Nieve…

. nieve00

Cada año , me ilusiono con una posible nevada que blanqueará mis paisajes familiares.

erlich1

“Familiares”.Esa es la cuestión trascendental :  otros lugares que no sean cotidianos, no sirven .

nieve6

Son días de esos , en los que estás deseando que baje la cota y que nieve aunque sea sólo un poquito.

nieve7

Se acepta hasta que no cuaje.

nieve3

Pero, nada de nada.

nieve

Un año más, la nieve, la he visto en la tele…

nieve5

Precioso todo, por cierto.

nieve1

Acabo con el genial Calvin , que si que tiene nieve a su vera…

calvin1

Calvin es un niño de seis años que vive sus aventuras y desventuras junto a su inseparable mejor amigo: Hobbes, un tigre de peluche que cobra vida solo en su imaginación.

Calvin2

Realizada entre 1985 y 1996 por Bill Watterson, Calvin y Hobbes está considerada como una de las mejores y más imaginativas tiras de prensa de la historia.

calvin3

Se ha llegado a publicar en 1800 periódicos alrededor del mundo.

calvin9

A abrigarse!

 

 

 

Meteorología.

Y que conste que yo me leo las previsiones y, a veces, hago planes teniendo en cuenta esa lluvia, ese viento o ese sol potencialmente presente.  Ahora bien, este me parece el sistema de predicción meteorológica definitiva.

 

Y si llueve o hace sol ( en Japón se utiliza para protegerse del sol), me quedo con este paraguas que he llamado “Tengo un bosque encima de mi cabeza”.

Aislada en la nieve.

En estos días de frío, recupero este relato.

Pepe y yo

Cuando veía la nieve, me emocionaba. Percibía, sin conocerlo, ese sonido del silencio, ese leve crujir muy suave, el fulgor calmante… Siempre había deseado pasar unos días en un cabañita con provisiones, luz y calor, pero…aislada por la nieve… Lo repetía de forma recurrente cuando en el Telediario veía imágenes de esos pueblos que habían quedado ocultos al mundo, por unas horas, bajo ese manto blanco que…me emocionaba…

Ahora, odio la nieve.

Ahora, nada me emociona.

Ahora… tengo que ocuparme de Pepe.

Mi Pepe. Funcionario brillante, miembro del Cuerpo Superior de Meteorólogos. Trabajaba en la AEmet , analizando patrones climáticos. Nos habíamos casado hacía veinte años y hacía cinco que yo lo odiaba profundamente.

Pepe me quería y no se daba por vencido. Hasta el final, lucho por nuestra relación. Este viaje, buscando la mayor tormenta de nieve del siglo, fue el regalo sorpresa por nuestro veinte aniversario.

Alquiló una furgoneta (aunque había overbooking y nos dieron un bus al mismo precio) y me trajo a esta cabaña. En medio de la nada.

Me encontré aquí, aislada, con Pepe y…no sé qué me paso…

No me lo explico. Fue ver ese atizador para la chimenea y Pepe, agachado apilando troncos, mostrándome la raja de su trasero. Empezó a nevar de forma increíble, pero mis ojos no dejaban de mirar el culo de Pepe. Cogí el atizador y…

He acabado de limpiarlo todo. Ya no hay rastros de sangre… Ni salpicaduras de sesos. Sólo me queda ocuparme de Pepe.

Me muevo con dificultad. Para no perder mi calor corporal, me he puesto todas las prendas que he encontrado en las maletas. Las de Pepe y las mías. Me he protegido del frío pero ando con torpeza con los brazos y las piernas abiertas. La acumulación de tejidos superpuestos no me permite la posición normal. Tengo que salir , cavar una tumba en la nieve y meter allí a Pepe.

Diré que fue a buscar gasoil para el generador y no volvió.

Cuando consigo abrir la puerta y accedo al exterior percibo el sonido de ese silencio profundo, crujidos suaves aquí y allá y el fulgor, blanco, relajante…

Y por primera vez,  en mucho tiempo, me emociono…

 

NB : Photo by Pietro De Grandi on Unsplash

Gibosa menguante fría…

Para un ser humano acostumbrado a un frío extremo de 12-14º C en Barcelona, que te digan que viene una ola polar, un frio siberiano bien alimentado y un viento que va a hacer que la sensación térmica sea bajísima, te predispone a tener … mucho frío.

banco

Así estoy yo estoy días. Salgo abrigada y pienso que no es para tanto, pero, después, en mi casa y en las actividades más cotidianas, me doy cuenta que sí, hace más frío… Por ejemplo, ese champú que dejo en el estante bajo la ventana de mi ducha. Una ventana pequeña, que siempre está abierta… La sensación del aire helado entrando por ahí o el impacto del champú, muy frío, contra mi pelo, me indican que los meteorólogos tenían razón… Eso de ir descalza, a necesitar ponerme las zapatillas o unos calcetines…Las ventanas abiertas para “ventilación” (me gusta abrir ventanas) pasan de estar abiertas de un buen rato a un ratito. El frío se cuela y parece que le gusta quedarse, pero …el momento top ha sido al salir a hacer las fotos de la luna.

city

Por la noche siempre hace más frío. Lo sé. Cuando veo la luna desde la ventana, según lo que veo, decido salir o no al exterior. A veces, las nubes, la bruma o el exceso de humedad me disuaden de tomar la fotografía, pero con este frío polar, siberiano y helado y el viento, el cielo está como más transparente, más limpio y la luna parece más brillante, más pura.

Así que, anorak al canto, botas calentitas y a la foto. La intención es ir rápida. Las primeras fotos me salen temblorosas. El frío juega con el pulso. No voy a por el trípode, si entro en casa, no vuelvo a salir. Seguro, me conozco.

gibosa

Aquí está la gibosa menguante en plena ola de frío siberiano…

NB : Las fotos ( menos la de la gibosa) de unplash.

 

 

Gracias, Cosmos ( o como te llames)

Seguro que ha sido por cansina… El Cosmos ha decidido que soy una pesada y que la única manera de que lo deje tranquilo es haciendo que nieve ( un poquito) en uno de mis paisajes familiares.

Mi reclamación de “nieve” del otro día, ha sido atendida por las fuerzas superiores y mandonas del Universo  y en el Alt Empordà, donde la Tramontana barre de un plumazo la nieve, he visto nevar……

niev0

Primero, de reojo, he visto que la lluvia fina, en esa hora temprana de la mañana, caía como más suavemente. Me he acercado a la ventana . Pequeñas láminas de hielo, iban cubriendo la hierba…Se convertían en agua rápidamente… Después, las gotas eran blancas. Y no se oía el siseo de la lluvia.

nieve1

 

Los copos silenciosos, se abalanzaban contra la tierra con la ligereza de una pluma. Más y más y más… De repente, la luz era más gris y…¡estaba nevando!

nieve2

Ha durado un suspiro pero lo he disfrutado enormemente. He salido al exterior. He extendido las palmas de las manos hacia arriba. He hecho fotos ( sobre todo, para que me creyeran los que dormían) . He dejado que me cayeran unos copos sobre el pelo.

He visto nevar desde la ventana de mi casa…

nieve3

NB 1  : Se confirma que lo de ser “cansina” , al final, funciona… ; – )

NB 2 : Y, Gracias, Cosmos ( o como te llames), en la sección de Metereología Planetaria…

Alerta de nieve

A partir de las 12:00 de esta noche, se activa el Plan de Emergencia por Nieve y Hielo en la ciudad de Barcelona.
Hace un par de días que hace frío.

Según las gentes de otras tierras: “ Esto no es nada”, pero una , acostumbrada a “sufrir” 12º C, se me pone el día a 6º C y ya tengo frío. Otra cosa es que lo pase. Que no. Perfectamente equipada en modo “cebolla” ( por capas), hoy he salido a la calle con mis botas peludas ( por dentro) que pocas veces tienen sentido en esta zona de costa. Me he colocado un suéter supergustoso de lana, la bufanda, la parka con capucha ( hoy, llovía), etc, etc… Cuando he llegado al coche , he decidido no perder el tiempo en sacarme todo aquello y considerando que el trayecto es corto así que lo he hecho con los brazos rígidos y con aspecto de muñeco michelín ( eso sí, abrigadísima).
Esa ha sido la dinámica del día y debo decir que cuando finalmente, he desembarcado en casa, a una temperatura de confort y me he sacado todo eso, he respirado aliviada. En la radio y en la tele, se habla de esta “ola de frio siberiano” y se lanzan mensajes de prevención. Estamos en estado de emergencia porque… ¡La cota de nieve va a bajar a cero! ¡Hay posibilidades de que nieve a nivel del mar!… ¡Yujuuu!Esta situación, de expectación, se lleva con la ilusión del que no está acostumbrado a las nevadas. No pensamos en lo difícil que será circular y en el caos que se puede producir ( aunque parece que esta vez , están preparados ; – ) ), o lo molesto que será el frío…Lo que nos motiva es ver la playa nevada, o lo que es mejor: nuestros espacios cotidianos , cubiertos del manto blanco… Precioso.

Es curioso como en un mundo en peligro por el “calentamiento global” , estamos todos alborotados por una posibilidad ( nievecillas y sin demasiadas posibilidades que cuaje) que nos trae el frio siberiano.

Si se da el caso ( porfá, porfá…) , los niños alucinarán, los mayores también ( aunque es posible que menos) y yo, afrontaré el clima adverso para hacer mil fotos de mi casa nevada… Aún tengo los hibiscus con flor así que el contraste loco, puede ser de premio.

Las temperaturas siguen bajando y, pronto, lo harán las cotas de nieve.

De momento, ya hemos disfrutado de la ilusión de que nieve y, aunque sea una ilusión pequeñita y más bien tonta, no deja de ser una ilusión. Algo que nos ha hecho pasar unos minutos de bienestar, imaginando… Y si encima, mañana puedo hacer un ángel en la nieve, ya será total…

¡Qué baje la cota! ; – )