La Sra Nis y el Sr. Se.

El origen de este DIY, está en una jornada dedicada a ordenar el armario y, básicamente, a hacer un harakiri de camisetas. O sea, prescindir de esas que llevan conmigo más de una década y que, por una extraña razón, me siento reacia a reciclar, aunque lleven años encerradas sin ver la luz.

Inmersa en la labor de orden y concierto, he encontrado un cuello de pelo sintético que saqué de la capucha de una parka. Nunca me lo he puesto…También, aquel jersey de color caqui que me puse hasta casi deshacer el algodón y que acabó con un manchurrón de lejía en el centro…Y la camiseta marrón, destinada al mundo de los trapos.

Al ver el cuello peludo, me he acordado de un DIY que guardé para unas futuras píldoras navideñas. La creación de un Tomtenisse, un duende navideño escandinavo, encargado de la protección del hogar.

Así que , cosas del puente, me he puesto manos a la obra…Al final, me han salido dos. La Sra Nis y el Sr. Se son mis duendes navideños.Voy a estar super-protegida…

Son imperfectos, como es habitual en este blog. Los gorros son un poco amorfos, las narices no acaban de estar conseguidas, pero ya tienen un lugar en mi casa. De ahí, no los mueve nadie… ; – )

NB : Facílisimo, por cierto. Incluso para torpes como yo…

Ya…

Ya he visto los abetos, las guirnaldas y los turrones. Y hace tiempo, la verdad. Aunque ahora, ya, es invasivo.

Ya están colgadas las luces en las calles (aún apagadas, lo que me da una cierta coherencia temporal).

Ya he comprado la lotería de Navidad.

Ya he visto el anuncio (que este año, no me ha emocionado).

Ya está todo en marcha.

Ya es casi Navidad, otra vez … ¿Yaaa?

 

De Erlich

Las lechugas…florecen.

Sí.

Si les da mucho el sol, se espigan y florecen.

Si en noviembre, sigue el clima veraniego , florecen.

Florecen… Así que, como era de esperar, una lechuga ha florecido en mi huerto.

Antes de que lleguen las lluvias y el frío  ( ese que se anuncia pero, de momento, parece estar esperando para hacer una aparición estelar porque  hoy, a las 13:00 estábamos a 20ºC), he aireado la tierra del huerto y he puesto guano . Siguen sin fabricarlo con olor a rosa… Ya estaba prevenida después de mi experiencia del año pasado…Menos mal que la albahaca, a la que la mueves un poco, esparce un aroma que siempre me sorprende por su intensidad. No he parado de darle toquecitos para enmascarar el olor a mierda de pájaro ( o ave acuática). Eso es el guano, objetivamente.

atrezzo

De repente, veo que de dos lechugas que tengo, una está espigada, espigada, espigada… Se ha venido arriba, se ha sentido divina y ha florecido. Perpleja me he quedado…No asociaba la lechuga a las flores…

LECHUGA2

Busco en internet y leo: “La exposición no debe ser totalmente soleada, pues la lechuga tiende a espigar y florecer, endureciéndose las hojas y haciéndolas inservibles por su sabor amargo.

Las lechugas que hayan florecido no deben consumirse, lo adecuado es dejar que la semilla madure y guardar los tallos sin desgranar en un lugar seco para la siembra del año siguiente.”

Sentenciada.

La he obligado a exiliarse del huerto ( la condición para vivir allí, es que las verduras y hortalizas sean potencialmente comestibles. Es cruel, lo sé , pero esto es un huerto…). La he arrancado, recuperando mi antiguo papel de leguchicida psicópata y la he sustituido por más rúcula y canónigos que me funcionaron muy bien el año pasado…

Ya alejada de su otra compañera, que sí que está rechonchita y caerá próximamente, iba a tirarla sin demasiada ceremonia, cuando la lechuga superviviente me ha rogado que le diera un final digno. Que no había sido culpa suya eso del florecer. Que si el cambio climático, bla, bla, bla… Cuando ha empezado a sollozar , ya no he podido soportarlo. No puedo ver llorar a las lechugas…

lecchugaok

Finalmente, la he puesto en una maceta. Como si fuera una flor aunque sea una lechuga…Después, le he colocado una estrella y me he dicho : Parece un arbolito de navidad.

 

lecghugaxmas

Esta será mi primer Xmas del 2013.

A 15 de Noviembre, y con una lechuga.

Como tiene que ser.

HUERTO