Titanictis.

A un siglo de la tragedia, el Titanic ( ¡Qué grande era, por Dios! ) sigue despertando fascinación. Estos días, estoy leyendo en la prensa todo lo que se sabe ( la vida de los pasajeros españoles, el menú del barco, la leyenda de la orquesta valiente…) que viene a ser lo mismo que se sabía pero con más años de análisis y recopilación de datos. He visto documentales y sub-películas ( «la peli» es la de James Cameron) y me he dejado llevar, de nuevo, por la historia del Titanic.

Tengo Titanictis.

Y no lo entiendo. Se me encoge el corazón cuando pienso en esas aguas heladas y en la gente que murió .Eso es lo peor de esta patología : hay fascinación o interés o curiosidad por un hecho trágico que se cobró más de 1500 vidas. La realidad se desdibuja y se hace leyenda y dejamos que nuestro cerebro filtre información y la obvie.

Este año, me han sorpendido cosas nuevas : El documental de National Geographic sobre el iceberg maldito y el libro de Morgan Robertson.

El documental resultó ser una fuente de inspiración. La Factoría FNAC ha convocado un concurso de Microrrelatos sobre el Titanic ( 150 palabras) y el mío, se ha centrado en el iceberg. Registré algunos datos y , mira, me salieron estas ciento cincuenta palabras:

Sí, soy el iceberg…

Mi linaje desciende de la costa oeste de Groenlandia y nací hace 15.000 años, en plena Edad de Piedra.

Tras liberarme de la gran pared de hielo que me cobijaba, recorrí más de 6.000 kilómetros, arrastrando mi tonelaje helado por el fondo marino y dejando que las olas esculpieran mis formas…

En aquella noche estrellada, hinchada de calma, yo estaba allí ubicado por la naturaleza, sereno, en mi mar glacial.

De repente, un fuerte impacto me desgarró. El monstruo de acero me hirió levemente, me moldeó de nuevo y me dejó, a la deriva, en compañía de 1.500 almas.

Con ellas, sigo navegando…

Lo de Morgan Robertson es muy, muy mosqueante. Me da hasta yuyu...

Y, además, le añade otro elemento de fascinación a la historia fascinante. Este señor, marinero y escritor, escribió un libro catorce años antes de la tragedia, en el que en un barco ( de casi las mismas medidas y tonelaje , número de pasajeros, número de botes, etc…), en el recorrido opuesto ( de USA a Europa) choca con un iceberg ,  casi, casi, en la misma localización geográfica que el Titanic ( a uno 600 Km de la Costa de Terranova) y se hunde¿ ?

Y… ¿Cómo se llamaba el barco? Titán! ¿ ?

El Titán era un barco muy lujoso, con clases sociales diferenciadas y muy pocos botes salvavidas ( insuficientes para el pasaje, como en el Titanic) ¿ ?.

En el libro de Robertson «Futilidad», el barco se hunde de la misma forma, también en abril, también se considera insumergible y también… Hay tantos «también» que te hace pensar en si es una mera coincidencia ( pero muchas! ¿Tantas, tantas?) o…¿Qué?

¿Cómo se puede explicar esto con un poco de lógica y sentido común?

Ahí lo dejo…

Fascinante, es. ; – )

 

SINOPSIS (lacasadelibro.com) : El Titanic se hundió hace 100 años. Publicamos ahora uno de esos curiosos libros que han atraído a muchos lectores a lo largo del siglo XX, ya que fue escrito catorce años antes del famoso naufragio y cuenta una historia prácticamente idéntica: un trasatlántico llamado titán se hunde en las aguas del océano Atlántico al chocar con un iceberg.El Titánic se parece de manera desconcertante al Titán que Robertson creóen la ficción: coinciden incluso en peso longitud y capacidad de pasajeros. También en que el Titán era un buque con exceso de lujos que llevaba una cantidad insuficiente de botes salvavidas. Algunos creen que se trata de una mera casualidad y otros que el autor escribió un libro premonitorio de lo que sucedería años después, lo que dota al texto de un claro interés histórico.Morgan Robertson fue un visionario, como Jules Verne, a quien sin duda nos recordará estilísticamente esta novela.Es una historia conocida: el barco más grande jamás construido, apodado el insumergible por sus propietarios británicos y la presa, choca con un iceberg. Debido a la falta de botes salvavidas, la mayor parte de los pasajeros perece en el Atlántico Norte. Una historia idéntica a la del Titán, salvo que este es un trasatlántico de ficción y que se creador publicó el libro catorce años antes del hundimientos del RMS Titanic.The Portland Press Herald

31 pensamientos en “Titanictis.

  1. Es sorprendente, desconocía que existía un libro anterior al hundimiento del Titanic con tantas similitudes. Hace tiempo que ví un reportaje sobre el Titanic, y si no recuerdo mal, fue una suma de infortunios…Creo que si pudo ser premonitorio, hay tantas cosas que no entendemos, que por que no aceptar, que hay cosas que no controlamos.. me apunto a la teoría de la premonición.

    Por cierto… geniales tus 150 palabras ; – ) .

  2. Ah, la peli. Todavía recuerdo a las 15añeras llorando a moco tendido en las butacas de delante. Entre sus lágrimas y tanta agua… ¡Qué ganas de ir al baño! No sabía lo del libro. Con tu permiso lo reblogueo pues es un post interesante y zancudo (eso ya sabes por qué va).
    Saludos!

    • Quinceañeras y no…Yo creía que no iba a llorar ( no suelo) y con la cancioncita de marras, me derrumbé.; – )
      Lo de libro es sorprendente. Por aquí , apostamos por temas Expediente X y Premonición.
      Por cierto, ahora mismo tengo una : te «apalabraré» pronto y verás cmo no estás tan zancudo. : – )
      Un abrazo.

  3. Algo sabía de ese libro de las similitudes hasta del nombre…Titan..da mucho que pensar…¿coincidencia? vamos a pensar que si…porque sino….da mucha cosita…verdad??
    Fue una tragedia, por muy bonito que nos lo quieran poner..una tragedia donde perdieron la vida muchas personas…no entiendo muy bien la expectación y el glamour que sigue despertando este suceso…el Titanic se hundió y se sumergió en la penumbra de la tristeza porque provocó mucho dolor…la película creo que ha sido un trampolín para que ahora se construyan museos con atracción incluida…en fin..que no lo entiendo muy bien..
    Muchos besos con alas para ti….muakkkkkkkkkkk.

    • Hola lehs,
      Hemos hecho un ejercicio de filtrado de información y nos hemos «acostumbrado» a lo siniestro.Ha dejado de serlo, lo hemos normalizado.Supongo que en la época, hubo conmoción .Ahora, estamos muy lejos de esos tiempos…Y hay negocio.
      Lo del libro, es escalofriante…
      Más besos alados.

  4. Wow! 2 much lo de Robertson y Titan. Demasiado fuerte. Tu microrrelato: genial.
    El otro día estaban pasando una serie del Titanic en la tele; que dejamos de ver porque era un poco lenta y era tarde y nos dormíamos. Alternaba escena de la película con escenas agregadas. ¿La viste?

    A mí me gustó un montón la película, sobre todo cuando están agarrados a las tablas luchando por sobrevivir, porque me parece la parte más humana: lo que debe haber pasado esa gente..La historia de amor distrae un montón de lo que fue; pero al mismo tiempo, sin la historia no hubiera habido película.

    • Microrrelato :Gracias, Kite
      Ví la peli + documental a trozos.Tienes razón, era demasiado lenta…
      Ahora, lo que me fascina es la expedición de Cameron al Titanic, en el fondo del mar…
      Buenas noches!

  5. hay cosas que no se pueden explicar y que no hay que darlo más vueltas por no volverse una más tarada, y esta de titán es una de ellas… estado ojiplático en este momento…

    me gusta tu relato.. eso de ponerte en el «punto de encuentro» con el sentimiento que tendría el iceberg tiene su punto, original, y a la vez en tu línea mostrando los suyos propios……

    genial como siempre niña

  6. Algo escuché del libro la semana pasada cuando me puse la tele al irme a la cama en Cuarto Milenio. Es sorprendente. De hecho, desde mediados del siglo XIX a principios del XX, corría por Europa y por las Américas, gran fascinación por el esoterismo, Egipto, todos esos descubrimientos, y varias cosas que ponen los pelos de punta y tienen poca explicación. El libro de este señor podría ser fruto de algo asi. O de un sueño premonitorio, no sería la primera vez que una persona o un pueblo entero sueña con una catástrofe antes de que ocurra. Hay varios casos asi.

    De hecho, también escuché en Cuarto Milenio que Morgan Robertson, no solo se interesó bastante por la construcción del Titanic, como mucha gente en la época, sino que avisó a la White Star Line del hecho de la escasez de botes salvavidas, algo que él ya había contemplado en su novela, pero no le hicieron el menor caso.

    ¿Cómo llegó Morgan Robertson a predecir lo que pasó con el TItanic años mas tarde? Supongo que eso lo sabríamos si él lo hubiera contado, pero como he dicho al principio, si bien por una parte el mundo del ocultismo en aquella época estaba en pleno apojeo, se hacía casi en secreto, y si alguien tenía alguna experiencia paranormal, se callaba por vergüenza o por miedo a posibles problemas.

    Mas datos que acabo de encontrar sobre Morgan Robertson. En 1914 escribió un libro que se llamaba «Mas allá del espectro», describiendo una historia que coincide sospechosamente con el desarrollo de la campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, el conflicto entre Estados Unidos y Japón, donde se incluye un ataque furtivo japonés similar al de Pearl Harbour. El título se refiere a un foco ultravioleta usado por los japoneses pero inventado por los americanos para cegar a las flotas americanas, pero resulta que, los efectos de este foco (quemaduras faciales, ceguera, y calor intenso) son las mismas que se producen a la exposición, a distancia por supuesto, de una explosión nuclear, como las de los test atómicos de después de la Segunda Guerra Mundial en varios atolones del Pacífico, que eran divisadas y filmadas desde barcos.
    En 1915 se le encontró muerto en su apartamento por sobredosis de yoduro de mercurio, un medicamento en la época, con efectos bastante desagradables en casos de sobredosis (si fue un suicidio, fue una forma muy desagradable de llevarlo acabo, quiero decir).
    (Se me pone la piel de gallina con todas estas cosas sobrenaturales)

    Sobre el relato corto, fantástico, un punto de vista no contemplado aun, muy original :)
    Sobre la película de James Cameron, que para mi, dejó de existir a partir de esa película… Cabían los dos en la tabla, a mi que no me engañen, ni que el Dicaprio sea un armario.

    Hago una pregunta: ¿Por qué nos fascinan, y perduran tanto en nuestra memoria, las tragedias, y no asi los grandes hitos de la humanidad?

    Un saludo :)

    • Aitor,

      Esto es un «coemntario» y lo demás , son tonterías. ; – ) Gracias por tomarte tu tiempo, de verdad.

      Te respondo : Lo de Morgan Robertson es alucinante. Voy a leer el libro, me ha picado la curiosidad.
      Veo que has investigado a fondo: su libro del espectro, predice el ataque de Pearl Harbour . Sorprendente.
      Llámalo ocultismo, fenómeno paranormal o lo que sea. Si quieres más información escalofriante, lee esto : http://retratosdelahistoria.lacoctelera.net/post/2008/08/08/el-talisman-morgan-robertson

      Gracias por lo del micro. Primero pensé que podía ser un poco infantil el planteamiento pero, tras ver el documental…No pude evitarlo.

      De la peli, sólo te puedo decir que soy de las que ven Pretty Woman, las veces que haga falta. Es por eso, que no he caído en lo de la tabla. Yo con la escena de ellos dos en la proa y la cancioncita, ya me quedé prendada. ; – ) Y… Creo que Cameron es un figura…

      Creo que nuestra fascinación por las tragedias , se debe a una asintonía entre la evolución de nuestro cerebro y la evolución «social». Cada uno ha ido a un ritmo. Supongo que las señales de la tragedia, eran potentes mensajes de «alarma» para la especie. Debían fijarse en las «grandes tragedias» para sobrevivir y evolucionar. Imagínate ese proceso, en 400.000 años. Llegamos a esta época , en la que por el desarrollo de nuestros sistemas de comunicación, estamos en contacto casi continuo con «tragedias». En modo global, conoces casi en directo todo lo que sucede en el planeta. Y por mucho que convivamos con ellas, de una forma diferente que nuestros antepasados, se sigue activando esa señal de alarma. Y, entonces, nos fascina. A eso, súmale los intereses económicos que conlleva «explotar comercialmente una tragedia» o la necesidad de recordarla por su supuesto interés social. Nos ponen los elementos de «fascinación» en bandeja.

      Los «hitos»supongo que no se ven beneficiados por ese condicionante biológico. Además, hay un cierto grado de estupidez en la raza humana, que también puede influir.

      Bienvenido!; – )
      Un abrazo.

      • Hombre es que un post temático asi se merecía por mi parte un buen comentario, y como estos temas me fascinan pues… Ahi lo tienes :)

        Escalofriante lo de la mano. Me ha recordado al capítulo de «Los Simpsons», el de la mano de mono, pero supongo que la realidad siempre supera a la ficción, mas frecuentemente de lo que pensamos.

        Si, Cameron es un figura, pero almenos para mi, desde que abandonó ese lado oscuro de Terminator, Aliens o Abyss para mi ya no es el mismo, no se.

        Sobre lo de la fascinación por las tragedias, lo entendería mejor si fuera fruto de la tristeza por todas las almas que se pierden en cada una, pero, siendo sinceros, por poner un ejemplo que yo haya vivido, en el 11S yo no sentí pena en ese momento, mas bien sorpresa, y en el fondo una especie de satisfacción negativa, pensando, «mira el hombre en su infinito orgullo como cae». Supongo que por eso nos fascinan, porque vemos que otros caen mientras nosotros vivimos y nos sentimos triunfantes en la supervivencia. En fin… somos asi de primitivos.

        Buenas noches.

  7. El relato es estupendo, muy original y eso que a mí, que tengo gustos más clásicos, no es un género que me convenza. Interesantísimo todo lo que cuentas. Te has currado el post, bypils.

    • Hola, Zambu.

      Gracias por tus palabras acerca del relato.¿No te convence el Microrrelato? Es una muy buena opción para gestionar un subidón creativo. De resultados muy rápidos. Y más difícil de lo que parece. Condensar, tiene su miga.

      Un abrazo

  8. A mí las hisotria del Titanic siempre me gustó, y mita que ha haibo accidentes a lo largo de la historia, pero éste es el «rey» de los accidentes. Además coincide con la fecha de mi cumple. Me intriga y llama la atención el que se encuentren cosas del barco, efectos personales, ropas. al cabo de tantos años. Saber que 100 años antes, alguien usó esos objetos.
    En cuanto al libro, he oido hablar de él, y creó que todo es una coincidencia, pero quién lo sabe, nos gusta el morbo y el elucubrar. Hoy Iker Jiménez en su programa hará un reportaje especial sobre el Titanic y seguro que se parará a revisar «las cosas inexplicables». Los documentañes de National Geographic no me los he perdido, y en cuanto a tu relato, me parece genial que lo hayas escrito desde el punto de vita del iceberg. Besitos
    Ana

  9. Yo de la peli sólo salvo la descripción del hundimiento en sí, porque la historieta de amor no hay quién se la crea. Vale que una niña rica de entonces tenga un rollete con un sin nadie, pero no les dura mas de un día, porque él se muere, y en los 80 años restantes, ella se ha casado, ha tenido hijos y nietos, ha vivido toda una vida con un señor que la amó. A mí que no me digan que no le quiso ni siquiera un poquito, y que pone por delante el lio de un día con J. Dawson.Ni siquiera mencionan su vida junto a su marido que por lo menos estuvo con ella 40 años. Pero, bueno, había que hacer una peli romántica. Yo desde luego lo que salvo es la explicación del hundimiento y los efectos especiales que eran maravillosos. Besos
    Ana

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.