Cucharada.

Elegí un lienzo de 60x60cm para reciclar. Cuadradito y no muy grande. Creo que lo pinté en las navidades del 2012. Se titulaba Happy Nadal y le pegué dos cucharas de madera y unos galets

Tras pasar por mi mesa de trabajo, se ha convertido en un fondo de camuflaje  a base de mezclar colores y pasar el rodillo. He conseguido eliminar el rastro rojo a la vista aunque sigue estando ahí debajo.Si lo descubren dentro de varios siglos y lo examinan, se van a volver locos

He encontrado una cuchara de madera y unas estrellas de unas manualidades infantiles y me ha salido esta “Cucharada”.

En realidad, quería titularlo “He vuelto” aunque también podría llamarse “Me lo he pasado en grande”.  ; – )

Pero es, definitivamente: “Cucharada”.

El delantal.

Tengo unas estanterías llenas de pinturas, aerosoles, barnices, pinceles, cajas con “cosas-para-pegar” y bastidores o lienzos usados… Son cuadros de otras épocas, anticuados,  en los que algo salió mal o me cansé de verlos…Están allí, esperando una segunda oportunidad… Y llevan años esperando…

Justamente, estas últimas semanas, ha habido varias personas que me han preguntado: ¿Ya no pintas?  La respuesta me ha dejado un poco inquieta: ¿Ya no pinto?

Siempre he sido una mala alumna de arte y nunca, había deseado pintar. Es más: todo lo referente a las artes plásticas me salía francamente mal. No sé cómo llegué a comprarme el caballete (que nunca utilizo, por cierto) ni el primer bastidor. Sí que recuerdo la risa de mi padre cuando vio mi primera obra que fue un verdadero churro pero, en su ejecución, descubrí lo agradable que era estar al sol, con las pinturas, el lienzo en blanco, la música…

Las flores que pintaba no parecían flores, ni los paisajes, paisajes…Ante mi nefasta progresión en todo lo referente al realismo, me pasé al arte abstracto. Era lo único en lo que podía evolucionar.  Descubría las texturas, las pinturas de relieve, el látex, la arena para manualidades,  los rodillos, las cucharas de madera y…una sensación de “todo vale”. No importaba que no tuviera ni idea. Pero, lo mejor, es que esos momentos de abstracción, con las manos manchadas de pintura, se convirtieron en una gran terapia anti-estrés. De equilibrio. Casi sanadora… Lo olvidé… Todo eso quedó agazapado, en algún lugar, entre esas estanterías llenas de pinturas.

Hace tiempo que quería ordenar ese rincón y ver el estado de las pinturas (algunas parecen bloques de cemento) así que me puse a ello. Fui seleccionando las pinturas y pinceles viables hasta que se produjo el corto-circuito y el ¿Por qué ya no pinto? se me activó en el córtex prefrontal con toda su intensidad.

Yo creo que mi viejo delantal de pintar fue el detonante.

Así que, bajo este sol primaveral, desplegué todo lo necesario para la acción pictórica. Y, sin quererlo, volví a aplicarme una dosis de Arte Terapia…

To be continued.

Historia del cuadro triste (II)

El cuadro triste aparece al mezclar varias cosas: 1) Administración de una dosis de arte-terapia  al aire libre (que me apetecía mucho), 2) una pulsera rota y 3) un sofá camaleónico.

En realidad, la cronología-de-la-creación es otra: 1) se me rompe una pulsera que lleva conmigo muchos años. Es de bisutería y su valor es emocional.  Quiero conservar esas cuentas de cristal… Pienso en ello, mientras recojo las piezas, diseminadas por el sofá. Puto sofá…

2) Me pasé un buen rato, escogiendo la tapicería en la tienda. La miré bajo los focos, bajo la luz exterior, en penumbra… Hubiese jurado que era un tono “tierra” pero cuando llegó a mi hogar lo vi… gris. Gris plomo. Me disgusté. Hablé con la tienda. Comprobé que era el color que elegí. Sí, lo era.  Con la luz del atardecer, se convirtió en un suave color tierra. Pasó lo mismo bajo la luz de los focos led. Y volvió a cambiar a gris, por la mañana… Así que necesitaba un “algo” que conectara la decoración con el sofá camaleónico gris-tierra…

Hasta aquí, los elementos. 3) El desenlace final se produce al ordenar el trastero y descubrir un lienzo hecho polvo que se podía reciclar. También vi un spray de pintura de pizarra…  Al salir del trastero , observé que hacía un día espléndido y, además, tenía la zona de trastear –con-la-pintura, libre y sólo para mí.

Y pasó que todo se conectó entre sí de una forma fluida :  bastidor, pintura, cuentas de cristal, pegamento, sol…Me puse los cascos y… No hay semiótica para explicarlo…

Disfruté enormemente… ; – )

Un DIY de deseos.

diy2

Este es un DIY muy, muy sencillo.

Tiene más valor por su contenido oculto que por lo que se ve a simple vista .Aunque no lo parezca, en cada estrella hay deseos. Los que quieras. Los que más desees. Los que no puedes verbalizar. Los que querrías verbalizar.Todos.

Tu “Wish (star) List” particular.

ins8

Y yo tiendo a la estrella, pero os recuerdo que un deseo puede adoptar cualquier forma y color.

ins6

Es tan sencillo, que me sabe mal llamar a lo siguiente “Instrucciones”…

ins0Ins1

Ins3

Ins4

Ins5

ins7Os deseo muchos deseos.

Dormir apaciblemente…

El cuerpo lánguido y

La cabeza apoyada suavemente

En las almohadas.

El cuadrante abrazado y

las piernas relajadas.

La luz tenue de la farola

de la calle.

La penumbra.

El silencio.

La calma.

La paz.

Y los ojos se van cerrando.

Nada. Un sueño.

Dormir apaciblemente…

 

Party Art (o el cuadro que inspira una fiesta).

Idea

En el despacho de casa , tengo colgado un cuadro. Es uno de tantos, de esos que ya ni miro al entrar. Están ahí y punto. Los he integrado en mi vida .

Hoy se ha caído uno de esos cuadros. Era un riesgo ya previsto, ya que fui yo la que lo colgó…Al tenerlo en mis manos, de repente, lo he mirado con más atención. Es una explosión de colores ( y creo que “explosión” es una buena definición) y está lleno de risas y grandes momentos. Y es del año 2.000… ¡Madre mía, casi es vintage!

partyart1

Se pintó a seis manos, en la noche del 31 de Diciembre de 1999 al 1 de Enero del 2000. Era un momento “especial” con todo aquello del nuevo milenio y quisimos que los que estábamos, tuviéramos un recuerdo especial de la efeméride.  Tal vez  -visto el resultado pictórico- la apuesta fue arriesgada…

En una habitación, había tres caballetes con tres bastidores para pintar un cuadro. Había pinturas de todos los tipos y pinceles. Cada persona , entraba en solitario y pintaba su parte de cada lienzo. Pasamos  los seis por aquella habitación, antes de las campanadas y una hora después de ellas ( en esa franja, debo decir que los “pintores” se descontrolaron un poco. Euforia y eso…)

partyart4

Yo hacía unos meses que había empezado a “pintar” pero para el resto , era la primera vez que ponían color a un bastidor de lino, preparado, de los de verdad.

Iban equipados( a todos, les hice poner un delantalito)  y tenían pinceles y pinturas, olores nuevos … Todo ordenadito, dispuesto para el ataque.

Artparty3

Cuando te estrenas en esto del lienzo en blanco, te da un subidón. El pincel se impregna de ese rojo brillante y ¡zasca! lo aplicas al bastidor y después, mira, unos borrones de amarillo, azul, verde…No hay límite.

Entre amigos, cava y buena música fue saliendo algo…Y ese algo, divido en tres partes, es lo que tenemos colgado en las paredes de nuestras casas.

Artparty2

Una de las condiciones era que esa obra tripartita, saliera como saliera, debía estar presente en nuestro hogar. Uno de ellos era horroroso aunque, ahora, impregnado de esas risas de antaño,  lo veo hasta bonito. Para repartirlos, hicimos un sorteo y cada uno lo colgó donde pudo…

Hoy, diecisiete años después, tienen un valor incalculable.

PartyrtResultado

  NB 1 : Este cuadro está realizado por adultos… ; – )

NB 2 : De los tres, el mío era el segundo mejor…

 

La mella.

He tenido la suerte de tener en mi vida, a un hacedor de cucharas de madera de boj. Ahora, que ya no está con nosotros, cada pieza que tengo, cada una de esas cucharas y espátulas , torcidas y hechas con la débil agilidad de unas manos ya muy viajadas, se convierte en un tesoro único. Una pieza exclusiva de una serie de Edición Limitada.

Algunas las convertí en cuadros, para que estuvieran en mis paredes, recordándome la grandeza de la máxima sencillez, pero, el resto, son piezas funcionales en mi cocina. Utilizo mis utensilios artesanos de boj, cada día…

Una de las espátulas, se me ha roto. Justamente, es la que se concibió para remover las migas pero que yo he utilizado para muchas cosas (incluso de alcanza-cosas de los estantes más altos).

Me la miraba, allí tendida, con una muesca que la hace inviable para cocinar y me ha parecido preciosa. Esa mella, es parte de una historia. De una vida. Es un objeto que tiene muchísimas cosas que contar: desde el inicio, cuando era una rama de boj en el Pirineo Aragonés hasta el momento que se empieza a dar forma, se convierte en cuchara y llega a mis manos, viviendo en mi cocina durante muchos años.

Así que seguirá entre mis utensilios, de manera testimonial, para que no se me olvide que el tiempo pasa, que hace mella, que ya tengo mi lista de los que no están, pero, también, que tenemos la suerte de almacenar todas esas vivencias en nuestra despensa emocional.

Sí, dejo la espátula en el bote, for ever.

Mella

  1. Rotura o hendidura en el filo de un arma o herramienta, o en el borde o en cualquier ángulo saliente de otro objeto, por un golpe o por otra causa.
  2. f. Vacío o hueco que queda en una cosa por faltar lo que lo ocupaba o henchía, como en la encía cuando falta un diente.
  3. f. Menoscabo, merma, aun en algo no material.

 

Flow en madera.

 

flow1

Artísticamente, esta “obra” no vale nada. Una madera vieja, unas letras de cartón y una estrella metálica. Es verdad, que antes se ha tenido que limpiar la madera y darle un barniz incoloro que aún perdura en el ambiente pero… no mucho más. También es verdad que casi se me pegan los dedos al poner las letritas pero, al final, sólo me quedó una capa superficial de pegamento de contacto encima de un dedo que me hacía parecer una especie de lagarto pero sin más consecuencias.

Afectivamente, esta “obra” vale mucho. El trozo de madera es de un pueblo del pirineo. De una casa en ruinas… El que me la hizo ver y recoger ( yo buscaba algo plano para pegar las piedras que había recogido) ya no está entre nosotros así que , la madera es ya, un objeto único porque lleva impregnado ese recuerdo.

flow0

La estrella me la encontré en Formentera. A alguien se le cayó de un collar, un pareo o un capazo con abalorios… Le vi potencial…Todo lo que me devuelve a Formentera es bueno…

Y, por último, las letras de cartón. Las tengo hace años y nunca las he utilizado. Siempre las veo en mi caja de “Cosas para pegar” pero no ha habido ocasión. La palabra “Flow” es un mantra interno ( que suelo olvidar) basado en las teorías de “estado de experiencia óptima” de Mihaly Csikszentmihalyi (pronúnciese Cis-zen-mijáli).

flow2

Este trozo de madera, convertido en obra de arte emocional, lo voy a colgar en un lugar en el que lo veré al entrar y salir de mi casa. Para no olvidar lo del Flow…

Unas “viejas” Polaroid…

He encontrado una viejas Polaroid 2.0.

 

arrastrapenas1

(Eso que te distrae durante un segundo y te aleja de las penas.Sea lo que sea eso.)

llegar

(No importa el lugar, el estado, el propósito. Que sea muy grande o microscópico. Fácil o costoso. Rápido o lento. Lo valioso es llegar. )

diferentes

(Las Diferencias .Nunca nos separan, siempre nos mejoran.Viva la fusión…)

lacasera

(Infancia.Verano.La Playa.Sed.La Casera muy fría.)

sexos

( Un vinilo que diseñó un amigo para los WC…)

aquinoes

( Esta casa está en Ibiza- aunque se nieguen a admitirlo-)

brother

(El protagonista de la foto es el peine…La hice en Chicago )

luz

(Esta es un soporte antiguo ( tienen más de 100 años) para una vela, al que le puse unas luces…)

artisan

(El espíritu artesanal del que escribe un blog…Cualquier “expresión” en el ciberespacio es artesanía.

100% hand made.)

Estas fotos , se crearon con la ya desaparecida app para iPhone, Polarize… Las recopilé para hacer este cuadro mosaico de Polaroid 2.0 para mi casa.

cuadroPolaroids

Una caja de fresas “Azul Cadaqués”…

caja

Lo primero: la elección del color. Esto ya es un error en sí mismo. Cuando compré las pinturas Chalk Paint en blanco viejo y ocre, añadí el increíble: Azul Cadaqués. No sé por qué. Es como cuando voy a comprar a horas cercanas al mediodía y llego con algún producto de más ( leed “Chocolate “). ¿Por qué? Un impulso. No hay explicación para ese azul.

Lo estrené para el Palitos de Polo’s Art

PoloArt

Es un color precioso.

No se llega a apreciar en mis fotos, el verdadero alcance y belleza de este azul que aquí parece más celeste que “Azul Cadaqués”,  lo que pasa es que en mi ”entorno” no pega con nada… Aun sabiendo que ese no era el tono ideal para mi cocina, me dejé llevar por un segundo impulso y reciclé una caja de fresas… La pinté de “Azul Cadaqués”, of course. Y, después, un estampado de flores marcianas en blanco…

La idea era utilizar la caja para colocar las mil y una cosas con las que aliñamos las ensaladas: aceite de oliva, aceite de sésamo, vinagre de jerez, de Módena, de Huesca, sal normal, sal Maldon, pimienta ( en un bonito pimentero de madera , alargado, grande…). Era una idea que en su momento me pareció genial.

Bien, ya llevo unos días poniendo en la mesa, la caja de fresas ”Azul Cadaqués” con toda la parafernalia de aliño. Tampoco pega con mis manteles pero, por mi caja, que la he puesto, ahí, cantando con su color y estampado. En este período, y faltándome algo “Azul Cadaqués” en la cocina, cogí una cuchara de boj que me tallaron , a mano, especialmente para mí ( hasta fui a buscar la madera al bosque) y que había pensado pintar en negro pizarra pero…estaba el “Azul Cadaqués”, ahí, agobiando…

cuchara

Finalmente, hoy se ha venido abajo mi DIY. Literalmente.

La botella de aceite es esbelta y estilizada. El pimentero, también…Hoy, algo se ha desubicado en la caja y se ha caído… todo. Confesaré que en estos días de experiencia con la caja, se me ha hecho muy incómoda de transportar de la cocina a la mesa y teniendo en cuenta que están muy cerca, el incidente de la caja, se veía venir…

Después de recoger el desastre ( la caja, sorprendentemente, ha salido indemne) , he decidido que ahora, en la caja, voy a guardar mis rotuladores para dibujar Flores Marcianas.

A mí alrededor, he visto caras de alivio…; – )

 

NB 1 : Cadaqués info.

NB 2 : Esta es una foto iPolarize que hice de Cadaqués hace un tiempo…

Dali's village