Camarero/a de cabeza gacha.

Ayer, apurando mis últimos días de vacaciones ( los últimos son como joyitas), fuí a comer a un chiringuito en una pequeña cala de la Costa Brava Norte. Llegar hasta el lugar , por carretera de piedras ( el Cap de Creus deja sus huellas) y con espacio -apenas-para dos coches, fue toda una experiencia. El lugar, muy bonito, y el chiringuito, muy apetecible. Tras la excursión por carretera de safari, nos sentimos contentos al comprobar que había valido la pena. Pero…

Nada más llegar nos fuímos a buscar nuestra mesita reservada (sólo reservan en el turno de las 13:30 ,que no nos engañemos, se inicia a las 14:00)que me habían asegurado sería “bonica”. Esto, según la traducción del cliente es : Primera línea, vista mar. Cuando estoy dando mi nombre a una chica que llevaba un walkie talkie colgado ( era su signo distintivo de “jefa de sala”) para comunicarse con los barcos que piden paellas o el servicio de zodiac- taxi al chiringuito, le recuerdo lo de la ubicación de la mesa. Me pasa a una chica camarera que me dirige a una de esas mesas “bonitas”. Yo le digo : ¡Qué bonita! y ella, con cara seria me responde : Si tú lo dices. A mí, no me gusta ninguna.

Vale. El mensaje es claro. Sea por los motivos que sea ( le pagan mal, hace demasiadas horas, no le gusta su trabajo, tiene a su marido e hija de vacaciones y ella está trabajando, tiene la regla y le duelen los ovarios, tiene problemas en casa o las miles de causas que afectan a una vida ) aquella chica no estaba bien.

Era de ese tipo de camarero/a que rehuye tu mirada , que pasa por las mesas con gestos inútiles ( voy de un lado a otro de la sala, sin nada en las manos o con una bandejita de pan y, por supuesto, cabeza gacha), que , de vez en cuando, parecía que revisaba las mesas para ver si faltaba algo ( mis restos de paella, me acompañaron más de 20 minutos mientras yo, gesticulaba un saludo a dos manos, cada vez que la veía pasar) y que, evidentemente, sacó otro camarero al que pille en un renuncio con mis gestos histéricos.  La mayoría del servicio de nuestra zona ( había tres) era de este tipo : El que rehuye. Otro de los camareros , era un joven de sonrisa fácil, cresta y piercing. Pero esa simpatía, también era engañosa: de buen rollo pero lo mismo : ni puto caso a los clientes abandonados.

La chica del walkie, se paseaba con una lista llena de turnos de espera ( a partir de las 13:30, no se puede reservar y debes ir “in situ” y apuntarte para que te den mesa ,la que buenamente se pueda), como muy ajetreada y diciendo a las personas que se iban amontonando por las zonas de paso del restaurante : Cuando tenga un hueco, te aviso. Eso, lo hacía bien pero, a la vez, no se fijaba en las tres mesas ( en mi caso y en mi zona) que ya habíamos acabado la paellita hacía un tiempo eterno , que ya se nos iba pasando las ganas de postre (incluso) y que sólo necesitábamos un ser humano de los que profesionalmente se denominan “camareros”, para acabar y dejar libre nuestro “hueco”.

Incluso en hacer y traer la cuenta , se demoraron . Llegó , el sonriente, con su paso parsimonioso y el aparatito de la Visa. Después, nos dejó esperando un boli para que firmáramos el comprobante. El chiringuito, ya a las 15: 00, a rebosar…

Lo que más nos impactó es esa forma de “obviar” al cliente, paseándose pero sin prestar atención. También, la ceguera profesional de la chica del walkie-talkie , incapaz de organizar la retirada de mesas… Total : una buena experiencia que hubiese podido repetirse ( el camino hasta allí , requiere de que la impresión con la que sales sea óptima), se convirtió en una mala experiencia que repetirán otros. Nosotros, no. Por muy buena que estuviera la paella, esa falta de profesionalidad aniquila el sofrito y las cigalas frescas.

La “Atención al Cliente” es básica para este tipo de negocios. No hablamos de servilismo, hablamos de eficacia . No quiero que me hagan la pelota, quiero , simplemente, que me atiendan con corrección y ( si puede ser), con rapidez. En España, hay muchos lugares en los que esto falla clamorosamente. Nos hemos acostumbrado a tratar al turista ( interior o exterior) de una forma un poco “soberbia” y hemos olvidado que , cualquier experiencia ( y más si es gastronómica) tiene un porcentaje de éxito elevado si el cliente está atendido correctamente. ¿Por qué poner mala cara si te pido más hielo para la cubitera? El Albariño se está calentando y a mí me gusta frío…. En mi estancia en RD, con una sonrisa y puede ser que unas veces más rápido que otras, me contestaban “Por supuesto. Es un placer” y una sonrisa. Y traían el hielo.

La idea básica que se había inculcado al personal del hotel era “solucionar cualquier demanda del huesped”, con una sonrisa incluso cuando hay algún gilipollas (cliente) que es menos afortunado de lo que debiera ( hay gente para todo). Pero , aún tratando a uno de esos “clientes malos”, esta gente te daba la sonrisa y…después, si había problemas, se iban a su jefe de área que intervenía con el fin de solucionar. En cambio, en la Costa Brava Norte , la consigna era “Ja t’ho farás” y la cabeza gacha cada vez que pasaban por delante de mi paella vacía y mis platos sucios….

De experiencia memorable, a experiencia pasable ( la comida estaba buena) y, tristemente, no repetible.

Una pena . La mesa era de las bonitas….

Cada (loco) con su tema…

cartel_el_mundo_esta_locoEs como lo de la pelu. Nadie está contento: si el pelo es rizado , lo quiero liso. Si es liso, con tirabuzones. Si es rubio, negro y así hasta el infinito.

En  la política, la locura está generalizada . En Italia, están preparando las elecciones.Desde el exterior, Berlusconi, sus fiestas y las prostitutas de lujo ( que suena lo qué es y no tan bonito como velina , para los que no somos italianos), su ansia de poder y de control, su blindaje antidemocrático, etc, etc lo convierte en un personaje grotesco. ¡Hasta Mafalda se ha pronunciado!.

Aunque parezca increíble, los italianos critican a Berlusconi con la boca pequeña y te sueltan que “nadie admite haberlo votado, pero la mayoría lo hacen”. A Zapatero y a España, los ponen a caldo . La imagen de nuestro Presidente está devaluada y la oposición, ni es considerada. En este blog, queda patente mi descontento T-O-T-A-L con T-O-D-O-S los actores políticos de este país pero , debo decir, que me han fastidiado las apreciaciones al respecto de gente que considera que Berlusconi es aceptable ( con la boca piccola pero ahí está el tema).

En los días que llevo aquí, se han producido dos huelgas del transporte público … Bene, no va bene…

Hoy le pregunto a un neoyorquino de pura cepa, sobre Obama … “Ufff, al principio hubo euforia pero ahora está iniciando el camino down. Prometió y prometió y ahora le es difícil cumplir tanto compromiso” Ah! Y el Nobel , injustificado. Just start.

Felicito a un brasileño por las olimpiadas del 2016. ¿Contento? Para nada. Mucho gasto para una ciudad que lo necesita para otras cosas, me dice.

El americano, descontento.

La española, descontenta.

El brasileño, descontento.

El italiano, contento ( pero con la boca pequeña).

Menos mal que existe el fútbol : Messi, Ronaldiño, Ronaldo (Cristiano), El Barça, El Milán…¡Benditos sean!. Nos dan la oportunidad de hablar de temas menos sangrantes y hacernos olvidar, a todos, que el mundo está loco, loco…

N. B : Y si alguna vez vaís a Milán , el Restaurante Bagutta es un lugar digno de ocupar un lugar en vuestra agenda gastronómica. La experiencia, no se olvida. http://www.acena.it/bagutta/

El mal café de los restaurantes españoles…

cafeVas a comer a un lugar especial. Te das un homenaje gastronómico, cuidando los vinos, los platos, los postres…

Te sientes satisfecho por la calidad y el disfrute de ese momento de manjares hasta que , llegando al final, te plantan en los morros, un café asqueroso. Y llámame tiquismiquis o refinada, pero si el café es una mierda, a  mí me fastidian la experiencia global…

Desgraciadamente, es algo que me pasa tan frecuentemente que lo que me sorprende es ir a un buen restaurante y acabar con un espresso correcto o un delicioso cortadito. Es raro encontrar buen café en la restauración española…

No vamos a entrar en la “forma” de presentación/elaboración del producto: un café solo más largo de lo que es un espresso normal o el cortado en taza ( tamaño balde) con la leche hirviendo en el cutre-vasito de cristal con el que se suele servir este tipo de bebida. Si el café es bueno, estos incovenientes pueden ser salvados con una cierta dignidad.

La calidad de la mezcla , el punto de molido, la performance de la máquina de café, la mano del que lo hace y , atención, el grado de frescura del café, marcan las diferencias entre un taza correcta y una taza repulsiva-revienta-fin-de-fiesta. En el momento que el barista ( o el consumidor, en su hogar) abren un paquete o una lata, el café, en contacto ya con “nuestra atmósfera”, empieza a perder cualidades. Si este café ( ya abierto)no está perfectamente conservado, la pérdida de la frescura es imparable. Se oxidan componentes, se secan los aceites naturales… El café se pasa. Los granos que llenan la tolva del molino, deben ser molidos y consumidos rapidamente, para evitar que el resultado final sea esa típica infusión negra, sin crema y con ese sabor a café pasado asqueroso.Ocurre que si no tenemos un consumo potente y el café se queda en la tolva unos días , sin rotar, sin sustituirse por un café fresco , lo que llega a la mesa del comensal es un producto devaluado que, parece menos importante que el besugo salvaje con el que has alucinado pero , por ser uno de los últimos pasos del homenaje gastronómico, tiene su protagonismo en la valoración final .

En España no hay una gran cultura de café. Sí lo bebemos pero no lo conocemos. Y , parece que ni el torrefactor ni el barista, están por la labor de cuidar esta área de la restauración. La marca de café suele ser la responsable del mantenimiento de la máquina, de hacer los tests de funcionamiento y de regular el molido . Acuden cada determinado tiempo a vender café y a chequear equipos y producto. Supongo que cuando ven esos cafés negros, apretados y sin una gota de cremita, no se dan por aludidos y no dedican un espacio de tiempo real a la formación y al asesoramiento del que ofrece el café. Éste, el restaurador, se preocupa muchísimo si el solomillo está duro pero no de sí el café es agua sucia concentrada…. Excepciones , siempre hay y también me he encontrado con restauradores que dan importancia a este tema y cambian de café, de molido y de lo que sea para que el resultado final sea de calidad. Pero son los menos.

Esta semana he tomado café en 5 lugares diferentes. Todos de suspenso.Ayer, dejé intacto el que me sirvieron después de una buena comida. El jefe de sala me preguntó por mi ensalada de frutos secos ( encontré mandarina -que la odio- y dejé unos restos en un aparte), se preocupó por que el vino estaba un poco caliente pero ni se inmuto ante mi vaso de cristal, negro , frío y lleno que relucía en el centro de la mesa.

Al llegar a casa, conecté mi cafetera espresso ( que no es made in China ) y me preparé un café ,buenísimo, napolitano ( que no son las cápsulas Nespresso de posible café) y disfruté de ese final de fiesta, en tiempo diferido pero glorioso… Veo que el que me haya hecho adicta al buen café italiano ( el de verdad) me va a dar problemas de socialización. Al haber acostumbrado mi paladar a un café de máxima calidad , desde muy joven y por herencia familiar, se me hace difícil eso de “vamos a tomar un café” o aquello otro de “la tertulia alrededor de un café” cuando has acabado de comer. Lo pido más por cuestiones de atrezzo que por que vaya a disfrutar con la taza…

Mi problema es evidente : no quiero charla y lo que deseo es irme a casa a tomarme el mío. Mi café … Así que, ultimamente, para que no se me tache de bicho raro, propongo el café-copa en mi casa… Con la cremita, la temperatura adecuada y ese sabor exquisito en el paladar. Así, ya puedo hablar de lo que queráis…

Una pena que en uno de los países de mayor riqueza gastronómica, nos quedemos a la cola en ese detalle del café.

Yo, de momento, estoy empezando a no pedir café en Restaurantes. O es malo o es Nespresso…

Prefiero la abstención (hasta que llego a casa, claro ;-).)

Ibiza , mon amour.

background-restaurante

Este es el primer año que voy a ser infiel a Ibiza. Pisaré sus calles del puerto cuando vaya a por el ferry de Formentera… pero no estaré por allí dejándome impregnar por la magia de la isla.

La Magia te atrapa . Y te convierte en adepto. Te enamoras de playas y chiringuitos, de mercadillos, de paseos por la Marina Vieja, de noches especiales, del blanco, las velas, la brisa y “el espíritu”. Esas cosas no tienen nada que ver con la Ibiza mediática, trasnochada y canalla. De verdad, el que ama Ibiza detesta profundamente este turismo “pastillero” y la degradación de la cultura DJ /Clubbing ( que pierde la dignidad en agosto) convirtiéndose en la Meca de la discoteca-cutre. Aunque pinchen “los buenos”…

Lo primero que pasa en Ibiza es que la gente se siente más libre. De repente, el ser humano en su experiencia ibicenca se vuelve loco por el blanco , el lino y lo indio. No sólo eso, la parte más sensual e indómita, sale a la luz y nos deja experimentar con prendas ( y no-prendas) que en la vida cotidiana no te atreverías a utilizar. Es interesante sentarte en una terraza de la Marina Vieja y observar esa pasarela contínua que conforma el turista. Además, las discotecas más importantes ( Amnesia, Pachá, El Divino, etc…) ya se encargan de fomentar esta filosofía carnavelesca, organizando ruas y desfiles de promoción de las fiestas. Debo decir que estas “performances” profesionales han ido cayendo ( en picado) de nivel, año tras año, ( ¿Para qué invertir si ya acuden como borregos, en masa?) y ya empiezan a ser cutres ( básicamente, chicos y chicas semidesnudos que van haciendo el gili, más que otra cosa). En otros tiempos, había visto cosas muy espectaculares…Este aspecto fiestero de la isla es una de sus características. Y , si se hubiese conformado un turismo de más calidad, sin dejar de cuidar a los que aman la cultura clubbing , ahora no se verían atrapados por esos vuelos charter de chavales ingleses (p.e)que acuden a mogollón a las macrodiscotecas para drogarse, beber, bailar ( no pongo follar por qué dudo que el estado de la mayoría les deje en buenas condiciones para tal menester. Otra cosa es que se lo imaginen…)y beber, drogarse y bailar non-stop. La fiesta sigue en la playa… Dan penica…

Se puede conocer una Ibiza estimulante ( incluyendo la faceta disco) que puede llegar a enamorarte. Estos son algunos consejos por si quieres probarlo ( evidentemente, si eres muy joven la información que viene a continuación te será parcialmente útil) .

La zona que yo más he frecuentado es Sant Josep y creo que es una de las mejores de la isla ( claro está, yo soy parcial). Las playas de Ibiza son bonitas. Estés en la zona que estés, se puede disfrutar del sol y las aguas cristalinas. En agosto, la cosa es diferente ya que la masificación es una de las características comunes de cualquier zona de playa española. En plan familiar, os recomiendo Cala Tarida . Más que por la playa por la posiblidad de hacer un playa+chiringuito. En Cala Tarida está Ses Eufabies ( una experiencia memorable a precio correcto). También es ideal, por la noche, antes de adentrarse en la Ibiza loca o en plan romántico ( sencillo pero encantador).

Sin dejar la zona ( y profundizando en la “gastronomía”) , hay dos establecimientos que constituyen una verdadera sorpresa. Muy agradable, por cierto. S’Espartà ( en la carretera que va hacia Cala Molí), es un restaurante de toda la vida que te deleitará con platos ibicencos y muy mediterrráneos. Excelentes arroces. El alma del local es Vicenç, un simpático pelirrojo que se mueve a toda velocidad por la terraza y que representa el relevo generacional de la casa. De la misma familia pero con otro concepto, en el mismo pueblo de Sant Josep està Ses Galliner. Es el local ideal para un plato rápido cuando ya estás un poco hasta arriba de comidas y cenas complicadas. Siempre está a tope por la super calidad de lo que sale de aquella cocina.

Para una noche “Chill Out”, podéis ir a cenar a La Trattoria del Sole en la carretera de Sant Josep a Ibiza. Un italiano muy bien trabajado y de ambiente totalmente ibicenco. Tras la cena, es ideal tomar una copa en las carpas o en el “bosque-terraza” del Km5. En el mismo KM5 hay restaurante pero mis experiencias allí no han sido memorables.

El planazo, por eso, es dirigirse a Les Salines (Sant Jordi) y comer o cenar en L’Escollera (Platja de Es Cavallet). Si es de día, las vistas a Formentera y la excelencia de la carta te transporta a un mundo del que no te quieres ir jamás. Si vas por la noche , la decoración y el ambiente ( y la misma excelencia de cocina) y la posibilidad de acabar tumbado en una hamaca , en la arena, con una copa y a la luz de las velas, se convierte en una opción irresistible. Puedes rematar con un Pachá tranquilo ( es la discoteca que más me gusta pero para una vez, y no más. )ya que yo ya soy de las que toma Antiox de Minute Maid.

Esto en cuanto a jolgorio gastronómico y ocio nocturno.

En el apartado de “turismo & shopping” si no has ido nunca, hay que visitar cualquiera de los mercadillos típicos . En Agosto hay mucha gente, muchos coches y es un poco agobiante pero…Aunque si quieres conocer, de verdad, la esencia del mercadillo ibizenco se debe visitar el de los Sábados en el Hipodromo de Sant Jordi. Parece cutre pero es el verdadero. Se mezclan, vendedores de sgunda mano, de maercadillo turístico, de mercadillo nacional y los hippies de toda la vida … Yo he encontrado verdaderos tesoros

Mientras escribo, se me ocurren tantos otros lugares maravillosos en Ibiza… Da para varios post más.( Me lo apunto).

La Ibiza que conocí era mejor que la que vivo hoy. Hay que intentar salvar lo que queda. Congelar ipso-facto el proceso de degradación ( construcción y turismo pastillero) y dejar que la isla emane esa belleza que tiene y que arrebata.Si vaís este verano, empaparos de información y reverenciar el lugar . Visitar todos sus rincones …

En cualquier esquina se esconde Tanit , dispuesta a hechizarte con su Ibiza mágica…

Enjoy it!

Los Lugares

S’Espartà. Carretera Cala Tarida Km 4.Sant Josep.971800293

Es Galliner Carrer de L’Ajuntament, 2 Sant Josep 971801554

Ses Eufabies .Cala tarida. www.eufabies.com

L’Escollera Platja Es Cavallet 971 396 572

Trattoria del Sole .Carretera Sant Josep Km 7,5 971800006

Km5 Lounge Bar . Carretera sant Josep Km5. www.km5-lounge.com

Un lugar Top Secret en L’Alt Empordà

top_secret1

L’Alt Empordà es una de las zonas más bellas de Cataluña.El mar y la montaña , se convierten en aliados de una zona llena de magia y…viento ( esa tramuntana que , a unos martiriza y , a otros, purifica). En cada estación del año, me sorprende su capacidad de transformarse y regalarme una visión, distinta cada vez, de ese lugar del mundo que tengo el privilegio de pisar casi cada fin de semana.

Después de un tiempo de exploración de ese mundo, creo conocer algunos lugares que, a regañadientes ( por lo de no dar a conocer el secreto y que se estropee), compartiré con los que transitan ( o transitarán por allí).

Si se cae por la zona de Figueres, hay opciones “atrayentes” que ( y dependiendo de presupuestos) pueden tentarnos. Hay un Hotel – Restaurante  de gran tradición y altísima reputación, llamado Hotel Durán , que es famososo ( sobre todo) por que uno de sus clientes habituales ( en los buenos tiempos) era Salvador Dalí. Y nombrar la palabra Dalí en el Triángulo de oro, en la capital del Reino Daliniano, es como una garantía absoluta de la calidad del lugar. Desconozco la faceta Hotel. En lo que al Restaurante se refiere …¿ Como clasificar la experiencia? . En primer lugar, el local respira rancio abolengo ( pero muy, muy rancio). El servicio , también. Y fueron amables y serviciales pero era extraño ver a un camarero casi durmiendose de pie … La carta, castigada por la poca rotación (sábado, apenas había diez comensales). Había un slogan que decía algo así como “Si no te mueves, caducas”. En este caso, la fama “histórica” enmascara un producto muy mediocre. Si no se mueven, caducarán.Por lo tanto, después de tres intentos ( y no precisamente asequibles) , hemos decidido no volver . Por mucho Dalí que vendan ( eso fue hace más de 20 años!!!)…

Como experiencia opuesta, hay una sencilla Masia en el pueblo de Borrassa ( apenas a diez minutos del archifamoso Hotel Durán) que me ha regalado unos excelentes momentos gastronómicos. Ese lugar es uno de esos Top Secret que todos guardamos en la Agenda.

El Celler Mas Pla está dirigido por Olga ( serena y encantadora) y cuenta con un cocinero cariñoso, Angel, luciéndose en los fogones. Y es importante lo de “cariñoso” ya que Angel, le pone mucho de eso a cualquier cosa que burbujee en la cueva mágica. La carta es muy sencilla : productos de la zona -fresquísimos- a la brasa, guisos de tradición ampurdanesa y la propia del cocinero, ensaladas y verduras, postres caseros, vinos y cavas escogidos con esmero.A demás de la carta, Olga te mostrará la pizarra con los platos del día ( en fin de semana) y con el menú ( 12€) en laborables.

La atención de Olga , Angel y el equipo es formidable. Es uno de esos restaurantes donde te dejan vivir pero nunca te falta de nada. No molestan, solo ayudan. Siempre aparece Angel por la sala. Y si hay confianza, te realiza un examen de lo que has comido y lo que no y se preocupa muchísimo cuando algo no te gusta. Se entrega y lo vive con ese talente que solo tienen los que se lo han currado mucho y han vivido mucho, también.

En invierno, la Masía es sencilla y agradable. En verano ( y si la tramantuna deja), se abre un patio exterior que llenan de bombillas blancas y los sonidos de la naturaleza y una selección musical tranquila. Se desempolva la super barbacoa exterior y se disfruta de ese ambiente veraniego de terracita , entre mar y montaña.

No hay que dejar de probar la “Graellada de verdures”, el paté de campaña casero o la panna cotta ( que supera la mejor que he probado en Italia).

Mas Pla

Afores s/n

17770 Borrassa

Girona

Telef : 972 193425