Fotos (explicadas)

pildoras

Happy Pills es una tienda de caramelos muy especial, que plantea una forma diferente de comprar golosinas. Alguna vez he utilizado sus frascos en mis Píldoras. Paseaba por Barcelona y me encontré esta tienda. Me sitúe en frente y apunté con la cámara. Una de las chicas que entraba en ese momento, se giró y me dijo : ¡Sáqueme guapa!

Hecho.

CORAZONES

Hay un lugar al que voy a menudo, en el que no me dejan hacer fotos. Es una pena…La decoración y presentación de sus productos, siempre tiene un “algo” especial …Dile a alguien como yo, que entra y ve fotos por doquier que NO puede hacer fotos. Y digo de las de la cámara que con el teléfono no siento lo mismo….Así que esta foto tiene una historia detrás. De riesgo, de adrenalina…Es la segunda vez que veo estos cactus corazón. He pasado de verlos monos a plantearme porque le hacen eso a una planta pero…La parte estética del asunto me ha pedido foto, foto, foto… Casualmente, ese día  llevaba mi cámara. Vigilé ( con sagacidad y pericia)a los empleados y cuando no vi a nadie, ¡Click!, hice un par de fotos… Fueron momentos de máxima tensión…

 

REPOSOEsta foto marca una época. Yo conocí esa casa en todo su esplendor. La habitaban dos hermanas que se ocupaban de ella con primor. Tenían una mercería de barrio y esa era la casa donde pasaban sus vacaciones y dónde querían acabar sus días.

Su aspecto era muy…severo pero era sólo la apariencia. Recuerdo sus moños, tirando la piel de la frente y esos vestidos grises, con cuellos blancos, siempre limpios y bien planchados. Ejerciendo de vecinas y amigas de mi abuela, había merendado allí alguna tarde y después, me había bañado en una maravillosa piscinita de piedra natural, rodeada de macetas y buganvillas que ellas guardaban como un secreto. Me fascinaba el lugar.

Después, me hice mayor y ellas, también. Un día, dejaron de venir …Han pasado los años y , el otro día, me paré a mirar la casa. Nadie más ha aparecido por El Reposo…La pared desportillada, los suelos agrietados. Por un hueco conocido, atisbé la zona del jardín privado…Plantas secas, muchas hojas y la piscina vacía…

Confieso que, en ese momento, sentí un ataque muy agudo de melancolía…

estrella

Y para la estrella no hay explicación : estrella que veo, estrella que quiero.

Píldoras para un lunes de Octubre.

1) Así, sí. Hoy he hablado con una amiga que me ha dicho que estaba deseando llegar a su casa, para darse un baño relajante . Para mí, eso del baño relajante ( velas, espuma, copa de vino o cava y posición cómoda de tumbada-ingrávida) nunca me ha funcionado… No encuentro el lugar correcto para la nuca . Si leo, mojo el libro. El agua, se enfría… Soy más de ducha… Pero, visto lo visto, creo que así, podría volver a probar.

2) Increíble Flamingo.

Primero, la foto.

Es increíble. Una obra de bodypainting de la artista alemana Gesine Marwedels.

3) Ya lo sabíamos.  “Photoshop in situ” de las fotos de decoración de interiores que aparecen en las revistas. No es sólo el retoque fotográfico. Como ya imaginábamos, entran en tu salón y te hacen un “saco esto que es feo, pongo esto otro allí y te lo dejo monísimo”.

Así es como quedó la casa en el reportaje. Es de una cantante inglesa, creo.

Ahora, viene la foto de las cositas que han cambiado. La verdadera decoración es esta :

4) Fotos de cosecha propia. Autobombo!!

 

 

 

 

 

 

Pala de trasiego de cereales (abstracta).

pala1

pala. f. Herramienta formada por una lámina de madera o hierro, rectangular o redondeada, adaptada a un mango

La que veréis, tiene unos 100 años. Fue rescatada de una casa en ruinas, en un pueblo abandonado en el Pirineo de Huesca. Formaba parte de un tesoro : había otra pala y una forca.

Las palas eran utilizadas para el trasiego de cereales. La casa había tenido campos de trigo en otra época. Una de las palas estaba rota. La recogí a pedazos…Durante mucho tiempo ha estado arrinconada ( en su destrozo). Hace unos días, pegué todos los trozos aunque no puede disimular muchas de las uniones .Como estaba bastante tocada, pensé en pintarla con pintura ChalkpaintSi la recuperaba, la podría colgar en una pared blanca…

cicatrices

palabastracta

No sé si esta pala centenaria, tras su reconstrucción y tuneado, se puede colgar en algún sitio pero sí que puedo decir que soy la primera persona que tiene una pala de trasiego de cereales, abstracta.

pala3

NB : Detalle .

estrella

Se me ha ido el subconsciente…

subconsciente

Me das un tarrito de pintura de pizarra y un rotulador blanco y… se me va el subconsciente…

lodearriba

subconsciente2

Tanto que, además de “probar” en un bastidor pequeñito, me he lanzado a por una teja que me quedaba por decorar.

Pensaba que se me había pasado lo de los rotus pero…Mezclarlo todo con ese botecito de pintura ( que te deja la superficie como una pizarra) ha sido demasiado para mí y …

Se me ha ido el subconsciente…

 

¿Se puede?

Está en el descansillo.

Casi entrando… No se atreve a llamar al timbre. Es su turno pero el verano se niega a irse y ocupa su espacio…Bueno, parece que ha llegado con antelación… Será por el cambio climático…

El otoño espera pacientemente…

Oigo su respiración agitada de viento y lluvia a través de esa puerta aún cerrada.

Hacemos un Tsukimi?

En Japón existe una tradición (que llegó de China hace más de mil quinientos años) relacionada con esta primera luna llena de otoño .

tsukimi

Consiste en contemplar la Luna el primer día de otoño en el que la Luna está llena (y los días siguientes) y se denomina Tsukimi ( los kanji que la componen significan  “mirar la luna” 月Luna 見 : mirar).

Familias, amigos, se reúnen en un lugar al aire libre , bajo la luz de la luna llena. Ofrecen a la luna, dulces de arroz      ( “Mochi” ), fruta, sake, castañas, boniatos,…( Mmm, la castaña y el boniato nos hermanan en otoño). Originariamente, se hacía para agradecer la cosecha de arroz del verano…

luna1

luna2

Las lunas de otoño, a nivel general, suelen estar relacionada con el fin de las cosechas y la caza. Era el tiempo que apuntaba al fin del período “productivo” del hombre que salía a cazar y cultivaba la tierra, en el que se proveía de todo lo que en invierno no podía obtener de la naturaleza.

luna3

Ahora, una visita al mercado local o a una web de compra on line, ya nos provee para lo necesario para el invierno pero…la luna sigue ahí. Preciosa , en otoño…

Y…nada nos impide hacer un Tsukimi…

La botella negra…

Me encontré la botella negra al ir a tirar la basura. La vi encima de una repisa de la valla de un edificio de apartamentos. Paso por allí delante, cada noche, de camino a los contenedores de reciclado.

Me paré para cogerla y meterla en la bolsa correspondiente, según fuera de vidrio, plástico o aluminio…El tacto, por eso, me despistó…Parecía terciopelo o piel…Suave, muy suave. Tuve la impresión de que alguien la había olvidado allí y la dejé en su lugar. La noche siguiente, continuaba estando en el mismo sitio, así que me aventuré a examinarla debajo de una farola. El material me intrigaba…

b1

Me la llevé. Es verdad que caminé un poco más deprisa de lo que es habitual y que miré a un lado y otro de la calle para confirmar que no había ningún testigo del…robo de la botella negra.

Ya en casa, la observé con atención. No había nada especial en ella, más que aquel extraño tacto suave y cálido…

 

b2

Que era un artefacto diabólico, lo supe más tarde. Por casualidad. De verdad que siento lo de Loli … La botella negra es capaz de absorber a todo aquel que posea una personalidad conflictiva: tiquismiquis, tocacojones, yoístas, tóxicos, pesimistas contagiosos, etc,etc… Sólo hay que abrir la botella en su presencia y sólo ellos desaparecen… La forma en la que se introducen en su interior, no deja de tener su encanto. Es en plan un torbellino que se va haciendo minúsculo girando sobre sí mismo y después, ¡puf!, una pequeña porción de gas de nada y para adentro…

b3

Con lo de Loli me di cuenta de lo que pasaba. Diabólico, ya lo he dicho antes. ¿Y qué hice? ¿Destruir la botella por su peligro potencial?

Pues no.

Después de absorber a diez personas, la primera botella negra dejó de surtir efecto pero al salir esa noche a tirar mi basura, me encontré otra. Cuando se llenó la segunda, apareció una tercera…

Ahora las decoro. Y las voy llenando.

Mi vecindario está ahora lleno de gente amable y maravillosa. Igual que en mi familia. Y en la oficina. Y en el gimnasio. Y….

 

b6

NB : DIY – Reciclaje de Botella de Ratafía pintada con pintura de pizarra para vidrio. Decorada con rotulador blanco permanente. En las fotografías, primero la botella pintada de negro y después, con los puntitos y flores marcianas. Es la misma botella pero con dos caras distintas.

Esculturas en los tejados…

En un paseo por L’Empordà, me encontré con estos bustos, coronando un tejado…Estaban de espaldas.  Su autor los había dispuesto en el lugar preciso para que disfrutaran de las vistas…

 

¿Una escultura en un tejado? Haciendo una búsqueda literal en la red, aparecieron famosas esculturas de edificios históricos. Muy habitual en palacios y catedrales, pero yo buscaba algo más contemporáneo…Además de mis bustos de L’Empordà, añado a la lista, el pescador solitario que hace 15 años, vive en un tejado de La Candelaria en Bogotá.

Me han hecho gracia los extraños caracoles azules que aparecieron en el rejado de la Catedral de Milán hace unos años .

Y la última, es El Headington Shark, un tiburón incrustado en el techo de una casa de High Street en Headington (UK). Está allí desde 1986.Pesa 200 kg y mide 7,6 m de largo. Lo intentaron derribar por “contaminación visual” pero finalmente, en 1992 el Departamento de Medio Ambiente consideró que no dañaba el paisaje.

Aquí está.

Lugar secreto.

 

 

camino

 

Nadie se para.

Nada se detiene.

No hay tiempo para pensar. Hay que sobrevivir y, eso, nos está consumiendo toda la energía.

Toda.

Tampoco quieren que paremos. Que nos sentemos un minuto, que preguntemos. Que hablemos, que dialoguemos, que tomemos nuestras propias decisiones…No quieren. No les interesa…Pero, lo peor, es que nos han prohibido reflexionar.

No se puede reflexionar. No se puede pensar…

Por eso, esto, es tan importante. Una revolución.

Y, cada día que pasa, se suman más rebeldes.

Gente que sabe dónde está este lugar secreto.

Que llegan, escondidos, furtivamente y se sientan…y piensan.

Una revolución…

 

revolucionario

La ventana triste.

Desde esta ventana se ven unas montañas preciosas. Hubo un día, en el que alguien podía asomarse y deleitarse con las vistas.

La ventana parece estar triste.

Pregunto en el pueblo por esa casa.

Cosas de familia. Nadie se ha puesto de acuerdo en como repartir la herencia y, al final, la casa se ha venido abajo.

Y, sí, esa ventana está triste…