) hacerlo bien.

Éramos cinco y concienciados, pero…

Photo by Sidharth Bhatia on Unsplash

El control funciona durante los primeros minutos después, la alerta se desactiva. Priman las sensaciones de la #AntiguaRealidad y el afecto,  aunque intentes sentarte alejado , te laves mucho las manos y se vean las mascarillas por ahí…  Después, te vas acercando sin darte cuenta y hasta puedes llegar a bailar y cantar con fervor.

Y, todo, sin querer.

NB : Ma da pavor extrapolar…

#NuevaRealidad (los buenos.)

He vuelto a ir a la Residencia. Cada visita es como una nueva visita.  Hay que explicar el porqué de esas mascarillas cubriendo nuestro rostro y, lo más importante, por qué no podemos salir a pasear .

En cada una de las ocasiones de 30 minutos cronometrados y a dos metros y medio de distancia, yo misma he sentido que eso que estaba narrando parecía una película de ciencia ficción serie B. “Pandemia Total”. No muy buena, la verdad.

Photo by Jakob Owens on Unsplash

A la salida, como en días pasados, al ver a la gente en la playa, he sentido que realmente me había inventado una película.

Si hubiésemos podido salir a pasear, seguro que me habría preguntado por qué llevamos la mascarilla, señalándome a todos los que no lo hacían. O sí la llevaban, pero en el codo…Supongo que le hubiera contestado que estábamos en una película y que , en esta versión de “Pandemia Total” solo los buenos las llevan.

Desde ayer en Cataluña, es obligatorio llevar la mascarilla en espacios públicos exteriores, aunque se pueda mantener la distancia de seguridad. Y como lo que yo quiero es llevarlo a pasear, me parece muy bien que, en esta película tan mala, tan larga y de final incierto, sólo puedan actuar los buenos. Nos irá mejor a todos…

@unitednations

Y hasta nos pueden dar un Oscar…

#NuevaRealidad ( visita a la residencia.)

Una visita a una Residencia de Mayores es una de las experiencias que más me ha ubicado en la #NuevaRealidad.

Una sola persona y la misma durante quince días. Sólo pasadas las dos semanas, podemos cambiar de visitante. Nos vemos en el jardín, a más de dos metros de distancia. Las visitas son cronometradas , máximo 30 minutos. Otras familias esperan su turno. Antes de entrar, cuestionario, toma de temperatura, teléfono de contacto, desinfección, mascarilla y protección facial de plástico .Ya no puedo abrazar, ni besar. Tampoco salir a pasear, ni parar en ese bar con la terracita perfecta para tomar un aperitivo ( escondiéndoselo a la enfermera que no nos pasa ni una, aunque sé que lo sabe… ; – ))

Todos los residentes y el personal han estado bien en los peores momentos de la pandemia y quieren seguir estándolo. Se lo agradezco profundamente.

Al agotar mis 30 ( bueno, fueron 34 ) minutos, salgo a la calle. La residencia está a una calle de la playa. El cambio de situación es radical : mucha gente, pocas mascarillas y sin distancia social ( es un concepto al parecer, complejo) .

 

@unitednations

El equilibrio pandémico entre la visita y la playa es difícil. El desequilibrio está en la playa, claro. No vamos bien…

NB : Eso sí, los veías ponerse protección solar. Algo es algo…