Un regalo para esta Navidad y …una historia.

marco5

Esta es una propuesta de regalo para nuestros invitados en Navidad. La idea es que los comensales se lleven un recuerdo de esa cena de Nochebuena o comida de Navidad o comida de Sant Esteban o Noche de Fin de Año … (Ya me he cansado sólo al escribirlo).

El material que se necesita es :

Nº de marcos de fotos según “unidad familiar”

Papel Fotográfico

Impresora

A partir del material básico ( es de infraestructura) , ya cada uno “diseña” su foto . La idea es entregar un marco con una foto de papel! del “grupo” a cada “unidad familiar” ( lo pongo así porque hemos de contar una foto por hogar “independiente”.)

Se puede montar un Photocall o elegir un lugar especial de la casa dónde colocar al grupo, o alrededor de la mesa o todos con gorros de Papa Noel, o estrangulándose unos a otros… ; – ) Sea como sea nuestro diseño de foto, se deben hacer antes de la comilona o cenorra para tener tiempo para imprimirlas y ponerlas en el marco. Y yo añadiría una bolsita de regalo…

marco2

Nunca pensé que un marco de madera con una foto , podía tener tanto éxito pero… lo tiene. Está contrastado. Triunfaréis. ; – )

marco3

El DIY ya se ha acabado. Ahora viene la historia de este regalo y por qué creo que el éxito está asegurado :

Esta idea navideña aparece por derivación de un tema profesional aunque su verdadero origen está en un sencillo restaurante del que mi familia era cliente habitual, ya hace años. Allí hacían los mejores arroces del mundo (según mi padre) y por la inevitable relación “calidad-precio” siempre acabábamos allí en comidas familiares de fin de semana y celebraciones varias. Lo regentaba un matrimonio mayor (señor clavadito a Antonio Molina en la barra , señora híper-maquillada, de pelo cardado y un punto cotilla, jefa de sala.Uf!) y su hijo, el cocinero, un hombre, bajito y entrado en carnes. De nomeolvides de oro (gordo) y un punto canalla. La fama ( por lo bajini) era que se lo gastaba todo en mujeres y copas. El tío, muy simpático. Caía muy bien.

foto1

Hubo una época en que si ibas para un cumpleaños, cuando te traían la cuenta, en la bandeja había un marco con una foto del grupo de comensales que regalaba al cumpleañero.Siempre la salía a hacer él. Eran los primeros tiempos de las impresoras en color…Un día , me tocó a mí y debo decir que me hizo mucha ilusión ( resultó ser un experto en marketing emocional) y  esa foto ha viajado conmigo , se ha mudado conmigo y aún hoy está en un lugar presente, con más historia y con ausencias,  lo que la convierte en una foto sumamente especial.

marco6

Ámbito profesional (veinte años después de “La foto del Restaurante”) : hace poco tuvimos que organizar una ronda de visitas (tour para clientes) en una fábrica de Barcelona. Al final de la visita, se obsequiaba con una bolsa con regalos corporativos. Pensamos en incluir una foto, de papel, en un marco… Como aquella foto del Restaurante…Instalamos un Photocall en la entrada y cuando llegaban los clientes, les hacíamos la foto. Cuando acababan el tour y se entregaba el “Pack-visita”, en el interior había un marco con una fotografía del grupo.

Recibimos a unas 80 personas y os puedo decir que a todas, sin excepción, les encantó la fotografía en su marquito. Lo llamábamos el “recuerdo vintage” . En un mundo digitalizado, en el que las fotos se quedan en los ordenadores, los discos externos y los móviles, de repente, tener una foto – en la que sales tú- ,de papel y en su marco, algo tangible que colocar en un espacio, se convierte en un objeto con mucho encanto. Eso y…la inmediatez.

Nada de esperar y después enviar la foto. El efecto es devastador si la foto la dais al final del “evento navideño”.

marco4

Este post es para decir, simplemente,  que hagáis una foto en papel y la regaléis enmarcada pero…me está quedando un poco largo y con vaivenes…I am sorry.

Volvemos al Restaurante de hace veinte años : El señor de la barra que era idéntico a Antonio Molina, murió de forma inesperada por un infarto. Durante un tiempo, la señora del pelo cardado y su hijo, el cocinero, intentaron convivir ( por lo que supimos tanto profesionalmente como personalmente) pero la cosa no fue bien. Además, apareció una mujer en escena. Una de esas aventuras de noche que fructificó en una relación que la señora del pelo cardado no aprobaba.

El restaurante empezó a ir mal y llegó el día en que la señora de pelo cardado se fue a vivir a Benidorm, el cocinero se fue a vivir con su “novia” y el restaurante cerró sus puertas. He puesto las comillas a la palabra “novia” porque todos pensamos (me incluyo) que cuando se acabara el dinero, se acabaría el…noviazgo. Mal asunto.

Hace un par de años, me lo encontré en otra ciudad. Con su mujer, aquella a la que todos cuestionamos, sus dos hijos ya adolescentes y un semblante de satisfacción que no podía con él. La señora del pelo cardado, nos dejó ya hace años y él vendió el local dónde estaba el Restaurante a los precios de los de antes. El matrimonio regentaba (felizmente) una tienda de Pollos a l’ast.

Total, que esta Navidad, tendré preparado mi Kit Fotos y Photocall

 

Susceptible de terapia: Episodio Heidi

Contiene spoiler de Heidi. ; – )

Cuando acabéis de leer esta entrada, es posible que coincidáis conmigo : hay una necesidad de terapia. Incluso, Urgente.

El episodio “Heidi” aparece tras una exposición a : 1) La vida ( en su vertiente de “Nuestros Mayores -Urgencias”) y 2) Personalidad yoísta extrema.

Tras muchas horas bajo la influencia de estas variables, necesité de un elemento de evasión. Decidí activar la zona del buen humor y ver el último capítulo de Modern Family pero, en mi búsqueda en los archivos multimedia de mi USB, apareció un título : “Heidi-episodio final”.

¿Heidi? ¡Heidi!

h6

Hace unos meses, busqué el último capítulo de esta serie infantil de anime ( alucinante, de pequeña veía “ anime” y yo sin saberlo) que se estrenó en España en 1975.

En una conversación trivial, recordamos lo que hacíamos el día que murió Franco y, en ese contexto, apareció “Heidi”. (Ya he advertido en el inicio del post que era cosa de terapia). Yo, sinceramente, no me acuerdo de gran cosa de esos días . La más importante es que oí a mi madre cuchichear con la señora que le ayudaba en casa , en la puerta de mi habitación : “No despierte a los niños que como ha muerto Franco, no hay colegio”. Recuerdo, sólo, la satisfacción de darme la vuelta y seguir durmiendo ¡Sin cole! Y el otro recuerdo es que por el luto , no se emitió el episodio correspondiente de Heidi ( gran disgusto) y, al poco tiempo, dieron dos episodios encadenados ( recuperando el que no se vio). ¡Dos episodios seguidos, en aquella época era algo magnífico y muy excepcional! .

 

h3

 

Me encantaba Heidi. Los colores de los dibujos, los Alpes, los panecillos blancos…¡Siempre descalza por la hierba!!!Esa niña hippy, Flower-Power total, en absoluta comunión con la naturaleza y los animales … Me gustaba, que le vamos a hacer…

En esa conversación, además fui consciente del paso del tiempo y de sus efectos (¿Qué le está pasando a mi memoria?) porque no me acordaba de cómo acababa Heidi. Clara andaba de nuevo pero…¿Y el resto? Al día siguiente, me pasaron ese capítulo final y se quedó en mi USB.

Total que ,tras ese día duro ,lo vi.

 

heidi02

Supongo que el efecto pacificante y de buen rollo, me lo proporcionó la regresión a una infancia feliz. Esos dibujos totalmente planos pero, a la vez, súper coloristas, la vocecilla de atontada de Heidi, la cancioncilla del principio y del final, la abuela de Pedro ( aquella anciana ciega , siempre me impactaba)…Todo ese conjunto de estímulos , actuaron en mi córtex cerebral que lo identificó como “altamente agradable” y conseguí alejar el estrés de la jornada.

Supongo que tiene que ser raro ver a alguien de mi edad, con sonrisa bobalicona, escuchando el “Abuelito, dime tú” . Lo sé. Y me planteo que es posible que necesite ayuda externa porque…estoy valorando seriamente bajarme los episodios estelares de Heidi y tenerlos a mi disposición, como Kit de Emergencia , en caso de dolor en el alma.

¿Es o no susceptible de terapia?

NB1 : Ha sido escribir “Abuelito, dime tú” y ya no me saco la cancioncilla de la cabeza… Advertencia : Si hacéis clic en el enlace, os pasará…

h2

NB2 :Heidi de basa en el relato infantil del mismo nombre que escribió Johanna Spyri , escritora suiza, en 1880.

Este es su íncipit:

“Desde la risueña y antigua ciudad de Maienfeld parte un sendero que, entre verdes campos y tupidos bosques, llega hasta el pie de los Alpes majestuosos, que dominan aquella parte del valle. Desde allí, el sendero empieza a subir hasta la cima de las montañas a través de prados de pastos y olorosas hierbas que abundan en tan elevadas tierras”.

El lugar, Maienfeld , existe y fue el paisaje inspirador para Johanna .

h1

Está a 1161 Km de Barcelona. Otro destino para mi agenda de “pendientes” …

Los Soprano, ese final y una precuela…

Contiene Spoiler (de hace seis años…ya.)

LosSoprano03

Yo me quedé a cuadros con el final de Los Soprano.

Soy una de los 14,4 millones de seguidores de la serie y sé que no fui la única que creyó que se había estropeado el DVD… ¿Qué final era ese para una mis series favoritas-de-todos-los-tiempos?

En estos seis años, el final de Los Soprano ha seguido siendo analizado y estudiado exhaustivamente . En el camino, nos dejó James Gandolfini . Con él, también se esfumó la idea de que hubiera otra temporada ( por clamor popular) ya que sin Tony, Los Soprano no son Los Soprano…

ts

Hace unos meses, a David Chase, le hacen una entrevista en Vox. ¿Os podéis creer que va y dice que en el final de la serie Tony Soprano NO muere?

vox

“Si el personaje interpretado magistralmente por James Gandolfini acaba o no acaba muerto siempre ha sido una de las preguntas más recurrentes entre los fans y, en una reciente -y viral- entrevista con ‘Vox’, el creador de la popular serie David Chase se ha atrevido, por fin, a arrojar un poco de luz sobre el asunto. Según expone la autora Martha P. Nochimson en el interesante artículo, el guionista respondió de la siguiente manera cuando le preguntó si Tony moría en el final: “Dijo que no con la cabeza. Y simplemente respondió, ‘No”. (Sensacine.com)

Yo, que llevo seis años de terapia con ese final, pensando que cuando se funde en negro es porque Tony muere y deja de estar “conectado” con el mundo,  leo en Twitter que el creador de la serie ha dicho que Tony no muere. No.

El efecto de esta afirmación fue contundente. Años después de que la serie finalizara, los internautas, los twitteros, los blogueros, se lanzaron a debatir de nuevo estas declaraciones de Chase. Tuvo que rectificar, diciendo que no quería decir exactamente eso . Quería decir esto :

“La escena final de Los Soprano plantea una cuestión espiritual que no tiene respuesta correcta ni incorrecta”

Así que sigo de terapia a ver si le encuentro la cuestión espiritual a ese fundido en negro…

59th Annual Emmy Awards - Show

NB : En una reciente entrevista con ‘Associated Press’ David Chase ha revelado que no descarta desarrollar una precuela (historia precedente) de la serie. “Hay un par de épocas de las que me resultaría interesante hablar, sobre Newark, Nueva Jersey. Una de ellas sería a finales de los 60 y principios de los 70, sobre la hostilidad racial; o el comienzo, el verdadero comienzo del tráfico de drogas” .

Ya que aún está la cosa en los inicios, desde aquí le pido que haga lo que haga, el final sea un final como Dios manda. Nos sentiremos felices o cabreados, satisfechos o decepcionados pero… no con la duda eterna de si , de verdad, se había acabado ese episodio…o no…