Momento caótico…

 

Lo primero, es despertarse más tarde de lo habitual, sin tiempo para desplegar las rutinas. Eso, inicia el caos.

Una vez compensado el tiempo de retraso con la falta de ceremoniales matinales ( cappuccino y prensa, bici elíptica , zumo de naranjo contando las nubes o mirando los tomates, etc…) , llega el momento de adaptarse a la luz del sol.  También, eso, parece ser más caótico… La velocidad ha anulado tu capacidad estética y, ahora, bajo el foco del día, te das cuenta que esos colores o esas arrugas o esas sandalias… En fin, hay que obviarlo. Es una característica del Momento Caótico : vestida con el culo durante unas horas…

El coche, claro, está ardiendo. Pones el aire acondicionado a toda torta y la música…Con la potencia del ventilador, no se oye nada de nada… Bien, estás casi a punto de salir y entonces, descubres que el mando que abre la puerta del garaje no va. Simplemente, no va. Aprietas el botoncito de apertura y aquello, no hace nada. Le sigues dando apretones, unos más rápidos, otros con intervalos temporales. Nada. La puerta cerrada a cal y canto…

Apertura manual y…a sudar. La penosa estética se ve ampliada por la humedad y el calor. La puerta pesa más que nunca. En el Momento Caótico, todo pesa más o va más lento o hay que arrastrarlo o se estropea…

Mientras tú estas sufriendo en la lucha por salir del parking, oyes el teléfono. A lo lejos. Está dentro del bolso, en el asiento del copiloto, dentro del coche con el aire a todas pastilla y…la radio.

Una vez superada la puerta, buscas el móvil en ese bolso que te pareció genial por su tamaño king size. Suena de nuevo, mientras rebuscas, remueves y palpas pero, no. Eso es la cartera. Finalmente, lo encuentras pero en el intento, se te vuelca el bolso…El teléfono ya se ha callado.

Llegados a este punto, sólo hay una opción viable : salir del parking, cerrar la puerta en modo manual y volver al coche. Observar tus pertenencias, diseminada aquí y allí. Inspirar. Expirar. Entonces, te retuerces, reubicando sin ton ni son, todas las cosas que han salido de ese pozo sin fondo. Hay un instante fugaz en el que te comprometes a llevar menos cosas para la próxima pero…es fugaz. Lo último que encuentras es el teléfono, que en la refriega, se ha vuelto a despistar.

Del Momento Caótico se puede salir de dos formas :

1) Ampliando el caos al resto del día ( entonces ya es un Día Caótico) o

2) Inspirando.Expirando. Escuchando la canción adecuada que te compense .Inspirando. Expirando…

Así que con Jocelyn Brown gritando con su excepcional voz negra  , he dejado atrás la puerta y el momento caótico.  Me ha ido de un pelo pero he conseguido normalizar el día ( con el bolso desordenado y pinta desastrosa pero normalizado...)

Hasta es posible que cuando llegue a casa, presione el botoncito del mando a distancia y la puerta del garaje, se abra por arte de magia…

 

Experiencia musico-mística.

Estoy reencontrándome con la música, gracias a unos cascos que me regalaron y que no había probado con profundidad por aquello del “aislamiento”.  Este último fin de semana, he practicado el encierro musical…

Una de las canciones que han aparecido entre esas miles que ya acumula mi iTunes, ha sido “Entre dos aguas” de Paco de Lucía. Me pilló, sentada en una butaca confortable, al aire libre, con el sol dándome en la cara, el cielo azul y la sensación de que el mundo, en ese instante, era yo y esa canción.

Mi padre nos dejó hace ya cinco años. Esta era su canción…

Hablo con él casi cada día, en esta extraña y preciosa comunicación que se establece entre los que estamos y los que ya no están… Y digo extraña porque aunque creas que es un monólogo, al final, hay respuestas. Cada uno las recibe de un modo diferente y las procesa, también de forma distinta pero, hay comunicación bidireccional entre almas.

Cuando empezaron los acordes de la guitarra del maestro Paco de Lucía, me sentí transportada a un lugar muy bonito, en el que no hay nada físico pero sí una gran superficie emocional. Con aquellos cascos, la música se adentró en mi espíritu y conectó con el de mi padre.

No sé si fue místico pero sí que fue espectacular. Unos minutos de paz, de regocijo, de placer, de amor…

Mi monólogo interior obtuvo su respuesta…

A solo un beso de distancia…

Hoy toca este increíble proyecto musical, solidario y transmisor de un potente mensaje de buen rollo. Paz y amor:  Playing for Change.

Esta vez, he elegido la versión Gimme Shelter de The Rolling Stones.

 

El título de esta canción grabada en 1969 y su letra,  nos indica que nuestra evolución ,en esto de la concordia y el entendimiento humano,  es bastante lenta. Hace 49 años, Mick Jagger  ya cantaba “Dame refugio” y decía cosas como que la guerra está solo a un tiro de distancia…Seguimos con guerras y muchos seres humanos, hoy, en el 2018, siguen necesitando un refugio.

Este tema hace alusión a los horrores de la guerra de Vietnam. Aunque nunca fue lanzado como sencillo, se convirtió en un tema favorito del público en sus actuaciones en vivo desde su aparición. Es considerada por la crítica como una de las mejores grabaciones de la banda y una de las mejores del rock.

No acaba mal . Con toda la energía del rock y esa letra devastadora, acaban con una estrofa que dice así :

    I tell you… Love, sister,

    It’s just a kiss away,(…)

Necesitamos ir más rapidos en lo de la humanidad para que el significado de esta canción quede , definitivamente , desfasado. El amor está a solo un beso de distancia…

NB1 : Gimme Shelter fue la nº 38  de las 500 mejores canciones de todos los tiempos publicada en el año 2004 por la revista Rolling Stone.

 

 

Cocinar a fuego lento y con cascos inalámbricos…

Con “ a fuego lento” me refiero a esos platos a los que tienes que dedicar tiempo y cariño. De los que requieren de una preparación, de una elaboración cuidada y sobre todo … esos que sólo te salen cuando tienes ganas de hacerlos.

Ya no me refiero al tiempo –que cada uno tiene su disponibilidad -sino a la predisposición de tu mente a realizar el plato, a ejercer todos los actos de la cocina. Uno a uno. Y , si puedes, disfrutando en el intento. Si no estás ahí, en la cocina en cuerpo y alma, es posible que lo que salga sea un churro. Más o menos comestible, pero un churro. La concentración, como en muchos deportes, es vital para que todos los ingredientes armonicen, se unan o diluyan, se equilibren y sepan a gloria .

Photo by Annie Spratt on Unsplash

Así que , como el día lo ha permitido, me he adentrado en el mundo del “ a fuego lento”.Como flotaba la inspiración en mi cocina, lo primero que he hecho es ponerme los cascos inalámbricos que me han regalado ( Wow!) y poner mi lista “Pils Vintage” con esas canciones que me han gustado siempre y antes. Después,  ya acompañada por Kyle Eastwood & Diana King y su versión de Why can’t we live together,he empezado a preparar todos los ingredientes . Los he dispuesto en boles y he ubicado en el lugar adecuado, las especias y los básicos (aceite, sal, pimienta..). Cuando todo ha estado preparado, he iniciado el ritual de la receta: saltear, sofreír…. Cada cosa a su tiempo y en el lugar que yo creo que le corresponde. Entonces, el aroma ya ha empezado a esparcirse y algo me ha dicho que íbamos bien.

Y , mientrás, la música, sonaba deliciosa. Sting & David Sanborn con una versión muy especial de Ain’t no sunshine when she’s gone.

En estado de máxima concentración, he continuado todo el proceso hasta dejar mi reluciente olla en estado de “chup-chup”. A fuego lento… Sin querer, en el proceso, he ido hiriendo la sensibilidad musical de mi entorno, cantando emocionada…Puede ser que vociferando sin afinación, lo admito.

Photo by Jason Rosewell on Unsplash

En esta fase, ya me había aventurado a la prueba de la cuchara de palo , y-realmente- empezaba a sentir orgullo por lo que se cocía allí dentro.“Chup-chup”…

Mientras mi guiso seguía a lo suyo, he recogido todos los utensilios. He limpiado y ordenado y todo ha salido bien . Ágil. Coordinado.Hay veces, que haciendo el mismo plato, dejo la cocina totalmente arrasada a mi alrededor. Abro mil armarios, busco lo que me falta para seguir, y se me amontonan los cacharros a cada paso que doy. Esta fase de “recogida” es , en esos momentos, muy penosa. En cambio, en otras ocasiones, hasta eso se convierte en una tarea sencilla. Hoy, ha sido así. Mi cocina lucía primorosa y mi receta cobraba vida, lentamente.

Ahora, reposa. Es uno de esos platos que se merecen que el tiempo los perfeccione y lo dejaré, a fuego apagado, para que descanse con el calor que aún emana.

He acabado mi sesión cocinera-DJ, viniéndome arriba con One de Mary J Blige & U2

Carlton Dance (Terapia anti-estrés).

El “Carlton Dance” o “Danza de Carlton” es una rutina de comedia que consiste en el famoso baile que es realizado por el icónico personaje de la serie “The Fresh Prince of Bel-Air” (El Príncipe del Rap), Carlton Banks, interpretado por Alfonso Ribeiro.

En general, Carlton realiza dicho baile para celebrar o cuando se encuentra de muy buen humor.( Wikipedia, dixit)

A mí, además,  la Carlton Dance me funciona como un gran arranca sonrisas.

Súper desestresante  pero…no vale sólo con mirar. Hay que imitar los movimientos, sentirlos en el propio cuerpo…con la pasión que le pone Carlton…La canción de Tom Jones ,“It’s not unusual” , tiene un ritmo difícil de bailar con dignidad por su rapidez. Es todo un reto…

Para iniciar la terapia anti-estrés “Carlton Dance” ,  hay que poner la música muy alta (volumen políticamente incorrecto, a poder ser. Sólo serán unos minutos…) para seguir el paso que ya se ha memorizado  o bien que se tiene  delante, en pantalla . Hay que hacerlo con energía y sin sentido del ridículo. A medida que se va perfeccionando el movimiento, el estrés sale por la punta de los dedos. Hasta se ve… Para hacerlo en una fiesta (en público), hay que tener una gran autoestima, advierto.

Uno de los momentos estelares del episodio final de “El Príncipe de Bel- Air”, fue el último Carlton Dance.Tiene tanto poder sobre mí qué, aún hoy, me arranca sonrisas.

 

NB 1 : El factor repetitivo de este post, tiene efectos secundarios. Si habéis visto todos los vídeos, ya estáis bajo el poder de la Carlton Dance y cuando oigáis esta canción, os pondréis a bailar. Es por avisar.

NB 2 : Voy a desestresarme un ratito… ;-)

Gracias, @BoseOfficial.

El martes, estuve en el Concierto de Miguel Bosé en Barcelona. El nivel de disfrute de la experiencia fue altísimo. Excelente. Estaba ante un artista que me emociona, un arte que me emociona, unas canciones que me emocionan y unos músicos y coros emocionantes… Canté, bailé y fui voceadora durante algunos períodos (sí, de esas personas que gritan: ¡Uuuuu!, moviendo las manos en alto).

Por delante y a los lados, miles de teléfonos grabando el concierto y haciendo fotos. Muchas veces, molestos. Estás tú, ahí , viéndolo todo perfectamente y , de repente, alzamiento de teléfonos en plan barrera visual. Detrás, tenía a un señor que estuvo todo el tiempo (¡dos horas y media de bolo!!!), en posición de máxima rigidez, con un palo selfie, grabando t-o-d-o. Cuando había que levantarse y bailar, lo pasaba mal. Ahí, de pie, con el palo en alto …

Realmente, había un exceso de dispositivos… Habría que empezar a planteárselo…

Mi iPhone y mi cámara de fotos, estuvieron a buen recaudo en mi bolso, lo que me hizo formar parte de una minoría que voy a llamar la emocionada-concentrada.  Y es que me pude concentrar en la música y en el espectáculo. Y disfrutarlo de forma óptima. Pienso en el señor del palo selfie y lo veo en su casa, volviendo a ver el concierto y algún plano de mi cabeza por detrás, moviéndose al ritmo de la música y creo que se perdió la emoción esa de la que os hablaba que, os aseguro, no hay forma de grabarla ni convertirla en imagen.

Pequé una vez. En un momento del concierto, cuando sonó “Si tú no vuelves” y pensando en mi querido blog y, también, en mi querido Alberto ( lo podéis leer en Desafectos) saqué la cámara … Son las fotos que ilustran este post.

Sólo me queda por añadir: Gracias, @BoseOfficial.

Fue muy emocionante.

 

50 palos. Ya llega.

Mañana sábado, a las 21:00, espero estar en el incomparable marco del Liceu de Barcelona, para disfrutar del concierto 50 Palos de Jarabe de Palo. Siempre que he podido asistir a un directo de esta gente, lo he hecho. Me gustan mucho. Las canciones, los músicos, Pau Donés…

Uno de los pocos “momentos-fan” de mi vida, lo he vivido con Pau Donés. Hace un año, iba en el ferry que te lleva de Ibiza a Formentera. Ya en mi asiento, ojeaba el libro que llevaba para mis días de playa cuando, de reojo, veo que alguien se ubicaba en el asiento que estaba delante del mío. Lo reconocí al instante.

Si me preguntan, hoy, cuál ha sido el mejor concierto al que he ido en mi vida, me quedo con la gira “Reciclando” de Jarabe de Palo en el Palau de la Música de Barcelona en el 2009. Desde ese día, Pau está en mi cuadro de honor de “Experiencias Musicales Excelentes”. No soy de hacer lo que hice, pero…lo hice.  Le toqué el hombro. Dije la típica idiotez ¿Eres Pau Donés, ¿no? Idiota la pregunta, básicamente, porque ambos sabíamos que lo era. Respondió muy cordialmente ante el “asalto-fan”.

Le deseé que todo fuera bien (se está tratando de un cáncer) y , después, le hice una pregunta. Tenía a Pau Donés ante mí y… ¿Qué le pregunté?

Lo sigo en Twitter y, justamente, había publicado una foto espectacular de unos huevos fritos con sobrasada de Formentera. Creo recordar que le daba las gracias a Ca La Juani. Pensé que era un restaurante de esos que sólo conocen los que viven allí … Eso fue lo que le pregunté. Dónde estaba Ca La Juani…Después de unos segundos de desconcierto (imaginad: hola soy tu fan, ¿Dónde te comiste esos magníficos huevos de la isla?), se rio y me respondió que era la casa de una amiga suya.

Le deseé lo mejor y nos sentamos de nuevo. Le hice una foto para dejar constancia del encuentro y poder enviársela a una amiga mía que también lo adora.

La foto de un brazo, sí, …pero es reconocible.; -)

Espero que, mañana, cambie mi ranking de “Experiencias Musicales Excelentes” y sea este bolo del Liceu, el que ocupe el primer puesto.

Y dentro de unos años, que sea el siguiente, el que arrebate el puesto al 50 Palos.

NB : En su web, el videoclip de “Humo”

ACTUALIZACIÓN : Fue genial!!!

 

No hablemos más…

Hace unos días que esta canción me persigue. Es entrar en mi coche, ponerlo en marcha, encender la radio y… ahí está, la cancioncita. En este caso, se me ha pegado al cerebro por repetitiva. La he oído tantas veces -en un corto espacio de tiempo- que es imposible olvidarla. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas, el estribillo está por ahí, sonando en algún lugar de mi mente… We don’t talk anymore, We don’t talk anymore, We don’t talk anymore…

No la busco, ella me encuentra. Ella o los directivos de las discográficas que pagan a las cadenas de radio para que la canción sea emitida de forma casi constante. Y esto es una suposición porque entre radios digitales, Spotify ,dispositivos móviles, etc., no sé si seguirán practicando esas “técnicas” de promoción en los medios radiofónicos.

La canción es de un joven cantante americano, llamado Charlie Puth.

charlie

La canta con Selena Gómez, exnovia de Justin Bieber. Mi afinidad con este tipo de artistas por edad es cero ( sniff!) pero ni siquiera en  mi entorno familiar, tengo referentes… Se presentó a inicios de este año y ha sido un éxito de ventas, ocupando primeros puestos en muchos países. Para escribir este post, he buscado información de la canción y su autor . Resulta que Charlie tiene como elemento inspirador a Marvin Gaye.  Vale, con Marvin estoy más cómoda.

marvin1

Como por arte de magia, mis neuronas han recuperado una de las canciones que más me gusta: ‘What´s going on’ ( 1971) . La canción se inspira en unos hechos violentos de la policía en contra de los manifestantes anti guerra de Vietnam. En la Motown se negaron a sacarla como single y Marvin Gaye fue a la huelga ( no compondría ni cantaría nada más) hasta que se publicase. Lo consiguió.Cuando meses después se convirtió en un gran éxito, se abrieron las puertas  a un nuevo tipo de soul comprometido con gente como Stevie Wonder a la cabeza.

Me gusta We don’t talk anymore, we don’t talk anymore pero…Marvin Gaye es otro nivel.

No hablemos más…

 

Píldoras de jueves.

1) Humor Urbano

Ideal para encontrarte uno de estos proyectos, un lunes por la mañana. Del diseñador alemán Timm Schneider.

Con unas bolas de porex y un objeto urbano, consigue arrancar una sonrisa.

Simpático. Le agradezco que invierta parte de su tiempo en ir colocando “ojazos” por la calle…

2) Papel higiénico.

Vamos a hablar del papel higiénico. Más concretamente , de ese tubito de cartón que queda a la vista cuando se termina…

Esta cenefa de flores que veís en la foto, está hecha con ese “tubito”. Es un DIY sencillo : Unos rollos de papel higiénico acabado ; – ); unas tijeras, unos imperdibles (y si quieres pegarlo en la pared, un adhesivo removible) y un poco de imaginación. Mejor si es desbocada…

3) Regadera definitiva.

Desde que descubrí que regar mis tomateras con agua de lluvia ( que es la que tengo conectada a la manguera) produce una falta de calcio ( es una agua  que no tiene cal… ), riego en modo mixto. O sea, tras el manguerazo, acabo con un riego de regadera,  llena de agua del grifo ( a tope de cal!).

Tras varias semanas, trasteando con la regadera llena , he descubierto “la regadera definitiva”. Uno de esos casos de diseño industrial inteligente, que prima la funcionalidad sobre cualquier otra cosa. Aunque , en este caso, es bonita.

Inspirada en la trompa de un elefante…

Yo, ya me veo… ; – )

 

 

 

El himno de la raza humana.

El planeta está habitado por 7 .400 millones de seres humanos. En general, sin distinciones. Raza humana. Sólo humanos…

7 .400 millones de especímenes sueltos por ahí de la misma raza.Es curioso como hemos intentando diferenciarnos, con países, fronteras, idiomas , religiones e ideas para acabar olvidando que formamos parte de un mismo grupo. Todos somos parte de la misma cosa.

Y…necesitamos un himno…

Playing For Change , iniciativa musical que me tiene robado el corazón desde sus inicios en el 2009,  publicó una increíble canción en el 2011,  en colaboración con las Naciones Unidas. Hay que mencionar el gran trabajo de producción que conlleva un proyecto así. La marca de la casa de PFC es la grabación en directo, con músicos callejeros de diferentes países. Las pistas, grabadas en exteriores en su mayor parte, se mezclan y sobreponen hasta conseguir una única pieza de una calidad impresionante.

Ahí va : United.

Lo propongo como himno de la raza humana.

 

 

NB : Himno : “Composición poética o musical de tono solemne que representa y ensalza a una organización o un país y en cuyo honor se interpreta en actos públicos.” ¿Por qué no?