Esperando el otoño (de verdad).

Vale. Hace un clima que no dirías que es de mediados de octubre, pero, con el huerto, hay que seguir las normas. Él no tiene la culpa de lo del cambio climático, así que no lo voy a volver loco y voy a seguir la rutina. También sirve para que yo conserve una cierta cordura…Aunque el calor parezca de verano, yo ya lo he podado, limpiado y abonado.

Ahora, espero la lluvia, algún día gris y algo de frío, que también apetece…

Hasta la vista.

huerto5

Sí, con todo el dolor de mi alma de hortelana urbanita, he dicho adiós a la Pimienta de Cayena. Demasiada planta, demasiada mata, demasiada pimienta.

huerto2

El perejil y la rúcula se quedaban sin sol y sin nutrientes…Era totalmente necesario: el sacrificio de unos pocos en aras del beneficio de todos los demás, como la vida misma… Estaba tan bonita que me ha costado mucho sacarla del huerto…

huerto3

También he sacado las flores de la albahaca que debía haber cortado hace semanas…

huerto7

He dejado un par de pimientos que han sobrevivido al “abuso” territorial ( y de raíces) de la pimienta de cayena y la planta de guindillas que aún tiene posibilidad de hacer algo. Tiene flores…

huerto6

El huerto se queda en plan otoñal…

huerto1

…Con un orégano encantado de conocerse…

huerto4