Presidente de la Comunidad.

He conocido a una persona que se está dejando la piel como Presidente de su Comunidad de Vecinos. Dicen que es una especie en extinción pero hay algunos que aguantan . Resisten las reuniones , intentan dialogar, escuchan a todos ( incluso a quien no se lo merece o se excede) y, en definitiva, se preocupan para que el hábitat que comparten en zonas comunes y de uso privativo, sea lo más confortable posible.

El ”Presidente” me pregunta si tengo algún cuadro viejo, que no quiera , para el vestíbulo principal. Los va reponiendo de forma recurrente . “Es que alguien se los lleva”. Como es conciliador, no utiliza la palabra “robar”.

Tengo un bastidor que está hecho polvo. Lo iba a tirar porque ya está inservible pero se me ocurre que con un spray y unas letras , puedo hacer un cuadro para La Comunidad.

No creo que lo roben… ; – )

Pegando cosas…

Estoy reciclando bastidores antiguos, preparando las bases con acabados de pintura de pizarra y pegando cosas que parece ser la tendencia artística que últimamente, me domina.

En mi caja de “cosas para pegar” en la que acumulo cosas que creo que algún día me servirán para mis cuadros, había unas cuentas de unos collares que se me rompieron. Son círculos de plata y de nácar .

No están puestos ahí aleatoriamente -aunque tapar desperfectos del lienzo me ha obligado a hacer algunos cambios estratégicos respecto a lo que yo tenía en mente- sino que representan a la familia.

Hay quien solo verá unas formas circulares, pegadas con más o menos fortuna, pero yo veo diferentes formas de familiafamilias que tengo. Familias que quiero.

Luz.

El bastidor es de lino de color crudo de 40 X 40 cm.

He utilizado una tira de led de hilo fino. Y, por fin, he podido usar una trozo de velcro con adhesivo que he estado guardando años en un cajón , por si acaso. Lo he pegado por detrás del bastidor para el soporte de las pilas ( así se puede sacar y cambiarlas). Es un portento de tecnología.

También he dibujado unos puntitos blancos… Siempre caigo…

Es un cuadro cambiante : sin y con luz.

Sin.

Con.

Creo que este arranque de momento de manualidades, es un efecto de la vacuna…

#NuevaRealidad ( La bolita.)

Siento la inquietud pandémica previa al confinamiento de la primavera pasada, así que me he dedicado a embadurnar un bastidor muy antiguo con pintura de pizarra.

Tenía una misión : hace ocho años me regalaron un móvil de viento.  No emitía ningún sonido, pero cuando se movía al son del viento, una bolita de cristal tallado , que estaba insertada en el centro, pendiendo de un hilo, reflejaba la luz del sol, creando un juego de luces precioso.

El tiempo, el viento, la lluvia, el sol… No sé quién es el culpable, pero la bolita de cristal cayó al suelo. No pude volver a ubicarla en su lugar…

Así que ahora,  sigue cerca del móvil, pero pegada a un bastidor embadurnado de pintura de pizarra en diferentes tonos tierra y gris.

Y yo me he calmado un poco…

NB : Así era el móvil…

#NuevaRealidad (vacaciones.)

Photo by Silver Ringvee on Unsplash

Mañana, 1 de agosto. Ya.

Después de unos meses extraños en los que hemos tenido que recomponer nuestra realidad  (  y en eso estamos, porque ya nada se parece a lo cotidiano ), llega -casi de repente-el mes de agosto.  En mi caso, siempre ha sido sinónimo de vacaciones. Parón. Desconexión. Reset.

Este año, la #NuevaRealidad lo convierte en un mes extraño. Pararemos y desconectaremos, todo ello con la mascarilla puesta y con la sensación que todo pende de un hilo. Lo de reiniciarnos , ya es una de las características de este nuevo mundo : hay que ir haciendo actualizaciones de forma continua, como los antivirus. ¡Qué ironía!

Así que, a partir de mañana,  vamos a realizar una inmersión en las vacaciones de la pandemia, a ver qué tal. Es una incógnita…Una aventura, al fin.

Photo by Waldemar Brandt on Unsplash

Para desearos unas felices y sanas vacaciones a todos, voy a utilizar una foto de un DIY que me ha encantado. Durante la fase #Encasa, un amigo creó un precioso pez con una barrica de vino vieja. Está colgado en una pared,  en una ambiente que te traslada a Menorca . Puro verano.

Ya estoy buscando barrica e instrucciones. ; – )

¡Cuidaos mucho!

NB : En unos años, al releer estos post, espero alegrarme . Todo habrá vuelto a la normalidad y las vacaciones serán como las de antes. También es posible que los lea y que piense :  ¡Qué tiempos aquellos en los que podíamos salir sin el traje de la NASA!

#Encasa ( lo de pintar 5.)

Entre cuerdas.

Es otro bastidor reciclado .

 

Un cuadro cambiante : las cuerdas son extraíbles ( por si con el tiempo, apetece más una visión minimalista). Las he pegado por detrás con cinta de papel ( pensé en la cinta americana, pero podría dañar el lienzo al sacarla) y, después, para que no se vea la chapuza -no ha quedado muy estético, pero queda contra pared-lo he cubierto con papel de embalar.

El cuadro va acompañado de una bolsa con pinzas de madera y notas en blanco y es que este es un cuadro multiusos.

Puedes dejar mensajes, recordatorios, citas, etc.

 

#Encasa (lo de pintar 4.)

Una de las cosas que más me motivan son los encargos. Los retos…

Tengo un Club de Fans de mis pinturas, que han hecho de su casa, mi propia sala de exposición. Aunque son familia y me quieren mucho , no les he obligado a colgar los cuadros. Lo prometo.

En una ocasión, me trajeron unas ramas y madera de Menorca para que yo hiciera lo que quisiera con aquel material.

En este estado de #Confinamiento, me han pedido el reciclaje de un lienzo. Es para un dormitorio así que el reto era hacer algo, suave, para decorar ese espacio.

Y, salió el zzz… ; – )

#Encasa ( lo de pintar 3. )

Este cuadro se titula : Sin Corona y forma parte de la serie de #ArteConfinado.

Igual ha sido algo subliminal, porque soy de ese tanto por ciento de la población que votaría a favor de eliminar la Monarquía, por su papel simbólico (que creo perfectamente prescindible) y por ser totalmente anacrónica, pero… esta corona se refiere a la del virus.

NB : Y es que tenía esta pieza circular de nácar tan bonita …

#Encasa (lo de pintar 2.)

Normalidad- Pico, Curva, Meseta -Normalidad

Primera obra auto-terapeútica en tiempos de confinamiento.

La idea aparece cuando descubro, en mi caja de “cosas para pegar a cuadros”  una pasta de sopa que adquirí en Amsterdam hace muchos años, porque tenía la forma de unas bicicletas. Ya la compré para utilizarla en los cuadros y no para hacer sopa…

Con estas bicis de pasta como protagonistas, este es el cuadro que surgió: Normalidad- Pico, Curva, Meseta -Normalidad.

La curva, el pico, la meseta, estas son palabras que oímos mucho estos días. En este bastidor, todos juntos y en bicicleta , superamos el desnivel para volver a la normalidad.

#ArteConfinado

#Encasa (lo de pintar.)

Como muchísimos de vosotros, en estos tiempos de #estarencasa, he estado ordenando. Una vez finalizado el entorno habitual, he pasado a los rincones inaccesibles y , a veces, olvidados.

Además de los cajones de cables inservibles y de aparatos qua ya no existen, me he lanzado a una tarea largamente postergada : mis pinturas, bastidores y demás utensilios para pintar. La palabra “utensilios” abarca una gran gama de objetos. Dada mi incapacidad para dibujar, recurro a pastas de relieve y cosas, muchas cosas, cualquier cosa, que se pueda pegar en un lienzo ( todo tipo de cuentas de bisutería vieja, letras de madera, de tela y de pórex, pinzas de tender, sellos de tinta, estrellas de mar, de piedra, de papel, alambres y cuerdas, cristales pulidos, etc.…) La estrategia mental del almacenaje de todo eso es : “Igual algún día me sirve”

Hace ya mucho tiempo que sé que debo ordenar aquello, pero fue una tarea procrastinada hasta ayer.

Tiré pinturas secas, seleccioné los pinceles y bastidores reutilizables, ordené todas esas piezas ornamentísticas y, poco a poco, a ritmo de Aute ,  recuperé las ganas de mancharme las manos y pintar mientras me evado ( que es lo que me pasa con mis manualidades pictóricas de aficionado) y me lo paso pipa.

Ahí los tengo preparados…