Ya soy mayor…

 

semi

Continuando con lo de ayer, ¿Qué quieres ser de mayor?, ya os expliqué que, ante la imposibilidad económica de cursar “Licenciatura de la Felicidad”, decidí ser escritor.

Pasaron los años e, inexplicablemente, mi profesión me hizo feliz. Escribir me complacía y me permitía vivir decentemente. Formé una familia y fui feliz hasta que un día, los del Departamento de Intrusismo Profesional llamaron a mi puerta. Ser feliz, sin la licenciatura correspondiente, se consideraba Intrusismo Profesional. Tuve que pagar una multa y dedicarme a escribir, camuflando lo mejor que podía, mi extraña felicidad intrusa. El caso es que empecé a preocuparme del futuro de los míos. ¿Qué sería de ellos? ¿Qué estudios les podría costear a mis hijos?

Después, vinieron mis nietos y sin que yo me diera cuenta, los bisnietos… Mientras la vida transcurría, el mundo también lo hacía, avanzando en su propia locura. La Licenciatura de Felicidad dejó de existir.

Se declararon guerras entre países por acuerdos comerciales; entre civilizaciones, por creencias religiosas. Líderes estrambóticos empezaron a dominar nuestro destino. Lo peor, por eso, fue lo imprevisible.

Cuando yo era niño, se hablaba de la extinción de las abejas. Del incremento de la temperatura en la zona ártica, del descenso de krill en la Antártida , del peligro en el que se encontraban las cadenas tróficas tan bien diseñadas por la naturaleza para que el ecosistema subsistiera. Eran cosas pequeñas, que parecían insignificantes y no iban con nosotros. Pero ocurrió . La naturaleza se rebeló para intentar equilibrarse de nuevo: subió el nivel del mar, hubo terremotos, tsunamis, sequías, inundaciones, huracanes…

En mi vejez, veo a mis bisnietos decidiendo su futuro. Lloro de rabia cuando oigo al más mayor, decirme que su gran sueño es tener un pequeño campo dónde cultivar trigo o guisantes o cualquier planta comestible de las que se salvaron de la catástrofe planetaria. En estos tiempos, se están vendiendo las semillas que se consignaron en el Banco de Semillas Mundial de Svalbard para poder alimentar a la tierra en caso de desastre natural.

Ya no hay licenciaturas. Ni Universidades…Ahora, lo más importante es tener un trozo pequeño de tierra y unas cuantas semillas. En este mundo, en el que ya me toca morir, mi bisnieto quiere ser campesino y… no podrá. A este gran, gran privilegio, sólo acceden los que tienen recursos . No hay becas, ni ayudas para el resto de la población…

Le he aconsejado que sea escritor…

 

Aquí hay un tomate…

tomates2

Tras el entutorado de la tomatera que me trajeron de un pueblo del pirineo de Huesca ( una variedad única) , me ha asaltado una duda: El tomate , ¿Se entutora? ¿Qué pasa cuando está , en estado salvaje, en la naturaleza?

Una cosa es el tomate de cultivo y otra, su pariente, el rebelde, el salvaje. El silvestre.

El de cultivo se introdujo en Europa en 1540. Así que , respecto a los tiempos anteriores al Imperio Inca (hay constancia de su existencia ), somos nuevos en esto del tomate…

tomates3

El tomate silvestre, crece en la naturaleza (libre de seres humanos que se empeñan en cultivarlos) y es una planta de las llamadas rastreras , de las que se aposentan en la tierra.Pocas especies silvestres crecen erguidas y si lo hacen, se doblan naturalmente cuando tienen el fruto… Nacen, crecen, se desarrollan y mueren cada año. Las semillas que quedan enterradas bajo la tierra, producirán al año siguiente otras plantas y así, hasta el infinito, en el ciclo de la vida.  Siguiendo esta argumentación y bajo la premisa que la naturaleza es una obra “perfecta” en la que todo tiene su sentido y se mantiene en un magnífico equilibrio…¿Qué hacemos entutorando las tomateras?

Ahí está el hombre. Metiendo la zarpa…Se da cuenta que la naturaleza le regala estos frutos y se plantea cómo mejorarlos. Introduce las “prácticas agrícolas” y modifica situaciones naturales de la planta con el objetivo de que los frutos sean más grandes y mejores, y si puede ser, que se produzcan muchos… A priori, esto no debería ser negativo pero…hablamos del hombre…Y , se pasa de un huerto de un tal Jaume a una multinacional que crea, modifica y vende todas las semillas del mundo, al mundo.

tomatecuadrados

Así que , se empiezan a hacer modificaciones genéticas para mejorar el aspecto ( aunque siempre se olvidan del sabor) para que se pueden cosechar verdes y, después,  tratarlos para que se pongan coloraditos, ya cercanos al punto de venta. Tenemos muchos a nuestra disposición y de aspecto increíble pero … 30% menos de vitamina C, 30% menos de tiamina, 19% menos de niacina y 62% menos de calcio que el fruto de la década de 1960.

El silvestre, ese que nadie poda y que sabemos que estaba ya con nosotros antes de los Incas, sigue haciendo su ciclo y produciendo tomatitos ( con todas sus propiedades nutritivas y sabor excepcional) hasta que le dejen. Es decir, hasta que lleguen los hombres a urbanizar, a cementar o a expoliarlos…

Quince de las especies silvestres de tomates proceden de países sudamericanos. Son tesoros de la naturaleza, no sólo por su sabor .Su genética natural los ha hecho resistentes a las plagas y enfermedades. Son riqueza biológica de primer nivel …

He mirado, con afecto, a mi tomate…Me causa admiración que esta planta que se arrastra, se deje “entutorar”…

Tiene todo mi respeto.

tomate1

 

NB1 : El tomate sin madurar contiene solanina (tóxico)por lo que no se debe consumir hasta que haya madurado, especialmente crudo.

NB2: En 2015 se produjeron 163.963’77 millones de kilos de tomate en el mundo. El primer productor mundial es China.

Ingeniería arquitectónica natural.

semillas1

La fotografía es una esas cosas que me relaja. Normalmente, llevo conmigo mi Canon compacta ( PowerShot SX270 HS que es mi preferida, aun teniendo a mi disposición cámaras mucho mejores) que es mi compañera de viaje, de verdad.

A veces, salgo con intención y ganas de foto, pero otras, no. Simplemente, veo algo y en mi cerebro salta la alarma y dice: ¡foto! …Y saco la cámara (con el iPhone no es lo mismo).

semillas5

Hace muchos años, tuve el placer de conocer al gran fotógrafo Oriol Maspons y nunca olvidaré una cosa que dijo: “La foto, la veus” e hizo un gesto cuadrado con las manos, situándoselas a la altura de los ojos… Desde mi modestia de foto casera, lo entiendo.

Así que iba con mi cámara y…he visto esto y me ha dado ese punto de: “la- foto-!”.

semillas2

De la naturaleza, siempre me llaman la atención las formas simétricas, sencillamente perfectas que el ser humano, si las quiere reproducir, tiene que crear moldes…

Estas estructuras, que envolvían el tallo me han parecido preciosas… Tan perfectas. Tan bien puestas… Mientras hacía las fotos, me he preguntado ¿Qué son?. ¿Y si eso que me parece tan bonito, es uno de esos hongos dañinos que devoran la planta y la secan? ¿Lo vería tan…bonito?

semillas4

Gracias al Dios Google y TinEye, he descubierto que lo que he fotografiado son “fortalezas de semillas”. Es de la especie Calistemo ( un viejo conocido de este blog ). Crea estas magníficas estructuras para almacenar las semillas ( son los filamentos marrones que hay en el interior) y protegerlas hasta que la estructura se abre y las esparce para la germinación.

semillas3

Pura ingeniería arquitectónica natural.

Y yo la he fotografiado…

NB : Esta foto muestra las semillas que hay en el interior.De infojardin.com

semillas6

Propagando la rúcula…

La rúcula no se acaba nunca…Es infinita… Cuando una matita me da las suficientes hojas , hay otra que florece.

vainas

A partir de la floración, la planta inicia un mecanismo para perpetuarse en la naturaleza. …Salen las vainas. Y dentro de esas vainas, hay unas semillas diminutas… Cuando la vaina está muy seca, es tocarlas y se deshacen.

Un golpe de viento cualquiera, un toquecito de algún insecto torpón y  se rompen …Y entonces, las semillas, caen en la tierra.

semillas

La rúcula es una “mala hierba”. Se propaga rápidamente. Ya me va bien… Nunca muere, esa es la idea.

Esta temporada, he seguido los consejos expertos y he dejado que las vainas se secaran en la propia planta ( me suena a la peli de los invasores de cuerpos).

Hoy, me dedicado a ayudar a la rúcula. He “propagado” la mala hierba en zonas libres del huerto y en dos macetas…

rucula ok

I love rúcula.

Da juego.