Paren el mundo, que me bajo.

He encontrado un disfraz y una varita mágica. Recuerdo perfectamente el día en que mi abuela me regaló este vestido de Hada. Causé sensación en una fiesta de disfraces… Aún me acuerdo. Margarita se llamaba la niña que cumplía años…

Mi precioso vestido llamaba la atención porque parecía de verdad… La pedrería brillaba y los hilos dorados de los bordados de flores y corazones lucían en mil destellos. La seda era suave y liviana. Los otros disfraces, se veían más de “plástico”, con esos encajes rígidos y los rasos de electricidad estática…Fui la más admirada de la fiesta.

Miro la falda abullonada y aquel corpiño de mil colores y me doy cuenta que el disfraz sigue siendo precioso. Es una pena que mi cuerpo exceda la talla porque mi mente, aún tiene algo de esa niña. Acaricio la seda y, entonces, recuerdo las palabras de mi abuela. Llegan a mí con precisión, casi textuales.  El vestido, es un verdadero vestido de hada y la varita… La varita es real. Funciona, vamos. De la misma forma que, de niña, no presté atención a aquella disertación sobre las bondades de la varita mágica (estaba ocupada poniéndome el vestido), en aquel momento me pareció volver a estar en la habitación de costura, con la abuela…atendiendo con mucho interés a sus palabras.

He cogido la varita y la he movido en círculos. Tres, para ser más exactos. Mientras se ejecuta el movimiento se debe recitar “Fru-Fru” + lo que quieras conseguir” y no lo he hecho porque esta vez he recordado las instrucciones de la abuela: Sólo se puede utilizar una vez en la vida.

Jugueteo con la varita…Pensaré en ello…Si la pruebo, no debo olvidar que lo que pida se cumplirá de forma literal. Eso la abuela, me lo recalcaba mucho : L-i-t-e-r-a-l.

Enciendo la televisión. Están dando las noticias. Casi 250 millones de niños viven atrapados en países afectados por la violencia, atrapados en conflictos armados. Aparecen imágenes de niños en Siria. Más imágenes de niños, en balsas, en el mar, atemorizados. Señores-con-corbata, hacen números. Los que pueden entrar, a los que no dejarán ni acercarse, lo que costarán los que entran…

Pienso en esa frase de Mafalda : “Que paren el mundo que me bajo”. La corbata no tiembla ni un instante…Sí, definitivamente me quiero bajar…

Mafalda

La varita sigue en mis manos. Me he olvidado de ella. No puedo evitar trazar dos círculos. Cuando lo hago, se esparcen unas bellas chispas multicolores que desaparecen en el aire. Pienso que dibujaré el tercer círculo y recitaré el “Fru-Fru “. Mientras, en la televisión , siguen con las noticias…Conflictos, desacuerdos, corrupción, terrorismo, guerras, hambre,…

Me concentro en la varita. Y trazo los tres círculos.

Y en el tercero digo “Fru-Fru” y cuando voy a añadir ese “algo” que debo pedir , mi mente -traicionera- que ha estado repitiendo esa frase: Que paren el mundo que me bajo , toma el control y son esas palabras las que controlan mis deseos.

Las recito, mientras el círculo se cierra.

La varita chisporrotea y siento que todo se para y que yo salgo, expulsada, hacia el espacio exterior.

Y aquí estoy, flotando en dirección a la luna…

NB: Si alguien encuentra la varita, por favor, que vuelva a poner en marcha el mundo y me deje volver a subir…

 

Píldoras navideñas…

píldoras

Fotos encantadoras…

parking

coche

Aunque…no me gustaría estar dentro de ese coche. ; – ) Verlo pasar, sí…

En cambio, sí que me gustaría estar aquí. En la playa.

playa

Podría pintar abetos de navidad efímeros, en la arena…

arbolplaya

Una forma muy original de decorar el árbol de navidad :  con fotos de los momentos “estelares “ del año.

arobol

Con ramas.

arbol (2)

Con palabras.

arbol4

Para dibujar.

arbol3

Al revés.

arbol

Este árbol, boca abajo, es un tipo de imagen que utilicé para mi post “Odio la Navidad” (que, por cierto, es uno de los más leídos en esas fechas. Cada Navidad, hay un montón de gente buscando en la red, la frase “Odio la Navidad”…).Para mí era una imagen un poco irreverente… Descubro que este árbol se anuncia en la categoría de “árboles para espacios pequeños”. Al estar al revés, la base más ancha ocupa el techo y puedes tener tu árbol…Aun así, me sigue pareciendo raro.

Pero para raro, raro, raro, este disfraz de árbol de navidad humano.

arbolfriki

Yo creo que lo debo pasar a la sección de “Cosas Hororrosas” aunque, pensándolo bien, me gustaría ver a más de uno con eso esta Navidad… ; – )

Di que sí.

Si estás de viaje por Egipto y te ofrecen Queso Panda, pon cara de felicidad y agradecimiento y di que sí.

Aunque no te guste el queso….

La Agencia publicitaria egípcia , Elephant Cairo, ideó unos spots para esta marca de queso, de bajo coste económico y gran impacto mediático. Nada más aparecer en la televisión, se ha extendido como un viral por el mundo entero, llegando a generar 2.000.000 de visitas en los primeros días en youtube. Además, ganaron el Lyon de plata en el famoso Festival Publicitario de Cannes.

.

La canción se titula True Love Ways y es de Buddy Holly.

Idea :- Cómo convertir un oso panda amoroso en un oso de Halloween  –

Una buena opción para este Halloween es ir disfrazado de encantador Oso Panda, grabar la música de este anuncio en el móvil  , y hacerla sonar cada vez que uno saluda. Sólo la música, eh!. Hay que dejarlo ahí, y no emular el comportamiento agresivo de este animal… O llevar en el móvil este vídeo , enseñarlo y después, ofrecer un queso de burgos. …   ; – )

Terrorífico.

Info del spot :

Project Never say no to Panda
Client Arab Dairy – Panda, Egypt
Creative agencies Advantage Marketing & Advertising/Elephant Cairo