Cocinando… #NaNoWriMo15

Este año, tampoco voy a ganar el NaNoWriMo. Por lo menos oficialmente…

Sólo lo he conseguido una vez, con “Te voy a llevar al huerto” (2012). El año pasado, con Íncipits” , el breve thriller del asesino de las bibliotecas, acabé en unas 80 páginas . Para que fuera una novela más “imponente” pensé en alargar pasajes con más descriptivos y más recreación de escenarios, pero…la historia se rebeló contra su autora porque no hubo forma de ampliarla. El circulo estaba definitivamente cerrado y no llegué a las 50.000 palabras…

En esta ocasión, con “La increíble historia de un escritor sin historias”, me ha ocurrido exactamente lo contrario. No llegaré al objetivo de 50.000 palabras en un mes, pero estoy en casi 38.000 y en la mitad de la historia. Necesito más tiempo…

NW15ESP

Extraoficialmente, siempre gano con el NaNoWriMo.

El auto-reto me obliga a buscar una historia, a esquematizarla y a escribirla. Lo que no hago por falta de tiempo y, también, por dispersión, entra en “Agenda” en el mes de noviembre. En definitiva, el NaNoWriMo me permite cocinar mi novela.

El pobre James Muller, el escritor protagonista con ínfulas de Stephen King de mi pseudo-novela, está ahora, guisándose a fuego lento. Pobrecillo… No encuentra nada de lo que escribir y , además, cree que le han insertado una batería ( o algo así) que hace que se descargue si no escribe. Ahora mismo, el tipo está fatal. Sé cuál será su destino porque la trama ya está configurada, aunque, admito, que puede haber alguna improvisación. Un poquito de sal y pimienta o una rectificación de vinagre…

No sé cuantas palabras tendrá “La increíble historia de un escritor sin historias”, pero ahí estoy, con el delantal puesto y la cuchara de madera. Y cocinando , gracias al NaNoWriMo… ; – )

 

Esperador profesional.

Para el proyecto  #NaNoWriMo2015 he tenido que investigar sobre el Bloqueo del Escritor y el Síndrome de la Página en Blanco y… me he encontrado con algo que creo que debo compartir con todos vosotros .

He descubierto que existe “El Esperador Profesional”.

No es una broma.

Conceptual for many use: red chair and watch in the middle of some white chairs - rendering

Es un grupo organizado de personas especiales que se dedica a “esperar” profesionalmente. He dedicado muchas horas de investigación y he movido contactos importantes para poder conocer a uno de ellos. Es muy difícil acceder al grupo si no tienes una recomendación personal pero, finalmente, y como –favor –de- un- favor- por –otro- favor –de- un- amigo- de-un -amigo –de- mi- primo , el Esperador Profesional me ha visitado esta mañana .

He abierto la puerta a un hombre, de unos treinta y cinco años. Aspecto cuidado pero anodino. Podría ser un vecino o cualquiera de las personas con las que me tropiezo en el autobús. Me esperaba algo más espectacular. No sé yo: Un tío con una capa roja y un escudo con las letras EP bordadas en el centro y  sí, confieso que en mis fabulaciones, he pensado que volaría pero… el hombrecillo era normal. Totalmente normal. La única característica remarcable era la extraña mochila que colgaba de su espalda.

Hola, Soy el Esperador Profesional. ¿Es Usted Bypils?- me ha saludado, tendiéndome la mano.

-Hola, Esperador. Sí, yo soy Bypils y lo estaba esperando. ¿Quiere pasar?– lo he invitado a sentarse en el sofá. –Siéntese, por favor.

Con un movimiento fluido, el hombre ha sacado la mochila del hombro, la ha agitado en sentido vertical y he visto cómo se desplegaba, automáticamente, una confortable silla que ha plantado en el centro de mi salón. Ante mi mirada sorprendida, me ha explicado que los Esperadores Profesionales tienen su propia silla reglamentaria y que sólo pueden esperar en ellas. Acto seguido se ha sentado y me ha  preguntado con una voz serena y paciente: ¿Qué es lo que está esperando?

Bueno, la verdad es que nada en concreto. – le respondo-Estoy documentándome para una novela sobre un escritor que no tenía historias sobre las que escribir y he descubierto que hay un servicio de “Espera “ de… Inspiración.

Se ha levantado de su silla reglamentaria y ha vuelto a plegarla: –Lo siento. Yo soy un Esperador Físico y Ud. necesita un Esperador Espiritual.

¿Espiritual?? – Mi frustración debe haber sido tan palpable que el hombre se ha compadecido de mí .  Ha dedicado unos minutos a explicarme cómo funcionan los Esperadores Profesionales.

“Para ser un Esperador Profesional, se deben cumplir tres requisitos:

1)      Disponer de todo el tiempo del mundo.

2)      Poseer un gran autocontrol sobre las emociones y las sensaciones.

3)      Tener una paciencia infinita para asumir la desesperación.

Al igual que en otras profesiones, a los candidatos se les somete a exámenes exhaustivos para verificar estas características imprescindibles y si son confirmadas, se expide un certificado de “Personalidad Apta Para Esperador” (PAPE).

Con la obtención del PAPE, se pasa a la segunda fase. En este período, el Esperador elige su especialización.  Se puede optar a dos tipos de “espera”: 1) la física y 2) la espiritual.

Los que eligen la tipología física son entrenados para esperar a alguien en un lugar concreto, para esperar un mensaje (email, teléfono, correo) o para formar parte de una cola. Saben controlar las fases de la espera de una forma magistral. Superan la leve irritación de los largos tiempos de inmovilidad y controlan que ésta crezca hasta convertirse en desesperación cuando los tiempos de espera se alargan considerablemente.

Los servicios del Esperador Profesional Físico son muy solicitados por aquellos a los que la espera los paraliza y bloquea cualquier tipo de actividad. Estos profesionales, evitan que los que no posean sus habilidades, se desesperen, esperando…Se les requiere para conciertos y citas con Organismos Oficiales. Hay quien los deja delante de su dispositivo , de su buzón, en una sala…para que esperen la recepción de un mensaje,  de una citación judicial, el resultado de un examen, o la recepción de una carta de una editorial con la respuesta al envío de un manuscrito…Ellos esperan y permiten que el cliente pueda seguir adelante con su vida, sin paralizarla por tener que esperar.

El Esperador Profesional Espiritual tiene una misión más compleja. Si se elige esta especialización es necesario pasar por un segundo examen que confirme que se tienen habilidades de detección espirituales. El que espera a la inspiración o al amor, debe saber detectar, el momento exacto en el que llega para comunicárselo a su cliente. No se sabe qué es lo que les confiere esta habilidad pero son capaces de avisar al cliente del momento concreto en que llegará lo que esperan, para que puedan situarse en el lugar correcto y esperarlo, sin desesperarse.

¿ Pero de verdad saben cuando llega la inspiración, o el amor? – Estoy tan asombrada que no me salen las palabras

El Esperador Profesional Físico se arma de paciencia , me responde que sí y continua con su disertación :

“En estos momentos solo hay tres Esperadores Espirituales en activo. Hay muy pocas personas en el planeta que puedan detectar que se acerca el amor de tu vida, por ejemplo. O la inspiración. O la felicidad…

O la muerte.

De estos tres, sólo hay uno libre en estos momentos. Si quieres contratar al que está libre, te debes dar prisa. Corre el rumor que una actriz de Hollywood que lleva esperando muchos años al amor de su vida, le quiere hacer una oferta.”

Se ha marchado a toda prisa. Justin Bieber está en la ciudad y le llueven las ofertas para esperar en la cola de entrada al Auditorio pero… me ha dejado el e-mail del Esperador Profesional Espiritual disponible.

Y, mira, aunque yo misma me de cuenta que todo esto no es normal, tenía mucha curiosidad por saber qué hacía exactamente y que cobraba un Esperador Profesional Espiritual así que le he enviado un e-mail.

Desgraciadamente, la actriz famosa se me ha adelantado…



Mientras escribo, leo “Mientras escribo”…

Mientras escribo, estoy leyendo “Mientras escribo” de Stephen King

En este libro, King reflexiona sobre su experiencia como escritor y he llegado a él, de nuevo, después de investigar sobre el famoso Síndrome de la Página en Blanco que es uno de los temas sobre los que pivota “La increíble historia de un escritor sin historias”, mi #NaNoWriMo2015

textos libres

Siempre he escrito porque me llenaba. Puede que sirviera para pagar la hipoteca y los estudios de los niños, pero eso era aparte. Yo he escrito porque me hacía vibrar. Por el simple gozo de hacerlo. Y el que disfruta puede pasarse la vida escribiendo.

Mientras (yo) escribo, disfruto. ¡Igual que Stephen King! Obtengo una sensación muy placentera que deseo repetir, y que intento repetir, cada vez que me siento con el pobre escritor sin historias que me he inventado.

Escribo porque me gusta el proceso de escribir. Porque me gusta meterme en la historia. Porque mi mente se muda allí, a ese espacio privado y a la vez, muy habitado, en el que me pierdo durante un rato y me lo paso en grande.

escribir

Lo que viene después, cuando acabas la obra, la editas y la muestras con más o menos suerte y con más o menos impacto, es, ya, la guinda del pastel. Si va bien la cosa, la satisfacción se multiplica infinitamente pero… el pastel ya me lo he zampado antes, mientras escribía y , confieso, ese pastel estaba delicioso…

Visto lo visto, escrito lo escrito, llego a la conclusión a la que llega Stephen King: Escribir es mágico.

Escribir es mágico; es, en la misma medida que cualquier otra arte de creación, el agua de la vida. El agua es gratis. Así que bebe. Bebe y sacia tu sed.

NB : Pasteles o agua…Viene a ser lo mismo….Magia.

stphen

 

Ya estoy de #NaNoWriMo…

crest-05e1a637392425b4d5225780797e5a76

Ya me estoy sometiendo a la presión de escribir 50.000 palabras durante el mes de noviembre: un proyecto de novela o una novela con todas las palabras…Ahí vamos…

De momento, la auto-imposición del reto y la auto-presión funcionan. Es curioso como todo está en modo “auto” …

La idea de este año surgió a partir de un comentario en este Blog. No iba a participar por no tener ni idea de la idea… Y, de repente, apareció… También, “auto”.

Mi proyecto se titula “La increíble historia de un escritor sin historias” y se está convirtiendo en un serio homenaje a Stephen King.

Y lo mejor del Nano de este año es que me lo estoy pasando en grande con este pobre escritor protagonista….

Empieza así:

 

PORTADA

The scariest moment is always just before you start.

Stephen King.

Introducción

Se lo acaban de llevar.

Me han hecho salir de la habitación, pero lo he observado todo desde la salita común. Tras el médico, las enfermeras y el forense han entrado el camillero y el equipo de limpieza. En pocos minutos, la habitación ha quedado lista para ser ocupada por otro paciente. Hay lista de espera para entrar en La Residencia…

Habitaciones que parecen de un hotel de lujo, vistas insuperables, sala de cine, gimnasio, biblioteca, un mini-casino, restaurante con Chef francés…Si no fuera por los médicos y las enfermeras, por el instrumental y la maquinaria médica, nadie diría que es un lugar dónde se viene a morir.

Echaré de menos a James…