Fin de la vida útil, programada.

Este post empieza cuando mi impresora se empeña en no imprimir…

Ya estamos con lo de la Obsolescencia Programada , claro. Sigo recordando ese documental … Sé todo lo que va a pasar…

Y es que el documental “Obsolescencia programada” te deja de piedra. Empiezas, siguiendo la estela de un informático al que se le estropea una impresora.  Viajas al mundo del diseño de “la vida útil” del producto y descubres que la impresora está bloqueada, para que no funcione, para que se muera después de un tiempo de uso programado y deje de ser un bien útil. Nos envían directos a comprar otra…

La cosa no queda ahí, también te llevan a Ghana y allí ves lo que pasa con todos estos residuos de nuestra sociedad de consumo. Utilizamos a los países pobres como grandes vertederos de escombros…tecnológicos.

Me he acordado de la nevera de mi abuela. Una cosa monísima (ahora sería retro) que acabamos tirando por el deterioro de la laca exterior pero que funcionaba como una máquina de precisión. Ahora me doy cuenta que era una reliquia … Un objeto útil, diseñado para durar lo máximo posible.

O esa bombilla que está en Livermore’s (California) y que lleva 115 años ¿?encendida ininterrumpidamente ( antes de que los fabricantes de bombillas se dieran cuenta que si las fabricaban así, no harían negocio)…

Está en una pequeña estación de bomberos y desde hace un tiempo, se puede ver la bombilla encendida, en directo, gracias a las webcam. En la web, ironizan con este dato: ya han cambiado 3 cámaras que se han estropeado en este tiempo...

Y, por cierto, solo consume cuatro vatios…

Estamos en un sistema incompresible e insostenible  que se nos está yendo de las manos.nEs más, es posible que tenga el fin de “su vida útil” perfectamente programado.

Y , sí,  me voy a comprar una impresora nueva … : – (

 

 Links 

Documental “Comprar, Tirar, Comprar” (Obsolescencia Programada)

Bombilla Centenaria : Livermore’s Centennial Light Live Cam

 

 

El chocolate honesto y otros.

¿Cómo diferenciar un producto entre otros muchos que se le parecen o son lo mismo? ¿Cómo atraer la atención del consumidor en el lineal? ¿Cómo hacer que elijan tu lata de sardinas y no otra?

Pues a mi esta, me llamaría la atención, la verdad.

Otras genialidades del packaging:

Los cacahuetes con compartimento para las cáscaras.

Las flores en bolsa.

La pasta, en dosis, para no equivocarse en la proporción. Genial.

Los bastoncillos para los oídos que da pena utilizar.

Las bambas , en su bolsa-bamba.

Y mi preferido : El chocolate honesto . Te informa de lo que hay y tú, eliges…

 

 

 

 

 

 

 

 

Dime qué necesitas para ser feliz.

Hazte la pregunta : ¿Qué?

Hablo de las cosas que tenemos o necesitamos y no de esos valores universales como la salud y el amor. Los dejo aparte de esta reflexión ya que , por todos es sabido, aunque tengas todas “las cosas” del mundo sin eso nada funciona. Así que, si imaginas que tienes toda la salud y el amor del mundo, a partir de ahí : ¿Qué más necesitas? : ropa, coches, casas, joyas, viajes, libros, … ¿Una cocina nueva, tal vez?

 

Tú , te vas al IKEA  y te montas una cocina nueva… Pim, pam, pum y , ya. Cocina nueva.

La fotografía de la cocina que ilustra este post la hice en Bonao (República Dominicana). Una cocina nueva que hacia las delicias de los que vivían en aquella casa. He encontrado la foto y he evocado las sensaciones de aquella visita a Bonao. Y de lo que más me acuerdo es de la actitud de aquella gente. Y en esa revelación trascendental que después,con el tiempo,  olvidas y que te dice que la felicidad reside más que en las cosas en la actitud que se tiene hacia esas cosas. Los niños jugaban y reían con los perros delgaduchos y sucios , o persiguiendo  gallinas.  Nada de iPads o televisión pero reían y te contagiaban de ese no tener nada y todo, a la vez.

Es posible que debamos pararnos, una vez al mes,  por ejemplo,  o, si me apuras, una vez en la vida, y coger una libreta y un boli y hacer una lista de las cosas que necesitamos para ser felices. Y cuando esté llena de cosas, las reflexionamos  y empezamos a tachar : es posible que , al poner las cosas en su sitio, aumenten nuestras probabilidades de vivir más felizmente.

NB : Trataré de no volverlo a olvidar…

 

 

Marketing Excelente vs Consumo Inteligente

cafe Cuando ocurre algo como el fenómeno Nespresso en el mercado de consumo, todos los profesionales del marketing del mundo deben levantarse y hacer la ola, ya que la genialidad del concepto  deja impactado a cualquiera que lo analice.

En primer lugar, Nestlé provee del café , envasado en un sistema cautivo ( es decir, propio y que solo puede utilizarse en las máquinas Nespresso).

Nestlé, licencia su sistema y  selecciona fabricantes de cafeteras . Las cafeteras las produce Krups ( por ejemplo) que , supongo, devengará un sustancioso rappel y otros honorarios en concepto de explotación de licencias a la multinacional Nestlé. Las máquinas de café están fabricadas en China y sus costes son bajos, por lo que pueden ofrecer al consumidor un precio competitivo y aprovechar un buen margen de actuación.

El consumidor recibe de Nespresso una elegante propuesta de pertenencia a un “Club” social selecto, la posibilidad de experimentar “sensaciones” de lujo cuando se compran las cápsulas, en un entorno que se asemeja más a una joyería que a una tienda de café. Los centros de compra están situados en locales preciosos en las mejores calles de todas las ciudades del mundo… Además, el magnífico George Clooney reafirma la marca y la situa en ese entorno chic, sexy y muy atractivo. Es un gustazo, presentar tu cajita de madera a los amigos, para que puedan elegir ( como si de un fino bombón se tratara) si café aromatizado de vainilla, origen Brasil o experiencia intensa.

El que hayan conseguido transmitir todo este universo de sensaciones y que eso sea más importante que cualquier otro aspecto del producto , eleva , a los equipos que hayan diseñado la estrategia de marketing, a un plano superior.

Pero, por otro lado, hay argumentos de peso que sugieren que la brillantez de esa publicidad cegadora, alejan de la realidad del concepto Nespresso:

1) Es un sistema cautivo. El consumidor no puede comprar el café donde quiere y cuando quiere. A pesar de las posiblidades ( Internet, Phone y Tiendas Nespresso) , si nos quedamos sin cápsulas un sábado noche, nos quedamos sin café. En Internet, se pueden encontar múltiples formas de “reutilizar” las cápsulas de consumidores desesperados. Con la Dolce Gusto han intentado cubrir ese hueco. Pero hablamos de Nescafé que es otro tipo de café (liofilizado). ¿ Te imaginas comprar un lavavajillas que solo funcione con una pastilla concreta de detergente?…Lo mismo.

2) Es caro. O es un lujo ( según como se mire). El precio de cada café es de o, 31 € frente a los o,20 de otro tipo de monodosis ( existen más métodos de envasado individual de café) o los 0,05€ de coste del café en grano o molido.

3) No es espresso. Los amantes del café te dirán que el café Nespresso es un buen café. Su calidad es buena pero no se asemeja ( en nada) a la de un café de “miscela” italiana. De entrada, se necesitan siete gramos de café molido para hacer un espresso. Las cápsulas tienen cinco gramos  (30% menos)y aún así pueden dar crema de consistencia (lo que hace pensar que esta crema se consiga con algún truco más que la original infusión del café). Por algún motivo, el país con menos introducción de la marca , ha sido Italia. ¡ El producto ( o sea el café) es incomparable!

4) No es “friendly” con el planeta, ya que las capsulas son de aluminio.

5) Las máquinas son estéticamente muy bonitas pero no dejan de ser máquinas de café de plástico hechas en China. ¡Qué si un día decidimos cambiar de café, ya podemos tirar a la basura! ( Perdón, reciclarlas en los contenedores o lugares adecuados para tal fin).

Un análisis objetivo nos dice que : nos metemos en un sistema cautivo ( somos esclavos de las cápsulas y de un “monopolio” en la distribución) y estamos comprando café suizo a un precio más elevado que un excelente café italiano…pero cuando compras una Nespresso, adquieres, unas dosis de ese estatus fantástico que te confiere el ser de la pandilla de George…

Lo dicho, estos de marketing de Nespresso son unos campeones.

N.B : Y , aún con todo, adoro a George Clooney…