Tormenta o casi…

Este fin de semana he sucumbido a mi credulidad en las predicciones meteorológicas que ya creía superada, la verdad. Ante la casi-segura-tormenta que iba a caer en la zona dónde yo vivo, modifiqué los planes previstos.No sólo yo adapté mis actividades a una casi-segura-acción-imposible-en-el-exterior, sino que lo comuniqué a todo mi entorno: va a llover mucho. Tormenta, segura.

El sábado por la mañana, me despierto con un día radiante. Un sol precioso y una temperatura agradable. Ni rastro de nubes en un cielo de un azul denso y brillante…Pero ¿no iba a llover tantísimo desde primeras horas de la mañana? Esto me lo preguntan a mí, que soy la que ha pregonado el parte meteorológico por doquier, aquí y allá…

Así que cuando, a las siete de la tarde, oigo los primeros truenos, me alegro. Cuando se empiezan a hacer más fuertes, más alegría. Después, veo los rayos, en una espectacular tormenta eléctrica que me hace pensar en lo bestial de esa fuerza de la naturaleza. El viento empuja.  Salgo con la cámara para intentar captar alguno de esos rayos. Imposible. Nunca estoy preparada cuando aparece esa línea dentada de luz.

Llueve. Primero, unos diez minutos con intensidad. Después, sólo se oye el goteo débil del agua que aún no se ha depositado en el suelo…. Y ya está…

Una casi-tormenta

No es culpa suya, son predicciones… La culpa es mía que voy y me las creo…

NB :  Predecir : Anunciar por revelación, conocimiento fundado, intuición o conjetura algo que ha de suceder.

Predicciones metereológicas.

Debo decir que este verano, los metereólogos no han sido acertados. Por lo menos en lo que respecta a mis destinos … Soy de esas personas que tienden a hacer planes , en base a esas predicciones del tiempo. No de forma minuciosa ni obsesiva pero tengo en cuenta lo que dicen esos señores de la tele, para decidir si voy a la playa o no.

Por suerte ( y una reserva imposible de anular , ya pagada), no me arrastró un ciclón en el Caribe ni pasé siete dias de tormentas tropicales intensas. Debe ser que alejo la lluvia ( la nieve, también, of course). Hoy, estoy en otro lugar con riesgo muy alto de tormentas ( según los telediarios de anoche). Estábamos en la “franja roja ” de la alerta. Después de ver el parte metereológico, decidí alterar los planes del día… Es típico en nosotros que cuando vamos hacia la playa, se nuble o cuando iniciamos una barbacoa, truene… Me despierto esta mañana y veo un día nubladete pero muy sereno. Ni una nube negra. Ni un poco de viento. Ningún indicio de cuantiosas lluvias pero…recuerdo que dijeron que era a partir de la tarde. Voy al pueblo a por el periódico y el pan y , en la cola de la caja, entablo una amigable conversación con un payés de la zona. Hablamos de lo típico cuando dos personas no se conocen : El tiempo. Y yo le digo ¿Qué, esperamos buenas lluvias para hoy, no? y el hombre ( dicen que la gente de campo es la que más sabe del tiempo) menea la cabeza, diciéndome que NO. Que unas gotillas por la noche, pero de lluvia nada de nada. Me lo creo a pie juntillas pero le digo que lo han notificado en todas las cadenas de televisión. El señor me sonríe y , aquí es cuando me sorprende, me dice : “No va a llover, seguro pero si Ud sigue las previsiones metereológicas , hagálo en una web que, se equivoca pocas veces. Es la que yo miro. http://www.windguru.cz. Creo que es checa pero sale en todos los idiomas ( catalán incluído).”

Me lo deletrea ( por si no lo capto), coge su pan de payés ( más apropiado , imposible)y se despide amablemente : ” Dudo si es .com o .cz….pero la encontrará: windgurume dice mientras se va.

Al llegar a casa , visito esta web . Efectivamente, es checa pero se me despliega , ya , en castellano. Está especializada en los vientos y es para windsurfistas y kitesurfistas… La previsión de lluvia para hoy es mínima o nula.

Es posible que se esfume una parte del romanticismo que los urbanitas nos empeñamos en potenciar . Nuestra imaginación ve a ese señor , en el campo, mirando el cielo, comprobando el viento , el comportamiento de los pájaros e incluso , cómo estaban la luna y las estrellas la noche anterior. Pero el romanticismo no ha desaparecido : ha hecho lo mismo y después, en windguru, habrá ratificado su diagnóstico.

Así, uniendo en perfecto comunión mi romanticismo y el progreso , estos hombres y mujeres ( payeses), siguen siendo los metereólogos  más fiables.

www.windguru.cz

Actualización Día D (después) : NO se ha equivocado ( ni el señor, ni windguru).