Personas.

Este post va de personas.

Personas que estaba en la playa…

Un paseante solitario.

Un hombre pensativo.

Dos amigas.

Una deportista.

Un pescador.

En todas las fotos hay alguien, menos en esta última en la que la única persona, está detrás de la cámara.

La guardé y me convertí en otra persona más, en la playa…

Gente nueva.

Estos días he conocido a mucha gente nueva. El motivo, que ya está solucionado, ha sido un ingreso hospitalario de mi madre.

Entre familiares de otros enfermos, los otros enfermos, el personal sanitario de todos los turnos, de Urgencias, de planta y los médicos, he estado interactuando con muchas versiones del espécimen humano.

He conocido, familias aparentemente “ideales” que, en la soledad de las salas de espera o de la habitación, se dejaban ver como eran en realidad: no tan “ideales”. Enfermos insolentes a los que solo les importaba su yo. Enfermeras y enfermeros, de mal humor, con cero empatías…Cotilleos, críticas, discusiones…Pero, no os asustéis, era el grupo más pequeño.  He conocido, también, a personas encantadoras, leales, serviciales, amigables, empáticas… Dispuestas a ayudar sin conocerse. Preparadas para conciliar y aplacar. Creadores de risas discretas que hacerse eco, en aquellos pasillos tan llenos de incertidumbre.

Photo by Ashley Whitlatch on Unsplash

Las personas son las que marcan la diferencia. En todos los ámbitos: amistad, familia, trabajo. En todas las profesiones. En todas las facetas…

Te puedes encontrar de las que te lo van a poner difícil, pero, estadísticamente, es más probable que te topes con alguien que no te va a disturbar. Es más, es posible que te ayude de alguna manera y eso, me ha dejado un poco más tranquila.

Muchas mañanas, leyendo el periódico, pienso que las personas que habitamos el planeta, vamos a peor. Pero estos días en el Hospital, me he encontrado a muchas-buenas-personas.

Y lo mejor, y la esperanza no está en lo de “buenas personas” … Está en lo de “muchas”…

Photo by MARK ADRIANE on Unsplash

 

Queridas personas…

8 de Marzo, Conmemoración del Día de la Mujer.

Habrá un momento histórico, trascendental, en el que la única conmemoración válida será el “Día de la Persona”. Y, ya afinando mucho más,que sea de buenas personas ( hay millones y millones  en este planeta).

Ese día glorioso en el que nuestra interacción como individuos no se verá sesgada por razones de sexo, raza, religión, poder abusivo económico y político…Sólo personas…

Los cambios, las revoluciones tienen éxito cuando se producen desde dentro del sistema. Aún estamos en esa fase de cambio, de revolución y por eso, aún celebramos este 8 de marzo desde la reivindicación.

Es un día en el que debemos reivindicar la igualdad de la mujer. Igualdad salarial, igualdad de oportunidades pero, también, debemos reclamar , exigir,el cese de las barbaridades que comete nuestra especie contra sus propios individuos  : ablación de clítoris, prostitución infantil, niñas/niños soldados, esclavitud, religiones fundamentalistas que vulneran la libertad y la dignidad, violencia de género… Una lista interminable que produce terror…

El “Día” que no tengamos que celebrar “Días” será, realmente, el gran “Día”.

Queridas personas, trabajemos, juntos,  para conseguirlo.

NB : Persona, según la RAE, “Individuo de la especie humana “.