Operación bikini, la elíptica y las series de TV.

Sí, ya toca hablar de la Operación Bikini/Bañador .

gymnastics_ads_03

A las lorzas del invierno se le han añadido las torrijas y “monas” de la Semana Santa y todo eso, mezclado y bien agitado, obligan a plantearse que muy pronto, hay que sacarse la ropa. Glups!

Mi Plan ( al que siempre llego tarde pero que empiezo cada lunes) es seguir con mis sesiones diarias de elíptica y pasar de 45 minutos a 60 minutos ( se escribe rápido pero se convierte en un tiempo eterno cuando estás en la máquina esa), ponerme las cremas milagrosas-que-no-hacen-milagros y una dieta moderada. La edad y el acostumbrarse a las formas de cada uno, le quita histeria al planteamiento pero…siempre aparece ese “planteamiento”…

gymnastics_ads_74

En otros post , os he hablado de mi progresión en el ejercicio (ha sido dura y con mucho rechazo por mi parte) y el papel que han tenido las series de TV que me enganchan , me enajenan y me hacen dejar de mirar el reloj de la elíptica cada cinco minutos. Con la música, no puedo. Me bajo y bailo pero …si tengo dos episodios ( uno de The Big Bang Theory y otro de Modern Family)la sesión es ligera y agradable. Si hoy puedo decir que soy de ese porcentaje de seres humanos que hacen 45 minutos de cardio diariamente es gracias a esas series… Como ya voy al día, he tenido que buscar otras propuestas que, si bien no me enganchan tanto, han hecho su papel ( La zorra del apartamento 23 , Mike & Molly, Marry Me…). Me olvido de lo que estoy haciendo…

En estos últimos tiempos he descubierto una distracción de alto nivel...Vuelo en la elíptica!

Esta es la primera canción con la que te topas en #Empire. Después…sigue la música. Estoy enganchada total e irremediablemente a este serie de TV y, de momento, la Operación-del-Bikini-de-los-huevos está siendo más o menos pasable. Y encima, con mucha ( y buena) música.

Si estáis “sin serie” , esta es la serie.

em

Pués eso, la Operación Bikini… ; – )

 

 

 

 

25 pensamientos en “Operación bikini, la elíptica y las series de TV.

  1. Asco de operación y asco de deporte… yo confieso que consigo hacer bici más o menos diariamente sólo gracias al portátil, los blogs, la música y las series. Sino, no hay manera.
    Ánimo, que mal de muchos… y un besote!

  2. ainsss como te entiendo, este lunes sin falta empiezo, fuera todo lo bueno y holaaa verdurita y pollo a la planchaaaa!!!
    Porque los dioses no me dieron una genética de esa que quema todo nada más ingerirlo?????
    La parte buena.. todo el fin de semana por delante para darme el gustazo

    • Esa pregunta, dejé de hacersela a los Dioses hace tiempo…Nadie me contestaba ; – )
      Me acojo a la parte buena del fin de semana. No pensemos más allá.
      “El presente es el momento”. Yupiiii!
      Un abrazo, Tejas

    • Si estás “con”, vale pero cuando estés “sin”, dale un vistazo. Al piloto . Y verás…
      ¿En el Averno no hay bikini? ¿En bolas? ¿ Ya eres Sofía Vergara ? … ¿O qué? ; – )
      Abrazos diabólicos.

  3. La operación bikini la hice yo en noviembre, cuando me trasladé de casa. Un kilito me sobra; es lo que he debido de coger en este tiempo, pero como no tengo báscula no lo sé a ciencia cierta. En cualquier caso, no me preocupa. Ayer, no obstante, di un paso adelante: me corté el flequillo y eso siempre me rejuvenece. De momento, ésta será mi operación bikini. lo del ejercicio lo reduzco yo a paseos; más que suficiente. La grasa abdominal es invencible, de todos modos.

    Me chifla la “Big Bang Theory”. En cierto sentido, me parezco bastante a Seldon Cooper.

  4. Con tu permiso, la primera foto me ha recordado este texto que bien podría incluirse en la operación bikini. Perdona es un poco largo a pesar de que lo he recortado un poco:

    “… Era la encargada de mi sección en la línea de producción en la fábrica, a la que todos llamaban eufemísticamente con el diminutivo de señorita García pero que de diminuta no tenía nada, más bien al contrario era una vacaburra enorme y grasienta. La morsa me sonreía en un vano intento de agradarme. Mostraba una sarta de piños descolocados dentro de una boca ridículamente pequeña y una cara redonda, abotargada y de flácidos pero voluminosos carrillos. Un escote desabrochado en exceso con la peor de las intenciones de donde pugnaban por escapar dos moles mantecosas, entre las que discurría un reguero de sudor como arroyuelo cantarín de montaña, que en cualquiera otra de su mismo género y especie hubieran tomado el nombre de pechos.
    La blusa abotonada a duras penas aprisionaba impunemente un desagradable amasijo de lorzas que, entre botón y botón asomaban con descaro intentando liberarse del yugo opresor.
    Y para rematar, el pantalón vaquero abrochado, quién sabe cómo, quince centímetros por debajo del ombligo que hacía desbordarse a este por encima, seguido de una grasienta y temblona tripa de león marino…”

    ¡Ay, cómo necesito la operación bikini!

Puedes leer, puedes escribir , puedes hacer lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s