Lo que da, es asquito.

Acabo de leer que un grupo de unas personas que se autodenominan “intelectuales”, han creado y firmado un manifiesto en apoyo a Fernando Sánchez Dragó.  Este último, escritor y también, “intelectual” , está en boca de todos, tras difundirse un párrafo de su último libro en el que escribe sobre una experiencia sexual .  Este manifiesto dice estar a favor de la libertad de expresión.

Hasta aquí, todo parece lógico. Nadie puede prohibir a un señor-“intelectual”-escritor, escribir sobre lo que le dé la gana. Y nadie se lo ha prohibido a Fernández Dragó. El libro está en la calle y el que quiera, puede comprárselo pero… habría que advertir al escritor( y a los” intelectuales” )que lo que se publica ( que quiere decir hacer público) , se pone a disposición de la crítica, la opinión  y el posicionamiento de todos aquellos a los que llega esta información pública. En estos tiempos del 2.0, más que volar, se expande de forma vertiginosa y exponecial y llega a los lugares más recónditos y a un número de “opinadores” de magnitud descomunal.

Así que a esa masa que también ejerce “la libertad de expresión”, le llega la información :sexo con menores ( aunque la edad de consentimiento sexual sea de 13 años, dato que he conocido gracias a este escritor…) y reacciona a ella de la forma más lógica : repulsa, rechazo, asco, asquito.

Y aunque las personas “que dedican una parte importante de su actividad vital al estudio y a la reflexión crítica sobre la realidad.” (según Wikipedia), se tiren de los pelos por la campaña de “odio” ? contra el escritor ( quieren hacer hogueras con los libros y retirarlos del mercado), no van a poder poner puertas al mar. La calle piensa lo que piensa.

Yo no estoy de acuerdo con la retirada de circulación del libro. O todos juegan o no lo hace ninguno. Me parece que comparar a Dragó con Nabokov le va muy grande, pero es imposible no referirse a la novela Lolita … Ahora bien, si alguien tiene el libro ded Dragó y lo quiere quemar, que lo haga. Total, es su libro y el ejercicio de su libertad…

Por mi parte, ni me lo voy a comprar, ni me interesa y, aunque sea un  parrafito de nada, el tema del sexo con menores ( aunque sea en el límite legal) me produce un asco profundo.

Asco, asquito.

N. B: Y por cierto, ¿Qué hay que hacer para ser “intelectual”, oficialmente?…

10 pensamientos en “Lo que da, es asquito.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Para ser intelectual, al menos en este país, básicamente sólo hace falta ir a la tele… y ya si tienes capacidad para soltar alguna que otra parida, pues mejor que mejor. Entras al top ten del tirón.
    En cuanto a lo de sexo con menores… ni he leido ni leeré lo que dice Sánchez Dragó, pero lo que si te digo es que si no se fuerza a nadie, y si se hace sin infringir la ley, pues allá cada cual, empezando por los padres y la -mala- educación que les están dando a sus hijos.
    Saludos!

    • Hola Capi,
      Lo del sexo con menores es una cosa delicada y nada sencilla de tratar. En primer lugar, todos sabemos que la edad cronológica no tiene nada que ver con la edad “mental”, cada ser humano madura a un ritmo diferente y aunque tengamos referencias “generalizadas” , todos sabemos que hay niños/as de 13 años que pueden decidir y consentir con la capacidad total de un adulto. Pero (siempre hay un pero) también están los que, con 13 años, son menores con la totalidad de las letras. Sólo tengo que mirar a mi alrededor y ver a los niños/as de esta edad que me rodean para tener muy claro que se debe proteger a los que aún están “madurando”…
      Gracias por tus comentarios !

  3. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  4. ¡Por Dios bendito! Una de las críticas más moderadas al asunto Dragó que he oído/leído en los últimos tiempos.

    También ha salido estos días a relucir el caso de Antonio Machado, que se enamoró de su mujer cuando ésta tenía 13 años, y se casó con ella cuando cumplió 15 (él tenía 35). O sea otro caso de “asco profundo” ¿o no?

    • Hola Juan,
      Me reafirmo en lo de “asco profundo” cuando pienso en los niños de 13 años que conozco , en mi entorno. Como le decía a Capi, la edad cronológica y mental no son lo mismo…y prefiero pecar de exagerada en estos temas. Y lo de Machado, que quieres que te diga, si hubiese escrito : “En Tokio, un día, me topé con unas lolitas, pero no eran unas lolitas cualesquiera, sino de esas que se visten como zorritas, con los labios pintados, carmín, rimel, tacones, minifalda… Tendrían unos trece años. Subí con ellas y las muy putas se pusieron a turnarse. Mientras una se iba al váter, la otra se me trajinaba”, por poner un ejemplo, también te diría que me da un” asco profundo”. Pero, como dice un amigo mío : “Cada cosa tiene su cosa” y la época, el tono, la madurez de la que hablábamos… Muchos factores a tener en cuenta.El “asunto Dragó” que es el que me ha llegado , no me gusta nada…
      Gracias por comentar en este Blog imperfecto.
      Un saludo.

  5. Comprendo perfectamente que lo que escribió Dragó a mucha gente no le guste nada o les produzca rechazo. Pero lo que el Manifiesto defiende es que a alguien que ni siquiera ha hecho algo que según la ley sea delito se le trate como si fuera un criminal. Que es lo que muchos están haciendo. Por cierto Rosa Díez y Alaska se han sumado.

    • Me pillas fuera de juego porque ya no sé si las “represalias” a Dragó, van más allá de esta punta de exposición mediática. ¿Lo tratan como a un criminal? o, ¿lo ponen a parir porque se ha expuesto y ha expuesto un tema que, como bien dices, puede producir rechazo?.De verdad, desconozco más allá de las reacciones y declaraciones públicas de estos días pero yo no puedo evitar que ahora me guste menos. Ya manifesté en el post que no creo en la retirada de libros, por ejemplo. Ni en ningún tipo de veto a la libertad de expresión.Pero…si “expones” , puede pasar esto.
      Y, sinceramente, creo que pasada esta “punta mediática”, todos se olvidarán de las japonesitas y sólo quedará la huella que nos haya dejado a cada uno de nosotros. Unos no le darán importancia, otros, cuando lo vean, lo asociarán al párrafo de marras.
      Viene a ser la consecuencia…
      Gracias por pasarte de nuevo, Juan.

  6. Por encima de la ley está la moral y la responabilidad actuativa de cada uno. Está claro que, imputable de delito o no, dragó (a partir de ahora para mi siempre en minúscula) adolece de ambas. En Sierra Leona es legal que los niños bajen a la mina por diamantes; como ahí es legal pues eso; no digamos nada y tan felices.
    En lo referente a las edades, totalmente de acuerdo con Pils; mejor pasarse por cautos. Hay una gran diferencia entre el enamorarse y casarse que establece compromiso, amor, respeto y cuidado mutuo y la utilización sexual y jactanciosa de menores. Por otro lado no creo que podamos comparar actuaciones de tiempos pasados como el de Machado con hechos actuales y darles el mismo trato: antes podíamos tener a los niños trabajando de sol a sol partiéndose la espalda, podíamos vejar y someter a la mujer, podíamos contratar a trabajadores sin derechos por míseros sueldos, etc. Suerte que las cosas van cambiando excepto en Sierra Leona y en dragó.
    Lo peor de todo es que creo que dragó ha escrito lo escrito para dar mayor difusión a su libro, algo a mi entender deplorable.
    La pena es que no pillara una venérea.

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .