Me voy.

Un relato , inspirado en el #GastroRamo de la semana.

Te envío una foto, ¡Ya verás que bien huele!

Es un mensaje de mi amiga Alicia. Se ha ido a vivir allí donde dicen que ya está llegando el fin del mundo. Ella prefirió mudarse a ese lugar que a los búnkeres anti -todo (contaminación, agentes tóxicos y bacteriológicos, radiación, ondas electromagnéticas, etc., etc., etc.…)  en los que vivimos ahora los que tememos por nuestra seguridad.

La imagen se descarga en mi dispositivo. Una vez escaneada por los sistemas de defensa del sistema, se me permite abrirla. Hace mucho tiempo que no percibo aromas… Cuando Alicia me envía esas imágenes sensoriales, siento que estoy ante un tesoro. Tenemos tecnología que nos permite que las imágenes transmitan aromas y sensaciones, pero no sabemos cómo salir de aquí…

Pasa el tiempo y seguimos en los búnkeres… De vez en cuando, Alicia contacta conmigo… Aún hay vida, allí, en el fin del mundo. Estoy planteándome abandonar la seguridad de este refugio e irme con ella…

Abro la foto e, inmediatamente, percibo el aroma del romero y la menta. Parece que hay un trazo de orégano, pero es más tenue. Inspiro profundamente. ¡Qué delicia! ¡Y qué preciosas son las flores!

Vuelvo a inspirar. El efecto de aroma en la imagen dura apenas un minuto. Aún no se ha descubierto como hacerlo perdurar…Siento una frágil brisa. Debía haber un poco de viento cuando se tomó la foto…

Cuando ya se ha pasado el efecto sensorial y la imagen es sólo una imagen, he tomado una decisión.

Firmo el alta voluntaria de abandono del búnker.

Me voy, allí, dónde dicen que llega el fin del mundo, pero aún tienen romero, menta y brisa…

El huerto y la infusión de ajo.

 

Es un cajón de madera de nada, pero, de vez en cuando, requiere de mi atención. En ediciones pasadas, ante la novedad, mis crónicas sobre el huerto urbano, eran más frecuentes, pero, con el tiempo, me he ido acostumbrando a su presencia y no le hago tanto caso… Él lo nota y me da un toque: ¡Eoooo! ¡Estoy aquí! Esta vez, unas manchitas blancas en algunas de las hojas del perejil y en dos tomateras que no prosperaron, me alertaron de la presencia de pulgón, ácaros o cualquier bicho susceptible de ponerse tierno y darse el banquete del siglo con mi huerto.

Así que preparé la poción antiséptica-ecológica-preventiva que tan bien me ha funcionado en las dos últimas ocasiones de invasión: la infusión de ajo. Cinco cabezas, machadas en el mortero a conciencia. La “pasta de ajo” se coloca en un recipiente con un litro de agua. Tapado y en reposo durante 24h. Al día siguiente, lo calientas a fuego suave durante 20 minutos. Una vez la mezcla se ha enfriado, se cuela, se pasa al difusor y se rocía el huerto con la poción. Mejor, de tres a cinco días seguidos y al atardecer. Un experto me dijo que la solución se oxida y deja de ser eficiente si le da el sol…

El invento funciona, pero… estas fotos huelen a ajo que no veas…

¿Lo notáis?; -)

Noticias desde el huerto.

huertodi16

El huerto, bien.

La lluvia lo tiene contento …

Está como de vacaciones… En modo reposo…Sabe que, a la que pueda, voy a saturarlo de tomates cherry y guindillas, pero… aún faltan unos meses…

Le ha sorprendido que le hiciera fotografías. La rúcula está prosperando y el orégano está que se sale. La albahaca es la planta más duradera del huerto. Lleva conmigo unos años…

ruculita

Aunque lo he piropeado, he notado al huerto enfadado conmigo. Puede ser, lo he tenido un poco abandonado y sólo he ido a verlo, cuando he necesitado albahaca para la pasta.

oregano

Le he prometido que lo acicalaré para navidad…

Hasta la vista.

huerto5

Sí, con todo el dolor de mi alma de hortelana urbanita, he dicho adiós a la Pimienta de Cayena. Demasiada planta, demasiada mata, demasiada pimienta.

huerto2

El perejil y la rúcula se quedaban sin sol y sin nutrientes…Era totalmente necesario: el sacrificio de unos pocos en aras del beneficio de todos los demás, como la vida misma… Estaba tan bonita que me ha costado mucho sacarla del huerto…

huerto3

También he sacado las flores de la albahaca que debía haber cortado hace semanas…

huerto7

He dejado un par de pimientos que han sobrevivido al “abuso” territorial ( y de raíces) de la pimienta de cayena y la planta de guindillas que aún tiene posibilidad de hacer algo. Tiene flores…

huerto6

El huerto se queda en plan otoñal…

huerto1

…Con un orégano encantado de conocerse…

huerto4

A mi huerto le va lo picante…

El huerto está en su fase de otoño… Es un sí pero no…Una cosa extraña…

h0

La pimienta de cayena parece eterna. No he dejado de cosechar y, aun así, sigue a lo suyo. Tengo la sensación que ha venido para quedarse para siempre…

h1

La albahaca se ha espigado y ha florecido. Tal y como he aprendido de otras ediciones huerteriles, estoy asistiendo al final del ciclo de vida de esta planta que ahora -concentrada su energía en tirar para arriba y producir más flores ( y semillas)- dejará de fabricar hojas. Adoro la albahaca. Cuando llueve, cuando hace viento, cuando me acerco a hacer las fotos me impregna su aroma fresco… Y si la toco, el perfume perdura en mis manos durante mucho tiempo…

h3

En cambio, el orégano puede vivir de 5 a 6 años sin demasiado esfuerzo. Las flores no son el final del ciclo (incluso se recolectan) y ahora parece que se están volviendo de un tono morado oscuro por el cambio en el clima… Algo más de frío ya va haciendo…

h2

Cuando hacía la foto, me ha sorprendido ese pedazo guindilla que asoma por detrás. ¡Madre de Dios! Es tan grande que se sale del huerto…

h5

Pimienta de cayena eterna, guindillas gigantes…Empiezo a pensar que mi huerto urbano es un refugio de las picantes. Se lo comentan entre ellas y vienen aquí… Lo Hot es lo que le va y se muere por la capsaicina

Fijo.

 

Aceites aromáticos.

Este es un intento de hacer tres tipos de aceites aromáticos, en base a la materia prima que tengo en mi huerto urbano.

La elección de los ingredientes no me requiere mucho tiempo. Sólo lo puedo hacer de: 1) albahaca, 2) orégano y 3) pimienta de cayena.

a3

Investigo un poco y veo que hay diferentes formas de elaborar el aceite. Hay los “Infusionados” ( se escaldan los ingredientes o se cocinan en aceite a baja temperatura ) y los que se elaboran “ en crudo”.

Mi primer experimento va a ser siguiendo esta segunda opción. Voy a por el crudo. ; -) He cortado la albahaca, el orégano y la pimienta después de un día al sol. Los he lavado y secado .Sólo debo poner los ingredientes en las botellitas ( es una medida prudente por si la aromatización sale mal) y dejar que maceren un mes en un lugar fresco y oscuro. Después, filtrar el aceite….La única salvedad es que a la pimienta de cayena le he hecho un corte para que el sabor sea más intenso ( eso , según los expertos).

a1

Dentro de un mes, haremos la cata… Mientras tanto, estos aceites aromatizados están escondidos del resto del mundo en un lugar fresco y oscuro…

Y me sabe mal, porque las botellitas son monísimas…

a2

 

El huerto se me viene arriba…

Jo, qué calor! Yo me voy quejando -junto con el resto de ser humanos que me rodean-mientras mi huerto parece decir : ¡Olé, caloret, venga, para arriba!

La albahaca está súper frondosa.

albahaca

La tomatera que creía ya “en-paz-descansen” se marca unos tomatitos sorpresa.

tomates1

Las plantas de guindilla se han agigantado ( en siete días, la cosa se ha acelerado)…

guindilla

Y tenemos una nueva adquisición al lado del orégano: una plantita de valeriana.

valeriana

Y yo que estaba preocupada porque este calor afectara al huerto…

huerto3

 

 

Sigo con el orégano y un par de pimientos.

 

HUERTO2

En esta fase casi-veraniega del huerto y tras la última-y única-cosecha de tomates (las tomateras han pasado a mejor vida), me queda albahaca, en cantidades industriales (me recomiendan hacer pesto y congelar) , el orégano , pimientos y guindillas.

albahaca

Las guindillas están floreciendo pero…los pimientos. De nuevo, con un par, aparecen estos dos pimientos que espero que sean menos amargos que los del año pasado.

pimientos

El orégano está en flor y es el momento de recolectarlo y secarlo. Es lo próximo que voy a hacer.

oregano2

Mientras tanto, he recogido unas ramitas y las he puesto en agua… Para decorar la cocina. ; – )

oregano1

“La recolección debe realizarse por la mañana y las plantas recolectadas se deben poner a secar a la sombra, con temperaturas cálidas, pero no demasiado elevadas (30º) para ayudar a conservar los aceites esenciales de las mismas. Para ello se pueden colgar las plantas, con las cabezuelas para abajo.”

Se debe recoger con tiempo seco antes de que finalice la floración, pero sin precipitarnos pues el aceite esencial de la planta se incrementa hacia el final de la misma.”

De El Huerto 2.0

No todo el huerto es orégano…

huerto1

En mi huerto hay tomates, perejil, guindillas , albahaca y…orégano.

huerto2

El orégano ha crecido y está frondoso y…¡ha florecido! Cuando vi las flores, pensé que me anunciaban el fin del orégano. Esas han sido mis experiencias huertiles anteriores : floreció el brócoli, floreció la rúcula, floreció el perejil y hasta floreció una lechuga. Cada vez que han aparecido las flores, he descubierto que era “el fin de ciclo” de ese vegetal ( en lo que a mi huerto respecta). El perejil y la lechuga para tirar. El brócoli, lo mismo y la rúcula cuando florece , amarga y no se puede comer…

huerto4

Pues resulta que en lo referente al orégano es todo lo contario. Florecer es bueno. Mi sabiduría de hortelana , directamente al garete. Si. No tengo ni idea. Investigo y descubro que del orégano se cosechan las hojas y las flores. La época ideal para la recolección es en plena floración , cuando su sabor y aroma es más potente.

huerto3

Su etimología es griega y significa «planta que alegra el monte», porque crece silvestremente en la montaña y le da color. A mí, me ha alegrado el huerto…

huerto5

NB : No todo el monte es orégano : Se dice esta frase proverbial cuando queremos expresar que a veces no todo es fácil ni bueno ni ventajoso, sino que también hay cosas difíciles o trabas que impiden que podamos hacer las cosas con facilidad. Se emplea también para indicar que algo no es como lo imaginábamos.( Instituto Cervantes)

El huerto y sus huecos.

hueco

Ya hace unos días que veo ese hueco, ahí dónde un día estuvo la albahaca.

Dicen que los vacíos hay que llenarlos con algo así que me he decidido por albahaca (siempre hay que tener albahaca fresca) y, en plan súper innovador, una plantita de orégano.

nuevoshabitantes

Tras plantar a estos dos nuevos habitantes del huerto, saludar a las tres cebollas

trescebollas

y vigilar a la rúcula, los berros y el perejil,

huerto3

he puesto un poco de abono orgánico y he regado.

riego

Y así estamos, esperando la primavera…

primavera