Bufones a granel .

¿No dicen que lo mejor para olvidar las penas es distraerse y reírse? Pues, estamos de suerte…Tenemos tantos bufones a nuestra disposición que podemos disfrutar de un espectáculo sin igual de forma contínua.

Si queremos acceder a nuestros bufones nacionales, sólo hemos de conectar la portentosa tele con TDT y navegar por sus canales.Con un simple mando a distancia , podemos acceder al espectáculo de esos seres humanos “ graciosos que con sus palabras, acciones y chocarrerías tenía por oficio hacer reír a los poderosos” (De Wikipedia).

Los poderosos , ahora, somos la audiencia y los potenciales concursantes via SMS . Así que tenemos a un golpe de dedo,   una amplia selección :

1-. Programas de Tertulia Política en la que aparecen los del Gobierno, los del PP, los de los Sindicatos y los de la Patronal. Estos bufones nos están sorprendiendo cada día con nuevas “chocarrerías”.

2-. Programas Talk Show , en los que las personas se dedican a humillarse o a humillar a otro , en un plató, para deleite de los poderosos que alucinamos ante el morbo.

3-. Programas Reality Show, en los que los bufones se encierran, aislan o sobreviven en una isla, hablan con piedras, se pelean por una almeja o se dedican a fornicar bajo un edredón.

4-. Programas Magazine Prensa Rosa?. Toreros infieles,pruebas de paternidad, fraudes económicos, cuernos , salidas del armario , separaciones virulentas, bolas chinas, operaciones de estética, princesas del pueblo , insultos, querellas…

5-. Programas de Reportajes. Muestran vidas , por ejemplo las de mujeres ricas, para que nos podamos reír de ellas mientras ellas piensan que se ríen de nosotros (y nosotros envidiamos que son ricas )pero nos seguimos riendo , envidiosos perdidos, porque dan risa.

6-. El Festival de Eurovisión.

Y es que, puedes ver, casi encadenados : “Sálvame”-“El Diario”-“Mujeres ricas”-“El gato al agua” y disfrutar de una sesión contínua de bufones, entrenados para deleitarte.

Lo más extraño ( y eso confirma, de nuevo, que este mundo está loco) es que programas como “Buenafuente” que por su naturaleza tiene vocación de “bufón”  , se convierten en la opción inteligente sin peligro de desintegración neuronal aunque te sobrexpongas.

Si se consumen demasiadas bufonadas de las mencionadas anteriormente,  corres el peligro de hacer un “Chof” cerebral que limite tus temas de conversación seriamente.

Yo me estoy quitando de la Esteban y la Campanario pero me está enganchando Mariana Nanis & Cia. Fuente inagotable de carcajadas…

Diez minutos eternos en la elíptica.

Bueno, bueno… Ya está aquí, de nuevo, la dichosa “operación bikini” y “operación bañador” ( aunque la de los tíos, genera menos ansiedad… de momento…).

Sea por la fecha, sea por la necesidad de buscar una forma cómoda de hacer ejercicio ( ¿existe forma cómoda?), sea por el acojone del efecto de la edad en el cuerpo, sea por lo que sea, decidimos dejar de utilizar la bici estática de perchero ( ultimamente, la tenía en el despacho y colgaba del manillar los maletines de los portátiles y otros bolsos y mochilas…) y retomar el tema clásico de “10 minutos al día“, para empezar.

Como todo proyecto de este tipo, se inició con una ilusión pasmosa pero el ataque a la bici duró 24 horas: a los cinco minutos de uso, los pedales casi que se desintegraron … La bici estaba ya viejita pero, vista nuestra nula capacidad de compromiso hacia el aparato, pensamos que era mejor “probar” antes que comprar una nueva. El destino no tenía esos planes y , tras esos cinco minutos de pedaleo desenfrenado, la bici ya estaba para el arrastre y no quedaba otra opción que apostar por una nueva.

Situación : Ufff!! Si son baratitas, hacen ñiki-ñiki por todos los lados y la propia incomodidad te hace desistir del intento. Las más caras son una inversión saludable pero muy arriesgada para nuestra personalidad poco perseverante en esto del ejercicio. ¿Qué hacer?.

En el centro comercial de turno , encontré una propuesta de bici estática de categoría media que podía servir: ni muy barata, ni muy cara… Un buen perchero ( hay que valorar todas las posibilidades). Resultó que la bici era de esas que van en caja, la pones en el carrito y la llevas a casa ( por cierto, pesaba un huevo). Una vez abierta la caja , nos topamos con un manual de intsrucciones de montaje, con más de 1000 tornillitos y conexiones eléctricas ( tenía hasta pulsómetro).  Miramos los tornillos y el plano y , tras un serio debate, volvimos a embalar la bici ( que, repito, pesaba un huevo) y la devolvimos.

El primer intento fue fallido pero… no íbamos a darnos por vencidos…

Tras esta experiencia, me dediqué a buscar en Internet, precios, modelos y… el montaje a domicilio. Es entonces cuando descubrí : ¡La Bici Elíptica! ( queda claro que hace tiempo que no me paseo por la zona de máquinas del gimnasio…).

Mi investigación exhaustiva me proporcionó una información que me gustaba : 1) No estaré sentada ( fuera el dolor de trasero post-bici -y ya sé que después desaparece pero…), 2) Moveré el tronco superior (¡Qué bien!) y 3) Era idónea para los cuerpos poco entrenados que desean un inicio suave ( el movimiento es de bajo impacto).

El siguiente paso fue ir a El Corte Inglés, comprar una elíptica media , evidentemente, con montaje incluído .Después de ver cómo montaron la bici ya os digo que lo mejor que hicimos áquel día, fué devolverla…

Ya teníamos la bici elíptica, plantada en medio del salón ( por la salud, lo que sea) e iniciábamos el proceso : “diez minutos al día”.

Es curioso como todos pensamos que estamos en mejor forma física de lo que realmente estamos. La frase ¿Sólo diez minutos? la oí hasta la saciedad… Sólo el que lleva tiempo sin moverse y se pone encima de la máquina sabe lo que significan diez minutos completos, con sus segundos y todo!!! Son inexplicablemente inacabables, infinitos. Lentos. Tortuosos.  Cuando te parece que ya debes estar acabando, miras la pantallita y aquello marca 4 minutos. No has llegado ni al ecuador y ya te parece que vas a tope. Nadie confiesa esta terrible realidad porque diez minutos parecen poco…Mientes y punto.

En casa, cada uno se había marcado sus metas. Las mías eran claras, tras lecturas de blogs y experiencias en foros : empezar con los míseros y larguísimos diez minutos e ir aumentando un minutito cada día . Se me tachó de chorras y blandengue pero, sinceramente, la consecución de uno de esos minutos eternos en la bici, para mí ya era una victoria ( cada uno se sabe lo suyo).

De eso hace ya tres semanas y , ahora, estoy haciendo de 25 a 30 minutos diarios . De verdad. Sin mentiras, ni pausas, ni agobio… Hay varios factores determinantes para que me haya ocurrido este hecho “milagroso” ( que ojalá dure) :

1) Estar distraído.

2) Estar muy distraído.

3) Estar distraídisimo.

Al principio, me lancé a las mañanas ( antes de la ducha) y me recreaba en las notícias ( política, crisis, economía, Estatut…)pero , por cambios de agenda, tuve que pasar el momento -bici a la tarde y me encontré con “Sálvame” y toda la troupe, en plena ebullición. Y, claro, se me pasaron los minutos a la velocidad del rayo . Nunca pensé que le tendría que dar las gracias a Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez por ayudarme a hacer una actividad cardiosaludable pero entre el esperma de uno que se lo dió a su madre , la tía esa que habla con Dios y en primera persona, la folclórica imputada, la mujer del torero, imputada, las broncas del baile de San Vito ( perdón, de la Estebán) y todos esos líos surrealistas que se montan, se me fue pasando el tiempo ( uno, dos, uno, dos) y llegué a “olvidar” que ya había acabado mi “tiempo reglamentario”.

Con música, no puedo. El ritmo innato que me sale del cuerpo,  me hace variar, el uno, dos, uno, dos y me descompensa el movimiento. Y , la mayoría de veces, mi mente no está en la música ( está mirando el crono de descuento). Así que la televisión ha sido mi factor X de éxito.

Ayer, me puse el último episodio recopilatorio de Mota y llegué a la enajenación total(es una pena que ya se haya acabado)así que he decidido que  buscaré algo que me enganche porque no quiero exponerme demasiado al “asado neuronal” que te puede producir un exceso de Sálvame.

En una entrevista a Ferran Adrià en Buenafuente, el cocinero comentó que hacía ejercicio por la mañana y que lo hacía viendo la redifusión del programa BFN y que eso lo ayudaba mucho. En ese momento, no capté el significado real de sus palabras pero, ahora, he tenido como una epifanía y me he dicho: lo grabo cada noche y me lo trago con la sesión de elíptica. Además, siempre me duermo después del monólogo…

El mensaje de este post es para aquellos que consideran “eternos” los diez minutos del principio en la elíptica. A todos aquellos que se quedan frustrados cuando ven que eso, ya es mucho para el cuerpo. Si se va poco a poco, se supera esta extraña percepción de “alargamiento temporal” y, si consigues distraerte con algo que te interese, el cerebro se emboba y el cuerpo va haciendo su ejercicio , solo y mecánicamente.

Ahora, sólo me queda rezar al Jesusito de mi vida, para que me dure la afición.

N. B : Trabajo muscular con la Elíptica. Esto es lo que mueves…

Posts relacionados : Operación bikini : Ayyy!

Tele sana en horario protegido.

El Premio Ondas al Mejor Presentador ha sido para Jorge Javier Vázquez. Él es el alma del programa “Sálvame” de Tele 5, del que todo el mundo sabe algo, lo vea o no lo vea. Objetivizando ( al máximo de sus posibilidades) lo que significa el galardón, es posible que JJ Vázquezhaya renovado con brillantez y sentido del humor el rol del presentador en un género controvertido“. No era fácil hacer eso que él llama neorrealismo televisivo sin perder excesivamente la digninidad en aras de un buen espectáculo. Este tipo ha sabido conjugar sus habilidades de líder y “conductor piscológico” de un grupo de personajes que ,también pertenecen al show, y se dedican basicamente a cotillear. En  ocasiones, se rozan zonas límite, cuando adviertes que la inteligente guía del perverso presentador interfiere en las personas que , realmente, no son un personaje. Son personas de a pié, que estimuladas y expuestas se han convertido en extrañas celebridades que ejercen de persona-personaje. En cualquier caso, el conductor del programa lo hace con gran eficacia y, eso, le ha valido un Premio Ondas… cuestionado por los detractores del “neorrealismo televisivo” ( antés, Tele Basura)… Nada de esto puede ser criticado ya que este tipo de “espectáculo” ( nunca periodismo, ni nada parecido!!!)es emitido por una cadena privada y cada telespectador puede ejercer su libertad de opción y verlo o no. Es una opción más entre la oferta televisiva actual.

Pero…

El Premio Ondas, al reconocer al presentador, de alguna manera legitíma el “género controvertido” del que trata el programa que el hábil presentador, presenta . Si partimos de la base que cualquier tipo de tele es válida, no habría nada de malo en “legítimar/prestigiar” los programas tipo “Sálvame”… Y yo no tendría ningún problema con eso si no fuera por que ese programa se emite de 15:45 a 18:45, en horario de protección infantil. Podríamos pensar que es obligación de los padres ( para eso todas esas teclitas de Control Parental en los mandos) bloquear el visionado de los canales no deseados pero , a la vez, el derecho del niño a una tele sana está legislado y las cadenas de televisión de este país se comprometen a la “autorregulación” y a preservar y cumplir el horario protegido.

Esto, sobre el papel. La realidad es que en la televisión española, por la tarde, puedes disfrutar con separaciones truculentas, bolas chinas, acusaciones de agresión sexual, peleas entre familiares por herencias, insultos , etc,etc… Y no sólo me refiero a Sálvame, la cosa se extiende a Antena 3 y culmina con El Diario en el que, muchas veces, sientes que se comete un abuso con esta pobre gente que expone sus miserias para que los demás las jaleemos… ¿Horario Protegido? Protegido, ¿de qué?….

Todos estos programas deberían ser desplazados en la parrilla a horarios más adecuados ( nocturnos) para evitar que los niños de España crezcan con La Pandilla de Jorge Javier . Mejor , con el Monstruo de las Galletas, ¿no? …. 

Lo que  ha faltado en esta Edición de los Premios Ondas , es un galardón al producto de televisión más sano. O al presentador del producto de televisión más sano.Por compensar… Y exigir el cumplimiento- de todas las cadenas- de selección de contenidos en Horario Protegido. .

Y si alguien duda de lo importante que es hacer algo al respecto, os dejo un vídeo “argumental”. No  trata de televisión pero sirve como “concepto”.

 

Los principales canales de televisión analógicos incumplen “reiteradamente” la autorregulación y la legislación impuesta sobre los contenidos y la publicidad en horario protegido, según el informe que ha presentado la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

EFE El informe titulado “Televisión para los niños 2008”, que ha analizado los dos canales de Televisión Española, Antena 3, Cuatro, Telecinco y La Sexta, revela que todos las cadenas emiten espacios “rotundamente inadecuados como los ‘realities’, programas del corazón o telenovelas”.

La presidenta de CEACCU, Isabel Ávila, ha explicado que en los contenidos dirigidos a niños están presentes la violencia, la discriminación de la mujer, el mal uso del lenguaje, la promoción de hábitos anti-saludables e incluso la incitación a la mentira, el desprestigio de la historia e incluso la falta de valoración del patrimonio cultural. http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009031200_25_305379__Television-cadenas-emiten-programas-rotundamente-inadecuados-horario-infantil

Shock teletraumático…Post friki.

gritoAún estoy tocada. Ha sido culpa mía por verlo, lo acepto…pero nadie me había advertido  que me podía causar daños neuronales…Y es que me he levantado gritando ” Me lo paso por el moño” ( aunque a todos nos quedo claro que , por donde iban a “pasarselo” era por el coño…) con la imagen de la Esteban ( de pie, brazos en jarras) asaltándome en cualquier lugar y los padres de la Campa, en un reportaje tipo Callejeros, sentaditos en su sofá de su apartamento de Oropesa, reclamando algo… Dignidad, no, por supuesto…

Para agravar más la situación me persigue un bote de mermelada de tomate que va gritando : Llámame gay hijo de puta o maricón de mierda… Por favor, por favor…

Y es que ayer, cuando de decidí a ver la tele por la tarde, me encontré con el programa Salvame y el programa Tal Cual ( Telecinco y Antena 3) dando la vara con el tristísimo tema de la Esteban y la Campanario. Si supiera que están actuando y que sus hijos ( de las dos) no se van a ver perjudicados por el show  lo valoraría de forma diferente pero…Ante las opciones de la tarde , me decido a salvarme de este circo de cutres ( incluyo a los frikis que comentan la jugada, también…) y veo un capítulo de Cashmere Mafia.

No estaba preparada para tal impacto. Pasé, sin transición ni período de adaptación alguno, de los barrios bajos de la España cutre al glamour de New York, la quinta avenida y las ejecutivas de alto nivel de Cashmere Mafia. La serie , del productor de Sexo en Nueva York, ha sido un descubrimiento ( sobre todo si eres de las/los que os enganchastéis con Sex in the City) y me ha proporcionado buenos momentos televisivos. Lo que no sabía era que el daño ya estaba hecho. La exposición morbosa y voluntaria al circo humano televisado , me había dejado secuelas… En mi cabeza oía voces : Soís basura, me lo paso por el coño, drogata, maricón de mierda.…¡Socorro!…

Tras terapia mediante un buen libro y dos capítulos de Medium ( 3º temporada), vuelvo a atreverme a mirar la tele. Estoy cautelosa… Y, para mi sorpresa, ya pasada la medianoche, el club de frikis sigue dando bola al tema , intentando sacar más mierda a un ex novio de la Campanario…¿Qué comen? ,¿Como lo aguantan?, ¿Son alienígenas que han ocupado los cuerpos de esos humanos? ,¿ O solo son lerdos que , por pasta, hacen lo que sea?, ¿Como pueden ser líderes en audiencia?,¿No les da vergüenza pasear por la calle?… Y me refiero a todos de todos, todos.

Si fueran amigos míos diría que no los conozco y si los viera por la calle, en vez de fascinación ante el famoso, sentiría la emoción de ver a un mono de feria.

Con no verlos, hay suficiente. No sintonizas esa cadena, no te dejas tentar por esos camellos del morbo, olvidas que existen… y te haces adepto a Se lo que hicisteís en La Sexta.

¿Por qué escribir un  post tan friki, entonces?. Ayer ví a niños, por la tarde, saludando a Mermelada. El horario de emisión del programa facilita que los niños vean y se acostumbren a este tipo de programas, jergas, modos y estilos de vida. Esto, es una realidad tangible, demostrable y creo que las cadenas deberían ser más cuidadosas a la hora de programar “contenidos”. La dosis fuerte que se la metan por vena en las ediciones nocturnas…y aunque la educación sea responsabilidad de padres y docentes, no hay que olvidar que nuestros niños se empapan de información del exterior por lo que los mass media, también tienen su cuota de responsabilidad. Tengo una amiga que bloquea canales en horas determinadas, para que sus hijos no accedan a ellos. Parecía una tontería pero , en los tiempos que corren, es mejor tomárselo en serio, no vaya a ser que tu dulce hijita acabe gritando : aupa la esteban ( y que conste que la chica me despierta simpatía…).

Y, el segundo motivo del post, es revindicar que “el periodismo” NO tiene nada que ver con eso. Me da igual que los que se sientan en esos ruedos a sacrificar reses digan que son licenciados en Ciencias de la Información ( los que pueden decirlo, claro), que hacen prensa rosa, que son periodistas… En ese momento, NO están ejerciendo su profesión. NO  son periodistas en activo. Simples comentaristas, cotillas, personajillos, oportunistas, actorcillos que cobran por representar su papel… pero NO periodistas o “reporteros”.

Debe ser frustante para un estudiante universitario de Ciencias de La Información ver a esos sujetos denominándose “periodistas” y también podría ser muy preocupante que alguien decida cursar esa carrera para dedicarse a ser “tertuliano”.

Para eso, no hace falta estudiar. Que quede claro.