Ya…

Ya he visto los abetos, las guirnaldas y los turrones. Y hace tiempo, la verdad. Aunque ahora, ya, es invasivo.

Ya están colgadas las luces en las calles (aún apagadas, lo que me da una cierta coherencia temporal).

Ya he comprado la lotería de Navidad.

Ya he visto el anuncio (que este año, no me ha emocionado).

Ya está todo en marcha.

Ya es casi Navidad, otra vez … ¿Yaaa?

 

De Erlich

A 80 Km/h, por ley.

480px-speed_limit_80_signsvgSi hay que ir a 120 Km/hora por autopista, ¿Por qué me hacéis luces cuando voy exactamente a esa velocidad?-pregunto asombrada. Entonces, una voz (mayoritariamente masculina) me responde : Es que el carril de la izquierda es un carril para ir rápido. Es como una norma “implícita” en nuestra forma de conducir. Y yo (pobre mujer al volante), lo puedo entender cuando hay que adelantar pero no en cuanto a velocidad de crucero. Los representantes de los veloces me abuchean, me hacen gestos y me clavan miradas asesinas cuando, asqueada por la presión, me coloco en la derecha y los dejo pasar, a toda velocidad…

Lo curioso es que si en la carretera hay un coche de los Mossos o algún radar conocido, hasta los más veloces se bajan los pantalones y me acompañan en mi humillante velocidad legal…

Yo, también me siento más cómoda con más speed en carretera. Los coches actuales nos permiten alcanzar una velocidad de comfort a niveles mayores que los que marca la ley pero confío plenamente en los científicos que han estudiado las consecuencias de impactos a según que velocidades o aquellos que me aseguran que rodando a 80 km/h ¡!! voy a contribuir a un descenso de la contaminación atmosférica de Barcelona. Soy de las que me lo creo, así que, seres veloces de la carretera, sed benevolentes con los creyentes y no toquéis más los huevos …

Nota : Hoy , en una autovía cercana a Barcelona, en la que hay que circular a 80 Km/h , un inmenso camión ha ido pegado a mi culo, pasándose la distancia de seguridad por el suyo … ¿A un metro?. Asustaba. La cosa es que yo circulaba por el carril central de una pista de tres vías casi desierta…

Espero que todos los radares y patrullas del universo, caigan sobre ese humano…

De buen rollo.