Fin de semana con Súper Luna.

Ha sido en Mallorca, con buenos amigos y un feeling especial. Además de celebrar la amistad, he visto una puerta preciosa, una invasión de buganvilla, tres corazones estampados en una pared y he conocido a un gallo que me miraba fijamente…

 

Encontré una puerta Azul Cadaqués en Mallorca.

puerta

Buganvilla para aburrir.

invasion

Una prueba de color para una pared exterior…

corazones

Este gallo ( su nombre es Trapella -Travieso-) además de estar ocupado con las gallinas ( máquina insaciable), me miraba fijamente cuando me acercaba con la cámara. Escalofriante.

gallo

Para acabar de redondear el fin de semana, el sábado , la luna se convirtió en súper luna (este fenómeno que le da a la luna un brillo espectacular y que se repetirá el diez de agosto y el 9 de septiembre) .

superluna

 

No sabe igual que allí.

Es un síndrome conocido por todos . El Síndrome del “No-sabe-igual-que-allí“.

Por poner unos ejemplos de este Síndrome :beber sidra fuera de Asturias,  el pa amb tomàquet fuera Catalunya,  las morcillas de arroz fuera de Aragón,  el pescaíto frito fuera de Andalucía, la paella fuera de Valencia y así, hasta el infinito. Lo mismo, a nivel internacional : la tequila sabe mejor en México, la Guinness en Dublín, o una Ginjinha en Lisboa.

Todos tenemos un catálogo de cosas que han sufrido el Síndrome del “No-sabe-igual-que-allí”. En mi caso, el más clamoroso son “Les herbes” de Eivissa. Esas, que allí, en la isla, con mucho hielo y a la vera del mar, saben como algo glorioso…En casa, no están mal pero…no es cómo allí…

La magia de estas cosas viene, de serie, ligada al lugar de origen. Esto es así y no hay que darle más vueltas. Lo que hace que esos sabores sean tan diferentes, es fruto de la experiencia vinculada a ellos.

A medida que vas agregando a la lista  nuevas cosas que “No -saben-igual-que-allí” te das cuenta que esa experiencia puede ser, también, un estado mental. Por ejemplo, nuestra percepción positiva cuando estamos de vacaciones puede convertir un hot-dog en un manjar ( y sobre todo, si te lo zampas en la Quinta Avenida de New York) pero la mayoría de las veces , no es el sabor lo que es diferente si no el estado en el que ha quedado nuestra alma, tras la ingesta…

Habrá algunas de esas cosas que no podremos reproducir jamás. Esas, ya están condenadas al Síndrome de “No-sabe-igual-que-allí” eternamente.

Este fin de semana, he añadido una nueva cosa a mi lista del Síndrome: es una ensaïmada, comprada en Ca’n Mateu D’es Forn, en Sant Joan ( Mallorca). Su lema es “forners des de 1881” y su receta (ya centenaria) hace de este pequeño horno, uno de los mejores lugares para encontrar la ensaïmada más deliciosa del mundo. El secreto estará en la proporción de harina, en la cantidad de azúcar, o en la textura del saïm (manteca de cerdo) de donde proviene el nombre de esta delicia …Será todo eso. Seguro, que algo tendrá que ver Ca’n Mateu pero,  además, súmale la buena compañía y el cariño. El buen tiempo que nos regaló la isla, el horno de leña y las risas.

Como no podía ser de otra forma, me he traído una de esas maravillosas ensaïmades a Barcelona y…mira qué está buena pero…definitivamente no sabe igual que allí. ; – )

Contrabando de Bingo.

personalized greetings

Cuando ví en el telediario que se habían clausurado tres locales de la tercera edad, por jugar al Bingo ( a 0,10 céntimos el cartón), pensé que era posible que mi mente me hubiese hecho una mala pasada y ya fuera el Día de los Inocentes. Pero, no.

Estamos en el mes de octubre y esta notícia no es una broma viral de esas que circulan por la red. Ni tan siquiera es un chiste de los del Telediario como antídoto para que el espectador pueda superar lo de Pajín como titular de un super-ministerio ( aún tengo la esperanza que esto sea una broma…).

Pero los que estaban en el local parroquial de Son Contoner, con su binguito de juguete y sus buenos cinco euritos de premio, se quedaron a cuadros cuando vieron como la policía les clausuraba el local ( ¿?) y les confiscaba el Bingo (¿?) y la recaudación ( 5 euros!!!!).  De estar pendientes de sus líneas y las bolitas, se vieron inmersos en una redada de esas en las que piden la documentación a todos los presentes. Era evidente, estaban acabando con la banda de los “Abuelos Mafiosos”,delicuentes buscados por la CIA y la Interpol, que se dedican a hacer contrabando ilegal de Bingos de juguete con el objetivo de blanquear la ingente cantidad de dinero que generan a 10 céntimos el cartón… Gracias a la eficaz gestión de nuestros gobernantes y las fuerzas de seguridad, estamos a salvo de estos peligrosos ciudadanos.

Es tal la estupidez que no soy capaz de describir lo grande, grandiosa que es. Este gran despropósito ha obligado a la Federación de mayores ( GENT GRAN) ha reunirse con el político de turno que, finalmente les ha comunicado que les va a dejar seguir jugando al Bingo… Esto, es verdad y ha pasado en mi país , España, en pleno Siglo XXI.

Y me alegro que sólo les haya supuesto un disgusto y una reunión política pero , debo admitir que me ha gustado ver a La Gent Gran como un grupo de rebeldes dispuestos a plantar cara a ese grupo de niñatos… Faltaría más, después de toda una vida en el planeta , que venga nadie a decirles a lo que pueden o no pueden jugar.

Un respeto.