Dependientas y Nippies.

Esta semana he dado con el Modelo de Dependienta 4 : Soy más sabia que tú y sé tu talla.Seguro. (Las otras tres tipologías están en «Las dependientas diabólicas»)

Me voy a mirar pijamas. Tengo un serio problema con las prendas de “estar por casa” ( y los pijamas) que consiste en “agotar” una prenda hasta sus últimas consecuencias. Las que más me gustan son las prendas castigadas por el tiempo, que son suaves, anchas y moldeadas por los años de uso…Claro, hay un momento que la cosa se complica y debo sacrificarme e ir a por cosas nuevas, para hacerlas viejas…; – )

mafalda dormida

En este tipo de vestimenta, la del confort en casa, soy muy exigente y tengo claro lo que busco. En una de las tiendas en las que siempre compro algo, pido una de las prendas en una talla mayor que las que hay colgadas. Esta chica, monísima, se me queda mirando y me dice ¿Qué dices? ¡Tú NO tienes esta talla! ¿Estás segura?

La situación tiene dos lecturas :

1) ¡Qué bien! Estoy más delgada de lo que yo me creo. Yupi! 

 2) ¿Me vas a decir tú, qué talla quiero que-yo-lo-sé-perfectamente?

Esta chica era de las que insistían, incluso proponiendo el que me probara la talla que ella “sabía” a ciencia cierta, que me iba a quedar bien. Seguro, segurísimo.

También hay dos posibilidades de resolución de la situación:

1) “Sé-perfectamente-lo-que-quiero” y sigues tu ruta de compras.

2) Llegas a casa con un pijama monísimo, ceñidito,  que no te vas a poner nunca…

Mientras estaba mirando  (aquella pose típica de “Sólo estoy mirando”) ha entrado una clienta , preguntando a la dependienta-¡tú-no-tienes-esa-talla! por la llegada de las  pezoneras. La dependienta -¡tú-no-tienes-esa-talla! la ha corregido : “ Son nippies, no pezoneras .Que se confunde con lo de la lactancia y eso.” Tampoco he querido decirle que nippies, en inglés, viene a ser lo mismo pero , lo que si me ha quedado claro que no eran las relacionadas con maternidad…

Eliminada esta opción  ( y la del burlesque, con pompones y abalorios que cuelgan)  también se dan dos posibilidades:

1)     Pezoneras, perdón, nippies para marcar

2)    Nippies para esconder…

Recuerdo un capítulo de Sexo en Nueva York (¡Cómo lo echo de menos!)en el que Samantha se pone unos pezones de silicona para salir a ligar. Incluso, hubo sujetadores de la marca Wonderbra que siluetaban la forma del pezón empitonado…Y los vendían…

Sin comentarios.

68

Pero… estos nippies de los que os hablo, que están haciendo furor ( me lo dice la dependienta-¡tú-no-tienes-esa-talla!) son los de la opción 2) : esconder.

Y…los de ir a la playa!

Me explica la dice la dependienta-¡tú-no-tienes-esa-talla! que, sobre todo,  muchas mujeres que se operan, tienen este “problema” ( no sé si es temporal o definitivo), que se sienten incómodas y se ponen estos nippies para disimular. Aunque también hay un mercado para el pecho natural… Venden muchos ( y más ahora con el buen tiempo)…Son unos círculos de silicona color carne…El producto, tiene su mercado.

pezonera

La dependienta-¡tú-no-tienes-esa-talla! me informa,  además,  de que muy pronto, los van a recibir con formas y colores, para que te los puedas poner para ir a la playa. No para esconder . No… Una forma de Top Less, con más Less que Top.

Accesorio-pechos-absolut

Esto me hace recordar la única vez que yo he visto unos nippies en la playa. Hace ya, más de diez años y, como no podía ser de otra forma, fue en Ibiza.

Una cala en Sant Josep. Mucha gente. Mujeres en Top Less y una rubia parisina ( que se alojaba en mi mismo hotel e iba igual a la piscina.)con unos nippies-estrella ( muy chulos)… Llamaba la atención, muchísimo más que el resto de habitantes de aquella playa…y enseñaba menos…

La parisina iba súper-avanzada a los tiempos. Que yo recuerde, las pezoneras “artísticas” estaban ligadas a los sex shops. Es ahora, más de una década después, cuando puedes comprar nippies en el mismo lugar que los bikinis y los pijamas . Son una pieza más de la ropa interior ( y la de baño)…

Nippies

La dependienta-¡tú-no-tienes-esa-talla! y yo, al final, nos hemos hecho amigas. No tenía la talla que yo quiero, pero me avisará cuando la reciban.

Ah! Y así podré ver los nippies de playa.

¡Son una pasada!- me dice.

Creo que me hago mayor… ; – )

Un día de aventuras.

Todo empieza con una escapada a Barcelona para solucionar temas de papeleo. Algunos de estos papeles, son tristes  y me producen una cierta melancolía … El día, en cambio, luce radiante. Sol y frío ( sin nieve, eso sí) .La luz es preciosa… Me fijo en esos pequeños detalles para despistar a mi cerebro tonto. En el coche, la radio , pero prefiero no oír las noticias del día así que opto por la música. La música…

Y, entonces, suena Jericho de Simply Red. Pongo la radio a todo volumen …Llego a mi destino ya más activada, más y mejor en eso del alma. Estoy en mis calles de la niñez y de la adolescencia. Paso por delante de mi cole, por delante de la panadería ( me compraba unas piezas de chocolate negro que eran la bomba) y por la floristería ( a la que nunca entraba pero siempre estaba allí, con todas esas plantas y flores, tan bonitas, ocupando la acera). Son de los pocos establecimientos que reconozco,  en unas calles que parecen nuevas para mí.

Tras las gestiones y los recados, me voy hacia la casa en la que viví tantos años. Debo supervisar algunos deperfectos y recoger la correspondencia. Saludo a los vecinos y me adentro en otro mundo.

Y, entonces… ha empezado la aventura. Me he pasado un par de horas, abriendo armarios, revisando cajones. Me encontraba en un lugar en el que, si he sido algo,  es …feliz así que con unas galletitas de chocolate ( sí, confieso, las he comprado en la panadería…) como soporte vital, me he dedicado a explorar ( mi mundo, curiosamente), supongo que buscando un tesoro.

He encontrado un bloque de cartas de amor ( de esas que se escribían desde la mili -esa que ya no existe- ; – ) con las que pretendo hacer chantaje emocional ( y del que no ). El momento «revival» en casa, ha sido impagable. Muy romántico pero, también , con momentos de llorar de la risa. He prometido, bajo juramento de sangre, que jamás las haré publicas. Ni tan siquiera, un trocito…; – ) Una pena porque ahí ,hay un montón de material interesante. ; – )

En un fondo de un cajón, de una habitación que había sido de mi abuela, he encontrado un sobre amarillento con… ¡billetes! Un puntazo. ¡Qué emocionante!. Son del tiempo de la República , de 1000, 500 y 50. Iban acompañados del justificante de pago .Este tesoro, también ha tenido «coletilla» ya que he pasado un ratito examinando los valores, las series y aprendiendo cosas de los billetes. Vasto mundo… Son vulgares ( los billetes) menos unos cuantos que tienen un cierto valor. Ya veremos pero… esos momentos de sensación de qué había hecho el descubrimiento del siglo, me han sabido a gloria…Y los billetes, son muy chulos…

Otro tesoro ha sido el paladear los «millones» de albums fotográficos ( de los grandes) que había por la casa. Me ha parecido brutal el volumen de fotos y , brutal, también, esto que pasa en estos nuevos tiempos y en estos nuevos mundos, en los que todo se guarda en el ordenador…o en la nube ( eso ya, estando muy «on» en esto de las nuevas tecnologías)…

Más tesoros : el libro «Viaje a la Alcarria» que me firmó y dedicó el Sr. Cela. He rememorado esa cena y esa ocasión significativa en mi vida, en la que conocí al Nobel ( que no lo era). Yo tenía veinticinco años y había ganado un premio literario ( pequeñito y sin importancia). También he encontrado unos ejemplares de aquel cuento premiado que voy a rescatar ( digitalizándolo) y que, según como lo vea, lo cuelgo en el blog. ; – )

He acabado, en plan Indiana Jones , en intrépida misión arqueológica y emocional , llevando al parking unas bolsas con el siguiente botín : las cartas, los billetes, un par de kilos de fotos, el libro de Cela, mi libro, las galletitas de chocolate ( que me han sobrado) y una carga de energía , de la buena.

Hoy, estoy filosófica pero, también, aventurera. Y me ha gustado investigar por mis paisajes del pasado porque , cuando se me somete a uno de estos «revivals», acabo con la sensación de que la vida,  ha sido una buena ( y, a menudo, feliz) aventura.

Y como hay que ser optimista ( tengo pruebas que el optimismo es contagioso y , por lo tanto, sólo al leer esto, ya os estáis infectando del virus), voy a hacer mío el slogan de un querido amigo ( que este sí que es 100% optimista por naturaleza) y que dice así :

«La aventura empieza ahora».

Que mejor final para este post que , Jericho, de Simply Red. La BSO oficial de mi aventura de hoy…

NB 1: Si desparezco por un tiempo  y sólo llegan a este blog ,fotos de las paridísiacas playas de Mauricio ,  es que los billetes de la República, al final, eran más de lo que parecía… ; – )

NB 2 : El look de Indina Jones, es de Disney Bound. La idea es de Leslie, una fan canadiense de Disney, que crea estilismos basados en los personajes. En su blog, además, hay un enlace a una página que te linka cada complemento a la tienda on line ( de todo el mundo) donde puedes encontrar estas prendas…

Look Alicia (en el país de las maravillas)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Look Jack Sparrow :

El Complemento.

Es uno de los complementos de moda , más antiguos que existen.En su formato pañuelo, tanto para abrigarse del frío en cabeza o cuello, era utilizado en sus orígenes. Era un elemento básico , sin un sentido ornamental.

En el Imperio Bizantino, se empezó a utilizar con una finalidad meramente estética, pero se cambió de posición , llevándose sobre el hombro o el brazo izquierdo .Si lo pensaís. muy incómodo…

Durante la Edad Media,ubicado en la cabeza ( tanto por el frío como por motivos higiénicos) su color reflejaba la condición social de quien lo llevaba. En la época del Renacimiento, en Italia se utilizaban ya como complemento  y comenzaron a ser muy estimados los que estaban confeccionados en seda… Desde esa época a la actual, os puedo asegurar que la población italiana ama el foulard. Adora el pañuelo. Este verano, en Formentera (el paraíso de los italianos), daba igual la hora que fuera, si iban en bañador y a la playa o de cena. Siempre un foulard…

Yo tengo una especial predilección por este complemento. Tengo muchos y siempre están presentes en mi atuendo.Son la marca de la casa aunque no me los pongo para ir a la playa…de momento…porque tengo uno de lino que con el pareo quedaría genial… ; – )

Para llevarlos correctamente, hay que tener una cierta gracia al ubicarlos alrededor de nuestro cuello. Es un misterio de esos de Expediente X, como , haciendo los mismos movimientos , hay personas que se colocan fenomenal el foulard y otras que parece que llevan un collarín ortopédico. O una manta. O un babero…

He encontrado una fantástica ilustración de las diferentes formas de ponerse un foulard o pañuelo ( o pashmina, etc..).

Mi preferida es la forma nº 1 pero, tambien suelo utilizar la nº 5. Me ha sorprendido encontrarla.Me la enseñó una italiana muy fashion ( no podía ser de otra forma) que siempre lleva así sus pañuelos.

Es ahora, con este tiempo frío y lluvioso cuando más disfruto de mis foulards. Hoy, he sacado todos ( todos!) los que tengo para ponerlos en una nueva sección de un armario (también nuevo) y he descubierto que ya tengo una gran colección. De algunos, en sus cajas guardaditos, ni era consciente. Unos me han hecho recordar cosas , otros aún tenían un leve rastro de perfume… Cuentan una historia y un viaje por la vida .Y me encantan…

Los he visto allí, todos juntitos, de diferentes colores ,  texturas y tamaños y he pensado : «Se merecen un post».

N. B : …Y así no hablo de las Elecciones del 20-N , que voy loca…

 

 

Talla 44 : fashionmente incorrecta.

¡Joder! Y lo dicen los italianos. En concreto,Mario Boselli, presidente de la Cámara de la Moda Italiana, que ha dejado fuera de la Milán Fashion Week a  la firma Elena Miró, especializada en tallas grandes o sea : a partir de la 44…

Sin entrar en temas de salud básicos que no tienen discusión como la anorexia en un extremo y la obesidad mórbida en el otro, lo que queda claro es que la mayoría de las mujeres que pueblan la tierra, no tienen una talla aceptable para la pasarela de Milán. Es decir, para que compremos lo que nos enseñan en dichos desfiles en tallas 36, pero para mostrar la realidad masiva de una talla 44, para eso no. Un timo, vamos .

Y es que están empeñados en mostrar un modelo corporal incorrecto y hacernos creer que es bello. Por ejemplo, una muñeca Barbie si la trasladamos al mundo real, por sus proporciones debería andar a gatas ya que sus piernas no la sujetarían.Pero es uno de los referentes que hemos tenido ( y tienen) miles de niñas del planeta.

Otro ejemplo, si Marilyn Monroe fuera de compras en la época actual , podía tener problemas para encontrar ropa. Su talla fluctuaba entre una 44 y una 46. Signore Boselli, Marilyn Monroe no podría desfilar en la pasarela de Milán….

Hace 20 años, las modelos profesionales pesaban un 8% menos que la mujer común. En la actualidad, la cifra se situa en un 23% menos. Está claro que esta gente de la moda prêt à porter, sufren algún tipo de patología que les hace vivir en otro mundo. El suyo. El fashion. El de las tallitas que sólo les caben a ellos y, ahora ya me reafirmo, el mundo de la irresponsabilidad.

Y es que es de una gran irresponsabilidad mandar ese mensaje . Y ya no te digo ese de que la delgadez es lo más precioso … simple y llanamente, el mensaje de que una Talla 44 no es normal . Para ser más exactos : «Sus patrones se apartan de «los normales».

Y yo me pregunto, está gente de la moda, ¿se pasea por la calle?. Y espero que me digan que no, que viven recluídos en sus ateliers y show rooms y que no saben lo que hay ahí fuera porque esa sería la única explicación lógica a ese desfase del 23% que se nota tanto en las pasarelas… ¿Os habéis fijado que hasta andan raro?…

Otros post relacionados :

Evolución… o estar en la época equivocada

Apreciado Karl,

Apreciado Karl,

2009-01-02-lagerfeld

Soy una de esas extrañas mujeres que pueblan el planeta , que NO estoy muy delgada. Puedo ser normal o curvilínea. Si quieres, gorda, pero NO soy como tú dices que se debe ser ni me muero de envidia «sentada en un sofá , comiendo patatas fritas» cuando veo a una de esas modelos , extra-slim de tus desfiles.

Me dan más bien pena. Seres humanos reducidos a la mínima expresión corporal ( ¡Cuidadito que no se ponga de moda ultra-fashion-de-la-muerte, el jibarismo!) que caminan raro, raro, raro…

Admito que sí me muero de envidia ante una Jennifer López , Julia Roberts o Pilar Rubio que son mujeres , de otras formas pero NO excesivamente delgadas y con la capacidad de andar de forma natural.

En un mundo complicado, donde valores como «el modelo corporal» han dado lugar a complejos, traumas y enfermades extremas respecto a los desórdenes alimenticios ( hay víctimas mortales por anorexia, que no se nos olvide) hay que trabajar íntensamente los conceptos como «estar saludable» para que las próximas generaciones puedan estar liberadas del dichoso modelo corporal y estén sanas. En el extremo opuesto al «sueño de Karl» se sitúa otra problemática como es el sobrepeso y la obesidad. Los extremos, eso ya está más que confirmado, nunca son buenos…

Querido Karl, no fomentes cosas tan superfluas pero tan dañinas , a la vez. No hagas el rídiculo. Limítate a la ropa .

Y ten cuidado. Los tiempos cambian y tu ya eres de los del viejo tiempo. Los del nuevo, igual no te entienden y, es posible que ni te conozcan…No saben que tienes el prestigio, la fortuna y el estatus en el que viven los diseñadores de » la alta costura». Así que para ellos, solo eres un señor mayor, vestido como un cowboy provinciano de visita a Nueva York, estrafalario y muchos pensaran que hasta un punto hortera.

Eso sí, un señor mayor delgado.

Los que sí que conocemos quien eres ( o lo que eras o lo que te crees que eres), es posible que no compremos un vestidito de cóctel de última colección pero sí que nos chiflan los accesorios y los perfumes de Chanel… Si no tienes cuidado con esa boquita de gurú anticuado, muchas compradores activistas , se van a decantar por otras marcas que no estén ligadas al síndrome de la estupidez. Es una cuestión de esas que pueden preocupar a los del Departamento de Marketing y , también, a los de Financiero. Si algo le ha pasado a la industria del lujo es que han podido diversificar y vender más acercando sus exclusivas marcas al comprador medio, a través de los complementos y la industria cosmética. !Imagínate sí ahora , los NO super delgados del mundo, boicotearan al señor de la coleta ( eso sí, muy delgado)!.

Lo dicho, Karl. Límitate a la ropa.

La foto es de Karl Largefeld y sí, la he puesto por joder…

El diseñador Karl Lagerfeld la emprende contra las mujeres curvilíneas

http://www.20minutos.es/noticia/540937/0/karl/lagerfeld/curvas/

Esclavos e hipócritas y la foto.

gallianoEsclavos de la moda, de los modelos corporales, de lo que es «socialmente » aceptado o de lo políticamente correcto.

No tan libres como proclamamos, cuando nos importa y es motivo de comentarios y tertulias , como van vestidos los unos y los otros.

No tan libres cuando no sabemos aceptar que hay otros gustos, otras percepciones y otros modos de hacer y , lo que es diferente o minoritario es sometido a juicios soberanos y ridiculizaciones fáciles.

Es más libre y más consecuente el que va como quiere , lo defiende y le trae al pairo lo que tú o los otros opinen al respecto.

Hace muchos años y precisamente en New York, iba caminando por la Quinta Avenida, extasiada ante la imagen ,cual peli americana, que se desplegaba ante mí. Cuando me serené y ya fuí consciente de los rascacielos, las calles, los ruidos y todo eso que representa la Gran Manzana, que es una suma de muchas cosas «touch» y sensaciones varias, pude interactuar con mi entorno… Observación de campo parapetada tras mis gafas de sol… Me crucé con un sujeto con bombachos de colores y antenas de lucecitas en la cabeza, con una mujer que iba completamente vestida de azul ( al estilo Lucía Bosé), con unos judíos ortodoxos de largos tirabuzones, unos raperos tan, tan cargados de joyas que creía que eran de mentira ( ¿Están rodando un video-clip?, me pregunté)…Caminaban entre la multiud sin despertar mínimo interés…Solamente los turistas, escondidos tras la privacidad de nuestras gafas de sol , manifestábamos curiosidad ante la diversidad de tendencias…

De eso, ya hace unos añitos y parecía que ya habíamos superado ( bastante) la convivencia entre todos los estilos, , todas las formas de interpretar nuestro exterior… Pero, parece ser qué no. Somos esclavos de las normas políticamente correctas e hipócritas, porque criticamos a quien no entra en esos cánones, aunque , después, nos proclamemos mentes liberales y abiertas…

Discriminamos según esas normas : no estarán en el punto de mira los famosos, guapos y delgados o…lo que sea pero con un toque de poder social . La foto es de Galliano, el genio creador de Dior…

Los que de verdad son libres, no repararán en nada más que en lo que importa. ¿Son importantes unos vestidos negros o unas botas militares?.

Los esclavos e hipócritas, deberían anotar en su agenda que hay que viajar más …

Un poquitín más, de verdad.

A los Asesores de Comunicación del Presidente del Gobierno, yo los despediría. Ipso facto. Por no preveer las posibles consecuencias de la exposición oficial de las hijas del Presidente; por , una vez cagada del todo ( ¿No se hacen fotos privadas, de tú a tú, de presi a presi?) secuestrar la fotografía en vez de pixelar los rostros  para preservar el derecho a la intimidad de los menores (derecho en el que creo profundamente) y, dejar que la cosa no pasara a mayores ( cosa que es imparable, ya que los medios pueden ser más  o menos respetuosos pero el ciberespacio …Palabras mayores. Es como poner puertas al mar). No sólo no han sabido gestionar la crisis sino que la han agudizado. La han amplificado… Y, de verdad, sorprende mucho ( los asesores de Obama, deben estar flipando en colores…) por que mira que tenemos buenos profesionales de la comunicación en España que sabrían como tratar estos temas … Temitas, diría yo. De ínfimo calado…

Despídalos, Sr. Presidente y si una parte del tema, es de su propia responsabilidad ( sabemos que es un hacha a la hora de tomar decisiones), entonces, es justo que se aplique Ud. el correctivo pertinente… Y deje que pase el tiempo y el tema , y la foto y toda esta tontería… Más acciones paternales al respecto serían un grave error. No olvide, que somos un país que nos enganchamos a la historia de una ex, un torero y por-mi-hija-mato … Cuidadín.

Mientras,la crisis ( la de verdad)  va campando a sus anchas, a lo largo y ancho del país.

Operación Bikini. ( Ayyyy!)

cuerpo_biothermEste es el culete que te queda, si te has puesto, te pones y te pondrás ( por siempre jamás)la mejor crema anticelulítica-reducecontorno-adelgazante del mundo. Por lo menos, esa es la fantasía que quieren proyectar en tu mente, cuando anuncios de este tipo te colocan estos culos perfectos a pocos centímetros del tuyo. Pocos son los fabricantes de cosméticos ( Dove, p.e) que apuestan por un mensaje más realista : prefieren hacerte creer que puedes conseguir algo increíble con la cremita. Evidentemente, nuestro cerebro se deja engañar lo justo y somos conscientes que hay cosas que no se pueden arreglar ya que no existe la poción mágica que modele nuestra constitución y predisposición heriditaria… Pero, aún siendo evidente que las mujeres tendemos a ser diversas y variadas y que la foto del culo este corresponde a una mínoria privilegiada, siguen atacando con estas imágenes de culos y piernas utópicas…

Cuando empieza la invasión , es que hemos llegado al período previo a la Operación Bikini. En el mes de marzo, ya podemos iniciar nuestro ritual anual de «puesta a punto» que, en realidad, debería ser una continuidad de una vida equilibrada, dieta saludable y ejercicio durante todo el año pero que , en la mayoría de los casos, NO es así.

Se intenta lo del equilibrio pero… por ejemplo llega la Navidad y , pata pam, unos kilitos de más para el body. Los días posteriores a la orgía navideña, te sientes culpable y planificas un meticuloso plan detox . Pero los días pasan y pasan cosas y las cosas que pasan son excusas legítimas para no iniciar nuestra modélica y saludable vida. así que cuando llega marzo, aún estás con lo de perder lo de Navidad y, de repente, llegan las campañas del culo perfecto.

En marzo, crees que te va a dar tiempo. Son cuatro meses de tregua para poder ponerse a punto. No llegaremos al ideal pero nuestro objetivo es estar un poco mejor que el año anterior ( modesto objetivo pero realista). Puede ser que lo hayas conseguido y ya vayas por tu cuarto tubito de anticelulítico y tus kilitos de menos ,pero vuelve a ser lo más probable que lo que pase es que llegue mayo y el buen tiempo y el «destape» y te des cuenta que ya solo queda un mes para que llegue el veranito. Es el momento de los impactos.

El primer impacto total es probarse los bikinis , tangas o bañadores con la piel blanca y desastrosa del invierno, tus kilitos de la navidad, la celulitis que no tiene la chica de la foto y-si has ido a por un bikini nuevo- la luz ( fantasmagórica y robaautoestimas)  de los probadores del Centro Comercial de turno.

El segundo impacto total llega cuando te expones a tus primeros baños de sol. Normalmente( y si el láser aún no ha llegado a tu piel), estamos esperando tiempo propicio para la depilación a la cera ( hay que hacer cuadrar la agenda de vacaciones). En esta época podemos encontrar desde pelos largos del invierno a el entrepelos de una depilación a otra… Sea por lo que sea, nuestra piel no está perfecta. Después está lo de los colores : o puede ser blanco nuclear o amarillo cetrino. La piel, digo. ¿ Es o no es un  impacto?.

El tercer impacto total llega al vestirse de verano y , sin haber llegado a adquirir el color miel-dorado-tostado de la temporada, muestras esas piernas , brazos , escote de esa gama de texturas y colores en período de adaptación.

Superados los impactos, la cosa se va normalizando. Ya vas tarde pero te pones las cremitas e intentas «no pasarte». Como todo en la vida, una vez nos hemos destapado la primera vez, el proceso empieza a ser menos penoso. Ya tienes los bikinis y el sol va «arreglando» tu piel ( siempre sin violar el SPF correspondiente). El verano nos pone a todos más guapos…

Y con la sensación de veranito , jurarás que el año que viene, cuando veas la foto del culo Biotherm, ya habrás hecho los deberes. Y estarás más delgada. Y con menos celulitis. Y más suave. Y , ya, depilada al láser. Y…

Vamos a lo que vamos. ¡Qué la Operación Bikini 2009 sea lo más liviana posible!

N.B : Los hombres lo tienen más fácil. Estarán más gordos o más blancos, algunos se depilarán (olé y olé si es a la cera)pero… veo pocos culos Biotherm de tío…

Estilismos y Estilistas

patricia-fieldPatricia Field, Gurú del estilo en USA. Es la superestilista de la serie Sexo en Nueva York…

Sinceramente, más que «glamurosa» lo que es , es «hortera»… pero una hortera con suerte y más lista que ninguno de los glamurosos, ya que es una de las figuras claves de la moda , al otro lado del Atlántico. Combinando lo primero que se le ocurre, consigue crear un estilo «que va a misa». Yo fuí una seguidora devota de la serie y , me fascinaban los modelitos de la protagonista . Pero no por su supuesta característica de trendy sino por todo lo que aportan al personaje. Lo demás es puro artíficio a fuerza de un marketing excelente . Para mí Patricia Field es un genio pero no de la moda .

Qué esté ahí ( a pesar de la foto) es ya suficiente mérito para sacarse el sombrero.

En esto del estilismo subyace la propia subjetividad de lo que es » estilo» para el que lo promueve. Me explico, nada es más bonito, o más feo, más adecuado o inapropiado, más estético o aestético que lo que dictamine el propio gusto del ser humano. En realidad, que yo piense que este vestido con flecos es horroroso no significa que lo sea. Aunque que Patricia Field lo lleve, tampoco significa que sea bonito.

Teniendo en cuenta eso de «Contra gustos…» (lema que valoro y respeto), no hay estilo que no sea válido. Por lo tanto, hay un estilista por cada ser humano que vive y respira en el planeta .

Yo también tengo mi propia carta de gustos respecto a lo que es estiloso y lo que no pero tras leer el Especial Complementos de VOGUE, me he quedado desconcertada. Me he preguntado si, de verdad, los estilistas hacen estilismos ( o qué?) , si yo me dejaría vestir por Patricia Field (Qué miedo!) , qué se ha fumado Galliano ( debía estar bueno), si con los zapatos que he visto se puede caminar ..

Pues eso… Contra gustos, no hay disgustos.

Lo demás ya es dinero, moda, marketing .

Todo, menos estilo.

N.B: a Andreu Buenafuente le elige sus americanas  su peor enemigo (próximo viaje a NY, que se atiborre de compras en GAP.).