#NuevaRealidad (La vacuna.)

Photo by Amelie & Niklas Ohlrogge on Unsplash

Es una de las tiendas más impresionantes que he visto nunca. No es tanto por su decoración si no por la amplitud de los espacios y la luz. Todo es muy blanco y brillante.

Cada pasillo está rotulado con el nombre del producto y, en sus estanterías, los viales se alinean con una precisión milimétrica. Me recuerdan a las botellitas de esencia de perfume.

Photo by Seyedeh Hamideh Kazemi on Unsplash

Antes de elegir el pasillo, miembros del staff, te ayudan en el proceso, proporcionándote toda la información necesaria : efectividad proyectada, efectividad real, efectos secundarios, nivel de dolor del proceso, tiempo establecido de protección, parámetros de seguridad y precio. Aunque toda esta información es muy valiosa, lo que más convence al usuario es la experiencia de alguien cercano y los comentarios que se suceden en las redes :

-“ Pues la CureVac le ha sentado muy bien a la Mari”

-“Mi padre se puso la Sputnik-V y ha aprendido a hablar ruso a los 75 años!”

-“Yo soy más de Oxford. No sé. Tiene como más solera, ¿no?”

-“Apostad por nuestros científicos del CSIC. Kilómetro cero.”

 Una vez hemos realizado nuestra elección, accedemos al pasillo y una voz nos indica el número de vial que debemos coger. Casi de forma inmediata, un brazo robótico lo reemplaza, de esta forma, la imagen es de una abundancia de viales que marea. Cuando tenemos el frasquito en la mano, la voz te da una nuevas coordenadas.

Photo by Bill Oxford on Unsplash

Llegas a la zona designada,una sala blanca y brillante también, y un profesional sanitario, coge el vial , lo introduce en una jeringuilla y te lo inyecta. Tras un reposo de aproximadamente 2 minutos, sales de la sala, te ponen un lazo de regalo en la cabeza y te dan un código QR que certifica que te has vacunado.

Todo es muy fácil. Limpio e indoloro, pero yo llevo viniendo aquí ya tres días consecutivos y aún no me he podido vacunar.  

Y quiero, pero…es que no me decido. Demasiada información. Que, si la americana es mejor, que la otra aún no saben cuánto tiempo será efectiva , que esa es muy buena pero no hay datos científicos sólo comerciales, que la de allí duele mucho,…

Así que, aunque me tira mucho el CISC , mañana, lo decidiré al azar.

Si me atrevo .

Photo by Brett Jordan on Unsplash

Vacunas ( no están todas).

Moderna

Pfizer-BioNTech

CureVac

Instituto Pasteur/Merck/Themis

AstraZeneca/Universidad de Oxford

Universidad de Hong Kong

Novavax

Inovio

Clover Biopharmaceuticals

Universidad de Queensland/CSL

Sputnik-V

Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC)

Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CIB-CSIC)

Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS)

Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria(INIA)

Universidad Santiago de Compostela

Navarrabiomed

#NuevaRealidad ( Disconnect.)

Photo by elnaz asadi on Unsplash

No sabía que tenía un interruptor de desconexión tan avanzado. Última tecnología y de la buena. Seguro que muchos de vosotros, también lo tenéis. Para que se active y se actualice tienes que estar mucho tiempo recibiendo impactos informativos, cifras, comunicados y anuncios oficiales. Es condición sine qua non, que dichos impactos informativos no se ajusten a la realidad que vive el ciudadano ( o sujeto experimental).

Tras un tiempo sometido a la exposición del estímulo, se pasa al modo “Como quien oye llover”. Eres capaz de estar oyendo, pero no escuchando, desconectado totalmente de la información. ¿Vacunas? ¿Plan de vacunación? ¿Navidades?

Photo by JanFillem on Unsplash

Qué bonito es el sonido de la lluvia…

NB : “Como quien oye llover” . Etimología : es una expresión que proviene del encuentro de Hernán Cortés con Moctezuma en 1519. Los aztecas acudieron con un séquito entre los que se encontraba una persona que era el Quiahuitlacapoc (quiahuitl, lluvia / acapoc, escuchar). Era una especie de sacerdote cuya función era escuchar e interpretar la lluvia ya que los aztecas creían que era mensajera de los Dioses. Mientras los grupos de emisarios españoles y aztecas se centraban en sus conversaciones/discusiones, el Quiahuitlacapoc escuchaba la lluvia, ajeno a lo que allí ocurría .

#NuevaRealidad ( Flores y luz.)

Visito a un ser querido, a una persona amada. Está sentada, delante de la terracita que hemos inundado de plantas. La vista la serena: luz, muchos geranios y la cruz de una iglesia que se ve en la lejanía…

Photo by Juli Kosolapova on Unsplash

Recuerdo , por ella y en su nombre ahora que ya no puede recordar, cómo decoramos aquel piso. Con ilusión y premura, escogimos telas y muebles. Cuadros, jarrones y espejos. Quedó un espacio muy bonito .Siempre he sentido un cierto orgullo personal y vanidoso porque , aunque adaptándome totalmente al gusto de los que la iban a habitar , me dejaron hacer… Ha mantenido un equilibrio atemporal hasta que la estética ha perdido protagonismo .  

Ya no hay paseos por la calle. O muy, muy pocos. La mascarilla la desconcierta. Ya no le explicamos lo del #Covid . Cada día, recibía la noticia como si fuera la primera vez. Ahora, cuando pregunta, le hablamos de una gripe muy contagiosa. Con eso vale.

En estos tiempos pandémicos, lo hemos cambiado todo para que tenga su espacio seguro y confortable. Hemos apartado las mesas, hemos desplazado el sofá, hemos quitado puertas, hemos movido objetos… Un pequeño oasis en el que ya no es importante aquel sofá , tapizado de color ocre, con una tela que ella escogió personalmente .Ahora, prima el butacón cómodo y motorizado, delante del balcón.El espacio es diáfano para cuando hay que utilizar la silla de ruedas o la grúa.Todo está orientado a las flores, a las plantas,  al sol, a la luz.

Photo by Dragana Rapo on Unsplash

Nada es ya como fue, aunque ahora , es lo que tiene que ser.

Sentada a su lado, a un metro y medio de distancia y con la mascarilla que no acaba de entender, a mí también me confortan las flores y el sol que inunda el salón…

#NuevaRealidad ( lo que falta.)

Cuando hago las fotos de la luna y cuando riego las plantas, me concedo unos minutos de higiene mental, intentando ordenar la información que he ido recibiendo.

Ya he procesado que las cosas de la pandemia están mal. Las cifras , por muy confusas que sean a veces, hablan alto y claro. Esta semana, además, se han ido introduciendo conceptos , ya conocidos :  “estado de alarma” o  “confinamiento domiciliario”. Es una estrategia muy básica de inducción subliminal: para que nos vayamos haciendo a la idea.

Lo que no veo que se introduzca en ninguno de los argumentarios es lo que falta. Lo que necesitamos a cambio de nuevos encierros y restricciones que la gran mayoría de ciudadanos, cumpliremos con resignación.

Lo que falta es que se concreten otras cifras y cantidades. Para que resurjamos de estas cenizas pandémicas necesitamos números :  el número de médicos , enfermería y profesional sanitario que se contratarán para reforzar la Atención Primaria; Ídem para el número de rastreadores ; la cifra de pruebas diagnósticas que se van a realizar; los refuerzos a la Atención Hospitalaria; el número de personal de apoyo para las Residencias.

La luna sigue ahí, indiferente a mis cálculos mentales. Las próximas fotografías, igual ya son en confinamiento domiciliario. Espero, por eso, que ese día me cuadren todos los números.

#NuevaRealidad (Estamos solos todos juntos.)

No hay semana que no quiera escribir de las miserias políticas que nos rodean. Y me intento contener. Lo prometo . Pero es que yo estoy concienciada que vivimos en pandemia , una situación especial y anómala a nivel planetario , de la que todos tendríamos que ser conscientes. Y es que hay quien no lo es y, lo más terrorífico,  es que, en muchos casos, estas personas o personajes inconscientes, tienen el poder de decidir sobre la vida de los ciudadanos.

Después está lo de la impotencia : da lo mismo que se reclame unidad y cooperación desde todos los ámbitos sociales para salir de esta con el menor daño posible ( y hablo tanto de salud como educación y economía) porque es como gritar en un páramo desolado en el que no hay nadie y si lo hay, se ha tapado los oídos. Y con algo que insonoriza muy bien porque ¿Cómo se pueden desoír las directrices de la ciencia en un asunto que sólo podrá resolver la ciencia? Hay para un análisis psiquiátrico exhaustivo…

Sólo podemos confiar en nosotros mismos y en nuestra responsabilidad. Es lo que hay. Estamos solos todos juntos.

Ya es en lo único que confío…

#NuevaRealidad ( princesa.)

Hoy , he perdido a la única persona en el mundo que me llamaba Princesa. Mi padrino ( el padrinet), un ser hermoso , que, sin ser mi familia de sangre , se convirtió en mi familia de corazón.

Hoy, navegando en la pérdida, he empatizado con todas esas personas que han perdido a un ser querido, ingresado en una Residencia . No ha muerto por el virus pero , ese virus, que algunos parecen no temer, ha hecho que se restringieran las visitas.

Desde Marzo , lo hemos visto poco …

Ese poco pesa mucho…

Todos los abuelos de la residencia en la que residía estaban y están protegidos y tratados con una calidad profesional y emocional que nos ha dado mucha paz. Han sido magníficos en momentos muy complicados que han sido más fáciles con las videollamadas y la información constante y tranquilizadora. El valor de todas esas personas no se puede cuantificar ni medir. Les agradezco sinceramente su labor.

Tras el desconfinamiento y pasando por todas las fases con un cuidado escrupuloso, llegamos a verlo cada semana. Al principio, una sola persona y la misma durante quince días durante 30 minutos. Después, ya nos dejaron ir a dos.  Más tarde, cuando aparecieron los primeros rebrotes ( de este virus al que algunos restan importancia) las visitas se volvieron a restringir. Ahora, hacía una semana que ya estábamos en el ciclo de una persona.

A mí me tocaba visita el próximo Jueves día 15 a las 11:30. Aún no la he borrado de la agenda…

Hoy, no soy princesa. Durante un rato, hasta que se me pase esta rabia y el dolor. Después, sé que me reconfortará saber que tuve la suerte de tener a esa persona en mi vida, desde mi infancia hasta hoy , que me llamaba princesa

Amor infinito.

NB : Hace cinco años , escribí este post de título “Princesa” (no podía ser de otra manera…)

#NuevaRealidad ( Comité de Expertos, SOS)

Qué envidia me da Suiza y su cultura del referéndum.

El concepto de Consulta Popular me gusta tanto en su vertiente vinculante ( el resultado se ejecuta) como la propiamente consultiva ( los que gobiernan y los que no, tienen datos fiables de lo que opinan y quieren los ciudadanos de un país).

Nos iría muy bien para resolver cuestiones de forma rápida y efectiva ya que los partidos políticos están más ocupados en ser partidos que en gobernar un país y no responden con la eficiencia necesaria. Es más, hay metodologías que les permiten desviar nuestra atención , como los magos, para que no veamos lo que realmente está pasando en la realidad.

Este fin de semana, se nos informa de datos muy preocupantes de la pandemia. No estamos haciendo las cosas bien…Nada bien y todos juntos . Todos haciéndolo mal porque esto sólo tiene una solución colectiva que no entiende de banderas (aunque se pongan muchas, en todos los sitios), ni de fronteras…

En este contexto, en el que espero a ese Comité de Expertos-Sabios  (de todas las áreas afectadas por #Covid19, empezando por Sanidad, pero también, Educación,  Economía ,Movilidad, etc.…) que por lo que parece NO existe y que necesitamos con extrema urgencia, este fin de semana la noticia Trending Topic es que el rey, no ha asistido a un acto protocolario .

Photo by Pro Church Media on Unsplash

No ha ido. Por lo que sea.

Vale.

¿Y cómo está lo del Comité? ¿Cómo vamos a aplanar la curva de contagios y la Tasa de Reproducción? ¿Quién está preparando los “Planes de País” para presentarlos en la UE y recibir fondos de ayuda? ¡ Hay tantas preguntas! ¿Quién está ahí? ¿Eoooo?

Y cuando pase todo esto y estemos centrados : un referéndum sobre la Monarquía. ¿Queremos continuar cómo estamos? ¿Queremos cambios? Somos nosotros los que debemos decidirlo.En esta #NuevaRealidad, yo apuesto por la evolución y dejar atrás figuras simbólicas que provienen de la Edad Media… Sin dramatismos.

Mientras tanto, el Comité de Expertos es la prioridad.

#NuevaRealidad ( Niños.)

Los niños han vuelto al cole, dándonos una lección de inteligencia emocional superlativa.

La reportera intrépida se acerca a un niño con una mascarilla de Spiderman. ¿Qué piensas de que tengáis que llevar la mascarilla? Cada niño le da una respuesta diferente :

-. Prefiero llevar la mascarilla, pero ver a mis amigos en el cole.

-. Si llevamos la mascarilla, no tendremos que volver a estar en casa y no le pasará nada a los abuelos.

-. Si ahora la llevamos, habrá un día en la que nos la podremos quitar porque ya no habrá virus.

En esas edades , en las que aún no hay rasgos preadolescentes, los niños son seres puros empáticos y eficientes en su comportamiento. Al llegar al cole,  lo hacen todo sin grandes aspavientos : entran en filas ordenadas, les toman la temperatura, los separan en grupos más pequeños y se despiden de los amigos con el codo (- que-ahora-ya-no-y-hay-que-llevarse-a-la-mano-al-corazón-), respetan las distancias en el recreo…Hay de todo, niños obedientes y desobedientes, tranquilos y nerviosos, pero, en su conjunto, se comportan con  resignación alegre.

Y, ante alguna de las respuestas, detrás de mascarillas con arcoíris y nubes, hay veces que me planteo lo maravilloso que sería oírlos en el Parlamento …La lección de lógica y sencillez para afrontar y resolver los problemas que nos darían a los que nos llamamos adultos, sería apabullante.

#NuevaRealidad ( tips pandémicos.)

¿No os pasa que cuando veis una película o una serie en la que se refleja la vida de antes, no pensáis “¿Mira, esto era así antes de la pandemia”? Sobre todo, cuando aparecen imágenes de multitudes, o grupos numerosos de gente haciendo algo : conciertos, fiestas, desfiles, bailes, clases, etc.… Esos planos generales de ciudades llenas de gente paseando y transitando, sin mascarillas, sin distancia…

Cuando a alguien le acercan un micro , en una conexión televisiva . El reportero se sitúa a la máxima distancia que puede, alarga el brazo y acerca aquello a la boca del entrevistado. ¿Qué opina del confinamiento de su barrio? Esto ya se veía venir, responde la señora ante aquella alcachofa ¿ poco higiénica?

Ahora nos lavamos las manos con mucha frecuencia, pero…¿Es posible que antes lo hiciéramos poco? Llamadme rara, pero , en plan Sheldon Cooper, siempre me fijaba en la gran cantidad de gente que salía de lavabos públicos y no se lavaba las manos.

Arte con Mascarillas de Steffen Kraft (ICONEO)

#NuevaRealidad ( resistiendo.)

La albahaca resiste a un nivel impensable. Después del abandono de las vacaciones y un riego descuidado parecía que ya no iba a prosperar, pero…no. Las lluvias de los últimos días le han sentado fenomenal y , ahí sigue, en crecimiento aéreo superior y floreciendo de nuevo…Así que he vuelto a sacar las flores y he eliminado las hojas amarillas . Vuelve a estar en el inicio del ciclo.

Esta albahaca fue mi compañera de confinamiento y ahora, es compañera pandémica. Ha estado en todo el proceso y es como una metáfora en versión fragante de nuestra situación : resistiendo.