Dos frases y un chiste.

Con las frases “célebres”, me pasa como con los chistes “buenos”… Cuando los oigo, pienso que me acordaré (seguro) cuando necesite acceder a ellos. Son frases que me impactan y que creo que podría utilizar algún día. Lo mismo con los chistes: si son de los que me río a gusto ( a carcajada limpia y, a veces, hasta llorar…) me parece que esa risa va a crear una huella mental imborrable y que cuando sea el momento, podré repetirlos ( sin la misma gracia pero con un contenido fiel).

Todas esas suposiciones que me hago a mí misma, son erróneas.  Estoy en una conversación en la que “esa frase” podría entrar como la seda y…no me acuerdo. Rebusco (¿No era tan alucinante?)pero se me acercan aproximaciones que le quitan la magia a la frase. Acabo explicando el contenido, que sin esa poesía que tiene la semántica, ya no es lo mismo. Con los chistes… Lo mismo o peor. Les quito la gracia…

En cuanto a las frases : en mi memoria se guardan dos.  Las dos perlas que recuerdo y puedo reproducir fielmente, de momento, son estas:

1)     La felicidad es como una manta pequeña. Cuando has conseguido taparte los brazos, se te destapan los pies. Esta me la regaló un hombre mayor, muy sabio. Fue el primero que me introdujo en el concepto de “regalar frases” . ; – ) Ya no está entre nosotros pero su recuerdo perdura en mí cada vez que la pronuncio o la escribo.

manta

2)     “Hoy, en la ciudad, todos, absolutamente todos, se levantaron con granos de azúcar en los labios. Pero sólo se dieron cuentan los que al despertarse, se besaron.” No recuerdo dónde la leí o la capté o como llegó a mí. La he utilizado en un cuadro y en varios textos. En casa, somos besucones de entrada y de salida. De Buenos Días y de Buenas Noches y lo que se preste.Así que si algún día pasa esto del azúcar, creo que me enteraré.

az1

Gracias a las web y blogs recopilatorios, hoy en día es fácil dar con la frase olvidada pero , claro, otra cosa es que la frase dé en ti…

Para acabar, este es  chiste del que me acuerdo. No exactamente como lo vaís a leer ( lo he buscado para transcribirlo) pero con los suficientes datos como para que yo lo tenga almacenado en mi cerebro con más o menos acierto…

noche3est

Sherlock Holmes y el Dr. Watson se fueron a pasar unos días de campamento. Tras una buena cena y una botella de vino, se desearon buenas noches y se acostaron en sus respectivos sacos, dentro de la tienda de campaña.

Horas más tarde, Holmes se despertó y llamó con el codo a su fiel amigo:

-Watson, mira hacia arriba y dime: ¿Qué ves?

Watson contestó:

-Veo millones de estrellas…

-Y eso, ¿Qué te indica? Volvió a preguntar Holmes.

Watson pensó por un minuto y plenamente decidido a impresionar a su amigo con sus dotes deductivas contestó:

-Desde un punto de vista astronómico, me indica que existen millones de galaxias y potencialmente, por lo tanto, billones de planetas. Astrológicamente hablando, me indica que Saturno está en conjunción con Leo. Cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las 3:15 de la madrugada. Teológicamente, puedo ver que dios es todopoderoso y que nosotros somos pequeños e insignificantes. Meteorológicamente, intuyo que mañana tendremos un hermoso y soleado día….-Y a usted, ¿que le indica mi querido Sherlock?

Tras un corto silencio, Holmes habló:

– Watson, eres cada día más estúpido. Lo que me indica es ¡que nos han robado la tienda de campaña!

Feliz lunes!

 

12 pensamientos en “Dos frases y un chiste.

  1. A mi con los chistes me pasa como a ti … pero ya he decidido no hacer ni el esfuerzo de recordarlos. Las frases … como los refranes las recuerdo a medias. En concreto a mitades y acabo con un “bueno eso” la mar de simpático.
    Mucho azucar para el lunes!

    • Envidio a esa gente que los cuenta con gracia…Yo soy de las que me río al explicarlos ( mal) porque recuerdo el chiste original explicado ( bien )

      Hay dos cazadores en la montaña y sin querer, a uno de ellos se le dispara el arma y se hiere a si mismo.El otro, asustado, llama a Emergencias.
      -oiga, mi amigo se ha disparado y está mal.
      – ¿respira?
      -no lo sé.- el hombre responde nerviosísimo.-creo que no.
      -asegúrese de que no respira.
      Entonces , el de Emergencias oye un disparo y acto seguido, se vuelve a poner al teléfono el cazador.
      – Vale, seguro que ya no respira.¿ahora qué?

      Incluso escribiéndolo, lo he explicado mal! ;-)

    • Gracias, Rosa.
      Este chiste quedó como El Segundo más gracioso del mundo en un estudio transcultural que se hizo. El que consiguió el primer puesto, se lo he escrito en el comentario a Efw.Eso sí, mal explicado! ;-)

  2. Pues yo creí que me pasaba sólo a mí… ¡Qué tonta!
    Muy bueno el chiste, lo malo va a ser que si me acuerdo de él, los datos se me irán de la cabeza y ya no tendrá gracia alguna.
    Las frases, geniales.
    Feliz lunes.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s