#NuevaRealidad ( resistiendo.)

La albahaca resiste a un nivel impensable. Después del abandono de las vacaciones y un riego descuidado parecía que ya no iba a prosperar, pero…no. Las lluvias de los últimos días le han sentado fenomenal y , ahí sigue, en crecimiento aéreo superior y floreciendo de nuevo…Así que he vuelto a sacar las flores y he eliminado las hojas amarillas . Vuelve a estar en el inicio del ciclo.

Esta albahaca fue mi compañera de confinamiento y ahora, es compañera pandémica. Ha estado en todo el proceso y es como una metáfora en versión fragante de nuestra situación : resistiendo.

#NuevaRealidad ( ya no es común.)

Hice unas fotos a una mariposa pequeñita de color azul.

Es la Polyommatus icarus una mariposa que antes estaba en la clasificación de “común” y ahora, ha dejado de estarlo porque cada vez hay menos…

El reverso es pardo, salpicado de puntos negros rodeados de blanco y franjas anaranjadas en el borde de ambas alas.

Actualmente es una especie amenazada porque hemos ido destruyendo sus hábitats y se está produciendo una alarmante disminución de su población.

Hemos conseguido casi eliminarlas.  Miradla bien , por si ya no las vemos más.

Somos su virus…

 

 

#NuevaRealidad ( Atraer la fortuna.)

Para compensar mi estado de ánimo por el estado de la albahaca, he incorporado un olivo a mi familia de plantas.

Este arbolito, de apenas 30 cm, puede llegar a medir 15 metros de altura y vivir cientos de años. Si lo cuido bien, puede sobrevivirnos a todos. Verá pasar el tiempo, las pandemias y la vida y el seguirá creciendo…

La rama de olivo es el símbolo universal de la paz y según la técnica feng shui, será portador de cosas buenas y afortunadas.

Y, eso, lo necesitamos más que nunca.

 

 

#NuevaRealidad ( sigo con la albahaca.)

Desde finales de mayo, tengo una planta de albahaca que ha ido creciendo mientras yo estaba confinada. Encontraréis muchas webs con información de sus propiedades y beneficios, pero en este post, le quiero dar el matiz de terapéutica.

Te obliga a un cuidado diario con el riego. Es un espacio muy cortito en el tiempo, pero, es suficiente para desconectar y conectar con la planta. Ella va desprendiendo una molécula aromática denominada eugenol, un componente volátil con olor floral con toque mentolado y que forma parte de muchos de los perfumes que hay en el mercado. No hay que descartar que esa química natural, tenga parte de culpa…

Puedes interactuar con su evolución y da mucho juego : tienes que podar flores, puedes hacer aceite con las flores, puedes utilizar las hojas para que tus sofritos tengan ese toque italiano , puedes secarla para aromatizar e incluso, puedes robarle ramas para tener nuevas plantas.

En la última poda , arranqué una de las ramas laterales y, siguiendo las instrucciones del experto en albahaca, la tuve en un recipiente transparente, con agua y a la luz del sol.

En una semana, la rama generó unas raíces que permiten trasplantarla y convertirla en otra planta.

Os presento a la nueva albahaca de la familia.

NB : Os recomiendo tener un par de plantitas preparadas por si nos vuelven a confinar… La albahaca te hace de coach

#NuevaRealidad (flores por tercera vez.)

La albahaca ha vuelto a florecer tras la segunda poda y yo , he vuelto a desposeerla de las flores.

La riego diariamente y, en ese momento,  el aroma se intensifica y me hace sentir una sensación de calma.

La palabra albahaca o albaca proviene del árabe al-habaqa, donde ‘al’ es ‘el ó la’ en nuestro idioma y habaqa es el nombre que daban los árabes a las plantas aromáticas usadas en la cocina. Habaqah viene de veheca que significa ‘penetrar el cerebro con suave olor’.

Hay días en los que pienso que habrá pasado, al día siguiente, cuando vuelva a regarla. ¿Buena noticias? ¿Problemas a la vista? ¿Todo solucionado? ¿Inquietud? ¿Alivio? ¿Alegría?

Las circunstancias cambian, pero la albahaca sigue creciendo, sigue floreciendo y me regala ese instante reflexivo mientras la riego.

Solo hay una cosa que puede romper la magia del momento y es olvidar el repelente de insectos. Entonces, los mosquitos se lanzan a por mí en un ataque masivo… Y así, no hay calma que valga…

NB : Dicen que la albahaca es un insecticida natural pero a estos mosquitos no les causa ninguna reacción.Yo creo que este verano han mutado y se han hecho más fuertes .

#NuevaRealidad (habemus aceite.)

El aceite de las flores de albahaca ha sido un éxito.

Me he pasado diez días, agitando el frasco .

También le he dedicado palabras afectuosas… Espero que nadie me haya visto piropeando al potecito.

Hoy, lo he filtrado con un colador, y lo he pasado a una botella. El aroma a albahaca ha invadido la cocina.

He puesto unas gotas en un plato y he untado un trozo de pan. Delicioso.

Su estreno ha sido en una ensalada de rúcula, tomate cherry ,  burrata y unos piñones tostados…

#NuevaRealidad ( intrusión.)

La albahaca , después de una semana de podar las flores, volvió a florecer y yo, he vuelto a podarla. Parece que se está resistiendo a mi intervención con tozudez…Podo flores, salen más flores…

La albahaca tiene razones para rebelarse y librar la batalla como pueda. Lo que le estoy haciendo , es alterar su ciclo vital. Es una intromisión directa en su desarrollo natural. La planta florece para generar semillas que aseguren su reproducción y, conseguido su objetivo, se seca y muere . En la naturaleza, sus hojas secas serán nutrientes para otras plantas, insectos y animales.

Esta albahaca, no. Se enfrenta al humano deseoso de cultivo intensivo.

Después de esta segunda poda, la planta está así.

A ver qué hace esta semana…

#NuevaRealidad ( aceite de albahaca.)

Hace un mes, planté albahaca en una maceta. Estábamos en Fase 1… Me parece que ha pasado un siglo desde ese momento:  entré en el garden a comprar perejil, con el miedo en el cuerpo, la mascarilla , el gel y la distancia social y como no encontré perejil , me hice con dos plantas de albahaca de hoja grande.

Mientras las iba regando, las fases discurrían ( a veces, a una velocidad inverosímil) y un mes después, aquí estamos, en la #NuevaRealidad. Mi miedo es más moderado pero mi respeto al virus sigue siendo muy alto…

Las plantas, ajenas a nuestro drama sanitario, han ido creciendo , las he tenido que cambiar de maceta y ya han florecido. Un italiano , gran cocinero, me explicó que en las flores es donde se concentra el mayor aroma de la albahaca y que eran fantásticas para macerar en aceite.

Esta es una variedad que requiere de poda. Hay que eliminar las hojas grandes y las que van amarilleando, pero, sobre todo, hay que sacar las flores, para que, en su zona aérea, continúe dando hojas y creando una planta más frondosa. Por lo menos, eso dicen los expertos. He seguido al pie de la letra todos los consejos : he podado las plantas y he reservado las flores y algunas hojas .

Para aromatizar el aceite, he limpiado las flores y las hojas y las he dejado secar al sol. Han de estar perfectamente limpias y secas. He añadido un ajo troceado y unos granos de pimienta negra, blanca y rosa y el aceite de oliva virgen.

 

Lo tendré en un lugar oscuro y fresco durante siete días. Cada día, por eso, he de agitar el frasco para que los aromas se vayan consolidado. Cuando pase una semana , se debe filtrar…

Hay que esperar para ver resultados : tanto de la evolución de la planta ( espero que hacia la frondosidad) como para probar ese aceite…

#Encasa ( lo de la distopía.)

Un relato distópico como los tiempos que vivimos.

Foto de Diego Hernández (Unsplash)

No hay rosas.

Hace muchos años que desparecieron las flores. Todo empezó con las abejas y su extinción y el resto, ya lo sabéis. Aquí estamos, en un planeta desértico y polvoriento…Esa es la mala noticia.

Aunque, todo ha cambiado en los últimos meses. Se abrió aquella grieta enorme, muy cerca de donde vivo. En las profundidades, se descubrió un asentamiento del siglo XXI. Una de esas casitas, con un pequeño jardín…Y entre los escombros, encontraron unas semillas de rosa en perfecto estado. Se mantuvo en secreto. El gobierno se llevó las semillas e intentó hacer germinar las rosas sin éxito.

Lo que nunca supieron es que , allí, dónde estaban los restos arqueológicos, se dejaron  una semilla pequeña, oscura y seca.La planté, la regué con la escasa agua de mi racionamiento y, ahora, está a punto de florecer.

El jueves, equipado con mi uniforme de camuflaje, recorreré las calles sigilosa y velozmente, me deslizaré por la grieta e iré a buscar mi rosa.

Será la primera vez en mi vida que vea una…

 

 

 

 

Strelitza Reginae, febrero.

De nuevo, ha florecido mi Strelitzia Reginae o Flor del Ave del Paraíso. Ha desplegado sus colores, preciosos naranjas y azules, para atraer a los insectos y los pájaros que las polinizarán.

flor

Es una planta bellísima y aunque ya me es familiar, cada año me sorprende su belleza. Aún no me he acostumbrado a observar con indiferencia esta obra maestra de la naturaleza.

De dónde realmente es originaria, el sur de África, la consideran tan magnífica que en algunas tribus sólo se usa para adornar la choza del brujo o del jefe.

obra

En esta edición de su floración, lo que me ha intrigado es cómo se produce esa combinación de colores intensos tan fabulosa. Esto es lo que he descubierto : los colores son fruto de la química. El citoplasma de la célula vegetal es una sustancia semilíquida e incolora que está formada por agua y pigmentos coloreados, hidrosolubles llamados antocianinas y flavinas.

Antocianinas, pueden ser rojas o azules y combinadas nos dan el violeta, lila o púrpura.

Flavinas son pigmentos amarillos en tonos más o menos intensos y naranjas.

pigmentos

Y debemos agradecer a los insectos, de hace 100 millones de años, que lo que veamos sea esa combinación majestuosa. La evolución de las plantas y su supervivencia fueron la causa de la aparición de los pigmentos. Si no había el color “preciso” que pudiera percibir el insecto (en longitud de onda en la franja de los ultravioletas que el humano no puede ni imaginar) no llamaban la atención y no había polinización.

insectos

Así que los insectos están percibiendo no-sé-qué-colores-ultravioletas y nosotros, por pura casualidad, estos bellos tonos.

Pue eso, una obra maestra de la naturaleza…

by

NB : Normalmente, esta planta florecía en mayo . Este post lo escribí hace cuatro años .

En febrero de 2020, la planta ya ha florecido…