Viñeta sin viñeta.

Hace poco , vi una viñeta de la que no conozco el autor.

Constaba de tres dibujos :

  1. Un lector leyendo el diario. En la portada, enorme : GUERRA.
  2. El mismo lector en la misma situación. En la portada, la palabra GUERRA ocupa menos espacio. Hay más noticias compartidas como el tema del gas en Europa.
  3. La última viñeta representa a ese mismo lector. En la portada , enorme , GRAN OLA DE CALOR. Una segunda noticia que hoy podría ser la visita regatista del ExRey de España y pequeñito, en una de las esquinas : “Guerra en Ucrania”.

Pues eso.

Hay más de 10 conflictos armados en el planeta. Muchísimas víctimas.

Hoy, en la televisión, he visto a las mujeres afganas, viviendo en la Edad Media en la actualidad con todos sus derechos aniquilados. En su momento, ocupó portadas… Y, mañana, las noticias “top” reflejarán el mundo superficial en el que vivimos.

Pues eso, again. Todo mal.

NB :Gran viñeta, por cierto. A ver si la repesco y descubro al autor.

Filtrando.

Estoy agotada de tanto filtrar.

Filtro toda la información que leo en Twitter ( y lo seguiré haciendo con @elonmusk al mando). También los periódicos. Filtro los informativos de las diferentes cadenas de televisión y la radio. Filtro ( y casi que formateo al 100%) lo que dicen los políticos. Filtro su tono agresivo, la mala oratoria, los fakes y la propaganda barata.

Photo by Nathan Dumlao on Unsplash

Quiero conocer todos los puntos de vista, pero filtro sin parar porque todo está distorsionado.

Lo único que no puedo filtrar es lo de la maldad descarada de la guerra en Ucrania. Las imágenes que vemos no requieren de ningún filtro.

Y, mientras la barbarie continua,  mi mundo local requiere de esos filtros para poder entender…algo.

Y ni con filtros.

Rescate.

Me ha llegado una notificación de Unsplash : he conseguido 500K views de las fotos que voy colgando.

La última ha sido esta.

Una estrella de madera en un charco de agua.

Es triste en tonalidad y mensaje. Del color del mundo de hoy…

Hay que rescatarla.

Foto de SincerelyMedia

Mafalda, 64

Apareció en la prensa en 1964. Ese año, ya tenía 6 años.

Ahora tiene 64 años y su edad es incalculable porque Mafalda ya es eterna.

El problema que tenemos es que su mensaje sigue siendo válido.

Espero que algún día, esta niña eterna no tenga nada por lo que protestar. O que sea sólo por un plato de sopa. Será un buen día para el mundo…

Normalidad que ya no es.

Paisaje, descanso, sol, flores,… La Semana Santa, la primavera y las vacaciones. He hecho lo mismo que todos esos seres humanos que he estado viendo en la televisión en la sección de actualidad nacional. Unos días de desconexión placentera que se parece mucho a lo de antes del virus…

Pero nada es como antes. En las noticias de actualidad internacional, también he estado viendo a los que ya no tienen hogar, ni ciudad. A los que han muerto, a los que han herido, a los que siguen allí y a los que se han tenido que refugiar en otro país. Bombardeos, mísiles, destrucción y crimen. Pasan los días y no se intuye una solución.

Esta normalidad aparente pretendía enmascarar nuestra tristeza e impotencia porque ya nada es normal en estos tiempos que vivimos.

Y, aquí seguimos, esperando el milagro …de la civilización…

Banksy

Semana Santa .

Photo by Hello I’m Nik on Unsplash

Adiós a la esperanza de paz temprana.

La guerra sigue y llega la Semana Santa.

Nos vamos inquietos, apesadumbrados, extrañados, desconcertados, impotentes…

Espero que sea la Semana de un alto el fuego. De tregua.

La de la paz.

Photo by engin akyurt on Unsplash

Y mientras tanto…

Las palabras siguen sin acudir. Y las que se dignan a venir, son angustiosas e impregnadas de impotencia.

Photo by Peter Steiner 🇨🇭 on Unsplash

Photo by Imad Alassiry on Unsplash

Photo by Mathias P.R. Reding on Unsplash

Y mientras tanto, ayer llegó la primavera. Y qué triste está este año…

Photo by Jeremy Bezanger on Unsplash

Parálisis.

Tengo fotos de la camelia con flores preciosas y noticias del petirrojo. Por la noche, veo la luna creciente, muy bonita. Llueve por un rato y me parece una gran noticia. Son cosas que forman parte de las entradas imperfectas de este blog y que cualquier semana, aparecerían por aquí en forma de post,  pero, desde que Putin ha atacado, ha invadido y está masacrando al pueblo ucraniano, no me sale nada. Todo me parece de una gran frivolidad ante la piel de gallina continua que me producen las noticias y las imágenes, sobre todo, las imágenes.

No me he quedado en blanco, me he quedado en color azul turquesa y amarillo pero en pausa.

Paralizada.

No sé cuando volverán las palabras…

NB : Photo by Daniele Franchi on Unsplash

Seguimos sin palabras…

…para describir el horror de una guerra que estamos viviendo , en directo, con el corazón encogido ante el sufrimiento del pueblo ucraniano y la impotencia , como civilización civilizada (?), ante la locura.

Un amigo ilustrador, me hizo un dibujo para un apartado del blog que se llamaba “Er quejío “.

Hoy, ha utilizado palabras.

Esas que yo no tengo…

Acostumbrados.

Llevo unos días viendo unos anuncios de juegos de nueva generación ( para las consolas mega-modernas) sobre la Mafia o de Guerras . Las imágenes que nos muestran, son violentas. Tíos disparando y matando. Armas, saltos, patadas… Pero no nos inmutamos,  es normal para cualquiera de nosotros.

Vemos una peli, una serie y pasa lo mismo. Explosiones nucleares, bombazos, metralletas, sangre y muerte. No nos impresiona. Nos tienen que llevar muy al extremo para que tengamos una mínima dosis de inquietud.

Con las noticias que reflejan el estado del mundo, pasa lo mismo. Guerras, conflictos armados, atentados, asesinatos, … Vamos procesando esa información llena de violencia con absoluta normalidad en el mundo real.

Podemos quedarnos traspuestos y emocionalmente tocados después de una pelea de esas tipo : “y le dije a mi cuñado todo lo que pensaba de él” pero, en cambio, hemos desarrollado un filtro de emociones para  el entorno violento global. Cuatro gritos con palabras malsonantes nos afectan más que las muertes de soldados en guerras varias …

Somos una raza extraña. Teniendo entendimiento y , sin embargo, luchando…

Un ejemplo : los humanos, que hemos desarrollado sistemas más sofisticados que la lucha para llegar a entendernos,  hacemos del boxeo un espectáculo o un deporte . Cogemos a dos de estos seres humanos, les ponemos unos calzones y hacemos que se muelan a tortazos. Y somos capaces de pagar, sentarnos cómodamente ( incluso con palomitas) y observar sin ruborizarnos. ¿Cómo se puede llegar a entender, objetivamente, que exhibamos a dos personas dándose de leches?…

Estamos acostumbrados a unas imágenes, a unos códigos visuales que tal vez, son poco efectivas porque sólo son eso : imágenes. Es posible que si estuviéramos delante de los cuerpos de las víctimas de un atentado o de una guerra o de algún niño soldado de Sierra Leona, la violencia dejaría de ser una entelequia ( a la que estamos acostumbrados) y se convirtiera en la dura y dramática realidad que es.

Entonces, la gran pregunta es : ¿Cómo se desacostumbra uno?…

¿Alguien lo sabe?

NB : Datos del Instituto para la Investigación de Conflictos Internacionales (HIIK).

El año pasado se clasificaron un total de 18 conflictos de “guerra”.  Además de Siria, Ucrania o Irak, se calificaron como guerra otro tipo de conflictos que causan cientos de víctimas mortales y que conducen a catástrofes humanitarias. Conflictos armados ( que no llegan al nivel de guerra) hay 402…Ahora mismo…