Cosas horrorosas, horrorosas.

Este post va de cosas horribles. Horrorosas. Por lo menos, según mi escala “estética”.

Me gustaría conocer el proceso mental para llegar a la conclusión que esto, tiene algún sentido. Me ha recordado a la sensación que tengo en Formentera con los italianos y sus atuendos para ir a la playa. Que nadie se me ofenda pero es que , alucino cada vez que los veo a ellos , casi modelos Armani total, con foulard anudado al cuello . Siempre el foulard. Aunque te estés friendo a pleno sol…Ellas van perfectamente arregladas, manicuradas, peinadas, conjuntadas. De punta en blanco aunque hundan sus tacones en la arena.  Y , oye, que cada uno vaya como quiera a la playa ( faltaría más) pero hay un gran contraste con el estilo mediterráneo autóctono que es como más fresco…

Bien, para esas mujeres que no pueden bajarse de los tacones ni para…bucear, aquí está la primera cosa horrorosa.

Después está lo de este peluquero… Un iluminado que dijo: “Mira, con los postizos puedo hacer esculturas”. La frase “llevo un cerdo/a ( o lo que sea eso) en la cabeza” sólo se entiende si miras esto. Es la segunda cosa horrorosa.

Y la chica es mona… Imaginaos , esto, en un ser humano normal… También tengo la del perrito. Espero que esteís preparados :

La tercera ( o cuarta, si contamos al perro-pelo)cosa horrible, se le ocurrió a un diseñador de ropa deportiva, que no sé si es un orgulloso patriota o un guiri-amante-de-los-estereotipos ( y al pensar en España…) pero la cuestión es que si veís a alguién corriendo con esto, podéis brindarle un “Olé” bien grande.

 

Ya para ir acabando, una muestra del estilo de los que diseñan alta costura. Yo creo, que este tipo ( por mucho Marc Jacobs que sea) aún se está partiendo el pecho…Porque para ir así, debes tener un gran, gran sentido del humor.

…Y para asistir a una gala en el MET de Nueva York… Horroroso.

El último atentado estético, no lo es tanto. Si os centráis en su funcionalidad, el invento está muy bien. Una almohada-gorro que se mantiene fija si estás en un coche, o en el avión…Lo que pasa es que ves la foto del producto y dices : Sí, es horroroso.

Siento las molestias visuales que este post os haya podido ocasionar.

La buena noticia es que , con esto, lo bello aún es más bello…

Tortura en la peluquería.

Fijaros bien en este gorrito… Es de plástico y tiene unos “mini” agujeritos. Con la ayuda de algo “punzante” ( p.e , un ganchillo), se extraen finos mechones de pelo que pasan por esos pequeños orificios. Esas son las pequeñas porciones de cabello que, una vez coloreadas, se extenderán por el resto de la melena “”como pinceladas de luz”… El dolor irritante que produce la extracción del mechoncito bien vale que las dichosa mechas queden cual obra de arte de brillo radiante …

Gracias a la evolución de la especie , en las peluquerías,  ya hay otros sistemas que permiten pasar el tema del color con menos penurias y una mejor pinta ( no hay peor imagen que la de tus pelos, tipo erizo, saliendo de esa cosa de plástico que se te pegue a la cabeza… Una preciosidad) pero … hay muchos profesionales amantes de lo clásico que siguen torturando con el gorro de mechas. Es más, si las quieres finas y difuminadas, ya puedes ir pensando que te van a poner el gorrito…

Mi experiencia “mechas del verano” ha sido un desastre: con gorrito y un resultado de “cabreo monumental” ( esta es una de las formas que puedes adoptar al salir de la pelu. Más, aquí.). ¿No dije : “igual que el año pasado”?, ¿No insistí : “me gusta muy natural, que apenas se noten”?, ¿Qué se había fumado la peluquera?…

Soy poseedora de una extraña lluvia de colores anaranjados, cubriendo la parte superior de mi cabeza en líneas rectas y definídismas. El lado izquierdo con profusión de puntos de luz ( naranjas?) aquí y allá mientras que el derecho, se ha quedado casi que como estaba… Con este sol radiante que estos días luce en Barcelona, mis mechas brillan con intensidad…He visto a otras víctimas de la mecha que, muchas, habrán hecho eso de forma voluntaria y estarán encantadas de la vida. Me he querido acostumbrar a un look diferente…Lo he valorado…pero… estás son las últimas horas de vida de mis mechas ( yo digo naranja, la peluquera dice cobre).

Ya tengo en mi poder un Farmatint del color de mi pelo para deshacer el entuerto. Y escribo este post porque me he sentido gilipollas : tras pasar por el gorrito y la factura abultada( de salón de peluquería guay) me veo con unos guantes y esparciéndome un mejunje oscuro ( sin amoníaco)por la cabeza.

Y, lo peor, aún me estoy preguntando : ¿Qué parte de” natural y tenue” no entendió la peluquera? , ¿El naranja ( aplicado sobre castaño oscuro) es un color tenue? , ¿Por qué lo llaman “cobre” si es “naranja”? y , lo más importante , ¿Por qué no han abolido , definitivamente, el infame “gorro de mechas” ?…

LLega la invasión del Papa Noel escalador.

Llega el momento de desempolvar el Santa Claus Escalador de Balcones. Si no lo tienes, corre al chino más cercano y compra el más horroroso que encuentres.

Los hay gordinflones y los hay delgaditos. Los hay de plástico consistente y de los que se desinflan a la hora de estar colgados…También los hay profusamente iluminados. Y parpadeantes psicodélicos.

No hay forma de equivocarse : pongas el que pongas, vas a contribuir a la contaminación ornamentística que hiere sensibilidades, un año más.

El pobre Papa Noel, dicen que la “marca comercial” más poderosa del mundo, se ve absolutamente desbordado ante el uso y abuso que hacen de su persona.Si tuviera tiempo y dinero, demandaría a todos esos “creadores” de adornos navideños ( made in China) que han diseñado esas cosas(bajo el efecto de alguna sustancia estimulante). Pero es consciente de que esto es imparable : cada año aumenta exponecialmente el numero de balcones y ventanas , con el tipo vestido de rojo, colgado de la escalerita o una cuerda.

Y con todo lo que respeto y amo la libertad de expresión y sobre todo, la libertad de expresión artística, desearía que hubiera una normativa en contra de los atentados estéticos que se producen en Navidad. Por lo menos, podría mirar por la ventana, sin tener que ver esa estrella que ahora es roja, después verde y más tarde centellea de muchos colores en plan histérico, de los vecinos de enfrente. Esta tarde los he visto con una bolsa por la que asomaban los pies y un trozo de escalera del Papa Noel que me van a clavar en el balcón…junto a la estrella “discotequera”.

Creía que estaba sola en esto pero he descubierto que en Internet hay un movimiento masivo tipo “Odio a los muñecos de Papa Noel colgando de los balcones”. Hay varios grupos en facebook ( p.e), en los que se recopilan las fotos de los Santa más atroces.

Aunque no sé de que me quejo. Hay otros que lo tienen peor que yo…

Finalmente, de la web http://www.e-faro.info/, dejo esta viñeta.

Apreciado Karl,

2009-01-02-lagerfeld

Soy una de esas extrañas mujeres que pueblan el planeta , que NO estoy muy delgada. Puedo ser normal o curvilínea. Si quieres, gorda, pero NO soy como tú dices que se debe ser ni me muero de envidia “sentada en un sofá , comiendo patatas fritas” cuando veo a una de esas modelos , extra-slim de tus desfiles.

Me dan más bien pena. Seres humanos reducidos a la mínima expresión corporal ( ¡Cuidadito que no se ponga de moda ultra-fashion-de-la-muerte, el jibarismo!) que caminan raro, raro, raro…

Admito que sí me muero de envidia ante una Jennifer López , Julia Roberts o Pilar Rubio que son mujeres , de otras formas pero NO excesivamente delgadas y con la capacidad de andar de forma natural.

En un mundo complicado, donde valores como “el modelo corporal” han dado lugar a complejos, traumas y enfermades extremas respecto a los desórdenes alimenticios ( hay víctimas mortales por anorexia, que no se nos olvide) hay que trabajar íntensamente los conceptos como “estar saludable” para que las próximas generaciones puedan estar liberadas del dichoso modelo corporal y estén sanas. En el extremo opuesto al “sueño de Karl” se sitúa otra problemática como es el sobrepeso y la obesidad. Los extremos, eso ya está más que confirmado, nunca son buenos…

Querido Karl, no fomentes cosas tan superfluas pero tan dañinas , a la vez. No hagas el rídiculo. Limítate a la ropa .

Y ten cuidado. Los tiempos cambian y tu ya eres de los del viejo tiempo. Los del nuevo, igual no te entienden y, es posible que ni te conozcan…No saben que tienes el prestigio, la fortuna y el estatus en el que viven los diseñadores de ” la alta costura”. Así que para ellos, solo eres un señor mayor, vestido como un cowboy provinciano de visita a Nueva York, estrafalario y muchos pensaran que hasta un punto hortera.

Eso sí, un señor mayor delgado.

Los que sí que conocemos quien eres ( o lo que eras o lo que te crees que eres), es posible que no compremos un vestidito de cóctel de última colección pero sí que nos chiflan los accesorios y los perfumes de Chanel… Si no tienes cuidado con esa boquita de gurú anticuado, muchas compradores activistas , se van a decantar por otras marcas que no estén ligadas al síndrome de la estupidez. Es una cuestión de esas que pueden preocupar a los del Departamento de Marketing y , también, a los de Financiero. Si algo le ha pasado a la industria del lujo es que han podido diversificar y vender más acercando sus exclusivas marcas al comprador medio, a través de los complementos y la industria cosmética. !Imagínate sí ahora , los NO super delgados del mundo, boicotearan al señor de la coleta ( eso sí, muy delgado)!.

Lo dicho, Karl. Límitate a la ropa.

La foto es de Karl Largefeld y sí, la he puesto por joder…

El diseñador Karl Lagerfeld la emprende contra las mujeres curvilíneas

http://www.20minutos.es/noticia/540937/0/karl/lagerfeld/curvas/

Ha crecido un cuadro en mi jardín…

cuadrito

Este cuadro, que se compone de un bastidor de lino blanco y 100 palitos de madera de colores, pegados con cola, es uno de los últimos frutos de mi “jardín creativo”. Cada palito lleva manuscrito un concepto o idea asociada al color: un paseo por el mar, caminar descalzo por la hierba, un atardecer en Formentera o …el amor .Es una obra personal creada para una zona concreta de mi casa que no es el jardín ( aunque me lo estoy pensando…).

Esto me ha hecho pensar en el “proceso creativo” que he seguido para obtener este cuadro : 1) Un espacio al que le tenía ganas ( en el debate de la espontaneidad pura del verdadero arte vs el arte por encargo, aquí gana “el encargo”. Quería algo para decorar un espacio concreto…). 2) Idea clara que, debido a que domina el blanco, era necesario aportar color. 3) Absolutamente dependiente de mi estado de ánimo “creador” : Si tengo ganas. Si no, coloco algo de lo que ya tengo hecho ( aunque no me convenza).

Así las cosas , una tarde me voy de compras a una zona donde existe una nave industrial con un tipo “Todo a Cien” pero más “Made in India” que tienen una zona con material para manualidades a unos precios irrisorios. Veo el bastidor ( yo prefiero los gordotes pero…bueno…a ese precio!) y me lo llevo. Me sigo paseando por la zona y descubro estos palitos de madera coloreados que son para que los niños hagan sus trabajos manuales. Compro dos paquetes. Algo vislumbra mi cerebro artístico pero ni él mismo sabe qué hacer…aun. Debeís saber que NO se dibujar. NO sabría pintar un cuadro realista ni dibujar con carboncillos. Pero, sé que me gusta mezclar colores ( de ahí que mi arte sea abstracto) y en estos últimos tiempos he descubierto lo de “enganchar elementos” como sustituto a mis inadecuadas habilidades como pintora.

Yo creo que todo ser humano es creativo. Hay un estilo de creatividad por sujeto y tantas como habitantes en el planeta. Es una forma de pensamiento muy sofisticada que nos permite organizar de una forma novedosa, la información que ya poseemos en una de esas tantas cajas de almacenamiento que tiene nuestro cerebro. Se pone en marcha cuando resolvemos un problema , tomamos una decisión, escribimos un poema o un post, creamos un blog o pintamos un cuadro.

Si el proceso creativo se resuelve satisfactoriamente disfrutamos de una grata sensación que nos hace repetir la experiencia. Para la mayoría de personas, esta “resolución positiva” es interna y afecta a nuestro modo de ver lo que hemos creado ( nos gusta, no, está inacabado, es perfecto). Hay una segunda fase que requiere la “confirmación externa” y es cuando el público objetivo nos manifiesta su actitud positiva ante la obra. Para los que se deben al susodicho, esta parte es muy importante. Para los que simplemente, disfrutamos haciendo, la cosa queda en placer interno.

Cuando tuve todos los elementos a mi disposición, estuve varios días probando combinaciones. Demasiado color, demasiado palito, que soso que es el palito… Tras varios intentos, el bastidor y los palitos, quedaron arrinconados. Algunos pensaréis : no es tan difícil pegar los putos palitos, ¿no?. Pues yo, tipo mosca cojonera, cada vez que tenía una combinación ( todo mezclado, en bloques de colores, sin el naranja…) a mi vista, veía algo que no me complacía en mis “normas de estética internas”. Además, tenía la sensación que faltaba algo…

Una tarde, con un suave viento de tramuntana y la sensación esa que tienes que es un buen día para “crear”, me dedico a practicar mis combinaciones de colores. También tengo un rotulador de 0,7 permanente. Encuentro un bloque cromático que me gusta, miro al rotu. El rotu me mira a mí… y, de repente serendipia, ¿por qué no escribo lo que me evocan esos colores sobre el dichoso palito?. Lo hago. Me gusta. El círculo de mi idea se cierra, por fin.

palitos

Durante todo el proceso, yo he disfrutado. Me he quedado absorta, enganchando palitos. Me he paseado, arriba y abajo, cuando ya no sabía que más me evocaba el color naranja, me he sentido complacida con el resultado final que quedará fenomenal en la entrada de mi casa….y todo esto gracias a que , en algun lugar de mi cerebro se asoció bastidor, palitos, enganchar, rotulador, escribir…

Lo mejor del tema es que tiene un maravillos efecto terapeútico vital.

Mozart, en una carta en que describe su propio proceso creativo, distingue estas dos etapas
con claridad: “cuando estoy solo conmigo mismo… mis ideas fluyen mejor y con más
abundancia”. “Las que me gustan las recuerdo hasta que puedo preparar un buen plato con
ellas; esto quiere decir ajustado a las reglas del contrapunto, a las peculiaridades de los dis-
tintos instrumentos, entre otros”. “Suponiendo que nada me distraiga el tema se va ensan-
chando, ordenando y definiendo en mi mente hasta que puedo verlo como un fino retrato o
una bella estatua, de un golpe”. “Cuando procedo a escribir mis ideas, las saco de esta bolsa
que se encuentra en mi memoria”.

Operación Bikini. ( Ayyyy!)

cuerpo_biothermEste es el culete que te queda, si te has puesto, te pones y te pondrás ( por siempre jamás)la mejor crema anticelulítica-reducecontorno-adelgazante del mundo. Por lo menos, esa es la fantasía que quieren proyectar en tu mente, cuando anuncios de este tipo te colocan estos culos perfectos a pocos centímetros del tuyo. Pocos son los fabricantes de cosméticos ( Dove, p.e) que apuestan por un mensaje más realista : prefieren hacerte creer que puedes conseguir algo increíble con la cremita. Evidentemente, nuestro cerebro se deja engañar lo justo y somos conscientes que hay cosas que no se pueden arreglar ya que no existe la poción mágica que modele nuestra constitución y predisposición heriditaria… Pero, aún siendo evidente que las mujeres tendemos a ser diversas y variadas y que la foto del culo este corresponde a una mínoria privilegiada, siguen atacando con estas imágenes de culos y piernas utópicas…

Cuando empieza la invasión , es que hemos llegado al período previo a la Operación Bikini. En el mes de marzo, ya podemos iniciar nuestro ritual anual de “puesta a punto” que, en realidad, debería ser una continuidad de una vida equilibrada, dieta saludable y ejercicio durante todo el año pero que , en la mayoría de los casos, NO es así.

Se intenta lo del equilibrio pero… por ejemplo llega la Navidad y , pata pam, unos kilitos de más para el body. Los días posteriores a la orgía navideña, te sientes culpable y planificas un meticuloso plan detox . Pero los días pasan y pasan cosas y las cosas que pasan son excusas legítimas para no iniciar nuestra modélica y saludable vida. así que cuando llega marzo, aún estás con lo de perder lo de Navidad y, de repente, llegan las campañas del culo perfecto.

En marzo, crees que te va a dar tiempo. Son cuatro meses de tregua para poder ponerse a punto. No llegaremos al ideal pero nuestro objetivo es estar un poco mejor que el año anterior ( modesto objetivo pero realista). Puede ser que lo hayas conseguido y ya vayas por tu cuarto tubito de anticelulítico y tus kilitos de menos ,pero vuelve a ser lo más probable que lo que pase es que llegue mayo y el buen tiempo y el “destape” y te des cuenta que ya solo queda un mes para que llegue el veranito. Es el momento de los impactos.

El primer impacto total es probarse los bikinis , tangas o bañadores con la piel blanca y desastrosa del invierno, tus kilitos de la navidad, la celulitis que no tiene la chica de la foto y-si has ido a por un bikini nuevo- la luz ( fantasmagórica y robaautoestimas)  de los probadores del Centro Comercial de turno.

El segundo impacto total llega cuando te expones a tus primeros baños de sol. Normalmente( y si el láser aún no ha llegado a tu piel), estamos esperando tiempo propicio para la depilación a la cera ( hay que hacer cuadrar la agenda de vacaciones). En esta época podemos encontrar desde pelos largos del invierno a el entrepelos de una depilación a otra… Sea por lo que sea, nuestra piel no está perfecta. Después está lo de los colores : o puede ser blanco nuclear o amarillo cetrino. La piel, digo. ¿ Es o no es un  impacto?.

El tercer impacto total llega al vestirse de verano y , sin haber llegado a adquirir el color miel-dorado-tostado de la temporada, muestras esas piernas , brazos , escote de esa gama de texturas y colores en período de adaptación.

Superados los impactos, la cosa se va normalizando. Ya vas tarde pero te pones las cremitas e intentas “no pasarte”. Como todo en la vida, una vez nos hemos destapado la primera vez, el proceso empieza a ser menos penoso. Ya tienes los bikinis y el sol va “arreglando” tu piel ( siempre sin violar el SPF correspondiente). El verano nos pone a todos más guapos…

Y con la sensación de veranito , jurarás que el año que viene, cuando veas la foto del culo Biotherm, ya habrás hecho los deberes. Y estarás más delgada. Y con menos celulitis. Y más suave. Y , ya, depilada al láser. Y…

Vamos a lo que vamos. ¡Qué la Operación Bikini 2009 sea lo más liviana posible!

N.B : Los hombres lo tienen más fácil. Estarán más gordos o más blancos, algunos se depilarán (olé y olé si es a la cera)pero… veo pocos culos Biotherm de tío…

Qué Vivan Las Mujeres ( esto , sí ) .

Mira que me cuesta escribir este post. Yo, una fan de Miguel Bosé de esas con solera…

Pero es que han coincidido varios factores : 1) que me interesa la publicidad ( y en especial la creatividad de los spots televisivos), 2) que Miguel Bosé  es uno de mis mitos y 3) me han enviado un increíble spot ( alto nivel de belleza de contenido) que quiero que veaís ( sobre todo si soís mujeres…) aunque sea del año pasado.

Y todo esto viene por lo de Opticalia. El hecho de hacer saber al mundo de mi pasión por Miguel, también hace que cualquier impacto del susodicho que llega a mi entorno, me sea comunicado…No hay mucho cotilleo… Algún concierto del que se enteran, uno que otro Arggg de Cuore, que lo han visto en no se qué programa , etc… Ahora, con el anuncio de Opticalia, estoy recibiendo muchos comentarios ( la mayoría maliciosos).

Siempre he defendido la existencia de un estilo-bosé que creía haber identificado tanto en la forma de vestir como en la música. Ese no -se -qué tan personal que confieren un sello, una huella que identificas . Hace un tiempo ( que coincide con Velvetina y lo que en casa llamamos “el adelfinamiento”) que esa marca de la casa se ha ido desvirtuando y cuesta encontrar el no-se-qué que tanto nos fascinaba. También es cierto que una de las características de Bosé es su continua reinvención , su predisposición hacia el cambio, su predilección por “romper” y por lo tanto, el adelfinamiento forma parte de esa experiencia vital tan dinámica y cambiante. Lo único que espero es que volvamos ( en algun momento) a reencontrarnos de nuevo. Papito fue eso: un reencuentro. Me hubiese gustado más que el envoltorio me recordara esos jeans y botas camperas , o el lino blanco , incluso su maravillosa falda samurai pero… “Contra gustos” ( ya lo sé. Pero me cuesta de aceptar…)

Así que , ahora, me lo encuentro en el spot de las gafas. Un anuncio muy mediocre y obviable si no fuera por la elección del protagonista. Me pregunto, ¿Teniendo la posibilidad de un Miguel Bosé (guau!!), como no se han lucido un poquito más? y la más desconcertante , ¿Como es que MB acepta “pulpo como animal de compañía” y se deja llevar y hace este anuncio?. ¿ De verdad tengo derecho a una nueva óptica? ¿Es posible que el anuncio, con gafas , se vea mejor?….

Y, para acabar, pudiendo hacer cosas como la que sigue …. Mejor lo dejo aquí y dejo que el spot ruede y hable por sí solo.

N. B : Spot de Falabella( Chile). Dept. Store con presencia en varios países latinoamericanos. Conmemoración del Dia de la Mujer 2008.

Estilismos y Estilistas

patricia-fieldPatricia Field, Gurú del estilo en USA. Es la superestilista de la serie Sexo en Nueva York…

Sinceramente, más que “glamurosa” lo que es , es “hortera”… pero una hortera con suerte y más lista que ninguno de los glamurosos, ya que es una de las figuras claves de la moda , al otro lado del Atlántico. Combinando lo primero que se le ocurre, consigue crear un estilo “que va a misa”. Yo fuí una seguidora devota de la serie y , me fascinaban los modelitos de la protagonista . Pero no por su supuesta característica de trendy sino por todo lo que aportan al personaje. Lo demás es puro artíficio a fuerza de un marketing excelente . Para mí Patricia Field es un genio pero no de la moda .

Qué esté ahí ( a pesar de la foto) es ya suficiente mérito para sacarse el sombrero.

En esto del estilismo subyace la propia subjetividad de lo que es ” estilo” para el que lo promueve. Me explico, nada es más bonito, o más feo, más adecuado o inapropiado, más estético o aestético que lo que dictamine el propio gusto del ser humano. En realidad, que yo piense que este vestido con flecos es horroroso no significa que lo sea. Aunque que Patricia Field lo lleve, tampoco significa que sea bonito.

Teniendo en cuenta eso de “Contra gustos…” (lema que valoro y respeto), no hay estilo que no sea válido. Por lo tanto, hay un estilista por cada ser humano que vive y respira en el planeta .

Yo también tengo mi propia carta de gustos respecto a lo que es estiloso y lo que no pero tras leer el Especial Complementos de VOGUE, me he quedado desconcertada. Me he preguntado si, de verdad, los estilistas hacen estilismos ( o qué?) , si yo me dejaría vestir por Patricia Field (Qué miedo!) , qué se ha fumado Galliano ( debía estar bueno), si con los zapatos que he visto se puede caminar ..

Pues eso… Contra gustos, no hay disgustos.

Lo demás ya es dinero, moda, marketing .

Todo, menos estilo.

N.B: a Andreu Buenafuente le elige sus americanas  su peor enemigo (próximo viaje a NY, que se atiborre de compras en GAP.).

Efecto Cangrejo.

biggerbooks_happiness2

Hace tiempo leí un libro que os recomiendo . Happiness de Will Ferguson. Una historia acerca de los libros de autoayuda centrándose sólo en uno : el único que funciona. El autor se plantea que pasaría si todos los seres humanos fueran felices y, de repente, desaparecieran todas esas cosas que nos hacen inseguros .

Irónico, muy divertido y lleno de verdades.

Ahí va un párrafo :

-. May, está todo a punto de desmoronarse. Todo. Hablo de la sociedad, el país, la economía. Es el fin de la vida tal como la conocemos. ¿Y por qué? Por Tupak Soiree y su fórmula para la felicidad humana generada por ordenador. Tú dijiste: “Así pues, la gente empieza a ser feliz. ¿Qué hay de malo en eso?” May, toda nuestra economía se basa en las flaquezas humanas, en los malos hábitos y las inseguridades. La moda. La comida rápida. Los coches deportivos. Los tecnoaparatos. Los juguetes sexuales. Los centros de dietética. Los clubes de belleza para hombres. Los anuncios personales. Las sectas religiosas. El deporte profesional, y he aquí una manera de vivir a través de los otros. Las peluquerías. Las crisis masculinas de la madurez. El desenfreno de las compras. Toda nuestra forma de vida se basa en la insatisfacción y la falta de confianza en nosotros mismos. Piensa en lo que ocurriría si la gente fuera real y verdaderamente feliz. Si estuviera realmente satisfecha de su vida. Sería un cataclismo. El país entero quedaría paralizado, y si Estados Unidos se detiene, ¿crees que el mundo occidental seguiría adelante? Hablamos de un efecto dominó global. El final de la historia.

Hace un par de fin semanas, asistí a un concierto en una conocida discoteca . Iba a ver a un amigo (excelente batería) que toca buena música con una banda , también muy buena. Esa noche, habían elegido un repertorio de versiones de rock clásico . Aunque es famosa entre la gente de la zona, la discoteca era un lugar absolutamente desconocido para mí . Al llegar, me sorprendió muy positivamente el local, ya que está bien preparado para la música en directo y eso es un lujo ( aunque estemos en Barcelona!). En el primer tramo de la noche, el público asistente ( de 30 a 40 años) coreó ( muy entregada) los estribillos de Rollings, Police, Ian Dury… Todo singles muy bien elegidos y muy bien ejecutados, preparados para emocionar al target que allí se encontraba. Cuando acabó el bolo, el local cambió su distribución mediante paneles correderos y, de repente, nos vimos ( digo los cuarentones) inundados de música-tipo-ultimo-exito-de-Merche y un número importante de seres humanos -muy jovenes- dispuestos a disfrutar de la noche del viernes. La música era ensordecedora y mientras esperábamos que los músicos recogieran sus instrumentos, nos vimos abocados a observar. Conversar ( o cualquier tipo de comunicación que no fuera por gestos y/o tocamientos) quedaba descartada. Así que no quedamos en un corrito , con la única diversión de mirar.

Unas chicas ( de pechos idénticos )suben a las barras y se mueven sensualmente . Lo mismo hacen un grupo de tios musculados, depilados y brillantes en otra zona del local. Los grupos de chicos y los grupos de chicas también están claramente diferenciados. Los grupos mixtos y las parejas, no captan mi atención. Son los que buscan y tantean ( en plan adolescente) a los que, de pronto, estoy analizando.

Hay más chicas que chicos ( es una evidencia aplastante, solo tras realizar una exploración visual). La mayoría se han arreglado cuidadosamente para la noche : maquillaje, ropa, calzado…actitud. Bailan sin apenas hablar, pero dirigiendo miradas al entorno ( explorando posibilidades, supongo…). Me asombra lo excesivamente maqueadas que van. Y no lo digo por la ropa sino por lo que a estética global se refiere. Muchas están claramente operadas del pecho y lucen tipitos con imponentes delanteras. Y las que no tienen esa suerte genética, también se han preparado para la caza. En general, hay una gran tendencia hacia lucir lo mejor posible ( y más).

Los chicos, lo mismo. Los que bailan en la barra son el modelo al que todos los chavales de “suelo” quieren llegar. Hay más estética, más ceja y entrecejo depilado, más “adornos” ( como piercings, pendientes) y más pelu.

Intento recordar como éramos los que estábamos ahí, hace veinte años por que no me creo que sean tantos años ni tanta diferencia. Lo que pasa es que no me lo creo yo, por que , realmente, hay diferencias. Todos tenemos un nexo común: entiendo que todos salíamos a cazar y a vivir la noche ( cada uno en sus diversos grados de “peligrosidad”), nos arreglábamos lo mejor que sabíamos e intentábamos confraternizar ( cada uno, también en diferentes niveles de “peligrosidad”) con nuestros semejantes. Después, vendrán las diferencias sutiles ( más o menos sutiles, según ideologías). Por ejemplo: ví a un par de chicas, besándose tranquilamente el día del concierto. En otros tiempos, todos sabíamos o teníamos amigos gay/lesbianas pero no exístia una integración natural en el entorno. Ahora, empiezan… ( yo creía que el tema iba más avanzado). Las chicas iban a lo suyo pero descubrí más de una mirada asombrada o indignada entre tanto rostro joven. Me sorprendió ver “sorprendidos”…

Respecto a la /s moda/s, creo que si que hemos ido un paso hacia delante, marcando , también otra diferencia respecto a mis viejos tiempos. Hay una aceptación de multitud de estilos y tendencias y más libertad para ser ecléctico, si esa es tu opción. Evidentemente, la zona geográfica y estatus “social” definen también a los grupos de hoy ( siguen habiendo pijos, progres, heavy pero también están todos los neo todo ). Yo clasificaría el ambiente de muy, muy variado.Todos mezclados. Bien. Una vez, una persona muy sabia, me dijo que el futuro está en la fusión.

Otra diferencia : la estética. Y no me refiero a la ropa sino a la esclavitud estètica. Quiero recordar como íbamos vestidos, como se arreglaban mis amigas más femeninas, …y no encuentro ese grado de perfección que ví esa noche. Mucha operación, mucho de todo. Y ellos, pobres ilusos, cayendo en la trampa de la metrosexualidad … Y , venga, depiladitos a la cera ( aún son jóvenes , económicamente, para hacerse una láser),se sumergen en un mundo del que la mujer, si pudiera, huiría a todo meter… Lo que pasa, es que al sector femenino nos han educado y hemos mamado esa cultura que nos hace necesitar tener un aspecto físico marcado por unas variables tipo : no vello, no canas, no celulitis, etc…Pero, estos chicos…lo han elegido libremente.

Por que yo lo valgo.

En realidad, es una cosa que me causa admiración. Deciden , por voluntad propia, perfeccionar su belleza a base de sufrimiento. Y me parece bien. Lo que más adoro en este mundo es la libertad : Hacer lo que se quiera con uno mismo , siempre que no involucre negativamente a nadie ni nada. Pero … esto es un efecto cangrejo. Vamos hacia atrás. Dependemos , más , del seguimiento de unas tendencias estéticas , cada vez más exigentes…. ( daba escalofríos ver el número de tetas idénticas!).

Está bien que nos cuidemos. Está bien intentar estar bien. Ser más guapos de lo que somos . Pero… sin renunciar a la naturalidad…O por lo menos, no tanto.Esa noche me hizo pensar en que en estos tiempos, la gente veinteañera lo tiene peor que los que lo fuimos hace veinte. Evidentemente, el concepto básico se repite pero los envoltorios se están complicado de mala manera.

Como sugiere Happiness, el ser humanos busca la felicidad prometida, intentando superar sus inseguridades. Si nuestra personalidad de raza, ya da una tendencia a la inseguridad, imaginemos lo que es vivir en una sociedad que las fomenta  (y según el libro, que depende económicamente de ellas) y casi las premia.

En fin, lo tienen ( y lo tenemos) cada vez peor.