#GastroRamo

 

Me regalaron un hermoso manojo de perejil. Lo puse en plan ramo, en un bote de cristal. Más tarde, llegaron a mis manos esta rosa y la gerbera, así que las puse con el perejil.Finalmente, decidí agregarle unas ramas de romero de cosecha propia.

Hace un tiempo, hice uno con albahaca y guindillas y he pensado que a este tipo de bouquet- vegetal-floral, lo voy a llamar GastroRamo.

He buscado en la red y he encontrado estas preciosidades de… GastroRamos. Limones, coles, espárragos, zanahorias, pimientos, brócoli…

Y, este, con alcahofas,  que me parece genial…

Qué bonito…

Ya hace unos años que descubrí que las rosas no tienen espinas, tienen aguijones. Son herramientas de protección que funcionan como una armadura.

Hay el aguijón propiamente dicho y su versión más mínima, en plan filamento punzante, que rodea los capullos e incluso la zona del tallo donde los aguijones aún no se han formado… A ver cuál es el depredador que se atreve a comer una rosa…

Estos aguijones también deberían servir para los depredadores humanos pero con unos buenos guantes y tijeras de podar (o con un voluntario que te las coja como acto heroico por Sant Jordi) , toda la protección de la rosa se queda en nada…

O casi… Se pone de manifiesto ( y pincha) cada vez que les cambias el agua…

Y sé que me lo merezco, pero… qué bonito, oye…

 

Paseos saludables y la cámara de fotos.

En la combinación de los paseos saludables y la fotografía, se requiere una cierta capacidad de sincronización con los seres humanos que te acompañan.

Cada foto, pues, supone una parada en el camino y una rotura del ritmo del paseo. Así que, tras disparar la cámara, debes realizar un breve y elegante sprint para volverte a sincronizar con el resto de paseantes que ya han avanzado unos metros más que tú.

Como esta breve carrerita es un buen ejercicio cardiovascular, resulta que hacer las fotos es una rutina de lo más saludable…

Terapia (con fotos)

“Aceptación de la realidad”

La primera, es de un pueblo de L’Empordà. Es la que simboliza el estado en el que se encuentra el mundo. Y sus habitantes. Es la primera de la terapia : conforma la fase de “aceptación de la realidad”.

“Inducción al olvido”

Bien, ahora pasamos a la fase 2 de la terapia ( con fotos): “Inducción al olvido” ( es posible que irresponsable). En esta fase, en la que hay inquietud ante el “precario equilibrio” ( y ese palo que aguanta el tablón), hay que intentar realizar diversos ejercicios de relajación. Para olvidar y poder irse uno a la cama, más o menos en un estado de amnesia coyuntural, hay que mirar estas fotos, concentrándose mucho y muy fuerte.

Trocito de Prineo Aragonés.

Pared de un chiringuito en Cala Molí (Eivissa).Si uno se concentra mucho, se puede oler la brisa…

Si entre verdes y azules, la cosa no ha funcionado y se sigue inquieto, hay que pasar a la tercera fase ( y definitiva, como suelen ser todas las terceras fases).

“Quiero ser una mariposa blanca”

Tercera Fase “Quiero ser una mariposa blanca” . Pretende ser mágica. La miras intensamente, deseando ser mariposa y sin que te des cuenta, levantas el vuelo…

La terapia (con fotos) ha finalizado.

Espero que el palo, aguante…

 

El lunes, primavera.

Pensad que este,  será el último fin de semana de invierno. El lunes, llegan las flores, los colores, el sol tibio… Según Mafalda : “El spot publicitario de la vida”...

Sí, el lunes ya será Primavera.Y no sé si será por el cambio climático pero… ha crecido un cuadro en mi jardín.

En un alarde de originalidad, lo llamaré “Primavera”.

Making Of : La foto del cuadro sobre la hierba ha sido un arrebato estético. La del cielo…hasta que encontré la forma de sujetar el bastidor, encuadrando las nubes, inmóvil ( que me cuesta mucho) y que quedará bien, me estuve un rato. Después pensé´: ¿Y un cuadro colgado del cielo? ¿Qué es eso?… Lo dejé ahí.  Pero cuando he visto la foto, ya editada, no he podido resistirme. Sí, es un cuadro colgado del cielo… ; – )