Predicciones meteorológicas y la luna.

Llevo unas semanas de caos meteorológico: mi instinto ancestral ( tipo el de los elefantes y sus manadas) me guía en una ruta equilibrada por las estaciones. Pasado el calor ( mucho o poco) del verano, la cosa se suaviza y se enfría para pasar un otoño de esos en los que te apetezca comer castañas calientes… Saco ropa de abrigo (que, en Barcelona, es ligera durante todo el invierno, no nos engañemos), los foulards envolventes, las botas de ante, etc, etc…Pero… A 22º C de media.

l4

Así las cosas, hago caso omiso a las predicciones meteorológicas. “Bajarán las temperaturas 10º” y yo pienso, “Ya, seguro”.

“Lloverá “ y no llueve así que no me preocupo por el paraguas.

“Vienen fuertes vientos”  … Ja!

Ha sido toda una sorpresa que, la noche de fotografía lunar, se cumplieran esas previsiones de viento, frío y tormenta. Cuando he colocado la cámara en el trípode, he sentido el rumor del viento. Parecían las olas de un mar. Mi fina camiseta de manga larga, no ha sido suficiente para mi momento foto. He tenido que ir a buscar prendas de refuerzo. Increíble. Ya me había acostumbrado al veroño.

Por último, al girarme para mirar el cielo en el lado opuesto de las fotos, una preciosa tormenta eléctrica me ha deleitado con sus fogonazos de muchos tonos de blanco y azul. Se estaba acercando … Lloverá…

Son mis primeras fotos de la luna en otoño, de verdad.

l5

Otoño. Ya.

Una lucha enconada. Choque de trenes. Uno que no se quiere ir, el otro que quiere entrar y no lo dejan.

El clima está como el mundo…

El verano decidiendo que este año, mira, se quedaba un mes y medio más.

El otoño, asombrado (el verano le dio con la puerta en las narices), no ha sabido cómo reaccionar.

Hasta hoy.

otoño

El otoño está hasta el otoño que lo llamen veroño (palabra nueva, muy aguda, de la fusión de verano + otoño).

El verano ya ha tenido su momento de gloria, así que ni veroño ni veroña. Se ha puesto firme y ha desplegado lluvia, granizo y viento.

Otoño. Y punto.

otoño2

Mal vestida.

Mal vestida. Así es como me he sentido en estos últimos días…Por lo menos, climáticamente hablando…

Ha hecho un calor húmedo y asfixiante que nos ha hecho vestir de pleno verano pero… Es octubre, el otoño ya está aquí y por las noches refresca un poco . Inducida por todos estos factores he entrado, de cabeza , en el dilema de “las medias”. Y digo “medias”, en plan conceptual: es la síntesis del paso de ropa de verano a otoño.

Climate Dress

Mis intuiciones climáticas han sido un desastre y , claro, he inaugurado una época de Mal Vestir Climático.. Y la cosa parece que seguirá unos días más…Y mira que lo sé…Y me equivocaré, seguro.

Pero…Ya queda poco para que los días del Mal Vestir Climático , lleguen a su fin. Pronto, muy pronto, los tejidos se adaptaran a nuestra temperatura corporal ( no sólo cambiando el color, que eso ya se hace y está superado) y a la temperatura exterior. Serán frescos en verano y cálidos en invierno…

En Victoria, Australia; una fábrica de textiles ya fabrica tejidos inteligentes. Se trata de un tejido compuesto por 95 por ciento de lana merino y 5 por ciento de lycra. “está investigando para crear telas que respondan a cambios de temperatura y pasen de ser frescas, a ser aislantes y calientes a medida que la temperatura desciende. También, una de sus metas a futuro es la incorporación de sensores electrónicos vinculados a elementos telemétricos que puedan monitorear la función cardiovascular.”

Ya tardan…

Ya hay un vestidito circulando por ahí, monísimo, que interactúa con el ambiente. Nos da los índices de CO2 del aire que nos rodea y cambia de color si el entorno está “contaminado”. La idea de nombre “Climate Dress” es una colaboración de Diffus, Alexandra Institute, The Danish Design School y Fortster Rohner.

Yo soy incapaz de imaginar lo que viene  pero el mundo está cambiando a velocidad de vértigo y la ciencia avanza, también,  a pasos agigantados. La nanotecnología invadirá nuestras vidas y las mejorará y yo tendré, por fin, unas medias , finitas , que no me den calor en estos octubres tontos.

Mientras espero, me han hablado de unas piezas de alta costura, hechas de fotones. …

 

luz2

 

luz3

Del artista londinense Atton Conrad .

Los políticos hablan, los líderes actúan.

Juan López de Uralde,Director ejecutivo de Greenpeace y otros dos activistas , están detenidos en Copenhague, por burlar las medidas de seguridad y mostrar una pancarta con el lema “Los políticos hablan, los líderes actuan”en la cena de gala que se ofreció a los líderes mundiales asistentes a la cumbre del clima. Los informativos dicen que podrían imputarle 6 años de prisión . Espero que esto sea una de esas informaciones que , al final, se quedan en nada y Juan López de Uralde y sus compañeros sean liberados.

Me parece una barbaridad que esté detenido hasta el 7 de enero!!! por algo como desplegar una pancarta en una cena de gala y más bestial aun que fuera privado de su libertad por expresar una verdad como un templo con la que me siento absolutamente identificada y, agradecida de que alguien la haga visible en un foro mundial…Desde este post, también desplego esa pancarta.

El activismo pacífico que incomoda, a quien tiene que incomodar, pero se expresa sin violencia es algo que hacen unos pocos ,mientras la gran mayoría somos espectadores y colaboradores pasivos. Donamos dinero a las organizaciones con las que sintonizamos o colaboramos de otras formas, pero no pasamos de ahí. En cambio, hay pequeños ( cada vez mayores) grupos de personas, agrupados bajo las siglas de la ONG de turno que intentan mover las cosas. El movimiento es necesario para el cambio.

Los subgrupos ( clima, medioambiente, niños, guerras, hambre, paz, emergencias, animales, oceános, etc…) forman el “gran grupo” que es el que actúa. Ese “gran grupo” es el que intenta provocar los cambios mientras los políticos hablan y los líderes reflexionan sobre si actúan o no ( llegando tarde en muchos de los casos).

Son necesarios todos estos subgrupos. Son necesarias personas como López de Uralde o Haidar para hacer visible el mensaje que los políticos ocultan y los líderes no ven.Y en todos los ámbitos posibles.

En un entorno profesional, tuve la oportunidad de conocer organizaciones solidarias varias, ya hace unos años. Era un momento de máxima expectación con la hambruna en África ( algo que sigue igual que entonces :se morían y mueren niños de hambre….)me sentí sobrecogida al ver lo que se destinaba a causas como, por ejemplo,  salvar a las focas y expresé mi “indignación” ante los esfuerzos que se destinaban a estos animales mientras los niños morían de hambre. De la misma forma, pienso en lo que se habrán gastado en la cumbre del clima y no quiero ( ni debo, por mi salud mental) cuantificar económicamente ese fiasco y trasladarlo en  ayudas a los niños que siguen muriendo de hambre. Ni planeta, ni nada. El hambre. Los niños.Visto así, es cruel.

La persona que me había involucrado en el trabajo, profesional y experto en temas de solidaridad, y uno de esos seres humanos de los que aprendes al estar en su órbita de desplazamiento , me sacó de mi error. Eran necesarios todos los esfuerzos, incidiendo en todas las causas, actuando sobre lo que se debía cambiar. Lo importante : activarse en todo. No podemos admitir que 1.000 millones de personas sufran  hambre en la tierra, ni que el desarrollo envenene este planeta, ni que los oceános se contaminen, ni que haya niños soldados, ni que … hay cosas más importantes y prioritarias pero todas están ahí y , para todas ( o casi todas) hay un subgrupo, mayor o menos, que intenta hacer algo por mejorar las cosas.

Los políticos hablan ( y eso, en el mejor de los casos.), los líderes Ni Saben / Ni Contestan y esos puñados de personas agrupados por “causas”, estos son los que verdaderamente actúan ( aunque los detengan, los retengan  o los encarcelen …).