Una pregunta sobre nuestra ropa.

 

Imagina que, a partir de hoy, vas a tener siempre la misma talla.

Mi pregunta es : ¿Podrías vivir , cinco años, con la ropa que tienes en el armario?

NB1 : En todo el mundo, la gente acumula más de 80.000 millones de prendas al año. Sólo en USA, se producen 15,1 toneladas de desperdicios textiles y casi el 85% va a parar a vertederos de basura.

NB 2 : La industria textil, es la segunda más contaminante.

 

Profesionales de mercadillo…

Hoy, domingo, han abierto los centros comerciales. Seguro que manadas de seres humanos han colapsado los lugares donde comprar los regalos de navidad…

También ha sido día de mercadillo en mi ciudad. Normalmente, se celebra en miércoles pero los mercadilleros no van a ser menos que El Corte Inglés y, hoy, domingo han montado sus paradas. Os hablo de un mercadillo de ropa y complementos ( y “los varios”) sin víveres ni nada que esté vivo o crudo ( menos la señora que extiende la manta y vende cabezas de ajo…).

Soy hija de una “profesional de mercadillo” y como tal, he heredado el gusto ( y la habilidad) en esto del revolver y detectar. Así que hoy, he ido al mercadillo con mi señora madre.

El proceso de preparación es el siguiente : mejor bolso pequeño , cruzado. O bolsillos controlados. Dinero en efectivo y cambio. Prendas cómodas que te permitan realizar el movimiento de “meto la mano en la pila de ropa” con facilidad y fluidez.Esta es una de las premisas básicas : Si no te gusta revolver en los montones, no vas preparada psicológicamente para el mercadillo.

Yo, he querido estrenar mi “shopping bag” ( un super bolso , en el que pretendía introducir y agrupar las compras) pero mi madre lo ha descartado. Ahora roban las bolsas de la bolsa y es mejor llevarlas , con su múltiples asas de plástico , enrolladas en las manos. Total, el bolso fashion , en el maletero del coche …

Una vez en el mercadillo, si eres novato , te paseas por las paradas con un orden lógico. Sigues la calle hacia abajo y la subes por el lado contrario. Lo más normal es husmear en las paradas donde hay más gente acumulada, aunque veas, al dispersarse, que es una falsa alarma y venden bodys de bebé color verde lechuga.Pero si vas con una profesional, vas a hacer un “zig-zag” en plan ruta secreta. En primer lugar, visitarás las dos paradas de “etiqueta cortada”. Se presupone que son prendas de marca a las que se les elimina la identidad. Algunas se intuyen y se reconocen pero otras, están mezcladas, con su correspondiente etiqueta cortadita, pero son de esas ropas made in china que invaden todas las paradas. La habilidad del profesional se mide en estos momentos : la rápida identificación del jersey -chollo, barato y de calidad, diferenciándolo del jersey chino barato y de bolas a los 3 segundos.

Una vez hemos pasado por el mundo “etiqueta cortada” nos vamos a las paradas de las “marcas”. Casi siempre son prendas de Outlet,  de otras temporadas ( te puedes remontar a 3-5 años ) o vete tú a saber. Normalmente, las tallas son imposibles y los colores…relampagueantes. Pero la profesional sabe que, si criba cada semana, una vez al mes puede encontrar algo que le satisfaga.

Tras la revisión de las paradas básicas que suelen estar regentadas por mujeres de etnia gitana , como La Pili o La Pepi, ya te mueves en base a las necesidades. Si quieres un foulard , te acercas a una parada concreta y si lo que deseas es perfumarte con colonias de demo al 50% del precio, te vas a otra…. ¿DVD’s o CD’s vírgenes? Las paradas de los chicos africanos.

Mientras te paseas, los de las paradas hacen “marketing directo” : Morena, comprame este conjuntito ( 2 juegos de braguitas y sujetador a 5 euros…Seguro que irritan la piel) que no vas a ir con las teticas al aire????.  Suelen ser Las Pilis y Pepis, sus hijas y sobrinas . También hay una extensa representación de vendedores del género masculino , en plan macho alfa, que tienen un increíble repertorio de “técnicas de venta”.

Ir al mercadillo es una experiencia multicultural y multisocial. Además de la mezcla de razas , hay una variedad impresionante de estatus ( hacia arriba o hacia abajo): ves a la señora que va al mercadillo de toda la vida y sisa 5 o 1o euritos a la compra del día para darse una alegría y comprarse esa blusita tan bonita. También estan las señoras de clase media-alta que se mueven en grupos de amigas y se entusiasman ante los precios, emitiendo grititos de ¡Qué mono! mientras compran prendas que nunca jamás se pondrán ( o solo para estar por casa o “ir a la playa”.Esto último , todo un clásico). Las pijas o super pijas , muchas de ellas expertas en la materia, que se mueven solo en las paradas clasificadas ( suele haber siempre una en todos los mercadillos) y revisan minuciosamente lo que van a adquirir. Y, finalmente, las profesionales. Asiduas y con la intuición afinada para encontrar verdaderos tesoros ( en ese grupo, entra mi madre y su team).

Hoy, el mercadillo estaba a reventar. No sé como habrá estado El Corte Inglés pero allí, se había concentrado la mitad de los habitantes de Barcelona. He saludado a La Pili y La Pepi…Hacía mucho que no las veía. Me he comprado una camiseta ( de etiqueta cortada) y un foulard ( de una parada muy especial en la que siempre , siempre hay algo que me gusta). Mi madre , como es habitual, ha detectado varias cosas ( a la saca) que si no le gustan, las irá a cambiar el miércoles.  Ya os he dicho que era una profesional…

Es habitual que, en mis viajes, siempre busque los mercadillos más típicos o locales. Me encantan. Si nunca habéis vivido esa experiencia, vale la pena . Un agradable paseo y, lo más probable, alguna compra mínima de algo que, o será una maravilla o utilizaréis para estar por casa o ir a la playa…

B.S.O : Ay! Que me lo quitan de las manos…

Óleo del pintor holandés Ronald Schalen