Hay que ir preparándose para la Navidad…

Cuando ya hay anuncio de Lotería, todo va a una velocidad supersónica, así que unas píldoras de Cosas-de-Navidad-Horrorosas ( o raras, cuanto menos), no va mal para ir poniéndose en situación.

Estética

Una barba navideña a la que no sé cómo clasificar.

Tampoco este peinado navideño…

El jersey-chimenea, por eso, me ha robado el corazón…; – )

Objetos

¿Tu espíritu navideño alcanza cotas tan altas que quieres pasearlo allí dónde vayas con tu coche? Este artefacto es la solución.

El árbol de navidad para encajar en el techo del coche…

¿Una forma original de adornar el árbol? Con estos dos pares de piernas, lo tienes resuelto.

Este es el resultado.

Y, hasta aquí, la primera dosis de píldoras para la adaptación a la Navidad, aunque…no puedo evitar acabar con el “Árbol Patético” de Charlie Brown…

¡Feliz fin de semana!

 

Un mixto de píldoras.

 

La Fashion

Vuelo. Necesito volar para ponerme este precioso vestido…

Y lo mejor, vuelo mientras lo llevo puesto.

 

Con alambre retorcido , cuajado de pedrería.

Artista : Key Sook Geum (Corea)

La poética

Sembrador …( Seeder)

Y cuando llega la noche, sembrador de estrellas.

Making Of :

Artista : Morfai ( Lituania)

La Excéntrica

La típica y entrañable, casita para pájaros adaptada a las necesidades de los murciélagos.

Hay hueco de mercado. ; – )

La Creativa

Expresar …con imperdibles. De Jun C.

Por cierto, ¿Por qué llamar imperdible a algo susceptible de perderse? Este artefacto se utilizaba ya en la antigüedad y un ingeniero llamado Walter Hunt, reinterpretó estas piezas tal y como las conocemos hoy.

Su cualidad de imperdible es “contextual”. Las modistas utilizaban alfileres que fácilmente se podían desprender de la ropa y se perdían…Al llegar el invento, sustituyendo a los alfileres, se enfatizó la característica de que no saltaban de la prenda…

 

Vale, pero yo los pierdo…

Sesión de fotos en Cadaqués…

armanini1

Salvador Dalí y Federico García Lorca, 1927

America de punto estampada . Solapa y bolsillos amplios.
Camiseta blanca, básica.
Pantalones de algodón, de pinza ancha y vuelta en el bajo.
Zapatos de ante, cerrados.

Camisa de cuello polo ( Ultimate Collection)
Jersey de cuello pico con dibujos lineales
Pantalones de algodón, de pinza ancha y vuelta en el bajo.
Alpargatas de lino blanco.

 

Esta foto, fue tomada en Cadaqués, hace 89 años…

Hace casi nueve décadas que Dalí posaba así con su amigo, el gran poeta. Otro genio de magnitud colosal. Despuntando ya en el mundo del arte….Si miras la foto, te parece que bien pueden ser modelos de la Colección Vintage de cualquiera de estos diseñadores top de nuestros tiempos. La figura de un genio transciende las épocas. Su genialidad aún hoy es fresca. Tanto, que ni siquiera deberían cambiar de ropa…

 

La corbata de bacon…

…Siempre matizo que son horrorosas bajo mi punto de vista…No vaya a ser que alguien diga : “Pues yo veo monas, estas botas/sandalias/o-lo-que-sea tejanas”…Si pasa, acepto que contra gustos, ya se sabe, no hay disgustos pero…lo que pongo a continuación es lo que yo considero “Una Cosa Horrorosa” .

Las botas de jeans…Ya se sabe que los jeans quedan bien con casi todo. Con según que complementos, puedes ir arreglada y con otros, hippie total…Su versatilidad es increíble pero, esto, es llevar ese concepto demasiado lejos…

Cosa Horrorosa nº 1

En la Paris Fashion Week se vieron estos zapato- peluche… Tampoco hay mucho más que comentar.

Cosa Horrorosa nº 2

¿Y estos? No sé ni que escribir…

Cosa Horrorosa nº 3

Ahora viene Chanel … Esta cosa, además, tiene un precio desorbitado. Primero, os la enseño y después, os explico la genial funcionalidad que tiene ese diseño del Sr. Lagerfeld…

Cosa Horrorosa nº 4

Pues que sepáis que , esos momentos tan molestos, al volver de la playa, en los que tienes la toalla húmeda y no la puedes poner en la bolsa ya tienen solución. Esa toalla que te cuelgas del hombro, del brazo o del cuello… Esa toalla que molesta…Esa toalla, con este fantástico bolso Chanel, se cuelga y te la llevas aireadita. ¿No es fenomenal?

Ahora, un par de velas…Mira que hay velas monas. Incluso, las más minimalistas. Estas son un despropósito.

Cosa Hororosa nº 5

Cosa Horrorosa nº 6

Y…Esta…La corbata de bacon. Sí, de bacon…

Cosa Horrorosa nº 7

Cualquiera de estos objetos son atentados estéticos.

Bofetadas visuales…

Me veo con la obligación de compensar tanto horror y dejo una bofetada…visualmente estética. ; – )

Póngame una de verano del 66…

Imaginad que estáis en Brooklyn.Exactamente en la 93 Whyte Avenue en Williamsburg y delante del escaparate de una perfumería que se llama “I hate parfum”.

Cuando entras allí, debes olvidarte del perfume tradicional. De los Tesoro, Euforia, Eternidad, cualquier-cosa “noir”,  Eau’s ( de todo), etc, etc… Estás en un lugar en el que “se odia” la perfumería industrial de alta gama. En este lugar, a su creador no le gustan los olores estereotipados  y concentra su creatividad en crear sutiles fragancias que identifiquen sensaciones.

Experiencias. Momentos. Estallido de sensación vía un aroma complejo, lleno de matices. Lo que se llaman las memorias perfumísticas…

En esta peculiar tienda, puedes elegir entre muchas de esas fragancias sensoriales : Verano 1966 ( basada en notas olfativas del mítico bronceador Coppertone ) , Tarta de Cumpleaños, La experiencia de ver una flor, Recogiendo manzanas, En la Biblioteca…

Además, estos “verdaderos perfumes”  se elaboran con sustancias naturales que interaccionan con cada piel de forma diferente por lo que , de cada aroma, cada uno de nosotros, crea una versión propia, única y distintiva.

Su fundador, Christopher Brosius, es un perfumista de gran prestigio que ha desarrollado una fórmula de negocio “artesanal”, muy provocadora en el tradicional mundo de los perfumes. Trabaja, en su laboratorio cerrado al público, en el último piso de este mismo edificio, en el que está la tienda. Lo consideran un gran genio de los aromas . Es muy hermético  y no asiste a ningún acto público ni publicitario. Ha trabajado con el New York Times en la creación de un perfume “invisible”, es decir, que no moleste a nuestra impronta perfumística natural, del que se sabe que lleva : hibiscos, jazmín, sándalo y ámbar natural…Quien huele sus propuestas, se deja convencer.

Dicen que son exquisitas….

Aquí dejo las notas “olfativas” de En La Biblioteca, descritas por su creador.

In the Library (En la Biblioteca) es una mezcla cálida de Novela Inglesa, encuadernaciones de cuero de Rusia y Marruecos, ropa desgastada y un toque de Cera para madera.

La nota más importante de este aroma fue copiado de unas de mis novelas originalmente publicada en 1927. Ocurrió que encontré en Londres una inmaculada primera edición, hace muchos años. Entusiasmado era poco decir sobre cómo me sentía, ya que, para empezar, existían solamente unos cien ejemplares de aquel libro. Desprendía un maravilloso y cálido aroma, un olor un poco dulce e inmediatamente decidí poner ese aroma dentro de una botella.
Christopher Brosius, creador perfumista

Dicen que si entras en esa tienda, no sales con las manos vacías… Igual te llevas un poco de hierba recién cortada, o el perfume de las sábanas limpias…O el verano,  las vacaciones, las manzanas al sol…

Todo es posible en el lugar en el que ,odian tanto el perfume ,que lo subliman.

N.B : Hay que probarlo para opinar pero, a mí , me llama… ¿Vamos?

Orden y concierto.

El arte de ordenar los armarios y sobrevivir a la tarea.

8

Cada uno tiene su nivel de orden y concierto:

1)Hay quien tiene los armarios hechos un lío. Es un caos, que pretende ser ordenado, porque el que lo estructura, te asegura que sabe dónde están todas sus cosas.

carey1

El tipo 2) es un ordenado fluctuante. Esto quiero decir que hay momentos en que su armario está perfectamente ordenado pero, con el transcurrir de la vida diaria ( saco esta camiseta y se me desmorona el montoncito, no encuentro el jersey concreto-quiero-ese y voy sacando todos los que no son el concreto-quiero-ese y los vuelvo a colocar mal, etc...) Los que pertenecen a este grupo, saben lo que es “ir ordenando”. Periódicamente, deben poner orden en el mini-caos. Cuanto más tarden, más grande es el lío…

Finalmente el 3) : el ordenado-que-siempre-lo-mantiene-ordenado. En esta tipología, puedes encontrar grados de “orden”, siendo ya un ejemplo de la perfección máxima, los que ordenan por temporadas , tipo de ropa y colores.

5

Me confieso ser un miembro claro del grupo 2 aunque ya, con muchos momentos “ordena armario” a cuestas que, no me han servido para saber hacerlo sin agobiarme…

He vivido todos los momentos angustiosos que tiene esa manipulación de la ropa ( y su selección). Primero, lo acometes con ilusión. Aquí las camisetas blancas, aquí las botas , aquí los complementos…. Pero, de repente, hay ropa esparcida por la /s cama/s , cosas que se van a un montoncito de “no -sé- qué -hacer” y otras, que se pasan a bolsas para “dar”.

4

En el momento que te das cuenta que tienes ropa para tres vidas completas, ya es tarde. Está todo por ahí fuera, esperando nueva ubicación o la condena definitiva. Hasta esa fase, has seguido tus propias órdenes organizativas, pero cuando la ropa se te empieza a comer, literalmente, empiezas a violar normas sagradas ( ¿No habíamos quedado que este cajón es para tirantes? ¿Por qué hay camisetas de colores?). El tiempo va pasando, te empieza a doler la espalda y ves que aquello no se acaba nunca.

El esfuerzo, requiere de un monumental trabajo de concentración. Empiezas a ver la luz, cuando se preparan las bolsas de ropa que desaparece y , muy importante, se ubican lejos de los armarios. Al ladito de la puerta. Una vez rechazadas, esas prendas ( y su volumen) molestan profundamente.

 

Hay que tener la paciencia final para no dejarse llevar por los restos. Se suelen unificar todas esas cosas que te crean indecisión y se ponen en una zona del armario. Es como un apartado de “pendientes”. Lo malo es que seguirán siendo “pendientes” el resto de tu vida…

Cuando ya ,deslomada, acabas la tarea , no puedes evitar mirar y remirar tus armarios ordenados.Y no te digo ponerte a dar saltitos, pero casi…Voy a intentar pasarme al Grupo 3. Con voluntad, todo se puede…

N. B :Las fotos son del armario (walk- in closet, se puede andar y dar una fiesta) de Mariah Carey

 

 

Mix de Píldoras.

 

Píldora Fashion

Vuelo. Necesito volar para ponerme este precioso vestido…

Y lo mejor, vuelo mientras lo llevo puesto.

 

Con alambre retorcido , cuajado de pedrería.

Artista : Key Sook Geum (Corea)

Píldora poética

Sembrador …( Seeder)

Y cuando llega la noche, sembrador de estrellas.

Making Of :

Artista : Morfai ( Lituania)

Píldora Excéntrica

La típica y entrañable, casita para pájaros adaptada a las necesidades de los murciélagos.

Hay hueco de mercado. ; – )

Píldora Creativa

Expresar …con imperdibles. De Jun C.

Por cierto, ¿Por qué llamar imperdible a algo susceptible de perderse? Este artefacto se utilizaba ya en la antigüedad y un ingeniero llamado Walter Hunt, reinterpretó estas piezas tal y como las conocemos hoy.

Su cualidad de imperdible es “contextual”. Las modistas utilizaban alfileres que fácilmente se podían desprender de la ropa y se perdían…Al llegar el invento, sustituyendo a los alfileres, se enfatizó la característica de que no saltaban de la prenda…

 

Vale, pero yo los pierdo…

Mixto de píldoras : Cosas Horrorosas y Cosas ¿Para qué diseñas esto?

Horrorosas.

Sin más preámbulos y casi sin avisar: esto es para quien quiera ponerse un gato en la cabeza para ir a trabajar…

diadeema

Para la cabeza, también, este escalofriante casco de moto.

casco

Las fantásticas bragas de “Las Chicas de Oro” (Lo siento).

chicasoro

Entre lo Horroroso y lo ¿Para qué diseñas esto? , estaría esta cama eyectora. Te lanza a propulsión para despertarte….

cama1

O esta otra cama . Una idea extraña, esta mesa-cama para hacer la siesta en el trabajo. No sé…

cama2

O esta cuchara para hacerte selfies mientras comes. ¿Mientras comes? ¿De verdad?

cuchara

Me pregunto ¿Por qué? ante este juego de agujas y lana de tejer. 

tejedora

Fin de la dosis.

Edición “Especial Navidad ” de Cosas Horrosas.

En este surtido de píldoras , hay de todo…Cosas que de tan feas hasta hacen gracia…

La primera.

 

h4

Modelitos (increíblemente) navideños. A la venta por 99 dólares…

h2

horroroso1

Se puede completar con una diadema.

h8

Ahora, unos zapatos para la ocasión.

h7

Con este gorrito, el conjunto ideal…

198602

Este es un árbol de navidad de trufas de chocolate blanco. Un valiente se ha atrevido a publicar el resultado final… Expectativa vs realidad. ; – )

f1

Imaginad que os toca un vecino así de…luminoso.

h3

O este otro, reivindicativo…

h6

En cambio, esta “decoración navideña” me ha hecho sonreír…

h5

Y para compensar todo lo horroroso anterior, estas dos ideas sencillas y preciosas.

b1

c1

Feliz Último-Fin-de-Semana-pre-Navidad!

Desmedida.

Una vez me preguntaron si con la ropa que tenía en ese momento en el armario, podía vivir toda una vida… Examinado mi armario y todas esas prendas que NO aparto de mí por lo del “Y sí” y por lo del “enganche emocional con la prenda”, tengo no para una vida, no. Yo creo que ahí hay volumen para dos por lo menos…

¿Camisetas? No quiero ni contarlas…Es por eso que me sorprendo a mí misma cuando me da un ataque de histeria-y-búsqueda-obsesiva cuando no encuentro esa camiseta blanca, de cuello fino ( odio los bordes gruesos) que se adapta perfectamente a mí .

Estoy acabando de hacer mi maleta y esa camiseta no aparece por ninguna parte.

Es, cuidado, la camiseta que nadie ve. La que va debajo y la que sólo asoma ese cuello finito por el escote. No es “esa vieja y querida camiseta” principal e importante. Es la auxiliar…

white

Y, sí, soy incapaz de sustituirla por otra de las decenas de camisetas blancas de todas las tallas que hay en el cajón. Tiene que ser “esa”. Y sólo “esa”.

Al final, me doy por vencida y decido prescindir de esa camiseta y cierro la maleta y…entonces me acuerdo que la doblé y la dejé en un lugar especial para no perderla de vista. Está claro que la táctica de remembering ha sido desastrosa…

Abro la maleta y la pongo allí . ”Esa” camiseta viene conmigo.

Y, si, asumo que siento una satisfacción no proporcional.

Desmedida…