Historia del cuadro triste (II)

El cuadro triste aparece al mezclar varias cosas: 1) Administración de una dosis de arte-terapia  al aire libre (que me apetecía mucho), 2) una pulsera rota y 3) un sofá camaleónico.

En realidad, la cronología-de-la-creación es otra: 1) se me rompe una pulsera que lleva conmigo muchos años. Es de bisutería y su valor es emocional.  Quiero conservar esas cuentas de cristal… Pienso en ello, mientras recojo las piezas, diseminadas por el sofá. Puto sofá…

2) Me pasé un buen rato, escogiendo la tapicería en la tienda. La miré bajo los focos, bajo la luz exterior, en penumbra… Hubiese jurado que era un tono “tierra” pero cuando llegó a mi hogar lo vi… gris. Gris plomo. Me disgusté. Hablé con la tienda. Comprobé que era el color que elegí. Sí, lo era.  Con la luz del atardecer, se convirtió en un suave color tierra. Pasó lo mismo bajo la luz de los focos led. Y volvió a cambiar a gris, por la mañana… Así que necesitaba un “algo” que conectara la decoración con el sofá camaleónico gris-tierra…

Hasta aquí, los elementos. 3) El desenlace final se produce al ordenar el trastero y descubrir un lienzo hecho polvo que se podía reciclar. También vi un spray de pintura de pizarra…  Al salir del trastero , observé que hacía un día espléndido y, además, tenía la zona de trastear –con-la-pintura, libre y sólo para mí.

Y pasó que todo se conectó entre sí de una forma fluida :  bastidor, pintura, cuentas de cristal, pegamento, sol…Me puse los cascos y… No hay semiótica para explicarlo…

Disfruté enormemente… ; – )

Historia del cuadro triste (I)

Me ha pasado otra vez. Han hecho una “Interpretación Semiótica Visual Subjetiva” de uno de mis cuadros.

La semiótica visual es una rama de la semiología (semiótica) que trata sobre el estudio o interpretación de las imágenes, objetos e incluso gestos y expresiones corporales, para comprender o acoger una idea de lo que se está visualizando. Por ejemplo, un cuadro…

Alguien lo ve y me dice: “Esto ha nacido de la tristeza. El color lo dice todo. Estás triste…”.

Interpreta la imagen, canaliza toda la información y lo percibe así: triste…

(To be continued…)

Interpretación Semiótica Visual Subjetiva.

La semiótica visual es una rama de la semiología (semiótica) que trata sobre el estudio o interpretación de las imágenes, objetos e incluso gestos y expresiones corporales, para comprender o acoger una idea de lo que se está visualizando. Por ejemplo, un cuadro…

En estos días, me he visto asaltada por un análisis semiótico de uno de mis cuadros que me han dado qué pensar. No tanto en el “contenido” de estas apreciaciones si no, en lo poco de científico que tiene esta rama de la semiología…Casi que la llamaría “Interpretación Semiótica Visual Subjetiva”.

Para obtener el verdadero significado de la obra, hay que preguntar a su autor. Y si esto ya no es posible, pues vale, interpreta, interpreta que algo queda…

flor4

Del cuadro objeto de análisis no os puedo poner foto. Pertenece a los primeros tiempos de esta pintora aficionada…Soy un ser humano totalmente incapaz de dibujar. Lo intentaron todos mis profes de Plástica, todos, pero nadie pudo perfeccionar mi tosca ejecución, ni mi falta de perspectiva…Cuando hace unos años empecé a pintar, se me “olvidó” , momentáneamente , esa característica de mi personalidad y, ante el lienzo en blanco y un montón de pinturas de colores a mi disposición, lo intenté con las flores…

Lo que me gustaba de la experiencia era poner el caballete al aire libre, el lienzo (cada vez eran más grande) y esa sensación al mojar el pincel en el pote de pintura y deslizarlo por la superficie… Por mucho que lo intenté, no pude ni dibujar las flores decentemente. Y lo sabía, pero …lo importante era estar ahí, manchándome los dedos de mil colores…

flor1

El otro día fui de visita a un hogar que tiene, en sus paredes, una de mis obras. Son unas flores…pero abstractas. La verdad es que quedó bastante bien. No tengo fotos, pero para que os hagáis una idea, el fondo es en verde y ocre. Difuminado. Cuatro franjas (hechas con un mini-rodillo) de ocre más intenso hacen de tallo y la “flor” es un círculo –mal hecho porque consistía en mover el pincel en movimiento circular mezclando la pintura- en tonos dorados y amarillos…Hay cuatro de esas “flores” de diferentes tamaños. Una, más grande y prominente.

Me explican que la visita de una experta en arte, provocó un análisis de todo lo que cuelga en esa casa y mis “flores abstractas” también fueron analizadas.

Mi cuadro es el fiel reflejo de la tristeza. La persona que lo pintó está atormentada. Representa a una familia de cuatro miembros, en el que uno de ellos es “dominante” y tiene la pinta de que es el padre. Además, los círculos amarillos y dorados, expresan la profunda tristeza del autor. El cuadro es un drama total.

flor5

Mientras me lo van narrando, sonrío.  Si me lo preguntas a mí, que lo he pintado, te diré todo lo contrario.Me acerco al cuadro y lo acaricio. Me da buenas vibraciones… Este es mi análisis semiótico : Cuando iba ya por el tercer cuadro de flores, que parecían pintados por un niño de diez años, mi padre vino a visitarme. Estaba yo en plena ejecución pictórica (eufórica) y como él tenía llaves de casa no lo oí entrar. Lo que lo oí fue reírse hasta hartarse al ver los cuadros y más cuando le ofrecí uno para que se lo llevara a mi madre (y para que lo colgaran en su casa). Lloró de risa… Y me hizo llorar de risa, también. Con esas risas, recuperé mi memoria pictórica ( no sabes dibujar!) y decidí que me iba a alejar del dibujo… Suelo reutilizar los lienzos y ese fue el primero en el que descubrí la pintura en spray para borrar las huellas de mis dibujos infantiles y ese fue el primer cuadro en el que me atreví a hacer una línea con el rodillo y decir:  Este trazo es un tallo.

Y sí, esa obra tan triste, tiene debajo uno de los cuadros originarios de “flores” .

Justamente, el de la risa

Ahí está…

flor3

NB : Las fotos que ilustran este post son de unos lienzos -de los primeros- que sigo guardando … El tipo de “flor” y sus llamativos colores, se atisban claramente… Ya he advertido de mi incapacidad para dibujar…; – )