#Encasa ( lo de las fases.)

Hoy, a todos los que vivís en territorios que habéis pasado a Fase 1 , os deseo un feliz día. No sé si saldréis, si iréis a una terraza, a ver a la familia o quedareis con amigos manteniendo la distancia de seguridad y con la mascarilla pertinente. Y escribo “No sé” porque a muchos les pasara lo del cocooning o tendrán respeto/temor/miedo/pánico al virus. Si no es así, salir y empezar a vivir esa nueva realidad es una opción y se puede ejercer. De momento, en Barcelona, seguimos en Fase 0 así que ni contemplo esa posibilidad… Y lo hago confiada.

Yo tengo confianza en la ciencia y en los expertos (también los que no salen en la tele) y creo que las fases se determinan con rigor,  con la informacion de la que se dispone y en un entorno de incertidumbre.

United Nations COVID-19 Response

El equilibrio es difícil en casi todo en la vida, pero en este caso, es dificilísimo. Y, además, también requiere de nuestro rigor . La respuesta de los ciudadanos es clave. Hay que asumir nuestra responsabilidad individual y colectiva.

Colaboremos en hacerlo más fácil.

Fases 1 :  disfrutad , cuidad y cuidaos.

Fase 0 : Queda un día menos.

Photo by Lea Böhm on Unsplash

NB : Cocooning es el nombre dado a la tendencia de que el individuo socialice cada vez menos y se vaya retirando a su hogar, que convierte en su fortaleza. El término fue acuñado en a finales de los años 1980 por Faith Popcorn, una buscadora de tendencias y consultora de marketing

#Encasa (lo de Unsplash 2.)

Para ilustrar los post, si no cuelgo fotos propias, utilizo las del portal de fotografía gratuito Unsplash.

Muy fan.

Photo by Aljoscha Laschgari on Unsplash

Photo by Joshua Reddekopp on Unsplash

Photo by visuals on Unsplash

Photo by Jon Tyson on Unsplash

#Encasa ( lo de las videollamadas.)

Oí en un programa de radio sobre nuevas tecnologías, que las videollamadas han descendido de forma drástica. Sigue aumentado el uso de chats pero sin imagen. WhatsApp en formato mensaje (escribiendo o en nota de voz) tira millas…

En el principio del confinamiento, empezamos a hacer videollamadas como locos. Con un interlocutor o con un grupo. No había problema. Normalmente estaban programadas (sobre todo las del trabajo) pero también había de las que denominaremos  “espontáneas” …

Photo by visuals on Unsplash

Estas llamadas se producen en un momento en el que, visualmente, no estás presentable. Y las cámaras de los dispositivos, la verdad, no ayudan a mejorar ese aspecto. Son las que te pillan con cara de sueño, la barba despeinada y el pelo loco, con una mascarilla de arcilla verde cubriendo el rostro , haciendo deporte, acabando de hacer deporte, recién salido de la ducha, o simplemente, con pocas ganas de videollamadas.

También se da la incomodidad física. Mi madre se cansa de tener el teléfono sostenido a la altura de la cara y, hay un momento que dialogas con un escote o un primer plano de algún objeto indefinido. “Se me cansa la mano”, me dice y tiene toda la razón.

Es posible que, tras la apertura de las peluquerías, se vuelva a incrementar el uso… ; – )

 

#Encasa ( lo de la distopía 2.)

La escasez lo convierte en valioso ( y el ser humano, lo codicia)

Empezaron a escasear las palabras. Existían muy pocas y muy pocas personas, capaces de producirlas. Fue cuando emergió la verdadera naturaleza humana: cuando empezaron a escasear las palabras, es cuando se hicieron tan valiosas…

Lo mismo había ocurrido con las patatas…En los libros de recetas que se conservaban del siglo XX, las patatas estaban consideradas como una guarnición muy común y frecuente. En el siglo XXIV, después del gran exterminio del tubérculo por culpa de una plaga de “comepatatas voladoras” especialmente virulenta, la patata se consideraba un manjar exquisito, al que sólo los más privilegiados podían acceder. Eran célebres las fuentes de patatas fritas que se servían en los salones de la Élite…

Con las palabras pasó lo mismo que con las patatas. El arte de las palabras escritas, se convirtió en un lujo a disposición de los poderosos. Gracias a la avanzada tecnología neurobiológica, el ser humano no había perdido la capacidad de comprender las palabras pero era incapaz de paladear su belleza. Las personas de la llamada Élite podían acceder a ellas pero debían ser reprogramadas neuronalmente para entender el idioma en el que estaban escritas. Con dinero y poder, se adquirían las palabras…

En el siglo XXIV si tienes patatas y palabras estás en lo más alto del status social. En la Élite…

 

NB : Podeís cambiar las patatas por mascarillas y ya lo tenemos actualizado…

#Encasa (lo de la nueva normalidad. )

Ya lo habréis oído muchas veces estos días : “Desescalada hacia la nueva normalidad”. Una frase que , aunque esté construida con palabras que no existen o con conceptos contrapuestos,  se comprende automáticamente.

Curiosamente “Desescalar”no es una palabra que exista en español. La Real Academia de La Lengua Española, propone utilizar “rebajar, disminuir , reducir “. La normalidad , cuando se convierte en nueva deja de ser normalidad, pero, en ambos casos , lo hemos entendido .

Photo by Daniel von Appen on Unsplash

Los sinónimos que nos propone la RAE, no me convencen. Acepto “Desescalada” como animal de compañía. Ahora bien, a la “nueva normalidad” que la llamen “nueva realidad”. Ya se intuye que viviremos una realidad distinta durante un tiempo  ( ¿hasta que exista una vacuna?) . Podría convertirse en normalidad, precisamente con el paso del tiempo, aunque espero que no.

Lo que yo espero es que , un día, aunque sea más tarde de lo que deseamos , volvamos a lo de antes y, fíjate, lo llamaremos “los buenos tiempos” porque resulta que no éramos conscientes de lo buenos que eran…

#Encasa ( lo de la Operación Bikini.)

Del confinamiento se puede salir de tres formas :

  • Todos más guapos.
  • Más o menos igual.
  • Como botijos.

¿Os acordáis de la “Operación Bikini/Bañador”. Un concepto que ahora parece lejano en la historia. Su importancia se ha desvanecido…Si todos estamos bien (sanos) , importará poco lo del bikini/bañador.

Y si lo piensas, para ir a la playa así… ; – )

#En casa ( lo de mirar al suelo.)

Hay muchas cosas ahí abajo.

No penséis que es aburrido. Para nada.

Yo he descubierto :

universos

 

rupturas

 

fronteras

 

marcas

Y , lo más importante :

#Quedateencasa y mira el suelo.

Es una opción…

 

#Encasa ( lo de unsplash.)

Magníficas fotos bajo la etiqueta #Covid19, del portal de fotos libres de derechos  Unsplash .

Photo by Edwin Hooper on Unsplash

Photo by Daniel Tafjord on Unsplash

Photo by m on Unsplash

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Photo by Crawford Jolly on Unsplash

#Encasa (lo de la playa.)

Hablamos de nuestras vacaciones veraniegas pre-pandemia , como concepto general. Todo impregnado de nuestro carácter social,  del sol y aquellas playas…libres.

Libres, porque ahí podía circular y ubicarse el que quisiera y cómo quisiera, aunque , debemos admitir que en los últimos años se nos estaba yendo de las manos . Las imágenes de la congestión de seres humanos en la arena y en las aguas y esos míticos personajes que se iban a las siete de la mañana, para plantar su sombrilla y tumbonas para tener el puesto asegurado, ya nos indicaban que íbamos desfasados.

Lo que viene, por imaginar porque nadie lo sabe, es un sistema de turnos y plazas asignadas, con marcas en la arena para que se respete el distanciamiento social y un orden reglado a la hora de irse a bañar. Los niños también tendrán sus parcelitas para que hagan castillos de arena y jueguen.  Todo ello, con personal especializado que controle que la coreografía se realiza correctamente.

Photo by Alex Perez on Unsplash

 

El bronceado, en exceso y sin protección, seguirá siendo dañino, pero quien lo practique, aunque moderadamente, podrá optar al moreno con mascarilla. Una marca incontestable de que hemos estado en la playa…

Ya que estamos imaginando, que prohíban las embarcaciones a motor que contaminan el agua. Si algo se conseguirá de este goteo controlado en las playas, es que el agua estará más trasparente y hasta se podrían ver pececillos cerca de la orilla. ¡Imaginaos! El cielo parecerá más azul y el aire será de lo más limpio que has respirado en muchos años.

Por imaginar…

NB : Parece ciencia ficción…

#Encasa ( lo de la lejía.)

Siempre hemos utilizado lejía para limpiar, pero , ahora, este producto desinfectante está más presente que nunca en nuestros hogares. Lejía concentrada, con detergente , en spray, etc.

Photo by Clay Banks on Unsplash

Yo también he aumentado exponencialmente la frecuencia de uso y esto, ha tenido consecuencias. De las prendas que habitualmente llevo para “estar por casa” ( el concepto homewear), un 90% se han visto perjudicadas por la lejía. Salpicaduras y roces que han dejado mi ropa , estampada al estilo caótico…

Total, que he creado un apartado en el armario -ahora que lo tengo todo tan ordenado y todo tiene su clasificación- de “Ropa manchada de Lejía” .

Nunca se sabe. Puede llegar a ser tendencia…

NB : En esta webs ( trucosdulces, y theworldkats )explican cómo decorar las camisetas con lejía de forma consciente y voluntaria ; – )