Micros de frases hechas II.

ausencia

La ausencia se ha convertido en presencia. Lo ha hecho de una forma lenta. Muy suave. Primero, se han aclarado los tonos. Después, la luz se ha ido tamizando y haciéndose más blanca. Más pura. Más luminosa si cabe.

Ahora, está en todos los lugares en los que al mirar, no está.

Ocupa los espacios sin ubicarse en ellos.

Y brilla.

La ausencia brilla salvajemente y con ese fulgor, se convierte en presencia.

Y brilla.