Cantando…

Su armónica voz atraviesa la calle y entra por mi ventana. Después, se desliza en mi cerebro, suavemente, haciéndome abandonar el mundo de los sueños. Unooo, Doosss, Treess, Cuatrooo, Cincooo.

apt1

 En el seisss ya suelo estar despierta. En el doooceee me estoy tomando mi café matinal, reposadamente, esperando el treeecee y la espectacular cadencia del quiiiinnnce

Tras el veintiuuuno, ya estoy duchada y vistiéndome para salir de mi pisito. Recuerdo la sensación de bienestar que me invadió cuando el agente inmobiliario me enseñó aquel coqueto piso de alquiler. Era un tesoro. Luminoso, pequeño, precioso. Precisamente lo reducido de su tamaño era uno de los inconvenientes para su renta rápida, pero a mí me iba bien y la terracita interior tipo Soho, acabó por convencerme.

apart2

El mismo día de la mudanza y ya firmado un alquiler para diez años, el amable agente inmobiliario me advirtió de la presencia de una vecina un tanto especial. “Te va a cantar las cuarenta “, me dijo con una sonrisa extraña. Pasé todo el día un tanto nerviosa. ¿Habría una inquilina agresiva? ¿Ese era el motivo de que aquel pisito mono y a buen precio estuviera libre?

apart3

 Treintaytrrrreeeessss. Oigo el treinta y tres, es mi número preferido sin duda alguna…La respuesta al enigma llegó por la mañana. A las ocho en punto, la hora en la que tengo programada mi alarma en el iPad, una voz dulce y armoniosa me despertó. Por el tipo de edificio y cuestiones de resonancia, el canto parecía estar en el interior de mi piso. Uno, dos, tres y así hasta el número cuarenta. Mi vecina cantaba los cuarenta números con un magnífico tono de soprano.

Ya me he acostumbrado y, confieso, que me gusta…

Cuarentaaaaaaa.

aart6

 

NB 1 : Expresión coloquial

Cantar las cuarenta:  se utiliza cuando alguien amenaza con reñir o abroncar a otra persona por algo que ha hecho, y normalmente con tanta razón que el regañado no tendrá excusa para defenderse ante las acusaciones recibidas.Su origen data de un juego tradicional de cartas español: el tute. En el juego,  el jugador que logra el caballo y el rey del palo (oro, copa, espada y basto) debe cantar en alto los 40 puntos obtenidos. Durante el juego , la expresión “te voy a cantar las cuarenta” , se usa también para amenazar a los otros jugadores con la posibilidad de lograr la máxima jugada.

NB 2 : Las fotos son de un estudio en Brooklyn …

 

La pintan calva…

No me extraña que se enfade.

Es una mujer hermosa. Musa de artistas que la han pintado en todas las épocas..… La retratan como ella es: hermosa, desnuda. De puntillas sobre una rueda y con alas en la espalda o en los pies. Y …calva. Sólo por detrás, pero…calva

Oca1

Antes, en el tiempo de los romanos, no le importaba… No existía el “share”. No había Instagram… pero ahora eso de “a la ocasión la pintan calva” ya no tiene tanta gracia. Ni que la tengan que coger por los pelos…Eso no es bonito…Al guionista jefe de la mitología se le podía haber ocurrido otra cosa…

Ocasion2

Y es que lo importante no es su pelo…No. Ni su calva …

Son sus alas…

La Diosa Ocasión solicita a los artistas del mundo que no la pinten calva, a poder ser pero, lo más importante, es que no se olviden de las alas.

Ocasion3

También comunica a todos los seres humanos que, si la quieren atrapar, tengan en cuenta que ella vuela y si va tan rápido que sólo le ven el cogote, que sepan que siempre se puede dar la vuelta o volver a pasar…

NB1 : Del Instituto Cervantes : En la mitología grecorromana, la diosa Ocasión era representada sin pelo, excepto por encima de la frente. De esa forma se simbolizaba la dificultad de no perder la oportunidad de algo cuando se presenta de frente y cómo resulta prácticamente imposible detener su curso. También se alude a la diosa Ocasión en la locución adverbial «por los pelos», que se aplica para indicar el escaso margen existente a veces para conseguir o perder algo

NB2  : Total de Alejandro Fidias.

alejandrofidias

Gallinas jóvenes en ácido acético.

 

aliens

Dos seres humanos están siendo observados por un grupo de alienígenas.Graban este diálogo para , después, analizarlo :

 

-¿Sabes qué?. Al final me he decidido. Le voy a tirar los tejos a Puri.

A buenas horas, mangas verdes. Se te ha a delantado Pepe.

-¿Pepe?…pero sí Pepe es más feo que Picio…

-A ella le da igual. Lo quiere aunque sea feo, te lo digo yo…Te va a dar calabazas.

-. ¿Y si le doy pena? Le puedo decir que he estado en cama, por un accidente…

-. Tienes más cuento que Calleja... No te va a hacer ni caso. Te repito, te va a dar calabazas.

– ¡Qué calabazas ni qué pollas en vinagre!… Por ahí viene Puri. Te dejo…

 

Análisis : El ordenador alienígena no es capaz de dar el matiz del lenguaje humano y traduce literalmente por lo que estos extraterrestres se encuentran con :

A) El sujeto 1, va a ir a algún lugar a tirar unos tejos ( que son unas coníferas, por lo que parece que va a derribar unos árboles…) .

B) El sujeto 2 le dice que la hora es correcta e introduce mangas verdes que, de verdad, deja anonadados a estos investigadores del espacio exterior.

C) También tienen que lidiar con Picio y Calleja (supongo que tendrán un Who is Who?)  y con el hecho de que alguién va a regalar calabazas (fruto del género Cucurbita)… Y, para finalizar, el “pollas en vinagre” que les aporta una extraña imagen gráfica … Extraña , extrañísima…

Todas estas frases están incorporadas de forma natural en el lenguaje pero si te paras a reflexionar : ¿Tirar los tejos?, ¿A buenas horas, mangas verdes?…¿Pollas en vinagre?…

  • Tirar los tejos : La frase proviene de un antiguo juego popular en el que se derribaba una pieza de madera, con unos tejos que eran pedazos de teja redondeada. Jugaban los “mozos” y la gente los rodeaba. Si uno de estos mozos quería declarar su amor a una “moza”, le tiraba el tejo a los pies…
  • A buenas horas , mangas verdes : En Castilla, en el siglo XIII, exístia una especie de cuerpo policial  (Cuadrilleros de la Santa Hermandad) que llegaban habitualmente  tarde cuando los requerían para solucionar altercados. Su uniforme tenía las mangas verdes.
  • El pobre Picio, un zapatero que vivió en Granada a finales del XVIII. No se sabe por qué, lo condenaron a muerte pero, estando en capilla, ya esperando su destino, le llegó la noticia del indulto. La impresión fue tal que a Picio se le cayó el pelo ( cabeza, pestañas, cejas,..) y se le llenó la cara de tumores, deformando totalmente su aspecto.
  • Saturnino Calleja, fue un editor de libros nacido en Burgos, en 1855. La editorial Calleja se especializó en Cuentos Infantiles.

Respecto a lo comestible : Las calabazas y las pollas en vinagre.

calabaza

Los griegos pensaban que la calabaza era todo lo contrario a un afrodisíaco ( tomad nota, ; – ) ) así que servían para apagar el “fuego de la lujuria” y si te daban calabazas, significaba que no habría acercamiento En la Edad Media, en los conventos se aconsejaba rezar el rosario con pepitas de calabaza para alejar pensamientos lascivos y las masticaban para ayudar a cumplir el voto de castidad… En Catalunña, cuando se pedía la mano de una hija, si al pretendiente le servían calabaza, significaba que la familia lo rechazaba. No lo hubiese dicho nunca, tanta simbología en lo de “dar calabazas”…

Finalmente, las pollas en vinagre. Una delicatessen. Una exquisitez gastronómica… Pullus ( que es un pajarillo) o sea , un pollito ( o pollita), preparado con un tipo de escabeche para su conservación ( tipo salsa vinagreta). Hubo un tiempo en que al decir pollas en vinagre se entendía perfectamente el sentido culinario pero, los cambios y la evolución del uso, provocó que a finales del XIX , las pollas en vinagre se convirtieran en : Gallinas jóvenes en ácido acético.

Pobres alienígenas…

extraterrresres

N. B : Todas las expresiones del libro “Hablar con corrección ” de Pancracio Celdrán Gomariz.

Juguetes ( y pájaros) en el ático.

evarmisenEva Armisien

La vecina

No lo encontrará en casa. De eso, estoy segura. Y ya veremos si vuelve…

Nadie entiende que le pasó a Victoriano Ramírez y Urquijo, arquitecto de profesión. Hasta hace unos días, Don Victoriano era un hombre ejemplar. Cultivado, inteligente, elegante…Siempre cuidando las formas. De una educación exquisita, de verdad… No encontrará un vecino que le pueda decir lo contrario.

Lo vimos el viernes pasado y nos saludó con su formalidad habitual. Venía de participar en los debates municipales de mejora de la ciudad, en calidad de asesor. No dijo ni hizo nada extraño . Le deseamos un buen fin de semana y nos respondió que él iba a hacer limpieza. ¿Fue eso, no, Manolo? Me acuerdo bien porque mi marido, Manolo, estaba conmigo y cuando Don Victoriano se marchó le dije : “L-i-m-p-i-e-z-a. Manolo, aprende”. Después de eso, nos despedimos. Nada más.

El domingo de madrugada, mi hijo volvía a casa. Ya sabe que estos jóvenes de ahora se retiran muy tarde. Eso es, ya despuntando el día… Vio una furgoneta aparcada delante del edificio donde vive Don Victoriano . De esas pintadas con flores…. De hipis melenudos o como se diga. Y cuál fue su sorpresa al reconocerlo, con unos tejanos con rotos por las rodillas-¡Don Victoriano con unos tejanos rotos!-, gafas redonditas de color amarillo  y una cinta en el pelo .  ¿Será una secta? ¡Quién sabe! .Nadie está salvo de esas cosas… ¿Qué tiene prisa? Pues… ¿No me ha preguntado Ud. por Don Victoriano? No puedo decirle nada más. Se subió a la furgoneta y se fue .Su casa está vacía, pero vacía del todo, y nadie tiene noticias de él.

Si quiere dejar aquí el sobre, yo se lo entregaré si algún día vuelve. ¿Un certificado? Me lo tenía que haber dicho antes, hombre. Mejor le deja el aviso en el buzón, que esas cosas son muy delicadas. Ud. ya me entiende…

 

furgo

Victoriano

Ya va siendo hora de hacer limpieza. Una de esas, totales.

Voy a sacar todos, todos los muebles. Esos que colapsan mi cerebro…Tantos, me han puesto en estado de sobrecarga. Estoy desbordado: tengo estanterías ( llenas de libros), sillas, mesas, sofás, mesitas auxiliares, divanes, chaise-longue, armarios, cajoneras,…Eso sí, todo muy bien puesto.   Como se dice habitualmente : la tengo bien amueblada.

Pero ya estoy cansado de tanto mueble.   Hay tantos, que ya no cabemos aquí….

Hay una zona en mi cabeza que se autodefine como “inteligente” que me está tentando. Ya hace unos días. Unos meses… ¿O han sido años? Fuera muebles, dicen esas neuronas. Vive, vive, vive, vive…De repente, lo he entendido todo.

El sofá está abarrotado en el occipital derecho y a ese butacón orejero que descansa en el temporal izquierdo le tengo especial manía. Así que…fuera.

Esto de tener la cabeza bien amueblada es demasiado formal. Me hace más gracia, tenerla llena de pajaritos. ¿No es más divertido? O como hacen los anglosajones- “Toys in the attic”. que la llenan de juguetes… Parece más alegre…Y, mira, si me lo pones como último recurso, hasta prefiero que esté vacía, hueca…

Tengo que elegir .

Los muebles, fuera.

Y a vivir.”

mariaburgaz Maria Burgaz

Tener la cabeza amueblada o la variante tener la cabeza bien amueblada es una locución adjetiva que define a una persona que es lúcida y organizada.

Tener la cabeza llena de pájaros: persona ilusa y atolondrada

Cabeza hueca /de chorlito: persona de poco juicio

Y…¿Por qué Chorlito?

“Ser un cabeza de chorlito” es una expresión que se utiliza desde hace bastantes años y es para referirse a alguien que tiene poca cabeza; pero no de volumen sino de inteligencia. También se usa con las personas despistadas.
Se utilizó el término chorlito en referencia al pájaro de mismo nombre; un ave de cabeza pequeña en proporción con el resto de su cuerpo .A parte del tamaño, el chorlito se caracteriza por no ser un animal muy inteligente, ya que hace sus nidos a ras de suelo y deposita allí sus huevos, cosa que hace que otros animales puedan acceder a ellos con mucha facilidad.

(De Yaestaellistoquetodolosabe)

Píldoras a la luz de las velas…

x354

Son universales: No importa que tendencia religiosa se practique o que celebración o rito. Las velas siempre han estado presentes en templos, altares, palacios,…

velas 1(cuando se derrite la cera, dejan al descubierto una escultura)

Sería uno de los pocos objetos de hoy en día que un egipcio o un cretense del 3.000 AC , si aparecieran de repente en este siglo, reconocería sin problemas… Eso sí, se quedaría gratamente sorprendido de los aromas y colores de nuestras velas del S.XXI. Se supone que ellos utilizaban sebo animal que producía humor negro y un aroma desagradable…

velas 2(con las cerillas incorporadas)

 “Estar a dos velas” equivale a estar sin blanca, es decir, sin dinero, sin recursos de ningún tipo. Se hace extensible a cualquier “escasez”…En El porqué de los dichos, José María Iribarren sugiere que alude al juego y al hecho de que, antiguamente, en las timbas y partidas de naipes “ilegales”, el banquero solía contar los puntos y el dinero a la luz de dos velas. En este supuesto, si un jugador lograba ganar todo el dinero de la banca literalmente dejaba al banquero “a dos velas”. (Revista Muy interesante)

velas3(la cera se derrite y  se recicla en una nueva vela)

 “Dar vela en un entierro” O no darla, claro. La expresión se refiere a meterse en asuntos que no son de tu competencia. Antiguamente, se acompañaba al difunto desde casa al cementerio, cuando el camino se hacía a pie, en comitiva, con una vela encendida en la mano. Si no eras de la comitiva, no había vela…

velas7

Soplar las velas en la tarta de cumpleaños. Hay muchas teorías del origen de esta costumbre. A mí me gusta la de la Antigua Grecia y la Diosa Artemisa.

velascumple

También tengo una vela Batman.

velas6( para pedirle ayuda. Hay que ponerla ya mismo)

Y finalmente, una vela especial para quien no le gusten las velas de cumpleaños , si soplarlas, ni verlas… O para quien no le gusten las velas, en general. Esta es su vela.

velas5Con esto, porque no hay más cera que la que arde, se acaba el post de las velas…

Os voy a dar calabazas ( que son bayas anafrodisíacas).

 

c1

La calabaza ,de la familia de la Cucurbita , (en otros países : “zapallo” “auyama” o “ahuyama”, “pipián maduro”, “ayote”) está de moda en estas fechas… Es la época de la recolección (septiembre, octubre y noviembre) y hay por doquier…

Una de las primeras cosas que me ha sorprendido de las calabazas es que son bayas…¿Bayas? Mis escasos conocimientos de botánica me hacen pensar en frutitos-pequeñitos- redonditos pero… ¿una calabaza?

bayas

Si, las calabazas, en la acepción original del término, son bayas con cáscara tan endurecida que no sólo permite la conservación del interior tierno por uno a más años, sino que también se puede utilizar vaciada con fines no alimenticios, como utensilios de cocina, en instrumentos musicales, artesanías, etc..

c4

La famosa Calabaza del Peregrino o Calabaza del agua, es una calabaza seca y ahuecada que mantiene el agua fresca y en condiciones óptimas…Es una baya multi-usos…

Y con un gran pasado, ( contando en siglos) :En tumbas egipcias se han encontrado ejemplares que datan de 3500 a 3300 a. de C., en entierros peruanos fechados aproximadamente en 3000 a. de C. y en cuevas de México de aproximadamente 7000 a. de C.

c2

Ahora que se acerca Halloween , la calabaza, además de proporcionarnos cremas deliciosas y confituras impresionantes, sirve como ornamento. La variedad de formas y colores y su superficie lisa y dura las hace perfectas para pintarlas y decorarlas…

La payesa dónde compro las verduras, me ha dado calabazas, literalmente. Tenía muchísimas calabazas ( podría escribir “muchísimas bayas “; – ) incluidas de las llamadas ornamentales…

c3

Ya estoy pensando qué les haré… ; – )

 

NB : Dar Calabazas .

En la Antigua Grecia, la calabaza se consideraba anafrodisíaca, por lo que darlas equivalía a apagar el fuego de la lujuria evitando así los escarceos amorosos.

Durante la Edad Media, el clero recomendaba utilizar pepitas de calabaza durante el rezo para alejar los pensamientos impuros y lascivos; incluso se pensaba que mascar sus pepitas contribuía a cumplir el voto de castidad. La expresión siguió tomando forma en tiempos de Cervantes, en los que significaba “desairar” o “no conceder a alguien lo que pide”, incluso comenzaba a utilizarse en el contexto del noviazgo.

En algunas zonas rurales de Cataluña, cuando el pretendiente no era del lugar, se le invitaba a comer a casa de la chica: si le ofrecían fuego para el cigarro significaba que la familia aceptaba el noviazgo; si se le servía un plato de calabaza, quería decir que el mozo no era bien recibido y se tenía que marchar.” Wikipedia.

Estáis avisados…

NB 2 : Chistes de…calabazas.

c6

FunnyHalloween

7

Thriller Paremiológico (de cinco minutos).

thriller.jpg

 

Antes de empezar : La letra con sangre entra…y  yo estoy de Thriller Sangriento, advierto.

Thriller Paremiológico

Tiempo de lectura : 5 m.

Sus pasos resonaban en el suelo del claustro. No pudo evitar fijarse en que una de las baldosas estaba suelta y que otra, mostraba un color terracota más desvaído…El descubrimiento de la pista, que lo iba a conducir directamente al asesino, había sido un impacto. Lo había pillado totalmente por sorpresa. Él, un experto en los detalles, un obsesivo de los análisis, conocido por sus investigaciones precisas y perfectas… No había visto lo que era tan obvio…

El primer asesinato se produjo en los jardines del Campus. Un chico de 28 años, técnico informático .Se ocupaba del mantenimiento de los servidores del Departamento de… Paremiología. Lo encontraron con el pecho partido en dos. El lado derecho por un lado, el izquierdo por otro. En la cara, pintada con rotulador permanente de color rojo, una sonrisa deformada.

Él no había hecho la asociación reveladora. Había sido La Mari, la señora que le ayudaba en casa, la que había atado cabos…Hay que joderse.

El segundo crimen ocurrió fuera del recinto universitario .En un bar cercano pero no frecuentado por los alumnos. Ni por los profesores…Fue uno de los camareros. También joven. Lo encontraron totalmente desmembrado pero unidas todas las partes de su cuerpo con unos alfileres muy grandes…El asesino se había equivocado al poner el brazo izquierdo en el lugar del derecho…

Llegó a la zona de la Facultad dónde se encontraba el Departamento de Paremiología. ¿Paremiología? Nunca antes de ese caso, había oído esa palabra. Parecía el nombre de una enfermedad infecciosa y no el de una ciencia que estudia los refranes, proverbios y frases hechas del idioma.

La tercera víctima había sido asfixiada hasta la muerte en un descampado, pero antes, le habían quemado la mano.

Mientras avanzaba por aquellos pasillos atestados de filólogos, lingüistas y traductores aterrados, pensaba en cómo se habían desarrollado los hechos. Cualquiera de aquellas personas podía haber sido una víctima potencial sólo estar ahí, en el Departamento de Paremiología, y por haberse cruzado con un loco en el camino.

La cuarta muerte se produjo en el Departamento de Arte Aplicado de la Facultad de Bellas Artes, muy cerca de allí…Esta vez fue una mujer que trabajaba de bedel. Apareció en la zona de attrezzo, junto con las marionetas. La cabeza separada del cuerpo, decapitada limpiamente. Las marionetas, también.

Ahora, iba directamente a por el loco…Si el análisis de ADN coincidía, ya era suyo. Sólo esperaba una llamada que se iba a producir en pocos minutos. Estaba seguro del resultado.

Ese profesor adjunto, enorme, con un gran sobrepeso y una fuerza sobrehumana. Ese profesor al que le habían bloqueado todas las posibilidades de ascenso en el Departamento de Paremiología. El que culpaba a todos de su fracaso y era cruel con sus alumnos. Ese con varios expedientes abiertos por conducta violenta…El mayor experto de frases hechas del mundo, tal y como proclama a los cuatro vientos…No había estado en su lista de sospechosos en ningún momento, hasta que la Mari, lo vio todo claro.

Sacando el polvo, revoleteando a su alrededor mientras se miraba las fotos de las víctimas, ella había dicho aquello: ¡Anda! ¡Mire qué cosa más curiosa!

La Central tenía restos de ADN de todos los asesinatos pero no había coincidencia con los registros informatizados. Hacía dos días que había ido a verlo, a ese mismo despacho al que llegaba ahora y le había pedido la muestra. Se había sorprendido un poco pero había colaborado sin poner ninguna objeción.

Algo en su mirada, intensa y brillante, le puso en alerta. Era él. Seguro.

Sonó su teléfono móvil. Se paró unos metros antes de llegar a la puerta del despacho del profesor adjunto. Escucho durante unos segundos y colgó. Perfecto, susurró.

Su mano se alzó para llamar a la puerta. En el mismo instante que dio el primer toque, se oyó el disparo.

Entró rápidamente, con el arma en la mano, dispuesto a todo . Se encontró al profesor adjunto, desplomado contra su mesa. Al lado de su mano inerte, una humeante Beretta 92 FS. Buen arma. ¡Qué cabrón! También había dejado un sobre con una confesión completa.

Bloqueó la entrada para que nadie viera al profesor. Era un cadáver grotesco: con los sesos hechos papilla, casi totalmente desnudo si no fuera por esas horribles botas rojas que llevaba puestas…

Sacó su teléfono y llamo a La Central.

 

frases

Nota de La Central : Al asesino se le quedaron en el tintero varios crímenes. Estaban planificados pero, gracias a la rápida intervención del La Mari ( y el Inspector), no pudo ejecutarlos.

Mal rayo te parta.

Echar los perros a alguien.

Romper la crisma.

Troncharse de risa.

Caer del cielo.

Ahogarse en un vaso de agua.

Que te folle un pez (siendo el pez un tiburón o pez espada)

Echar sapos y culebras por la boca.

Ojo por ojo.

NB : Ya advertí al inicio del relato , que era sangriento y “El que avisa, no es traidor” ( o eso dicen … ;- )

Va de ventanas…

ventana

La tele acababa de estrellarse contra el patio de luces creando un extraño mosaico con las astillas del  cabezal de la cama. Odiaba aquel cabezal, “tapizado con flores a lo Marta Stewart” había dicho aquella víbora… Lo había abandonado… Sacó la poca ropa que quedaba en el armario. Aún había un leve rastro de su perfume… Ella. …¡Ja!  Se había quedado de piedra. Y él…¡Como se había reído!  ¡Qué a gusto, por Dios!

Nunca serás nadie”. “Eres un fracasado”, “Necesito a alguien que me dé seguridad”… Sus palabras seguían retumbando en su cerebro, al ritmo de un tam-tam continuo. Y después aquello de “pobre capullo”. Eso le dolió. Le dolió mucho. ¿Quién era ,ahora,  el “pobre capullo”? ¿Eh?

Abrió la ventana y lo dejó caer todo. El jersey -rosa -cursi que tenía la mancha de lejía (culpa de él), planeó graciosamente hasta caer en la cabeza de una mujer que pasaba por allí.

-.Tenga cuidado, oiga! – Gritó alzando la cabeza- Al final, vamos a tener un disgusto. ¡Qué hace tirando las cosas por la ventana, hombre!– Se quedó mirando el jersey -rosa –cursi y con disimulo, se lo guardó en el bolso.

Cuando llegó la ambulancia, ya no quedaba nada en el salón, ni en la cocina, ni en el dormitorio.

Lo cogieron entre dos enfermeros. Tenía la adrenalina por los cielos y era incapaz de generar más sonido que un extraño hipido…Había entrado en estado de shock eufórico…Cuando se le pasara, les diría que le había tocado la Lotería. Más de cien millones de euros. Por la mañana, había ingresado el dinero en el banco. Después, al llegar a casa, la  había tirado toda por la ventana…

Dali_05

Figura en la ventana. Salvador Dalí, 1925. Una ventana magistral.

Tirar la casa por la ventana

Curiosamente, si esto hubiera ocurrido allá por el año 1763 en España, nadie hubiera llamado a los servicios de emergencia. Al pasar por esa calle, hubiesen sabido que aquel tipo le había tocado la Lotería Nacional. Los favorecidos por la suerte,  tomaron la costumbre de tirar por la ventana todos sus viejos enseres: ropa, muebles, libros, adornos. Se hacía para marcar el comienzo de una nueva vida, en la que no quedaban rastros de la anterior. La pobreza se descartaba y dejaba paso a un período de prosperidad.

En lugares como Nápoles, Sicilia y Calabria, se sigue manteniendo esta costumbre durante la noche de fin de año. Se cree que al arrojar objetos como platos, vasos o muebles en desuso, se liberan de todo lo malo que les pudo suceder en el año que termina. Es por eso que en los sitios donde se lleva a cabo esta práctica, deben vaciar las calles previamente y establecer un horario fijo para arrojar los muebles, sobre todo para que los  transeúntes sepan en que momento salir de sus casas, sin temor a ser alcanzados por un sofá o un candelabro. Estáis avisados.

ventanaideal

Tener buena estrella.

 

tenerbuenaestrella

 

Las estrellas caen del cielo.

Lo decía Mari Trini en su canción ¿Por qué a mí, se me ha caído una estrella en el jardín? Pues mira que suerte. Las estrellas caen y a ella, le cayó en su jardín pero a mí, me ha caído una estrella en medio de salón…No ha roto mi tele ultra plana y ultra grande, de milagro…Se ha precipitado por una claraboya que conservé de la estructura original de la casa. Ha roto ese cristal que siempre está sucio (menos cuando llueve porque no hay forma de llegar a él) y se ha hundido entre cojines.

Hacía un minuto que yo estaba allí, estirada, viendo una comedia de amor. Cuando han interrumpido el momento clímax entre los protagonistas para una serie de siete minutos de publicidad,  me he levantado del sofá para prepararme un chocolate caliente. Esa es mi perdición…o no. Esta vez, ha sido mi salvación.

Ni tiempo me ha dado a calentar la leche. Un gran estruendo, cristales rotos, polvareda…De la impresión, se me ha caído la taza al entrar en el salón.

¡Qué desastre! Miro el cielo a través de la claraboya rota. Es negro profundo. No hay ninguna estrella. ¿Será posible que la única estrella de esta noche , haya caído en medio de mi salón? Sí. Ha pasado. Mari Trini tenía razón.

Mírala. Ahí está, espachurrada en un sofá destruido…

Me acerco a la estrella que aún refulge levemente.

Es hermosa.

Me va a costar moverla y no sé dónde la voy a poner pero no puedo deshacerme de una estrella que me ha caído del cielo…

Algo me llama la atención. En el centro de su cuerpo estelar hay algo escrito. Leo: “Buena”.

Sonrío y me da un ataque de tos (aún hay mucho polvo y cascotes) y mientras me congestiono de tanto toser pienso,  ¿Se puede ser más afortunado?

Tengo una buena estrella en mi salón…

 

NB : Revival. Mari Trini (Una estrella en mi jardín, 1982)

 

 

Quita. Vete. Calla. Déjame.

Hay una voz en mi cabeza. Es muy clara y nítida pero…sólo la oigo yo.

Hay una voz en mi cabeza que recita, sin descanso, todos los dichos del refranero popular. Quita. Vete. Calla. Déjame.

Me duelen los brazos. El hacha pesa mucho y empieza a hacer frío.

Hay una voz en mi cabeza que me hace observar mi lengua en el espejo para ver si allí hay pelos o no. Que me ha incitado a construir una cama con ramas de laurel.

Hay una voz en mi cabeza que me ha obligado a comprar un loro y darle chocolate. A atar a mi perro con longanizas. A buscar por toda el pueblo, a ese gato que tiene tres pies. A marear a todas las perdices que me encuentro. Me llaman loco. Quita. Vete. Calla. Déjame.

Ya queda poco…Se me están congelando las manos. Me duelen. Me duelen mucho .Los escalofríos me impiden acertar. Ya se me han congelado las pestañas y la nariz pero…tengo que seguir.

Me lo dice esa voz en mi cabeza. Tengo mucho sueño. Me dormiría. El hacha pesa mucho. Me duermo.

Quita. Vete. Call…

Pobre hombre, dicen en el pueblo. Lo encontraron congelado, aún con el hacha en sus manos.

A sus pies, el árbol caído y un montoncito de leña…

calla